Pasar al contenido principal

10 actores que generan mucho dinero con sus películas pero que no actúan bien

Zoolander

  • Cuando vas al cine siempre esperas ver grandes interpretaciones en pantalla, pero en ocasiones no es así. 
  • De todas formas, aunque el papel de esos actores no sea nada del otro mundo, es fácil encontrarse con grandes películas que cumplen con su función o al menos logran ganar mucho dinero. 
  • Aquí vas a encontrarte con 10 actores y actrices que no son grandes intérpretes, pero que hacen mucho dinero con sus películas.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Normalmente, cuando te sientas en el pato de butacas de una sala de cine, lo haces con dos motivos. Uno es el claro deseo de pasar un buen rato entretenido y ajeno al mundo que te rodea y a los problemas cotidianos. El segundo, suele ser el tener la ocasión de ver algunas actuaciones notables.

Pero no siempre te vas a encontrar con grandes intérpretes en la gran pantalla. En ocasiones, algunos actores simplemente no disponen de las capacidades interpretativas o sus registros son muy limitados. Y aun así, es fácil encontrarse con grandes películas que cumplen su función de entretener. O al menos, de ganar dinero.

Leer más: La solución para cuando no sabes qué ver en Netflix: una nueva función que te ahorrará mucho tiempo

Aquí vas a encontrarte con 10 actores y actrices que no son grandes intérpretes, pero que hacen mucho dinero con sus películas. La base es la clasificación de IMDB que clasifica a los "malos actores que hacen buenas películas".

Sylvester Stallone

Vamos a comenzar por un actor que es ampliamente querido en el género de acción y drama por tener un par de los personajes más emblemáticos del cine: Rocky Balboa y Rambo. Si bien estos personajes están grabados a fuego en el panorama cinematográfico, Sylvester Stallone podría haber diversificado más en sus capacidades interpretativas.

Sus registros dramáticos obedecen a unos buenos guiones que conducen a algunos momentos que sacuden al espectador. Pero a Sly le falta ese "algo" que transmita mucho más de lo que el texto indica. Por supuesto, tiene películas tan disfrutables como Demolition Man. Aunque sus últimos intentos por dramatizar películas de acción, como en Rambo Last Blood, no han terminado de cuajar.

Chris Rock

Uno de los principales problemas que se pueden encontrar en casos como el de Chris Rock es que es un actor demasiado acostumbrado a estar encima del escenario. Eso se traduce en que su comunicación no verbal, sus gestos, sus expresiones faciales... etc, son demasiado exageradas, independientemente del género en el que esté actuando.

Eso no impide que se disfruten películas de acción como 9 días, donde forma un tándem genial con el gran Anthony Hopkins o en sus participaciones en las películas de Madagascar prestando voz a Marty, la cebra. También destaca su aparición en Yo soy Dolemite. Habrá que ver qué tal se le da el terror con Spiral, el spin-off de Saw.

Ben Stiller

Dentro de los varios actores encasillados que te vas a encontrar en esta lista de actores que pese a sus actuaciones consiguen que sus películas ganen mucho dinero, el de Ben Stiller es uno de los casos más llamativos. Es un actor claramente encasillado en el género de la comedia.

Siempre vas a recordar a Ben Stiller de películas como la exitosa Algo pasa con Mary, donde descubrió lo doloroso que puede ser subirse sin cuidado la bragueta. También tienen un lugar especial las películas de Noche en el museo, donde uno aprendía historia y risas a partes iguales. Y por supuesto: Zoolander, uno de sus papeles más icónicos hasta la fecha.

Chuck Norris

Chuck Norris es toda una leyenda del cine de acción. Además, Internet se ha encargado de perpetuar su legado con innumerables memes y con sus legendarios chistes.

