11 trucos para acabar con la sensación de que no estás haciendo suficiente en el trabajo

Una mujer exhausta delante del ordenador mientras trabaja.

Getty

  • El teletrabajo en pandemia ha acusado en muchos la sensación de no estar haciendo suficiente en el trabajo, aunque cumpliesen con más tareas de las asignadas. 
  • Estos 11 trucos podrían ayudarte a gestionar esa percepción errónea que tienes sobre ti mismo e incluso a obtener mejores resultados a largo plazo. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Primero en Upday Cintillo

La sensación de no estar haciendo suficiente en tu trabajo puede apoderarse de ti incluso cuando echas horas de más o tus jefes te felicitan por tus resultados

Esta percepción, que te obliga a priorizar tus tareas al descanso o el ocio y que te hace sentir culpable si la ignoras, está estrechamente relacionada con la autoexigencia

También con las expectativas que otros tienen sobre ti e incluso con la cultura de tu empresa. 

"De alguna manera se nos ha programado en esta sociedad para ser productivos", destaca en una entrevista con Business Insider España Ana Sánchez-Anegón, terapeuta y coach, CEO de El Animal Emocional.

Ese malestar indescriptible que te acompaña desde hace casi 2 años se llama languidecer: 4 psicólogos explican cómo identificarlo y sobreponerse a la sensación de haber perdido la ilusión por todo

"Se nos olvida la reflexión, el no hacer nada, el estar con nosotros mismos, el no responder mensajes del móvil, por ejemplo", cita. 

Según Sánchez-Anegón, todo aquello que no lleve a cumplir esos objetivos puede afectar severamente al bienestar emocional, a la salud. Por ello, recomienda, es muy importante hacer también una autorreflexión de lo que quieres en la vida y buscar la chispa que hace que te despiertes cada día.

Estos 11 trucos te ayudarán a acabar con la sensación de no estar haciendo suficiente e incluso a conseguir mejores resultados de tu trabajo.

Ten expectativas reales sobre tu trabajo

Una chica trabaja desde casa mientras mira el móvil.

Getty

Gran parte de la sensación de no estar haciendo suficiente no es por otra cosa que por la presión que ejerces sobre ti mismo —u otras personas, como pueden ser tus jefes e incluso allegados—.

Tener unas expectativas realistas sobre qué es lo que eres capaz de gestionar en un día te ayudará a equilibrar el peso del trabajo

Pregúntate si lo estás haciendo de la mejor forma

Cómo pueden subir los autónomos su pensión
Getty

Has de tomar consciencia sobre la gestión de tus tareas. Qué es lo que haces y por qué. Pero, sobre todo, qué es lo que te gustaría hacer de ahora en adelante

Muchas personas ejercen sobre sí mismos esta presión porque quieren impresionar a sus superiores o buscan crecer dentro de la compañía. Sin embargo, muchos de ellos no lo conseguirán porque no están dedicando sus esfuerzos a las tareas más notables

Redefine el éxito

reunión, éxito compañeros de trabajo
Getty Images

Preguntarte qué significa el éxito para ti o qué tipo de éxito —dinero, reconocimiento social...— quieres conseguir con lo que haces cada día forma parte también el proceso de reconocimiento de tu trabajo

Según tus objetivos más ambiciosos y a largo plazo, podrás reorganizar también tus tareas y repartir mejor tus esfuerzos para cada una de ellas. 

Equilibra tu lista de tareas

Un trabajador toma notas en su agenda
Getty Images

En consecuencia, has de trabajar sobre tu lista de tareas

Una forma sencilla y eficiente de organizarla es dándole peso o prioridad a cada una de las faenas

La técnica de gestión de tiempo que te ayudará a organizar tu jornada laboral para que no tengas tareas pendientes

Un número de ellas han de cumplirse cada día —los expertos recomiendan empezar siempre por las más importantes, otras pueden resolverse con facilidad —como podría ser responder al correo electrónico— y otras pueden ser opcionales o con menor impacto —como resolver las dudas de tus clientes menos urgentes—. 

