Cómo atraer la atención de una empresa y conseguir un trabajo: 11 consejos de una experta en carreras profesionales para redactar un buen correo electrónico

Entrevista trabajo
Getty
  • Un correo electrónico a un posible empleador es tu oportunidad de demostrar que eres perfecto para el candidato perfecto.
  • Business Insider ha hablado con la experta en carreras profesionales Amanda Augustine para conocer sus principales consejos para conseguir un puesto de trabajo gracias a un email.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando envías un correo electrónico a un posible empleador, tienes una oportunidad para convencerle de que eres una persona inteligente, competente, ambiciosa y exactamente lo que le falta a su empresa.

Y, como las empresas que contratan reciben multitud de demandas de trabajo, es importante que el mensaje que envíes sea contundente. 

Las ofertas de empleo alcanzaron máximos históricos en octubre en Estados Unidos, ya que la fuerte creación de empleo y el elevado número de personas que abandonan sus puestos de trabajo siguen provocando una escasez de mano de obra

Según los últimos datos de la Encuesta de Ofertas de Empleo y Rotación Laboral (JOLTS, por sus siglas en inglés), en octubre se abrieron 11 millones de puestos de trabajo, frente a los 10,4 millones de septiembre.

Business Insider ha consultado a Amanda Augustine, experta en carreras profesionales del servicio de redacción de currículum vitae TopResume, que ha compartido 11 consejos sobre cómo enviar un mensaje claro y convincente a la empresa en la que quieres trabajar.

Escribe un asunto claro

Augustine desaconseja que el asunto sea abstracto. En su lugar, haz que sea obvio que estás enviando una solicitud de empleo.

Si no hay indicaciones específicas en el anuncio de empleo, algo tan sencillo como "Solicitud de reportero de estrategia (ID #12345): Shana Lebowitz" debería funcionar.

Si, por el contrario, estás enviando un correo electrónico en frío a un posible empleador, deberías ser un poco más creativo en el asunto del mensaje.

Habla del valor que puedes aportar. Por ejemplo, "me encantaría compartir mis ideas para aumentar la productividad del equipo de ventas". Piensa en lo que le interesa a la persona a la que envías el correo electrónico y por qué querría leer tu mensaje. Como en el resto de los negocios, se trata de transmitir claramente la propuesta de valor. 

Dirige tu mensaje a la persona adecuada

"Lo peor que puedes hacer es poner 'Estimada señora' o 'Estimado señor' como inicio", dice Augustine, "porque demuestra que no te has esforzado en investigar a la persona adecuada".

Puedes investigar un poco en LinkedIn y averiguar el nombre del reclutador de la empresa o del responsable de contratación que publicó el puesto. Si eso no funciona, puedes aprovechar tu red de contactos —¿conoces a alguien que trabaje allí?— y averiguar quién es el destinatario apropiado.

En el raro caso de que el puesto de trabajo se haya publicado de forma anónima, puedes decir: "Estimado profesional de RRHH" o "Estimado director de contratación".

Habla de lo que puedes aportar al empleador

Es necesario tener en cuenta, según Augustine, que el empleador es tu público objetivo. Así que tienes que pensar en el tipo de valor que le estás ofreciendo y no al revés.

En el cuerpo de tu correo electrónico, menciona exactamente lo que puedes hacer por la organización y lo que has aprendido sobre esa empresa.

Demuestra tu pasión

Haz saber a la empresa lo mucho que te entusiasma la posibilidad de trabajar en ella. 

"¿Te animaste a solicitar este trabajo después de asistir a un evento en el que habló un representante de la empresa o después de ver una entrevista con el director general? Incluye esta información en la primera parte de tu mensaje para demostrar tu auténtica pasión por la empresa", dice Augustine.

Tendrás una ventaja sobre los candidatos igualmente cualificados que no parecen tan entusiasmados con el trabajo.

Personaliza el correo electrónico para cada empleador

Es importante adaptar tu mensaje a cada puesto de trabajo y a cada empresa.

"Cuanto más hables de las necesidades específicas de la empresa y de cómo tu conjunto de habilidades te convierte en una solución realmente buena para esas necesidades", dice Augustine, "más probable es que tu mensaje sea leído".

