Pasar al contenido principal

1 de cada 3 españoles odia su cena de Navidad (y otros 13 datos que no sabías)

chicas fiesta cotillon navidad
Una fiesta de Navidad. PEXELS

Confiesa: odias la cena de Navidad. Ya no la de tu familia que (pese a los cuñaos) se hace aceptable gracias al cordero que se marca tu abuela y a que tu padre siempre está generoso con el cava. Pero la de la empresa… eso es otro cantar. Tomarse unas cañas informales con tus compañeros puede ser apetecible, pero eso de juntarse con 30, 60, 100 personas vestidas como si eso fuera una boda listos para hartarse de croquetas y poner sonrisas falsas… eso es otro cantar. 

Ya se sabe: mal de muchos… Españoles: no sois muy fans de las cenas de empresa, y ahora las cifras están ahí para demostrarlo. Para empezar: hay muchos eventos por Navidad. Quizá demasiados. La media es de dos cenas navideñas por cabeza (para el 56%), pero hay quien tiene hasta más de tres (el 12%).

Los datos se extraen de un estudio realizado por el sitio web de ofertas, ocio y cupones Groupon, que le ha preguntado a 5.000 españoles mayores de 18 años cómo se sienten cuando llegan estos eventos navideños. Lo más curioso es que esos sentimientos están polarizados: uno de cada tres españoles no sabe qué excusa poner, y se inventaría lo que sea para poder librarse y de ella. Sin embargo, para el 40% la cena de Navidad es el gran evento del año, y la esperan con ganas.

Y además de sufrir mentalmente… ¿también duele el bolsillo? Por suerte, cada vez menos. El 57% de los trabajadores van ya con la cena pagada por sus empresas, pero el 20% afirma que ha de pagarla allí. 

Lo mejor: el jefe piripi. El 35% de los españoles ha vivido una situación embarazosa con un compañero cuando éste se ha pasado con la bebida. Pero lo mejor para ellos, además de salir de fiesta con compañeros y amigos (eso dice el 43%) es ver al jefe "más contento de lo habitual" (eso dice el 17% que lo confiesa) es, como recoge el estudio. 

Regalos: invisibles y nocturnos

Centros comerciales abarrotados, niños que gritan sin parar y tienen de todo, pajes de los Reyes Magos desesperados por encontrar un juguete, peleas por una plaza de aparcamiento… Cada vez es más complicado poder comprar un regalo con calma y reflexión. De ahí que, en Navidad, cada vez sean más los grupos (de amigos y familiares) que opten por el amigo invisible; de hecho, el 52% de los 5.000 encuestados asegura hacerlo.

El presupuesto no está como para dispendios, para el 28%, de entre 10 y 20 euros. Cuatro de cada diez optan por regalar a sus conocidos algo práctico, mientras que el 25% prefieren un clásico artículo de broma. Lo más llamativo, probablemente, sea que ya seis de cada diez personas realizan las compras online, desde sus casas y por la tarde-noche.

La intención es lo que cuenta… pero no siempre vale. Cuatro de cada diez reconoce que han cambiado algo sin que el regalador se enterara. Y hay un 20% al que siempre les quedará Internet… pero para las devoluciones. Enero va a ser un gran mes para comprar artículos nuevecitos en Wallapop.

Te puede interesar