Pasar al contenido principal

10 detalles que tienes que tener en cuenta antes de firmar un contrato de alquiler

alquiler piso
Reuters
  • Si vas a firmar un contrato de alquiler, debes tener sobre la mesa una serie de datos importantes para evitar problemas legales, disgustos económicos o incertidumbre.

  • A continuación encontrarás los 10 datos a tener en cuenta antes de firmar un contrato de alquiler.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

En estos tiempos de burbuja del alquiler, subida de precios, gentrificación y precariedad, son muchas las personas que pasan angustia a la hora de encontrar un piso para alquilar, que no pueden asumir el desembolso de varios meses de fianza o que no tienen sobre la mesa la información suficiente a la hora de firmar el contrato. ¿Qué puede (y debe) incluir este documento?  

Leer más: Así será alquilar un piso en 2020: los precios tenderán a moderarse, pero la demanda seguirá superando a la oferta

Desde Fotocasa resuelven algunas de las principales dudas sobre la firma del contrato de alquiler, regulada por  la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), que experimentó diversas modificaciones con el decreto que entró en vigor el pasado mes de marzo de 2019. Por ejemplo, el mínimo legal ha pasado de tres a cinco años y actualmente, no se puede cobrar más de dos meses por la fianza. Además de acceder a esta nueva web del Ministerio de Fomento con información clave sobre el alquiler, presta atención a los siguientes datos.

  • Para que el contrato de alquiler tenga validez, este ha de realizarse siguiendo el último decreto ley.

  • No tienes que pagar una fianza superior a dos meses de renta y los gastos de gestión inmobiliaria y de formalización los tiene que asumir el propietario sólo si es una persona jurídica.

  • El precio del alquiler nunca podrá subir por encima del IPC y únicamente podrá realizarse en la fecha en la que se cumpla cada año del contrato.

  • El arrendador está obligado a realizar todas las reparaciones necesarias para la conservación de la vivienda y no tiene derecho a subir el precio de la renta por ello, salvo que el inquilino las deteriore.

  • El documento del contrato debe incluir todos los aspectos esenciales: datos de las partes contratantes y de la vivienda arrendada, así como sus características.

  • También se debe especificar la duración del contrato, el coste mensual, los gastos, la finanza y las condiciones de extinción del contrato.

  • El arrendador deberá especificar si prevé necesitar la vivienda para si mismo o sus familiares de primer grado en menos de cinco años.

  • El inventario es necesario para justificar los posibles desperfectos en el inmueble que superen el coste de la fianza.

  • Incumplir el contrato por cualquiera de ambas partes permite finalizarlo. Otras causas de rescisión son, por ejemplo, las obras de conservación que hagan que la vivienda no sea habitable, así como el hecho de que el casero no realice las reparaciones necesarias o si se da una situación de perturbación de hecho o de derecho por parte del arrendador en la utilización de la vivienda.

  • El propietario puede poner fin al contrato ante el impago de la renta o de la fianza, obras no consentidas o la realización de actividades molestas, ilícitas o peligrosas.

Y además