Protagonista de películas icónicas de acción de los 80 como Delta Force o Desaparecido en combate. Está claro que el fuerte de Chuck Norris no es hablar y tener conversaciones emotivas. Que lo intenta, ojo. Pero lo suyo es repartir plomo y patadas voladoras como quien lanza confeti en una cabalgata. Su lado más interpretativo lo pudimos ver en la serie de Walker, Ranger de Texas, y tampoco es que fuera para un Oscar.

Ryan Gosling

Otro de los actores que parecen sufrir parálisis facial de nuestro listado es Ryan Gosling. El Canadiense es adorado por muchos motivos bien merecidos, pero no precisamente por su capacidad para expresar enfado o alegría, ya que siempre parece estar a punto de llorar.

Aun así tiene películas fantásticas, como por ejemplo la relativamente reciente Blade Runner 2049, que protagonizó junto a Harrison Ford. También llegó a ser nominado al Oscar por Half Nelson, al encajar bastante bien con su registro facial.

Adam Sandler

Si alguien esperaba que Adam Sandler no fuera a estar en esta lista se equivocaba. Este especialista en comedia es uno de esos actores que te puede hacer genialidades como Little Nicky o Ejecutivo agresivo, o algunos pestuzos inaguantables que terminan estrenándose en plataformas como Netflix.

Una película de Adam Sandler implica lanzar una moneda al aire, puede ser una comedia divertida, con muchas bromas y situaciones escandalosas. O puede ser una película que no sabes por dónde cogerla para lanzarla por la ventana. En cualquier caso, su personaje siempre es el mismo. Distinta familia, distinta situación, pero misma forma de actuar, salvo en honrosas e infernales excepciones.

Burt Reynolds

Burt Reynolds fue uno de esos grandes actores de Hollywood. Nadie pone en duda eso. Ha tenido grandes películas como Deliverance o Boogie Nights, por la que llegó a estar nominado al Oscar. De hecho ha participado en una enorme cantidad de películas de éxito.

Sin embargo, aunque enamoraba en pantalla por su imponente presencia y sus rasgos tan característicos, sus personajes no dejaban de ser planos en muchos casos, como si las dosis interpretativas solo le durasen para unas pocas películas.

Jason Statham

Otro de los grandes de la lista de actores malos con películas muy taquilleras que están entre las primeras opciones cuando necesitas que el protagonista use como sacos de boxeo a los extras de la película en una orgía de puñetazos, patadas, navajazos, roturas de cuellos y alguna que otra explosión.

Jason Statham tiene grandes blockbusters como la saga de Transporter, o sus recientes incursiones en la saga de Fast & Furious y su spin-off de Hobbs & Shaw. También tiene un icónico papel en Snatch: Cerdos y diamantes o en las películas de Los Mercenarios. Si tienes que pegarle una patada en el pecho a alguien, llámale, es tu hombre.

Keanu Reeves

Dentro del set es uno de esos actores que no duda en asumir él mismo las escenas de riesgo. Detrás de las cámaras es una de esas personas tan adorables que, si la gente fuese más como él, la mitad de los problemas se desvanecerían en un instante.

Sin embargo, hay que admitir que su registro se limita a la cara de póquer. Ha triunfado gracias a películas de acción como Matrix o más recientemente John Wick. Y tiene películas muy interesantes como Bill y Ted. Pero no le pidáis que gesticule mucho con la cara. No puede.

Kristen Stewart

Ha sido nombrada "Actriz de la década" de 2010, pero es evidente que hay actrices con muchas más cualidades interpretativas que Kristen Stewart. Y desde luego con la capacidad de expresar emociones reales sin asustar a los niños.

La protagonista de películas como Crepúsculo, Stewart es una actriz recurrente que trata de participar en películas de éxito. Aunque debemos decir que, en muchos casos, su mera presencia ya echa para atrás. Y eso que tiene algunos papeles interesantes por ahí.

Está claro que, por haber, hay muchos actores y actrices que podrían encajar en casos como los que hemos comentado hoy. Actores que a pesar de sus capacidades interpretativas, cosechan grandes éxitos en taquilla con sus películas.

Y además