Pasar al contenido principal

11 preguntas que debes hacer al comprar un coche de segunda mano

Checking out used cars.
Checking out used cars. Justin Sullivan/Getty Images
  • Comprar un vehículo usado puede ser una experiencia estresante, pero si lo planificas con anticipación, puedes obtener excelentes ofertas.
  • La principal elección es entre comprar en un concesionario o a un vendedor privado.
  • Especialmente, no hay que pasar por alto los vehículos de segunda mano certificados o coches de marcas de lujo poco utilizados.

El conocimiento es poder, especialmente cuando se trata de comprar coches usados.

Pero quizás lo que hay que puede tener mayor importancia es el autoconocimiento: saber qué tipo de vehículo deseas tener antes de comenzar, entender tu presupuesto y determinar si sabes lo suficiente sobre los coches ofertados para cerrar un trato con un vendedor privado y no terminar con una sensación agria.

He creado 11 consejos básicos para comprar un coche usado; hay muchos más, pero estos te ayudarán a comenzar. La opción más importante es si se debe acudir a un distribuidor o atacar a los vendedores privados. Puedes encontrar algunos coches excelentes con esta última opción, mientras que la primera eliminará muchos problemas en el proceso de compra.

De cualquier manera, organizarse, establecer un presupuesto y ser realistas son objetivos importantes. Si haces los deberes, deberías estar contento con los resultados.

1. ¿Cuánto uso tiene el coche?

¿Cuánto uso tiene el coche?
Gopal Chitrakar/Reuters

Ni siquiera me paro a mirar un coche usado con opción a comprar que tenga más de 150.000 kilómetros a menos que haya una razón convincente. Por ejemplo, si estuviese dispuesto a arriesgarme con un Saab o un Cadillac bastante viejo.

Los vehículos pueden recorrer más de 150.000 kilómetros a día de hoy, pero incluso con marcas de gran fiabilidad como Toyota y Honda, si han tenido varios propietarios anteriores, no se puede saber el estado real del coche.

Los vehículos que han superado ese kilometraje también pueden necesitar reparaciones importantes, como el reemplazo de la correa de distribución. Además, podrían tener piezas pequeñas que están empezando a desgastarse con los años.

En opinión, 80.000 kilómetros es un buen punto de partida. Puedes bajar hasta los 20.000 o incluso menos de eso, siempre según tu presupuesto y tus necesidades.

También debes tener un marco sólido de lo que deseas antes de comenzar, por ejemplo, un sedán mediano. Eso evitará que te distraigas con las fantasías de coches deportivos o camionetas.

2. ¿Has mirado el informe de Carfax?

2. Have you looked at the Carfax report?
AP Photo/Carlos Osorio

El informe Carfax es un documento realizado por un servicio que ha existido desde mediados de los años ochenta. Te registras para obtener los servicios de pago más útiles y luego puedes buscar históricos en uno o varios coches. (La última opción es buena si tienes la intención de revisar un montón de opciones antes de comprar, seis informes te costarán 25 euros).

Usando el número de identificación del vehículo, o VIN, puedes explorar el ADN automotriz de un posible cliente: cuántos propietarios ha tenido, si ha reportado algún accidente; si el título es "salvamento" (lo que indica un imprevisto grave) y así sucesivamente.

Si vas a comprar en un concesionario un vehículo de segunda mano, por lo general obtendrás una revisión gratuita del informe o podrás solicitarlo. En mi experiencia, el informe es menos valioso que una revisión del historial del automóvil.

3. ¿Cuál es tu presupuesto? ¿Es flexible?

3. What's your budget, and is it flexible?
Matthew DeBord/Business Insider

Si planeas comprar el vehículo directamente a un vendedor privado, debes determinar cuál es tu límite de presupuesto. Si está financiando, entonces el precio del global es importante, pero también lo es su desembolso mensual.

La última vez que compré un coche usado, decidí aproximadamente cuánto quería gastar en total y luego me asigné un rango para el pago mensual, porque no estaba seguro de cómo terminaría siendo la financiación.

Pero también decidí limitar mi rango hacia arriba por unos pocos miles de dólares en el precio general. De esa manera, si veía algo que encajaba perfectamente, terminaría la búsqueda y simplemente compraría el coche. Y eso es lo que terminé haciendo.

Mantén tu rango estrecho; si eres realista, deberías poder encontrar algo con lo que estarás contento.

¿Qué hay de regatear el precio final? Con un distribuidor, estoy a favor, dentro de lo razonable. Por lo general, van a tener vehículos usados ​​de mejor calidad, por lo que tratar de negociar un acuerdo desorbitado no tiene sentido.

Curiosamente, los vendedores privados a menudo han navegado por sitios web para obtener un valor razonable para el vehículo que tienen a la venta. A menudo se puede saber de inmediato si han sido honestos sobre la valoración de su automóvil. Si lo que ves no es lo que se anuncia, la mejor recomendación es simplemente alejarte en lugar de tratar de llegar a un acuerdo.

4. ¿Estás comprando un vehículo usado certificado de un concesionario?

Buy certified pre-owned and be OK with overpaying.
Buy certified pre-owned and be OK with overpaying. REUTERS/Carlos Barria

Los CPO, como se les conoce, a menudo son vehículos que se han desprendido de un contrato de arrendamiento y han sido reclamados y optimizados por los concesionarios. Los compradores obtienen un coche casi nuevo que probablemente se encuentra en buen estado y ha sido revisado minuciosamente - "certificado" por el distribuidor y el fabricante original.

Los CPO también suelen obtener una nueva garantía, brindando tranquilidad a los compradores más escrupulosos.

