Pasar al contenido principal

Las 10 mejores películas de terror de la historia del cine

Mejores películas de terror del cine
El exorcista Warner Bros.

El terror, como el humor, es una cuestión muy personal: no a todo el mundo le producen escalofríos las mismas cosas pero, si recopilamos las mejores películas de terror de todos los tiempos, hay bastante consenso en un dato: de los años 60 en adelante, la tolerancia del espectador se fue poniendo a prueba con largometrajes cada vez más estremecedores.

Una buena película de miedo no depende tanto de los medios con los que cuenta (presupuesto, estrellas en el reparto o localizaciones asombrosas) sino más bien de la capacidad que tiene para sugestionar al espectador y ponerlo en aprietos.

Dicen que el cerebro es el mayor órgano erógeno... Y para el tema que nos ocupa, para pasar pavor frente a la pantalla, solo hay que dejarle unas cuantas pistas o generarle extrañamiento para desencadenar una descarga de adrenalina y hacer que le salten las alarmas.

Psicosis

No puede haber un listado de las mejores películas de terror sin hacer alusión al maestro del suspense: Alfred Hitchcock y Psicosis, una de sus obras maestras.

Lanzaba su película en 1960 dejando a los espectadores con el ombligo encogido cuando la protagonista era brutalmente asesinada en la ducha de un motel a mitad de película. El robo que había cometido no era más que una excusa (un McGuffin, como él lo llamaba) para distraer la atención de la audiencia.

Para la creación de esta película esquivaba una vez más a la censura y articulaba esa escena, precisamente, la de la ducha, como uno de los puntos álgidos. Con un montaje preciso (casi matemático), una banda sonora sobrecogedora y unos realistas efectos de sonido no podía resultar más perturbadora. Si quieres profundizar más en el proceso de creación de la cinta no puedes perderte el documental 78/52 que ha estrenado A Contracorriente en el que se profundiza mucho más en el proceso creativo.

En cualquier caso, ha pasado ya a la Historia como una de las mayores influencias en la cultura pop habiendo sido imitada, homenajeada y recreada en infinidad de ocasiones. Del remake de Gus Van Sant mejor no te hablamos, porque es un sacrilegio que llegara a filmarse...

La semilla del diablo

Una de las obras más celebradas de Roman Polanski es la película de terror La semilla del diablo (nos daba menos pistas sobre lo que sucedería su título original, Rosemary's Baby). Corría el año 1968 y Mia Farrow era la scream queen de esta historia en la que la atmósfera lo era todo.

Interpretaba el papel de la susodicha Rosemary, una joven que se mudaba con su esposo a un nuevo domicilio para descubrir poco después que el edificio arrastra la leyenda negra de ser un lugar maldito. Tras quedarse en estado en de una forma un tanto misteriosa, comenzará a sufrir lo que ella considera delirios... ¿Forman parte de su imaginación sus sospechas o realmente sus vecinos tienen planes para su bebé una vez nazca?

Y algo de mal rollo adicional: un año después del estreno, Sharon Tate, actriz y esposa de Polanski fue asesinada junto a unos amigos en su casa de Cielo Drive en California de la forma más cruel, despiadada y violenta...

Como curiosidad, en 2014 Zoe Saldana protagonizó un remake en forma de miniserie de dos episodios en los que la historia era narrada de una forma más actual.

Te puede interesar