Las 10 mejores películas de ciencia ficción de la Historia

Gattaca
Gattaca
Columbia TriStar

Columbia TriStar

La ciencia ficción es un género que vivió una etapa gloriosa en la segunda mitad del siglo XX, especialmente allá por los años 90, y que se ha revitalizado en el siglo XXI gracias a unos efectos especiales que han conseguido hacer aún más creíble sus premisas.

Se trata de una categoría prospectiva que trata de adelantar por tanto el futuro utilizando libremente algunos avances en materia de ciencias físicas, naturales y sociales.

A mayor desarrollo, mayor capacidad para abrir ese abanico que comenzó con la conquista del espacio para pasar a los robots, la inteligencia artificial e incluso las civilizaciones extraterrestres y ahora nos pone al borde de algunos abismos especulativos que hacen que se vaya desvaneciendo la frontera entre lo posible y lo que ya está aquí.

No es fácil elaborar una lista con las diez mejores películas de ciencia-ficción de la Historia del Cine pero, si tenemos que quedarnos solo con un puñado de películas, éstas son las imprescindibles:

Viaje a la Luna (1902)

Para conocer la Historia del Cine hay que ir a los orígenes. Y el origen de la ciencia-ficción está en Viaje a la luna, una cinta de apenas 14 minutos de Georges Meliès. El guión, escrito por el director y por su hermano mayor Gaston Méliès, está basado en dos novelas: "De la Tierra a la Luna", de Julio Verne, y "Los primeros hombres en la Luna", de H. G. Wells.

La imagen de la cara de la Luna recibiendo el impacto de un cohete espacial disparado por una bala de cañón es a buen seguro una de las secuencias más referenciadas de todos los tiempos. Los curiosos que queráis profundizar un poco más en esta obra, echadle un ojo al libro de Román Gubern "La era de los pioneros" y al documental "Meliès, los orígenes" de 1966.

Metrópolis (1927)

Metrópolis (Fritz Lang, 1927)Metrópolis (Fritz Lang, 1927)
Metrópolis (Fritz Lang, 1927)
Archivo

Archivo

Metrópolis es una de las mejores películas de ciencia-ficción del siglo XX, una gran precursora que abrió el campo a la experimentación cinematográfica. A modo de metáfora distópica, esta pieza del expresionismo alemán firmada por Fritz Lang retrata la lucha de clases, reflejando las profundas diferencias sociales que se van produciendo en un futuro distópico.

El guión fue escrito por Fritz Lang y su esposa Thea von Harbou, inspirándose en una novela de 1926. Parte de su contenido se dio por perdido y 2001 la película fue objeto de una profunda restauración en la que participaron numerosas filmotecas a nivel mundial, hecho que condujo a su designación como Patrimonio de la Humanidad.

En 2008 se localizó un muy deteriorado fragmento en formato de 16 mm que permitió incorporar a la película casi 26 minutos prácticamente inéditos desde su estreno inicial además de realizar un nuevo montaje más cercano al original que comenzó a comercializarse en 2010.

Ultimátum a la Tierra (1951)

La ciencia-ficción ha servido para expiar los miedos humanos. En plena Guerra Fría, ser aniquilados por un enemigo exterior era desde luego un temor muy presente en el público estadounidense. Así que lo que sucede en Ultimátum a la Tierra no deja de ser una llamada de atención: un platillo volante llega a la Tierra y aterriza en Washington D.C.

Su único ocupante sale del interior del vehículo y es inmediatamente disparado por un soldado con el gatillo fácil. Un enorme y potente robot llamado Gort emerge para rescatarlo, derritiendo tanques enteros por el camino y demostrando así sólo una pequeñísima porción de su poder.

El extraterrestre herido ordena a Gort que se detenga y es trasladado a un hospital, pero no tarda en escaparse para aprender más sobre los seres humanos y su planeta. Incluso consigue introducirse dentro del hogar de una familia.

Cuando es descubierto, revela su origen: procede de una raza de constructores de super-robots dedicada a mantener la paz en la galaxia, pero capaz de destruir por completo la Tierra a la menor provocación.

Cualquier parecido con el pavor real de la volátil situación política al disparo de misiles o de una nueva bomba atómica aniquiladora, es pura coincidencia.

2001. Una odisea en el espacio (1968)

Stanley Kubrick se llevó los laureles y sentó un hito con la adaptación cinematográfica de la novela "2001: Una odisea espacial" de Arthur C. Clarke. En esta cinta, Kubrick especula acerca de los orígenes de la inteligencia humana y nuestro siguiente paso evolutivo, utilizando como marco un viaje espacial y la confrontación entre el hombre y su propia creación: la máquina. 

Si quieres profundizar más en las implicaciones de esta magnífica cinta de ciencia-ficción puedes leer la crítica completa de 2001: Una odisea en el espacio. En su metraje encontrarás una de las elipsis narrativas más famosas y parodiadas de todos los tiempos: ese hueso que se transformaba en nave espacial.