Los CPO no son los vehículos usados más baratos que puedes comprar, pero son coches que alguna vez fueron nuevos y que sufrieron ese gran golpe inicial de la depreciación y se quedaron cortos en el kilometraje.

Como tales, son una apuesta excelente y la mejor opción para un vehículo nuevo.
 

5. ¿Estás comprando de un vendedor particular?

5. Are you buying from a private seller?
Kevork Djansezian/Getty Images

En mi mundo, comprar un coche a través de un vendedor particular está bien si conoces a la persona o quieres obtener un vehículo con algún tipo de aliciente. Una vez le compré un vehículo a un amigo que había dejado el país y siempre compro los Jaguars antiguos en Craigslist, eBay o Autotrader.

De lo contrario... bueno, explorar esta vía es más complicado. Necesitas prepararte para lo que podrían ser meses de búsqueda. El proceso puede ser divertido. Pero la paciencia es tu gran aliada. Si solo quieres un automóvil que no sea nuevo, es mejor ir a un concesionario.

6. ¿Tiene el vendedor registros de mantenimiento?

6. Does the seller have maintenance records?
USC/Getty Images

Si el concesionario alquiló el automóvil y lo vende como CPO, debe tener el historial de mantenimiento completo. Si el concesionario no está vendiendo CPOs y quizá obtuvo el coche como un intercambio, es posible que tenga registros si el propietario anterior los proporcionó.

De lo contrario, estaríamos hablando de una transacción privada y, en este caso, no compraría un automóvil usado, a menos que fuera exótico, antiguo o muy barato sin la necesidad de un registro de mantenimiento.

Esto es realmente recae más sobre el vendedor. Cualquiera que espere vender un vehículo usado por un precio decente mantiene registros. Así es como se desarrolla el juego. Si un vendedor no lo sabe, podrían tener una buena excusa: "Le estoy vendiendo el coche a mi madre", pero si no lo saben, no hay acuerdo.

7. ¿Todo en efectivo o financiación?

7. All-cash, or financing?
Thomson Reuters

Con un acuerdo privado, es probable que se te solicite que extiendas un cheque bancario por el importe de la compra acordado o que realices un pago electrónico financiado antes de que puedas quedarte con el coche.

Por supuesto, también puedes pagar en efectivo un CPO o un automóvil usado de un concesionario.

Si financias, el distribuidor puede trabajar contigo para encontrar un posible crédito. También puedes organizar tu financiación a través de un banco o cooperativa de crédito antes de entrar por la puerta del concesionario. En algunos casos, puedes obtener un mejor tipo de interés por esta vía.

También debes saber cuáles son las condiciones del crédito antes de emprender el proceso de financiación: un porcentaje de crédito FICO "elevado" por encima de 620 te brinda mejores tipos, pero un porcentaje "subprime" al contrario.

También debes decidir si deseas financiar a un plazo de préstamo estándar de cinco años o extenderlo a un plazo más largo. Esa decisión debe ser determinada por lo que quieres gastar cada mes, no por el deseo de comprar un vehículo más caro.

Finalmente, debes esperar pagar una tasa más alta en un coche usado que en un automóvil nuevo y estar preparado para realizar un pago inicial del 10% al 20%.

8. ¿Has consultado a un mecánico?

8. Have you consulted a mechanic?
Justin Sullivan / Getty Images

Si le compras a un vendedor privado, puedes hablar con tu mecánico para que evalúe el automóvil o preguntes si puedes pedirlo prestado para que tu mecánico pueda hacer una evaluación.

De las dos opciones, la primera es más óptima. Pero entonces necesitas un mecánico dispuesto a hacer visitas a domicilio.

Este supuesto no debería ser necesario si estás comprando en un concesionario.

9. Si no has consultado a un mecánico, ¿te sientes seguro al evaluar el coche tu mismo?

11. Have you figured out what to do with your old car?
Screenshot via KPCC.org

Debes buscar signos evidentes de daños reparados, estudiar detenidamente los cuatro neumáticos, mirar debajo del capó y encender el motor para que pueda funcionar al ralentí y poder vigilar el humo o detectar fugas. Investiga si hay óxido (no olvides mirar bien el neumático de repuesto). Y cuando hagas una prueba de conducción del automóvil, escucha si hay ruidos extraños y presta mucha atención al cambio de la transmisión si es automático y cómo funcionan la dirección y los frenos.

Esos son los fundamentos absolutos. Si no confías en alguno de ellos, mejora tu conocimientos de motor, pídele a un amigo que sea más entendido que te acompañe, contrata a un mecánico o compra tu coche usado en un concesionario importante.

10. ¿Te has ocupado de todos los trámites y de la logística?

8. Do you have an existing relationship with a dealer?
Justin Sullivan/Getty

En un concesionario, pasarás una hora firmando documentos, pero el concesionario debe hacerse cargo de todo. Deberías preocuparse principalmente por añadir el automóvil a tu póliza de seguros y determinar si tiene otras responsabilidades con el departamento de vehículos motorizados de tu estado.

Con una transacción privada, deberás obtener el título del coche y luego registrarlo más tarde. También querrás anotar cuándo será necesario inspeccionar el próximo vehículo.

11. Nunca pases por alto el lujo

11. Never overlook luxury.

Mi pequeño consejo profesional para comprar coches usados es comenzar con las marcas de lujo de CPO, si tu presupuesto lo permite.

Lo que obtienes en este mercado son vehículos más premium y excelente calidad de fabricación que se han depreciado sustancialmente. No son necesariamente mejores que los coches usados en del mercado tradicional, pero a menudo son de mayor calidad.

Mi consejo es comenzar tu búsqueda así: algunas de las mejores ofertas en general se encuentran en coches de lujo de tres años de antigüedad.

Te puede interesar