10 consejos de finanzas personales de Bill Gates que lo han llevado a ser multimillonario

Bill Gates, fundador de Microsoft.
Bill Gates, fundador de Microsoft.

Leon Neal/Pool via Reuters

  • Si se buscan recomendaciones relacionadas con el dinero, pocas personas puede haber más adecuadas que Bill Gates, multimillonario fundador de Microsoft que es actualmente la cuarta persona más rica del mundo.
  • Bill Gates ha explicado que el mejor consejo de finanzas personales que puede dar es "invertir en tu educación". Estos son 9 más que puedes seguir si diriges una empresa o buscas gestionar mejor tus ahorros.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

¿Cuál es el mejor consejo sobre finanzas personales que te pueden dar? ¿Qué debo hacer para gestionar mejor mis ahorros? ¿Cuáles son las reglas de oro que han seguido los millonarios para amasar (y mantener) su fortuna a lo largo de los años?

Si se buscan recomendaciones relacionadas con el dinero, pocas personas puede haber más adecuadas que Bill Gates, multimillonario fundador de Microsoft que es actualmente (al momento de escribirse este artículo) la cuarta persona más rica del mundo, con más de 135.000 millones de dólares (más de 115.000 millones de euros), solo superado por Bernard Arnault, Jeff Bezos y Elon Musk.

Estos son los 10 consejos de finanzas personales de Bill Gates, según recoge el portal de recomendaciones financieras GoBankingRates:

1. Invierte... en tu educación

graduados, universidad, alumnos

Puede parecer contradictorio, ya que el propio Bill Gates abandonó Harvard y, de forma parecida, Steve Jobs tampoco pasó mucho tiempo en la universidad, pero ambos millonarios guardan un buen recuerdo de sus tiempos de estudiante y coinciden en que los ayudó en el futuro.

En el caso de Gates, la importancia de la educación para él es tal, que, cuando le preguntaron en Reddit "¿Cuál es tu mejor consejo financiero personal para las personas que ganan menos de 100.000 dólares [más de 85.000 euros] al año?", respondió:"Invierte en tu educación".

Por regla general, las personas con un máster o una licenciatura pueden aspirar a empleos mejor remunerados, de ahí uno de los motivos por lo que es tan importante la educación, además de ofrecerte conocimientos, herramientas y relaciones que te pueden ayudar en el futuro.

Así lo recuerda también Bill Gates, para quien Harvard suponía "estar en medio de mucha energía e inteligencia". "Podía ser estimulante, intimidante, a veces incluso desalentador, pero siempre un reto. Fue un privilegio increíble, y aunque me fui pronto, me transformaron mis años en Harvard, las amistades que hice y las ideas en las que trabajé", explicó en un discurso de graduación en 2007.

2. Utiliza las críticas para aprender

Según Bill Gates, las críticas pueden convertirse en una herramienta que, bien utilizada, te ayudará a evitar caer en los mismos errores, aprender y encontrar soluciones a los problemas.

"Escucha a tus clientes y toma sus malas noticias como una oportunidad para convertir tus fallos en las mejoras concretas que ellos desean. Deberías examinar las quejas de los clientes más a menudo que las finanzas de la empresa", escribe en su libro Los negocios en la era digital.

También en su blog se ha expresado de forma parecida: "En muchas empresas, las malas noticias viajan muy lentamente, mientras que las buenas noticias viajan rápido. Intentamos luchar contra eso", explica Gates, antes de recordar que su equipo le informaba de los premios que Microsoft había ganado, a lo que él replicaba que habían perdido muchos más.

"Quería detectar las tendencias negativas temprano, cuando aún pudiéramos hacer algo al respecto", comparte. Otros millonarios también se han expresado sobre la importancia que pueden tener las críticas. 

Jeff Bezos, fundador de Amazon, considera positivo escuchar las críticas, porque pueden servir para inspirarte o incluso, en algunos casos, para cambiar de opinión, aunque sin dudar de uno mismo: "Escucha y ten una mentalidad abierta, pero no dejes que nadie te diga quién eres", ha compartido recientemente.  

3. Mira desde una perspectiva general

En el fragor del día a día, las cosas pueden parecer mejores o peores de lo que en realidad son. Más, posiblemente, en el caso de los multimillonarios, que ven cómo sus fortunas o la valoración de sus empresas cambian de la noche a la mañana. Ante esto, conviene dar unos pasos atrás, ver todo el panorama y fijarse en la situación general.

Así lo aprendió de su amigo Warren Buffett, multimillonario inversor y director ejecutivo de Berkshire Hathaway, quien según Gates "tiene todo un marco para el pensamiento empresarial que es muy poderoso".

