Pasar al contenido principal

11 ejemplos de cómo ha cambiado radicalmente el mundo en 20 años

Superpoblación
visualspace/Getty Images
  • El progreso y la innovación durante los últimos 20 años han cambiado el mundo profundamente.
  • Las dos últimas décadas han estado marcadas por cambios en la tecnología, la política y la demografía global.
  • Estos cambios no han sido siempre buenos.

Las dós últimas décadas han estado marcadas por una innovación y un progreso inimaginables.

Piensa en ello: en 1998, los teléfonos móviles seguían siendo una rareza, la gente sólo podía imaginar lo que serían los coches autónomos y, para muchos, Internet sólo era una curiosidad.

Veinte años después, resulta obvio lo mucho que ha cambiado el mundo.

Echa un vistazo a algunas de las transformaciones más radicales que ha sufrido el planeta en sólo dos décadas.

La población mundial se ha disparado

Personas abarrotan un tren
REUTERS/Ajay Verma

En 1998, el mundo se estaba preparando para un gran hito: la población mundial era de 5.900 millones de personas y al año siguiente finalmente se rompería la barrera de las 6.000 millones.

Han pasado 20 años y la población mundial estimada es de 7.600 millones de personas. Mientras, la población en EE.UU. ha aumentado de unos 276 millones a 327 millones en el mismo período.

Cada vez vive más gente en las ciudades

El 66% de la población será urbana en 2050
REUTERS/Stringer

Otro gran aumento de la población está sucediendo en nuestras ciudades. Hace 20 años, menos de la mitad de la población mundial vivía en áreas urbanas, según el Banco Mundial.

Pero en 2007 esta cifra supero el 50% y a día de hoy el 55% de la población vive en áreas urbanas. Ese número se disparará hasta el 66% en 2050, asfixiando aún más unas ciudades que ya están al borde del colapso, según un informe de la ONU.

Rascacielos que alcanzan alturas antes inimaginables

El Burj Khalifa de Dubai
Shutterstock/RastoS

En 1998, las flamantes Torres Gemelas de Petronas en Malasia se convirtieron en los dos edificios más altos del mundo, con una altura de 452 metros, superando por apenas 10 metros a la Torre Sears de Chicago.

Desde entonces, ha habido una explosión en el número de rascacielos alrededor del mundo; y son cada vez más altos. El actual defensor del título, el Burj Khalifa de Dubai, es más de 300 metros más alto que las torres de Petronas, las cuales han caído al puesto 15º de la lista global.

Hay otros siete rascacielos en construcción —todos ellos en Asia— que superarán los 500 metros de altura. El más alto de ellos, la Torre Jeddah de Arabia Saudí, será el primer edificio de la Historia en superar la barrera de los 900 metros. Colectivamente, el incremento de rascacielos es un símbolo de Asia como nuevo actor protagonista en el ámbito internacional de los negocios, tal y como apunta The New York Times.

Internet ha cambiado nuestro modo de vida

Mick Jagger utilizando internet en los 90
AP

Resulta difícil imaginar un mundo sin internet hoy en día, pero ese no era el caso hace 20 años. En 1998, sólo el 41% de los estadounidenses adultos estaba online, comparado con el 89% de la actualidad, según el Pew Research Center.

Asimismo, 1998 fue el año en el que una pequeña compañía llamada Google nacía, aunque por entonces tenía un aspecto muy diferente al actual. Hoy en día, internet ha transformado virtualmente todos los aspectos de nuestras vidas, desde la manera en la que nos comunicamos hasta el modo en el que consumimos información, compramos, navegamos y nos entretenemos.

En 1998, no existían las redes sociales

Un smartphone
Jason Howie/Flickr

Una de las aplicaciones más influyentes de internet son las redes sociales. Hoy en día, más de dos tercios de los estadounidenses tienen perfil en Facebook, la plataforma más popular y, en tres años, se estima que habrá más de 3.000 millones de usuarios de redes sociales en todo el mundo.

Todo ello está muy lejos de cómo eran las cosas hace 20 años, cuando lo más parecido a las redes sociales modernas eran el Instant Messenger de AOL y las páginas web de Geocities que tenías que hacer tú mismo.

Los móviles se han convertido en una necesidad, y casi todo el mundo tiene uno

El 95% de los estadounidenses tiene móvil
Reuters/Charles Platiau

Como otras tecnologías, los teléfonos móviles se han vuelto cada vez más usados en los últimos 20 años: simplemente piensa en cómo han evolucionado a lo largo de los años.

