11 sencillos trucos para conseguir que tu jefe te adore

Joven trabajadora
Getty Images
  • En general, tu jefe te adorará si haces un gran trabajo.
  • Pero a veces ayuda usar trucos contrastados para hacer que tu trabajo se valore.
  • Esos trucos incluyen pedir consejo, dar las "gracias" y tomarse vacaciones.

Todo jefe y todo espacio de trabajo es diferente, pero en general, la mejor manera de hacer que tu jefe te adore es hacer un gran trabajo.

Dicho esto, si estás buscando gustarle realmente —e, incluso, potencialmente convertirte en miembro del equipo favorito— hay unas sencillas estrategias que puedes utilizar.

Business Insider EEUU ha revisado investigaciones científicas y opiniones de expertos para ofrecer 11 trucos que te ayudarán a sorprender a tus superiores.

Trata de resolver los problemas por ti mismo

Trata de resolver los problemas por ti mismo
Klearchos Kapoutsis/Flickr

Klearchos Kapoutsis/Flickr

En su libro de 1948 book Cómo suprimir las preocupaciones y disfrutar de la vida, Dale Carnegie incluye una anécdota acerca de Leon Shimkin, quien por entonces era directos general en la editorial Simon and Schuster.

Shimkin le explicó a Carnegie que había encontrado una manera de reducir drásticamente los tiempos en las reuniones: informó a su equipo de que no podían presentar ningún problema hasta que no hubieran tratado de pensar primero en una solución.

Impresiona a tu jefe con tu capacidad de resolución de problemas (y evita que los demás escuchen tus ocurrencias) y sólo plantea dilemas en las reuniones cuando esté claro que son absolutamente irresolubles.

Demuestra siempre tu valor para la compañía

Demuestra siempre tu valor para la compañía
Justin Sullivan/Getty Images

Justin Sullivan/Getty Images

Tu jefe no necesita oírte sobre cuánto quieres un ascenso porque quieres y puesto más prestigioso. Si estás pidiendo algo —un incentivo, un aumento o más responsabilidad— demuéstrale cómo beneficiará a tu jefe y también a toda la organización.

Como experto en contrainteligencia, Robin Dreeke explicaba anteriormente en Business Insider EEUU que siempre debes preguntarte a ti mismo: "¿Cómo puedo inspirarles para que me escojan?". A veces, no es suficiente con hacer un trabajo estelar. Si quieres que tu jefe te adore, tendrás que demostrarle por qué eres vital para su éxito personal y el de la compañía.

Ajusta tu estilo de comunicación para que coincida con el de tu jefe

 Ajusta tu estilo de comunicación para que coincida con el de tu jefe
Justin Sullivan/Getty Images

Justin Sullivan/Getty Images

De nuevo, parte de trabajo consiste en hacerle a tu jefe su trabajo más fácil.

Como el profesor Michael Watkins explicaba en Harvard Business Review, está en tu mano descubrir desde el principio cómo prefiere comunicarse tu jefe. ¿Por Slack? ¿Por email? ¿Mediante conversaciones cara a cara? ¿Y cada cuánto tiempo?

Watkins también comentaba que si hay diferencias entre tu estilo y el de tu jefe —por ejemplo, uno de los dos prefiere comunicarse más a menudo—, es importante tener una conversación abierta sobre ello.

Pídele consejo

Pídele consejo
VFS Digital Design/Flickr

VFS Digital Design/Flickr

Puedes sentir recelo de pedirle a tu jefe algo, ya sea cómo ha llegado a este punto de su carrera o qué estrategia de marketing considera que tú deberías seguir.

Pero un estudio de Harvard Business School sugiere que pedir consejo no te hacer parecer estúpido;  puede hacer parecer más competente, lo que presumiblemente es lo que deseas que tu jefe vea en ti.

En un experimento, 170 estudiantes universitarios trabajaron en una serie de tares con el ordenador y se les decía que serían emparejados con un compañero que completaría las mismas tareas (el compañero era realmente una simulación en el ordenador). Cuando hubieran acabado las tareas, el "compañero" también decía "Espero que haya ido bien" o "Espero que haya ido bien. ¿Tienes algún consejo?".

Resultó que los estudiantes a quienes se les había pedido consejo calificaron a su "pareja" como más competente que aquellos a quienes no se les había pedido consejo.

Recuerda también: es mejor pedirles su consejo que su opinión. Como el psicólogo Robert Cialdini explicaba anteriormente a Business Insider EEUU, pedir consejo crea una relación de compañerismo entre tu jefe y tú, y le motiva para apoyar más tus ideas.

Por el contrario, cuando le preguntas por su opinión, dan un paso atrás y se convierten más en un evaluador objetivo.

Ve al trabajo temprano

Ve al trabajo temprano
Andrew Burton/Getty

Andrew Burton/Getty

Una investigación de la Escuela de Negocios Michael G. Foster en la Universidad de Washington sugiere que los empleados que llegan a la oficina temprano son generalmente percibidos como más conscientes y reciben una mayor puntuación de rendimiento que los empleados que llegan más tarde.

Y no importa que aquellos que entran tarde también salgan más tarde del trabajo.

Si crees que serías más productivo trabajando, digamos, de 10:00 a 18:00 en lugar de de 9:00 a 17:00, plantéate explicarle la situación a tu jefe y confrontarle al potencial "sesgo matutino".

Adminístrate

Adminístrate
Flickr/Strelka Institute for Media, Architecture and Design

Flickr/Strelka Institute for Media, Architecture and Design

"Administrarse" es un término para referirse a lo que tu jefe realmente valora y a asegurarse de que lo llevas a cabo.

