Pasar al contenido principal

Más de 100 menores compartían fotos sexuales suyas para ganar seguidores en redes sociales

Google detención pornografía infantil
  • La Policía Nacional ha identificado a más de 110 menores de edad que habían publicado imágenes protagonizadas por ellos mismos en sus propios perfiles de Instagram, Periscope, Twitter, o Youtube.
  • Entre los más mayores de este grupo de entre 2 y 13 años de edad, la razón de publicar estos contenidos de alta carga sexual era la búsqueda de seguidores para sus canales de Youtube y más likes en sus redes sociales.
  • Las autoridades alertan que en muchos de los casos aparecían en muchos casos junto a amigos o familiares de su misma edad.

La propagación de contenidos de pornografía infantil en Internet es uno de los grandes retos de la ciberseguridad en nuestros tiempos. Normalmente, la lucha contra esta lacra tiene como objetivos degenerados que engañan, maltratan o engañan a menores de edad para obtener estas imágenes deleznables. Pero, ¿qué ocurre cuando los que emiten estas imágenes comprometidas son los propios chavales de forma voluntaria y consciente?

Sirva para muestra lo sucedido esta semana: la Policía Nacional ha desarrollado el primer macrooperativo contra la difusión online de material sexual infantil autoproducido. Una operación en la que se ha identificado a más de 110 menores de edad que habían publicado imágenes protagonizadas por ellos mismos en sus propios perfiles de Instagram, Periscope, Twitter, o Youtube.

Las publicaciones corresponden a menores de entre 2 y 13 años de edad y los motivos de esta preocupante práctica, entre los más mayores, eran la búsqueda de seguidores para sus canales de Youtube y más likes en sus publicaciones. Sin embargo, se han detectado casos, en el marco de la investigación, en los que varios adultos habían contactado con ellos solicitándoles estos vídeos a cambio de diferentes contraprestaciones.

Leer más: La Policía Nacional detiene a 20 personas en una redada contra una avanzada trama de distribución de pornografía infantil en Internet

Los menores aprovechaban los momentos de intimidad en sus domicilios para grabar las imágenes con un alto contenido sexual, donde aparecían en muchos casos junto a amigos o familiares de su misma edad

Los padres de los menores eran conocedores de que sus hijos eran usuarios de determinadas plataformas de comunicación, pero no eran conscientes de su actividad real en las mismas. En algunos casos los identificados eran de muy corta edad, encontrándose vídeos en los que aparecían niños de entre los 2 y 5 años, siendo sus familiares más cercanos los responsables de estas grabaciones en las que se podía ver a los menores desnudos o semidesnudos.

Aunque este tipo de material grabado por los familiares había sido producido en un entorno familiar y lúdico, los niños que aparecen en ellos quedaban expuestos y al alcance de terceros una vez fueron publicados en las redes sociales.

Y además