10 errores que cometes cuando usas auriculares que acortan sensiblemente su vida y uso

Analisis Auriculares Sony WH1000XM4
  • Es curioso que unos accesorios tan útiles y usados como los auriculares se utilicen de una forma tan descuidada que acaben por estropearlos antes de tiempo.
  • No te fíes de la aparente estabilidad exterior; cualquier tirón o movimiento brusco tensa un poco más el fino cableado interno.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Prácticamente todo el mundo usa auriculares casi a diario. Puedes aislarte con ellos mientras trabajas para centrarse en tus objetivos. Te acompañan cuando sales a correr e incluso te ayudan a dormir al dejarte oír podcasts mientras concilias el sueño.

Lo irónico es que pese a la gran utilidad de estos accesorios, por norma general se realizan errores tan comunes como graves que los estropean enseguida. Por eso estás comprando unos nuevos cada pocos meses.

Seguro que el problema más habitual que te ocurre tiene que ver con el cableado interno. La capa externa siempre parece resistir a los pisotones, tirones o nudos que se crean, pero nunca sabes la tensión que soportan las conexiones que hay dentro.

Un buen consejo es que te olvides del cable de fuera y, cada vez que cojas los auriculares, te imagines estar sosteniendo un cablecito más fino y delicado que, si se rompe, pone fin a la música.

Sin más, toma nota de los errores listados a continuación, reconoce aquellos que cometes y sé consciente de tus hábitos diarios que los manifiestan.

1. No has invertido lo suficiente en su compra

Auriculares

Brett Jordan/Unsplash

La compra de unos auriculares es un buen ejemplo de aquello de que "lo barato sale caro". No compres unos baratos si tu objetivo es que te duren bastantes años. Si te da cosa gastar 100 euros en unos auriculares, míralo con esta perspectiva: si unos auriculares de 25 euros te duran unos 3 meses, en un año ya te habrás gastado 100 euros. Mientras que si te hubieras comprado unos más caros y de mayor calidad, estos no estarían ni en el ecuador de su vida útil.

2. Los pones a todo volumen

Auriculares

Burst/Pexels

Escuchar música a todo trapo no solo puede dañar tus oídos. Si notas que la música suena distorsionada (por ejemplo, ausencia de graves), significa que has forzado demasiado los drivers de los auriculares; has puesto el volumen más alto de lo que estaban capacitados y como consecuencia se desvirtúa el resultado auditivo. Sitúa el volumen a una intensidad adecuada (normalmente los móviles avisan de cuando te estás pasando). Y, si quieres más caña, puedes utilizar amplificadores.

3. No los lavas con frecuencia

Auriculares DJ
Pixabay

Es inevitable que el cerumen se vaya acumulando en tus auriculares, sobre todo si son earbuds inalámbricos. Si sabes que tus auriculares son impermeables, basta ponerlos en remojo bajo el grifo durante un rato. Pero si no lo son, o tienes dudas, mira si puedes quitar las fundas de silicona. Si es así, puedes lavarlas por separado. En caso contrario, una tela de microfibra seca hará el apaño.

4. Dejas el cable demasiado suelto

Auriculares cable
Pixabay

No es buena idea dejar el cable de los auriculares suelto y expuesto a la vez. Para empezar, el cable suele optar un ángulo de 90 grados que tensa el cableado interno y amenaza con romperlo. Si esta tensión progresiva no lo hace, quizás pises el cable sin querer o le des un golpe.

5. Maltratas el cable con líos y nudos

Cables enchufes
Pixabay

A nivel externo parece que el cable de tus auriculares resiste a los líos y nudos que se provocan al guardarlo de cualquier manera. Pero por dentro se están produciendo cortecitos que pueden acabar en ruptura. Por eso luego no escuchas nada. Aunque hay marcas que fabrican auriculares a prueba de estas situaciones, asegúrate de guardarlos bien para que sus cables no formen un embrollo. 

6. Te olvidas que los llevas puestos

Auriculares Master and Dynamic MW50
Amazon

Puede parecer una tontería, pero pasa más de lo que crees. Tras usar los auriculares para jugar en el portátil o ver una peli en el PC, los dejas reposando sobre tus hombros y te olvidas completamente. Luego llaman al timbre de casa o al móvil, te levantas rápido para responder, los cables de los auriculares se tensan y sus conexiones internas amenazan con romperse. No ocurre a la primera vez, pero es un deterioro constante que hay que vigilar si quieres que te duren.

7. Estiras del cable para desenchufarlos

Cable enchufe
Pixabay

Otro movimiento que amenaza paulatinamente con romper el cableado interno de los auriculares es estirar del cable para desenchufarlos en lugar de tirar del enchufe o conector USB. Es un hábito automático que se adquiere por comodidad. Pero si has invertido mucho dinero en tus nuevos auriculares, imagina que cada tirón es un día menos de vida que le arrebatas.

8. No los guardas en su estuche

Auriculares Sennheiser HD 450BT

Amazon

Por norma general, los fabricantes de auriculares suelen incluir estuches preparados para guardarlos bien. En el caso de los earbuds, sus fundas suelen proteger la parte que entra en tus oídos para evitar infecciones. Y con los normales, sus protectores evitan líos con los cables ya mencionados. Recupera ese escuche oficial para usarlo siempre, y si lo has perdido o no te venía uno, compra una alternativa.

9. Dejas que se acumule el sudor y la humedad

Auriculares deportivos Lidl
Lidl

El agua y los componentes eléctricos no se llevan muy bien, más bien todo lo contrario. Así que si usas tus earbuds para escuchar buena música o podcasts mientras corres, pero luego no limpias el sudor acumulado en ellos, corres el riesgo de que sus componentes internos se queden literalmente fritos. Lo mismo con casos como llevarlos puestos mientras llueve, usarlos cuando te duchas... 

10. Duermes con ellos puestos

Auriculares dormir
Pixabay

Hay gente que necesita escuchar música, radio o podcast para dormir. Si te ocurre, acuérdate de quitarte los auriculares cuando venga el sueño, o bien escucha la música con los altavoces del móvil. ¿El motivo? Cuando duermes no controlas tus movimientos. Los giros, quedarte en una pose que presione fuertemente un auricular contra la almohada, tirones del cable... todo ello amenaza con romper tus dispositivos. Otra alternativa es usar earbuds inalámbricos.

Otros artículos interesantes:

Tus futuros auriculares deben reunir estas 5 características (y no todos las tienen)

Sony vende unos de sus mejores auriculares con cancelación de ruido activa por poco más de 240 euros

Llegan a España los Redmi Buds 3 Pro: los auriculares de Xiaomi que crecen en tamaño, calidad y precio