10 consejos que practicar hacer para convivir mejor con la ansiedad y el estrés, según un psicólogo

Salud mental

Getty Images

El día a día en el trabajo o en la universidad puede mermar tu salud mental si no te cuidas y si siempre priorizas al resto en lugar de centrarte en ti. De hecho, cuando el estrés y la ansiedad se convierten en algo rutinario, puede conllevar al desarrollo de en un trastorno de la ansiedad o, incluso más grave, enfermedades cardiovasculares

Durante la pandemia el deterioro de la salud mental supuso —y aún supone— otra epidemia como la del coronavirus. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), a mediados de 2020, 2,1 millones de españoles tenían un cuadro depresivo, algo más del 5% de la población. 

Y aunque el estrés y la ansiedad sean sentimientos que puedan salvarte la vida en situaciones límite como huir de un peligro o responder a un ataque, mantener esa sensación en el día a día es perjudicial para la salud. 

Rafael San Román, psicólogo y responsable de contenidos y relaciones públicas de ifeel, ha detallado a Business Insider España 10 consejos para tratar de convivir con esos sentimientos de estrés y ansiedad.

1. Identifica qué te preocupa, agobia o satura

Una de las partes clave para manejar el estrés y la ansiedad en pararse a pensar qué nos produce esa sensación. 

7 consejos para combatir el estrés avalados por la ciencia

Cuando identificas qué es lo que te preocupa, agobia o satura, puedes valorar si realmente es tan grave, si merece la pena dedicarle parte de tu tiempo, o si puedes dejar ese problema para más tarde.

2. Tú estrés y ansiedad no son abstractos

Cuando dices que estás estresado o que tienes ansiedad es posible que pienses en esos sentimientos como algo abstracto e indivisible, pero no es así. 

Como explica San Román, esas sensaciones no son más que pensamientos, emociones, sensaciones y conductas concretas que debes y puedes analizar.

3. Baja el ritmo

Es importante tener en cuenta que en la gran mayoría de ocasiones nos agobiamos por cosas que normalmente no son tan graves o urgentes, aunque desde nuestra perspectiva sí lo parezcan.

Por ello es importante relativizar. Que no consigas algo en un preciso momento no significa que no lo puedas lograr más tarde.

4. No te compliques, comienza cuidado tus hábitos de sueño, alimentación y actividad física

Si quieres empezar a cuidar tu salud mental sin que te haga cuesta arriba, puedes empezar por priorizar tu descanso, alimentarte con comida sana y hacer ejercicio físico. 

¿Qué hacer cuando sientes que todo se descontrola? 14 pasos para superar un ataque de ansiedad

Cuando lleves un tiempo cuidado estos aspectos de tu vida te vas a sentir más relajado y más cómodo contigo mismo.

5. No abandones el aire libre: un paseo al sol unos minutos viendo un atardecer, calman

Todos conocen los múltiples beneficios físicos que tiene tomar el sol. La absorción de vitamina D es  fundamental en el sistema inmunitario y en el muscular. 

Pero también es beneficioso para practicar actividades al aire libre, como pasear, leer un libro o meditar.

6. Familiarízate con técnicas sencillas de respiración y meditación

Respirar y meditar puede servirte para aprender a vivir en el presente y no identificarse tanto con los pensamientos y emociones, que suelen conectar al pasado y al futuro.

Existen distintas técnicas, que van desde el mindfulness, la relajación progresiva a la visualización.

7. No tengas miedo de lo que sientes, es normal encontrarse mal de vez en cuando

Otra de las claves es entender que no siempre podemos estar bien. Puedes si ningún problema estar triste, frustrado o desmotivado, lo importante es que le des espacio a esas emociones para que puedas gestionarlas.

Además, trata de entenderte y de ser compasivo contigo mismo. A veces tendemos a compararnos con otros aunque tengamos situaciones distintas a los demás, algo que puede generarnos ansiedad y malestar.

8. Busca la manera de poner orden en tus tareas

Time blocking, la regla de los 5 minutos, o la técnica Pomodoro. Al igual que con las estrategias de respiración y meditación, existen infinidad de alternativas para aprender a poner en orden tus tareas

Hacer cosas junto a otros, ‘time blocking’ o la técnica Pomodoro: estos 5 trucos de productividad sacados de TikTok pueden ayudarte a estar más concentrado

Además, para gestionar de mejor manera las tareas pendientes puedes apuntarte las tareas en un cuaderno, en un calendario o incluso en tu móvil. Encuentra la manera que para ti es más efectiva para organizarte y lograrás tener bajo tu control más aspectos de tu vida. 

9. Para, relativizar, haz ejercicios, comunícate

En ciertas situaciones de estrés, como en las discusiones, un buen manejo de la ira puede servir para no decir nada de lo que puedas arrepentirte luego —y que te genere más problemas de los que ya tienes—.

Para ello, es importante ejercitar todos los pasos citados anteriormente, pero también saber parar para no llegar al punto de no retorno, que es donde pierdes el control del enfado. Además, también es vital aprender a comunicar de forma asertiva aquello que te molesta o no te gusta. 

10. Si la cosa se complica, no lo dudes: los psicólogos profesionales están ahí para ayudarte

Si tras seguir estos consejos notas que aún no puedes dominar a la ansiedad y el estrés, siempre puedes acudir a un profesional, tal y como explica San Román.

13 cosas que debes hacer antes de ir al psicólogo por primera vez

Aunque siempre recuerda que el primer paso es reconocerlo. De hecho, es lo más importante. Si crees que necesitas acudir a un psicólogo porque necesitas ayuda, has de saber que tiene mucho mérito. 

Otros artículos interesantes:

¿Trabajando hasta altas horas de la noche? Podrías estar poniendo en peligro tu salud mental

Cómo 'hackear' tu sistema nervioso: 9 maneras de estimular el nervio vago para apagar la ansiedad y el estrés

16 señales de que el estrés en el trabajo está atacando tu cuerpo y haciendo mella en tu salud

Te recomendamos