Pasar al contenido principal

10 animales que no son tan peligrosos como piensas

Sharks aren't as dangerous as they seem.
Los tiburones no son tan peligrosos como parecen. Barcroft Media/Getty Images

Algunos animales como los tiburones, las serpientes y las arañas se han forjado una reputación a sus espaldas de depredadores letales gracias a las películas de Hollywood y la atención de los medios de comunicación que publican informaciones raras y fatales.

Si bien algunas especies salvajes te atacarán si se sienten amenazadas, muchas de ellas tienen serán más propensas a huir. Además, si muerden o pican, los ataques rara vez son fatales.

Aquí hay 10 animales cuyo envoltorio es peor que su mordida.

Rayas

Stingrays
Las rayas no atacan habitualmente. Richard Whitcombe/Shutterstock

Steve Irwin murió trágicamente cuando la púa de una raya le atravesó el corazón en 2006, pero los fallecimientos por ataques de esta especie son atípicos. No son animales agresivos; si se sienten amenazados, por lo general huirán a nado, según el Departamento de Medio Ambiente y Agua de la Australia Meridional.

La mayoría de los ataques de raya se producen por pisar accidentalmente en aguas poco profundas, causando lesiones dolorosas, pero no letales, en los pies. Solo hay una o dos muertes por ataques de este animal marino cada pocos años.

Viudas negras

Black widow spiders

Las viudas negras tienen una reputación de arácnidos mortales y venenosos, pero la realidad es que en pocas ocasiones muerden. Un estudio de 2014 en Animal Behavior encontró que pinchar a esta especie varias veces no sería suficiente como para realizase un ataque. Solo tras pellizcar la longitud de su cuerpo podría responder.

Las mordeduras de las viudas negras también son tratables y, rara vez, son fatales: de las 1.866 picaduras de viudas negras en 2013, ninguna de ellas causó muertes, según Live Science.

Caimanes

Alligators
Los caimanes son menos peligrosos que los cocodrilos. Tyler Kaufman/AP Photo

Entre 1928 y 2009, 24 personas murieron a causa de ataques de caimanes de los 567 incidentes denunciados, según el diario de la Wilderness Medical Society. La mayoría de ellos se produjeron en Florida.

Los caimanes son menos peligrosos porque son más selectivos a la hora de alimentarse y se centran en presas pequeñas, mientras que los cocodrilos comen cualquier cosa que se mueva.

Osos

Bears
Las interacciones de los osos con los humanos son a menudo más peligrosas para los osos. AP Photo/Jim Urquhart

El Servicio de Parques Nacionales informa que en Yellowstone, las probabilidades de que un oso pardo te lesione son de una entre 2,7 millones de visitas. Las posibilidades de que recibas un ataque mortal son aún menores.

Los encuentros con osos son en realidad más peligrosos para los animales. Un estudio de 600 osos con humanos determinó que los osos terminaron muriendo el 34% de las veces.

Tiburones

Sharks
Los tiburones no son tan peligrosos como parecen. Barcroft Media/Getty Images

De las casi 500 especies de tiburones en el mundo, solo 12 de ellas suponen una amenaza para los humanos. A pesar de que se representa a esta especie como cazadores sedientos de sangre hambrientos de carne humana en películas como Tiburón, la mayoría de se alimentan de peces, plantas, mamíferos marinos y otros escualos.

Una media de seis personas mueren a causa de ataques de tiburones cada año, según el Museo de Historia Natural de Florida. Eso significa que es más probable que mueras a causa de un ataque de un perro o porque una máquina expendedora se te caiga encima.

Leones de montaña

Mountain lions
Los leones de montaña rara vez atacan a los humanos. Debbie Steinhausser/Shutterstock

Los leones de montaña rara vez atacan a los humanos, e incluso si lo hacen, la mayoría de las veces las personas pueden esquivarlos con éxito. Entre 1986 y 2014, solo ha habido tres ataques mortales de estos animales en California, según el Departamento de Pesca y Vida Silvestre del estado norteamericano.

 

Buitres

Vultures
Los buitres no suelen comer presas vivas. fernando sanchez/Shutterstock

Los buitres pueden parecer depredadores con sus garras afiladas y picos, pero no generan una gran amenaza para los humanos. Rara vez comen presas vivas y se alimentan principalmente de animales muertos. Esta dieta desempeña un papel importante en el mantenimiento de los ecosistemas al evitar que las pieles de los animales propaguen enfermedades.

Serpientes de coral

Coral snakes
Las serpientes de coral no son tan mortales. Jay Ondreicka/Shutterstock

Las serpientes de coral son las segundas más venenosas del mundo, pero se consideran menos peligrosas que las de cascabel y no han matado a nadie desde los años sesenta. Para que su veneno cause cualquier síntoma en los seres humanos pueden pasar horas.

Amblipigios

Whip scorpions
Los amblipigios no pican. Dr Morley Read/Shutterstock

Los amblipigios pueden parecer escorpiones normales, pero no pueden morder o picar y son más una plaga doméstica que un depredador venenoso mortal.

Murciélagos

Bats
La mayoría de murciélagos no tienen la rabia. belizar/Shutterstock

Los murciélagos a menudo se consideran peligrosos porque sus picaduras pueden provocar la rabia en los humanos. Según el Servicio Geológico de los Estados Unidos, menos del 1% de los murciélagos tienen esta enfermedad . Un porcentaje más bajo que en muchos otros mamíferos.

Y además