Buffett "habla de buscar el foso de una empresa —su ventaja competitiva— y de si el foso se está reduciendo o creciendo. Dice que un accionista tiene que actuar como si fuera dueño de todo el negocio, mirando el flujo de beneficios futuros y decidiendo lo que vale", explica Gates.

4. Sé optimista

"El optimismo se suele tachar de falsa esperanza. Pero también existe la falsa desesperanza", advirtió Gates en un discurso de graduación en la Universidad de Stanford (EE. UU.) en 2014, en el que explicó su fe en el optimismo y la importancia de este a la hora de resolver problemas, recoge GoBankingRates.

Los pesimistas se adelantan a los problemas; los optimistas los resuelven, analiza un estudio.

5. Piensa de forma crítica acerca de tu éxito

Se tiende a ver un éxito como algo bueno y, por el contrario, un fracaso como algo exclusivamente malo. Sin embargo, muchos aprendizajes provienen de los errores, a partir de los cuales se puede aspirar a alcanzar el éxito. Y, una vez ahí, huir del conformismo y buscar una evolución constante.

"El éxito es un pésimo maestro. Seduce a las personas inteligentes para que piensen que no pueden perder", dejó escrito Bill Gates en su libro Camino al futuro.

6. Mide tu progreso y pon objetivos

"En el último año me ha sorprendido una y otra vez lo importante que es la medición para mejorar la condición humana. Se puede lograr un progreso asombroso si se establece un objetivo claro y se encuentra una medida que impulse el progreso hacia ese objetivo", expresó Gates en su carta anual de 2013 para la Fundación Bill y Melinda Gates.

Tanto si tienes un negocio como si buscas gestionar tus finanzas personales o ahorrar más, se recomienda ponerse objetivos, seguirlos y medir el progreso.

No es casualidad que Mide lo que importa, de John Doerr, sea para Bill Gates uno de los "libros que debería leer todo aquel que quiera ser un buen director o manager". Con el subtítulo de "Cómo Google, Bono y la Fundación Gates cambian el mundo con OKR" (objetivos y resultados clave), la obra explica que ese método puede ayudar a cualquier organización a prosperar. 

7. Comparte tu riqueza

Precisamente la fundación de Bill Gates y Melinda French Gates es la herramienta principal a través de la cual realiza sus conocidos actos de filantropía, con inversiones millonarias en sectores como el de la salud.

Además, Bill Gates admite la importancia del dinero, especialmente para tener más libertad económica, pero le pone límites: "Puedo entender que se quiera tener millones de dólares; hay una cierta libertad, una libertad significativa, que viene con eso. Pero una vez que llegas mucho más allá, tengo que decírtelo: es la misma hamburguesa", expuso con humor en la Universidad de Washington en 2011.

8. No consientas en exceso a tus hijos

"No es tan buena idea para tus hijos darles una tonelada de dinero", advirtió Gates durante un discurso en 2019.

Algo parecido piensa su amigo Warren Buffett, así como otros grandes multimillonarios que no quieren dejar en herencia a sus hijos toda su fortuna

Buffett tiene claro desde hace años que quiere donar la gran mayoría de su dinero a causas benéficas, algo a lo que se ha puesto manos a la obra en los últimos años, con el argumento de que ni sus hijos ni él lo necesitan: "La sociedad puede necesitar mi dinero; yo, no".

"Después de observar mucho a las familias superricas, esta es mi recomendación: deja a los hijos lo suficiente para que puedan hacer cualquier cosa, pero no tanto como para que no puedan hacer nada", ha explicado el empresario e inversor. 

9. Piensa en el mundo, no solo en ti

En línea con sus actos filantrópicos, Bill Gates y Melinda French Gates se expresaron así a una clase de graduados el año pasado: "Heredáis un mundo que ya ha demostrado que el progreso es posible. Un mundo que ha reconstruido después de la guerra, que ha vencido a la viruela, que ha alimentado a una población creciente y que ha permitido a más de mil millones de personas salir de la pobreza extrema".

"Ese progreso no se produjo por accidente o por el destino. Fue el resultado de personas como tú que se comprometieron a que, hicieran lo que hicieran con sus vidas y carreras, contribuirían a esta misión compartida de impulsarnos a todos", recuerdan.

10. Lee

Tan fácil como eso. La lectura es una característica que comparten muchas personas millonarias, que se han ayudado de libros para aprender, inspirarse, extraer lecciones y aumentar su fortuna.

Bill Gates lee 50 libros al año y recomienda muchos de ellos en su blog; Richard Branson cuenta con un club de lectura; Mark Zuckerberg es conocido por sus recomendaciones de libros de todo tipo, Warren Buffet dedica unas 5 horas al día a leer la prensa e informes y Oprah Winfrey se ha declarado públicamente una apasionada de la lectura.

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.

Etiquetas: ahorrodinero, Finanzas personales, negocios, Bill Gates,