Y puede parecer obvio, pero asegúrate de incluir el nombre de la empresa correcta en tu correo electrónico, especialmente si estás enviando correos electrónicos a varios empleadores a la vez.

"A menudo eso puede dejarte fuera de juego", dice Augustine. "Los empleadores buscan razones para deshacerse de todas las solicitudes que tienen y esos errores pueden ser motivo para descartar tu candidatura".

Menciona nombres con cuidado

Augustine recomienda mencionar si has trabajado anteriormente para uno de los competidores de la empresa o alguno de sus clientes actuales, por ejemplo.

"Eso le dice al recultador que entiendes el trabajo que están haciendo y que podrías añadir valor inmediato con un reducido tiempo de adaptación, lo que siempre es un gran punto a favor", dijo la experta.

Dicho esto, no es necesario mencionar esa vez que conociste a una persona famosa del sector y con la que congeniaste. Un estudio realizado en 2009 por investigadores de la Universidad de Zúrich reveló que mencionar nombres hace que las personas parezcan menos agradables y menos competentes.

Aprovecha tu red de contactos cuando sea posible

"Si conoces a alguien que trabaja en la empresa y ha progresado, menciona a esa persona en tu carta de presentación", explica Augustine.

Puedes explicar que te recomendó que solicitaras el puesto o te contó cómo es trabajar en la empresa.

Augustine también sugiere pedir a tu contacto que envíe una copia de tu solicitud directamente al director de contratación. Según un estudio de Glassdoor, las posibilidades de que te contraten son hasta un 6,6% mayores si remite tu candidatura un empleado actual de la empresa.

No copies y pegues tu currículum

Evita cortar y pegar tu currículum en el cuerpo del correo electrónico. Augustine lo considera "atroz".

En su lugar, debes adjuntar un documento o proporcionar un enlace a un Google Doc. Puedes poner un hipervínculo a algunas palabras para no acabar con una larga cadena de letras y números. Si optas por presentar un documento de Google Doc, asegúrate de seleccionar la opción "solo para ver" para el empleador.

Muestra tus habilidades sociales

"En la era del COVID-19, los empleadores están dando prioridad a los candidatos que no sólo poseen las habilidades relacionadas con el trabajo necesarias para el puesto, sino que también reúnen ciertos rasgos que se consideran especialmente importantes durante este tiempo incierto", explica la experta en carreras profesionales.

"Más que nunca, los empleadores buscan habilidades blandas como la flexibilidad, la adaptabilidad y el pensamiento crítico. Cuando explique sus cualificaciones, busque oportunidades para explicar cómo ha aprovechado también estas preciadas habilidades blandas para resolver un problema, aprender una habilidad o alcanzar un objetivo que beneficie a su empleador", dice Augustine. 

Dado que muchas empresas operan ahora a distancia, también puede ser útil hacer saber al responsable de la contratación que estás equipado y dispuesto a trabajar a distancia en un futuro próximo. 

Envíe su correo electrónico lo antes posible tras la publicación del puesto de trabajo

"Cuanto antes envíes tu solicitud de empleo, mejor", confiesa Augustine.

En general, conviene enviarla antes de que transcurran 72 horas desde la publicación del anuncio, porque los empleadores empiezan a verse inundados de solicitudes después de ese plazo y puede que ni siquiera abran la tuya.

Haz un seguimiento puntual

Augustine recomienda incluir una frase en el correo electrónico que diga: "Me pondré en contacto con usted en [la fecha que sea], cuando haya tenido tiempo de revisar mi solicitud".

Planifica el seguimiento una semana después de enviar la solicitud o, si hay una fecha de cierre en el anuncio de empleo, planificar el seguimiento una semana después. Asegúrate de marcar la fecha en tu calendario para no decir que vas a hacer seguimiento y luego olvidarte.

Otros artículos interesantes:

Deja de tener miedo al "háblame sobre ti" de las entrevistas de trabajo: esta es la respuesta perfecta

25 respuestas inteligentes a preguntas de entrevistas de trabajo realmente difíciles

Entrevistas de trabajo: guía paso a paso para saber todo lo que tienes que hacer antes, durante y después

Te recomendamos

Y además