Como Dave Kerpen, fundador y CEO de la compañía de software Likable Local, explicaba anteriormente a Business Insider EEUU, "se trata de ayudar a tu jefe a parecer genial ante su jefe o jefa. Y, en última instancia, haciéndolo estás posicionándote a ti mismo de cara al éxito".

Kerpen espera que su equipo en Likeable Local se administre. Por ejemplo, a él no le importa que su jefe de Marketing aparezca tarde casi todos los días, siempre que llegue a tiempo el lunes por la mañana, entregando un excelente informe en la reunión de toda la compañía.

Kerpen recomienda tanto preguntar a tu jefe directamente lo que es importante para él o, en su lugar, tratar de averiguarlo por tu cuenta.

Establecer metas altas

Jefe delegando
Pexels

La asesoría en desarrollo del liderazgo Zenger/Folkman pasó más de cinco años recopilando más de 50.000 evaluaciones de 360 ​​grados de más de 4.000 empleados.

Según sus hallazgos, hay un comportamiento que puede hacer que los empleados se destaquen (para su jefe y el resto de sus compañeros de trabajo): establecer metas altas.

En otras palabras, los ejecutivos de Zenger/Folkman escriben en Harvard Business Review  que los mejores empleados "fijan —y alcanzan— metas altas que van más allá de lo que otros consideran posible".

Curiosamente, muchos empleados no se daban cuenta de que de las metas eran muy importantes, lo que sugiere que fijar metas altas es significativo porque no es esperable.

Presta atención al detalle

Prestar atención al detalle
Flickr / VFS Digital Design

Flickr / VFS Digital Design

Si te consideras más una persona de grandes conceptos, deberías empezar a prestar atención a las cosas pequeñas también.

Ryan Holmes, CEO de Hootsuite, escribía en un post de LinkedIn que en su compañía "incluso lo que parece un pequeño fallo técnico, puede acabar afectando a muchos clientes en un corto período de tiempo. Un empleado en el que se confía para corregir esos pequeños errores realmente comienza a destacar entre la multitud".

Dar las "gracias"

Dar las "gracias"
WOCinTech Chat/flickr

WOCinTech Chat/flickr

Expresar gratitud por el feedback de tu jefe —incluso si es negativo— puede hacerle sentir más cercano a ti, según un estudio de 2011 de la Universidad de California del Sur.

En un experimento, a unos 200 estudiantes de licenciatura se les dijo que se les había asignado un compañero y se suponía que debían revisar un borrador de instrucciones que el compañero había escrito sobre cómo ensamblar partes del equipo. (En realidad, no había pareja y las instrucciones habían sido escritas por el experimentador).

A algunos participantes se les dijo que eran el supervisor en esta relación; a otros les dijeron que eran el subordinado. Además, todos los participantes hicieron una prueba de simulación de sus habilidades y algunos dijeron que no eran tan competentes.

Cuando el experimentador devolvió las notas de los "socios", algunos dijeron: "Solo quería que supieras que recibí tus comentarios sobre mi borrador". Otros dijeron lo mismo, junto con, "¡Muchas gracias!, estoy realmente agradecido".

Resultó que los participantes en el puesto de supervisor a quienes les habían dicho que no eran tan competentes eran más amables cuando sus compañeros estaban agradecidos.

Cuando sus socios no estaban agradecidos, los supervisores cuya competencia había sido amenazada tenían más probabilidades de responder denigrando a esos socios, diciendo que eran poco inteligentes, incapaces e incompetentes. Se podría decir que la gratitud impidió que los supervisores amenazados actuaran como idiotas.

Tómate unas vacaciones

Tómate unas vacaciones
Parker Knight/flickr

Parker Knight/flickr

Según un análisis de Oxford Economics para Project: Time Off, los trabajadores que agotan todo su tiempo de vacaciones tienen un 6,5% más de probabilidades de obtener un ascenso o un aumento que aquellos que dejan más de 11 días de vacaciones pagados.

Por supuesto, eso no significa que tomarse unas vacaciones directamente hace que se obtenga un ascenso; podría darse el caso de que los mejores trabajadores sientan que tienen más derecho a unas vacaciones.

Pero como Shawn Achor, autor y CEO de GoodThink, Inc., escribe en The Harvard Business Review, esas averiguaciones sugieren que trabajar hasta la extenuación no lleva necesariamente al éxito.

"El tiempo extra no te ayuda", explicaba Katie Denis, director de Project: Time Off, a The Boston Globe. "Hay algo de 'pensamiento renovado' también. Las vacaciones te permiten ser más creativo".

Es difícil imaginar que tu jefe no apreciaría tu aumento de creatividad tras el descanso.

Habla abiertamente

Habla abiertamente
Flickr / Strelka Institute for Media, Architecture and Design

Flickr / Strelka Institute for Media, Architecture and Design

No escondas tus opiniones a tus compañeros.

Jenna Lyons, presidenta y directora ejecutiva creativa de J. Crew Group Inc., explicaba a Motto que aconseja a la gente compartir sus perspectivas: "Veo imposible entender dónde se queda una persona cuando no se une a la conversación".

No tengas miedo de parecer estúpido, tampoco. Como dice Lyons, "nunca debes temer lanzar una idea, todos tenemos buenas, y todos tenemos malas".

Otros artículos interesantes:

9 buenos consejos para organizar reuniones de trabajo efectivas

Este es el mayor error que puedes cometer al enviar un email, según el CEO de LinkedIn