Y ojo, que recientemente se ha descubierto una entrevista en la que Kubrick explicaba el polémico final de la película en el vídeo que puedes ver arriba.

Encuentros en la tercera fase (1977)

Steven Spielberg es uno de los directores que siguen activos a día de hoy y más profusamente han explorado el género de la ciencia-ficción entregando títulos memorables como ET, Jurassic Park o Minority Report, por nombrar solo los más conocidos.

Sin embargo, vamos a escoger de su filmografía Encuentros en la Tercera Fase.

La película muestra la investigación de unos científicos y un par de civiles sobre las diversas apariciones de Objetos Voladores No Identificados, en un tono de serie B que inspira en el cine de extraterrestres de los años 50.

Hace poco salió a la venta la edición 40 aniversario que podéis ver en este unboxing... Lo sabemos, ¡la quieres!

Alien: El octavo pasajero (1978)

Ridley Scott redefinió el género de la ciencia ficción con Alien: El octavo pasajero que se postuló como una película híbrida entre el terror y el cine fantástico introduciendo a uno de los monstruos más carismáticos e icónicos del cine: el xenomorfo.

Sigourney Weaver se convirtió en un rostro emblemático dando vida a la teniente Ripley y lo demás es historia.

Con motivo del Alien Day recopilamos algunas de las curiosidades menos conocidas de la película y la saga que se ha ido nutriendo de nuevos títulos como Aliens: el regreso en 1989, Alien 3 en 1992, Alien: Resurreción en 1997, Prometheus en 2012 y Alien: Covenant en 2017.

Blade Runner (1982)

La película de Ridley Scott inspirada en el relato de Philip K. Dick "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?" y enriquecida por múltiples aportaciones del espectacular reparto en el que sobresale el magistral Rutger Hauer, es un obra seminal.

En Blade Runner, Harrison Ford encarna a Deckard, un cazador de replicantes, androides con apariencia humana capaces de imitar y desarrollar algunas de sus emociones y dotados de conciencia.

Ambientada en un futuro distópico, Deckard es encargado de la captura de varios replicantes, una trabajo que no debería suponer un problema para profesional curtido para él, pero que comenzará a generarle dudas acerca de su papel en el sistema.

Podéis encontrar el montaje final de Blade Runner en Blu-Ray completamente restaurada para disfrutar a tope de su estética ciberpunk.

Terminator 2 (1991)

Aunque la Terminator original de 1984 tiene su propio encanto, lo cierto es que Terminator 2: El día del juicio final es la película de la saga más memorable por diversos motivos: no solo es una gran película de ciencia ficción que mejora la original a nivel argumental, sino que cuenta con unos efectos especiales revolucionarios para su momento y que a día de hoy siguen sin haberse quedado obsoletos.

Gattaca (1997)

Gattaca supuso el primer trabajo de Andrew Niccol como guionista y director (posteriormente se encargaría del libreto de El show de Truman). En ella nos presenta una sociedad futura en la que las concepciones se ponen en manos de genetistas que seleccionan escrupulosamente la herencia que los padres transmiten a sus hijos de forma que, lo normal, es que la mayoría de los nacimientos se produzcan por fecundación in vitro. 

Gattaca es en suma una película que, quizás por su falta de grandes ambiciones al tratarse de una ópera prima, consigue reunir todos los elementos necesarios para alcanzar sus metas desde la sobriedad: es emocionante, elegante y tiene una consistencia casi perfecta. Y resulta imposible ver los últimos diez minutos de metraje sin que llegue a emocionarte. Sencillamente genial.

Her (2013)

Con gran sentido poético, Spike Jonze realiza en Her una mezcla de géneros inusual: ciencia-ficción, drama sentimental y un aire cómico de lo más peculiar se unen para dar a luz a esta curiosísima película que te hará pensar.

El autor de cintas tan personales y peculiares como Cómo ser John Malkovich, Adaptation Donde viven los mostruos, nos presenta a un hombre de lo más peculiar que descubre que le resulta más placentero y enriquecedor redescubrir el mundo a través de Samantha, el nombre que adopta su software basado en principios de Inteligencia Artificial, que relacionarse con sus semejantes. 

Y hasta aquí nuestro repaso por las mejores películas de ciencia-ficción de la Historia del Cine. Habría muchas más de las que podríamos hablar, pero desde luego sin éstas no se entiende la línea temporal. Fueron pioneras y seguirán en boca de críticos y audiencias por mucho tiempo.

LEER TAMBIÉN: Las mejores y peores películas de ciencia-ficción según la NASA

LEER TAMBIÉN: Las 15 mejores películas que puedes ver en Netflix España

VER AHORA: X Smart Business Meeting: expertos del sector analizan los retos y el futuro de la educación y la formación en España

    Más:

  1. Cine
  2. películas
  3. Ranking mejores películas