10 habilidades tan extrañas como asombrosas del cuerpo humano que puedes entrenar pero no es seguro que consigas

Serie 'Daredevil'.
Serie 'Daredevil'.
  • Niños que ven perfectamente debajo del agua, personajes que rotan los ojos como camaleones o la posibilidad de ver a partir de los ecos que producen tus sonidos.
  • Aquí tienes 10 grandes poderes del cuerpo humano que son tan raros que, si tienes alguno, ¡más te vale aprovecharlo al máximo!
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Primero en Upday Cintillo

El cuerpo humano estándar obra pequeños grandes milagros a diario. Pero luego existen personas con anomalías o que han desarrollado habilidades realmente asombrosas, como identificar rápidamente cualquier nota musical o tener una memoria visual literalmente perfecta. 

Yendo a casos más concretos, quizás has oído hablar del famoso Wim Hof, apodado "el hombre de hielo" porque utiliza la meditación budista para entrenar a su cuerpo a soportar temperaturas extremas. No es nada inusual verle, por ejemplo, escalar el Kilimanjaro solo en pantalones cortos.

Si Wof no te suena, al que sí que has visto en la gran pantalla es a Javier Botet. Por su nombre y su aspecto "normal" no te sonará, pero gracias a una condición genética conocida como síndrome de Marfan ha logrado interpretar a criaturas de películas de terror como REC, Mama o Slender Man.

Puede que te estés preguntando si podrías recrear algunas de estas habilidades extraordinarias. Como suele ocurrir con la realidad compleja en la que vives, la respuesta es un "depende". Existen algunas técnicas que con esmero y paciencia puedes domar, como mover los ojos como si fueras un camaleón.

Sin embargo, en otros casos o se nace con dicha habilidad o condición o es imposible desarrollarla. Ocurre con la famosa y difícil de describir sinestesia, que permite a ciertas personas activar uno de sus sentidos después de recibir el estímulo de otro sentido (por ejemplo, escuchar un sabor).

A continuación tienes un poco de cada: habilidades extraordinarias que puede que acabes conquistando y otras que no te quedará más remedio que admirar. Todas ellas por eso comparten al menos un rasgo: revelan el misterio increíble que es el cuerpo humano.

1. Los ojos rotatorios

Ojos
Getty

Cada ojo tiene una serie de músculos llamados oblicuos superiores e inferiores. Son los que te permiten mover la mirada de forma normal (horizontal y verticalmente) y te permiten, por ejemplo, mantener la mirada fija en un objeto mientras inclinas la cabeza. 

Utilizas estos músculos de forma inconsciente, pero hay gente que, con tiempo, paciencia y disciplina, ha conseguido controlarlos de forma voluntaria para ampliar los movimientos oculares y que sus ojos puedan llegar a rotar. Si vas a intentarlo, ten en cuenta que no te va a salir a la primera.

2. Súper visión

Camaleon

Lo habitual es que tus retinas tengan 3 tipos de receptores de luz de alta intensidad que te permiten detectar 3 colores básicos: rojo, azul y verde. A partir de la combinación de estos es cuando se te presenta una realidad repleta de colores, tonalidades y matices.

Ahora bien, existe un estado muy raro denominado tetracromatismo que, como su nombre indica, añade un cuarto color al conjunto y permite ver aún más tonalidades cromáticas. Según diferentes estudios, solo un 2 a 3% de las mujeres del mundo poseen este cuarto receptor de luz.

Para saber si tienes súper visión, no hay más remedio que hacerse pruebas, pero quizás encuentras indicios en estos acertijos visuales que te invitan a identificar diferencias cada vez más y más sutiles.

3. Los ambidiestros

Mano Familia Addams

Lo habitual es que, o bien seas una persona diestra o una persona zurda, es decir, que tu mano dominante sea respectivamente la derecha o la izquierda. 

Ahora bien, existe un pequeño porcentaje de la población que es ambidiestra, lo que significa que puede utilizar bien las 2 manos independientemente de la situación en la que se encuentren (aunque existen casos donde una mano predomina en ciertas actividades sobre la otra).

Como curiosidad, en la Antigüedad y en la Edad Media, los gobernantes buscaban activamente soldados ambidiestros. Alguien capaz de luchar con efectividad usando ambas manos era un recurso valioso que merecía ser o guardia personal del soberano o soldado de élite.

4. La importancia de los ecos

Murcielagos
Futurity

Animales como los murciélagos o los delfines utilizan la ecolocación, un sistema que les permite detectar objetos cercanos a partir de la información que reciben de los ecos. Seguro que esto lo sabes. Lo que quizás no sabías era que la ecolocación humana existe.

Existen seres humanos que, cuando crean sonido, pueden saber qué les rodea al escuchar los ecos. Pueden hacerlo golpeando un bastón en el suelo, chasqueando los dedos o la lengua.

La buena noticia es que esta técnica se puede aprender. Una eminencia en este mundo es Daniel Kish, que se encarga de enseñar a jóvenes invidentes a moverse por su entorno dejándose guiar por el sonido. El propio Kish tuvo que aprenderlo debido a un cáncer de retina que le dejó sin visión a los 13 meses de vida.

5. Los 'no-durmientes'

Gandalf durmiendo con ojos abiertos

Si sigues todos los estudios y recomendaciones relacionadas con el mundo del descanso, sabrás que lo normal es que necesites unas 7 u 8 horas de sueño diario para despertar con fuerzas renovadas.

