Pasar al contenido principal

Consumo, préstamos y confianza: estos son los 10 indicadores que anunciarán la recuperación del coronavirus

  • Los principales datos macroeconómicos se publican con 1 o 2 meses de retraso, por lo que no servirán para conocer en qué momento comienza la recuperación de la crisis provocada por el coronavirus.
  • Sin embargo, Juan Abellán, profesor de Finanzas en EAE Business School, asegura a Business Insider España que serán los datos de demanda, crédito, ahorro o confianza de los consumidores y de las empresas los que pueden aclarar cuándo comienza a estabilizarse definitivamente la economía española.
  • Estos son los 10 indicadores que anunciarán la recuperación del coronavirus, explicados en 5 minutos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Antes incluso de que se registrase un solo contagio de coronavirus en España, varias cifras macroeconómicas comenzaron a advertir en febrero del impacto que supondría la pandemia en la economía. Con las fábricas chinas paradas, y posteriormente también las de Corea del Sur e Italia, la industria inició la ralentización de su actividad por falta de suministros, mientras el turismo empezaba a resentirse ante el temor a posibles contagios.

Ahora que la pandemia ha arrastrado a la mayoría de economías mundiales a la recesión y que algunos sectores están comenzando a mostrar tímidos síntomas de mejoría, los datos macroeconómicos podrían volver a ser clave para saber en qué momento ha comenzado a producirse una recuperación plena de la crisis del coronavirus.

Leer más: Los 17 indicadores que miden el impacto económico real del coronavirus en España, según Fedea

Para ello, como explica a Business Insider España Juan Abellán, profesor de Finanzas en EAE Business School, no servirán los indicadores más conocidos, como el de PIB, el déficit, la deuda o el paro registrado, dado que se publican con uno o 2 meses de retraso y solo permitirán confirmar la mejora de la economía tiempo después de que se haya producido.

Por ello, el experto destaca que existen otros datos menos recurrentes, correspondientes al consumo, el ahorro, el empleo o la situación financiera de las empresas, que sí ayudarán a ofrecer un diagnóstico más ajustado en el tiempo y que anunciarán con mayor claridad la llegada de la tan ansiada recuperación

En primer lugar, Juan Abellán señala la incertidumbre laboral y sanitaria y el miedo a un nuevo confinamiento han hundido el consumo un 25% en el segundo trimestre. Por ello, destaca la importancia del dato de confianza del consumidor, que podría marcar un cambio de tendencia cuando supere los bajos niveles en los que se mueve actualmente.

Del mismo modo, también afirma que tener en cuenta el ahorro, que indicará un menor nivel de consumo y de confianza cuanto más se incremente. De hecho, el experto asegura que actualmente se está ahorrando más que nunca, con unos niveles de aproximadamente el 7,4% sobre la renta bruta disponible.

En cuanto al mercado laboral, Abellán destaca que hay que seguir de cerca las estadísticas sobre Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que han ido cayendo hasta 1,1 millones de trabajadores en esta situación, frente a los 3,4 millones que alcanzaron en abril. De este modo, el profesor asegura que hay que vigilar que la cifra de parados no aumente según se siguen reduciendo los afectados por ERTE.

En cuanto a las empresas, el experto considera que es importante seguir la evolución de su consumo de bienes de equipo o sus exportaciones, pero priorizando los indicadores sobre su estructura financiera. Así, afirma que se han concedido 215.000 millones de euros en préstamos a empresas, especialmente a las grandes y medianas, que asegura que ya han comenzado a devolver parte de ese crédito.

El profesor de EAE Business School asegura que hay que seguir el volumen de créditos, su impacto en la morosidad que sufran los bancos y también los retrasos de pagos de las empresas, que afirma que ya supera los 90 días, especialmente en las pymes, lo que vulnera los límites legales, aunque critica que la situación es aún más común en la administración.

Además, al igual que con los consumidores, Abellán destaca la relevancia del Índice de Confianza Empresarial, que publica cada trimestre el INE a partir de una encuesta a 7.000 empresas sobre sus expectativas para los próximos meses. Sus resultados del tercer trimestre muestran que el pesimismo ha aumentado al 55% desde el 20% de 2019, mientras las expectativas globales siguen en negativo, en -47,2 puntos.

Y además