El número de propietarios de teléfonos móviles está en un máximo histórico del 95% en EE.UU., comparado con la cifra por debajo del 60% de 1998. Mientras tanto, el 77% de los estadounidenses tienen smartphones, los cuales han transformado los móviles desde meros dispositivos de comunicación a completos ordenadores portátiles.

El 11-S cambió el mundo en 2001

Dos mujeres portan una pancarta en memoria del 11-S
Ezra Shaw/Getty Images

Es difícil subestimar los efectos que el 11-S ha tenido en el mundo.

Por un lado, han llevado a un odio hacia árabes y musulmanes en occidente que se podría decirse que no ha disminuido desde entonces. Los atentados también dieron lugar a las guerras en Irak y Afganistán —esta última todavía continúa—, las cuales han dañado la reputación de EE.UU. en el extranjero. Las aerolíneas también han sufrido cambios drásticos a raíz de los atentados e, incluso, el 11-S ha cambiado el modo en el que hablamos.

Pero, quizá, el mayor cambio en el mundo es cómo concibe la gente el propio terrorismo. Antes de los atentados, el gobierno de EE.UU. perseguía a los sospechosos de terrorismo en tribunales civiles, no militares, y el terrorismo realmente no era el foco principal de las campañas políticas ni recibía cobertura mediática las 24 horas.

Los efectos del 11-S aún se están descifrando, pero ya han dejado una profunda huella en múltiples aspectos de nuestras vidas.

La gente ha perdido la confianza en los bancos

Pancarta contra los bancos durante el movimiento Occupy Wall Street
Reuters/Pawel Kopczynski

Los años 90 fueron testigo del mayor período de crecimiento económico en la historia de EE.UU, entre 1991 y 2001.

En la actualidad, la confianza en las instituciones financieras jamás había estado tan baja, con únicamente un 8% de los estadounidenses afirmando que tienen fe en ellas, según publicaba la revista Time en 2016. Las nuevas generaciones son especialmente desconfiadas hacia los bancos.

La crisis económica de 2008 contribuyó a generar la percepción de avaricia y corrupción en las corporaciones, mientras que el movimiento Occupy Wall Street de tres años después evidenció muchas injusticias; dos factores que han cambiado el modo en el que concebimos nuestro sistema financiero para siempre. 

Los coches autónomos finalmente están aquí

Un coche autónomo de Toyota
Toyota

En sólo un par de décadas, los coches autónomos han pasado de ser un lejano sueño a una realidad.

Sin embargo, la idea de un vehículo autónomo no era del todo descabellada en los 90. Varios prototipos autónomos se desarrollaron durante los años 70 y, en 1995, investigadores de la Universidad de Carnegie Mellon desarrollaron un coche capaz de conducir por sí solo, aunque seguía siendo necesario un conductor para accionar los pedales del acelerador y del freno.

Hoy en día, compañías como Tesla, General Motors, Ford, Uber, Google y Apple están desarrollando sus propios vehículos autónomos y ya los han probado en grandes ciudades de varios países.

Ya nadie duda del cambio climático

Un hombre toma el sol
Luke MacGregor/Reuters

Los investigadores llevan alertando durante décadas sobre el cambio climático, pero sus devastadores efectos se han empezado a ver especialmente en los últimos años. Los registros relacionados con el clima se están batiendo a un ritmo alarmante: los últimos cuatro años han sido los más calurosos desde que hay registros y, en los últimos años, también hemos sufrido algunos de los meses históricamente más calurosos.

Mientras, los efectos del cambio climático ya son una realidad para la población que vive en ciertas islas del Pacífico, cuyos habitantes están teniendo que ser evacuados porque ciudades enteras están acabando sumergidas en el océano.

Los problemas medioambientales juegan un papel cada vez más importante en la política internacional, algo que se refleja en los Acuerdos de París de 2015.

Problemas sociales que ni se consideraban en 1998

Miembros del movimiento Black Lives Matters
Getty Images/Scott Eisen

Cada generación ha de afrontar problemas sociales nuevos y muchos de ellos han llegado a un punto crítico en los últimos años.

Organizaciones como Black Lives Matter han evidenciado la desigualdad en el sistema judicial de EE.UU. y el movimiento #MeToo, que surgió el año pasado, puso el foco en las mujeres que han sufrido el acoso sexual y sobre el abuso en todos los aspectos de sus vidas.

Mientras tanto, los defensores de los derechos LGTB han presionado para incrementar sus derechos y protecciones legales y, en 2015, el Tribunal Supremo estadounidense legalizó el matrimonio homosexual en los 50 estados del país.

Te puede interesar