Hay personas que son la excepción a la norma: es gente que tiene una mutación genética que les permite dormir mucho menos sin sentirse cansada. Por ejemplo, tal como apunta NewScientist, recientemente se descubrió a una familia cuyos 12 miembros suelen dormir 4,5 horas cada noche y se despiertan frescos como una rosa.

6. Una memoria visual literalmente perfecta

Ayuda a la mente y la memoria
Getty Images

La memoria eidética es un tipo de habilidad muy rara que permite a sus poseedores recordar imágenes con todo lujo de detalles. Se diferencia de la memoria fotográfica en que esta última solo hace referencia a la habilidad de recordar textos y números; la eidética puede registrar todo tipo de objetos.

Si quieres tener una memoria así, malas noticias. La primera es que no es una técnica que puedas desarrollar: o naces con ella o no la tienes. La segunda es que lo habitual es que este tipo de memoria desaparezca en los adultos. Prácticamente solo se ha detectado en niños y va desapareciendo con el paso de los años.

7. El GPS humano

Hombre manipula GPS en el coche

Getty Images

¿Te pierdes muy a menudo? ¿Se te da fatal interpretar mapas e incluso te peleas a diario con Google Maps y apps similares? Seguro que te gustaría desarrollar al máximo las células red, unas neuronas que habitan en la corteza entorrinal y que sirven para orientarse en el espacio.

Algunas personas tienen estas células GPS tan desarrolladas que saben perfectamente dónde se encuentran sin necesidad de mapa, app o brújula. La buena noticia es que puedes entrenar esta parte de tu cerebro si quieres: "Debes moverte mucho, visitar muchos sitios y visitarlos con frecuencia", explica el neurólogo Ausim Azizi a WebMD

En concreto, el ejercicio físico ayuda a mejorar el riego sanguíneo por tu cerebro, así que la mente estará activa mientras caminas; esto te ayudará a fortalecer tus células red. En paralelo, realiza puzzles o acertijos a diario para que tu cerebro se habitúe a realizar más conexiones y, como consecuencia, te ayude a perderte menos.

8. Oído absoluto

Escena de la película 'Amadeus'.
Escena de la película 'Amadeus'.

No se trata del nombre de un villano de Spider-Man, sino de la rarísima habilidad de identificar una nota por su sonido sin ningún tipo de referencia y/o a la capacidad de reproducir exactamente esa nota. 

En cuanto a si es un talento natural o cultivado, la teoría dominante actual es muy curiosa: se cree que todo el mundo nace con oído absoluto, pero se acaba desaprendiendo y descartando por su poco uso en un contexto normal. En cambio, si el pequeño cultiva esta habilidad y se motiva al ver sus ventajas (en la carrera musical, por ejemplo) será más probable que lo mantenga cuando crezca.

Como curiosidad, hay un idioma que favorece el buen desarrollo del oído absoluto. Según un estudio liderado por la psicóloga Diana Deutsch, el 60% de la población china que habla mandarín tiene oído absoluto. Posiblemente porque saber distinguir tonos es clave para hablar correctamente este idioma.

9. El poder poético de la sinestesia

Daniel Tammet, genio autista con sinestesia que recientemente publicó el libro de memorias 'Nacido en un día azul'.
Daniel Tammet, genio autista con sinestesia que recientemente publicó el libro de memorias 'Nacido en un día azul'.
ElPaís

¿Has leído alguna vez poemas en donde un alimento desprende melodías o en donde se puede casi tocar una emoción? Ese es el día a día de una persona sinestésica; puede percibir por ejemplo tacto en su mejilla derecha cuando saborea un alimento o escuchar música cuando contempla un color. 

No existe un manual de la sinestesia: cada persona con esta curiosa anomalía tendrá sus propios percepciones únicas, concretas y diferentes. Aunque existen 3 tipos principales: la léxico-gustativa (la pronunciación de una palabra induce un gusto subjetivo en la boca), la grafeno-color (una letra, número o símbolo activa un color concreto) y la música-color (se visualizan diferentes colores según la música que se escuche).

10. Visión perfecta bajo el agua

Un niño Moken entrenando para ver perfectamente bajo el agua.
Un niño Moken entrenando para ver perfectamente bajo el agua.
Alamy

¿Te gustaría poder ver perfectamente bajo el agua sin necesidad de gafas de buceo? Esto es posible para los niños de las tribus Moken, que habitan en las islas del Mar de Andamán (al oeste de Tailandia).

En 1999, Anna Gislen, investigadora especializada en el mundo de la visión, escuchó hablar de los Moken y fue a vivir una temporada con ellos. Descubrió que los niños cazan perfectamente bajo el agua ("parecen pequeños delfines") pero que los adultos en cambio deben recurrir a las lanzas y a pescar desde sus barcas. 

Tras meses de investigación, Gislen dedujo que los niños deben nacer con la capacidad de adaptar sus lentes oculares, al igual que hacen focas y delfines cuando nadan bajo el agua, y que esta habilidad se pierde cuando, ya de adultos, los ojos se vuelven mucho menos flexibles.

Otros artículos interesantes:

Esto es lo que sucede en realidad en tu cuerpo cuando te tragas un chicle

Esto es lo que le pasará a tu cuerpo y a tu mente si comienzas a dar más besos

¿Es malo comer mucha sandía? Esto es lo que le pasa a tu cuerpo si comes esta fruta muy a menudo