No obstante, lo ideal sería que te quedase tiempo en el día para cualquier imprevisto o para adelantar tareas del día siguiente si te sientes con la energía suficiente.

Ten un horario fijo

mujer teletrabajando con hijo
Reuters/EVA PLEVIER

Es importante que seas flexible contigo mismo, pero tanto como tener un horario establecido para realizar tu trabajo. Sobre todo si trabajas desde casa

El horario da estructura a tu día y te permite repartirte de una forma más objetiva cada una de las tareas. 

Además, es imprescindible para asegurarte que tendrás un rato para ti mismo e incluso reflexionar sobre tu rutina —este es uno de los hábitos que comparten los multimillonarios hechos a sí mismos—. 

Sé exigente contigo mismo para hacer las cosas bien, no para llegar a cuanto más mejor

Mujer en el ordenador con dolor en el cuello.

Getty

Tener la motivación intrínseca de querer hacer con todo detalle tu trabajo es positivo a largo plazo. Eso te lleva a obtener mejores resultados

Pero no siempre va de la mano con obtener más resultados. Es decir, no siempre más es más. En ocasiones, menos tareas pero mejor hechas te llevarán a impresionar más a tus superiores —e incluso a ti mismo— que tener un volumen de trabajo abrumador. 

No te obsesiones con la perfección

Una mujer comercial abre un negocio.

Getty

Aunque tu principal objetivo sea el de la calidad frente a la cantidad, no deberías obsesionarte con hacer un trabajo perfecto. Lo que para ti es insuficiente para otros podría ser una obra maestra. 

Intenta hacerlo lo mejor que puedas, pero sé consciente de que unas veces obtendrás mejores resultados que otras

No te compares con otras personas

Varias personas en una reunión.

PxHere

No todos tus compañeros tienen la misma forma de trabajar ni las mismas motivaciones. Tú tampoco te pareces a ninguno de ellos.

Además, cuando te comparas con otras personas piensa que lo que ves es la mejor versión de sí mismos. Pero podrían estar lidiando con el síndrome del impostor, con la misma sensación que tú o hacer menos de lo que realmente aparentan, por ejemplo. 

Aíslate de las redes sociales y el boom informativo

mujer con móvil en la cama, despertador, sueño
Getty Images

Si te sientes saturado por la sobreinformación y no puedes ignorar las notificaciones de tu teléfono móvil, descubrir que aislarte podría realmente potenciar tu creatividad puede que te de la respuesta que estás buscando. 

Además, señalaba una terapeuta que ha hablado con Business Insider España sobre la sensación de haber perdido la ilusión por todo, quitarte la presión de tener que responder a los mensajes y de no estar pendiente de qué pasa en la vida de los otros mejorará tu salud mental. 

Pide feedback a tus compañeros y superiores

vuelta a la oficina tras la pandemia
Getty Images

Por último, una buena forma de saber si tu estrategia está funcionando es preguntándole a tus compañeros o jefes si están viendo los resultados

¿Qué cosas podrías mejorar? ¿Qué cosas podrías aprender de otros o enseñarles tú a tus colegas? 

El feedback es imprescindible para poner en valor lo que haces cada día. Pero, sobre todo, para poder hacer una estrategia a largo plazo de tus objetivos profesionales.  

Celebra cada pequeño éxito que vayas alcanzando

Compañeros de trabajo juegan en una oficina con un futbolín

Getty

Por muy pequeño que sea, un logro no deja de ser un logro

Reconocerte a ti mismo que lo estás haciendo bien, sentirte orgulloso del proceso y emocionarte con lo que está por venir será lo que definitivamente de un sentido a lo que haces cada día, porque el futuro ha de formar parte del presente. 

Otras fuentes: The Blussful Mind, Welcome to the Jungle, ifeel y Creative Boom.

Otros artículos interesantes:

Usa esta guía si quieres pedirle a tu jefe que te deje trabajar desde casa permanentemente

¿Prefieres el teletrabajo o trabajar en la oficina?: cómo responder a la pregunta recurrente de las entrevistas laborales

5 claves para trabajar mejor desde casa y de manera más productiva

Te recomendamos

Y además