11.907 españoles declararon rentas superiores a los 600.000 euros en 2019, según los datos de la Agencia Tributaria

11.907 españoles declararon rentas superiores a los 600.000 euros en 2019 según la Agencia Tributaria.
11.907 españoles declararon rentas superiores a los 600.000 euros en 2019 según la Agencia Tributaria.

Reuters

  • La Agencia Tributaria da a conocer la estadística de declarantes de 2019 con reveladores datos sobre las diferencias entre el porcentaje (y los datos absolutos) que acaparan las grandes rentas frente a quienes tienen menores ingresos. 
  • Más españoles ganan menos de 21.000 euros mientras 11.907 de los más de 21 millones de contribuyentes declara rentas por encima de 600.000 euros.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Con anterioridad a la llegada del Covid-19 la economía española se encontraba en una senda de recuperación desde el año 2013, con tasas de crecimiento superiores al 2% desde el año 2015, lo que se tradujo en una mejora de los indicadores de renta de los españoles, tras dejar atrás los años más duros de la crisis financiera.

Los años de recuperación previos a la pandemia se tradujeron en un notable aumento del número de contribuyentes con unas rentas superiores a los 21.000 euros, pero sobre todo en los tramos de rendimiento más superiores, a partir de 60.000 euros.

A su vez, se produjo una disminución en las rentas con un mayor número de contribuyentes (entre 6.000 y 21.000 euros), con un desplazamiento de parte de estos contribuyentes a los tramos inferiores, con un mayor porcentaje de contribuyentes en los tramos sin rendimientos o con menos de 6.000 euros al año que lo que había en el ejercicio 2013.

La cifra de ricos repunta un 12,5% desde la anterior crisis

Así se desprende de la última estadística de declarantes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), publicada por la Agencia Tributaria y correspondiente al ejercicio 2019, es decir, elaborada sobre las rentas que los contribuyentes percibieron en el ejercicio 2018 y declararon al año siguiente.

Más en detalle, un total de 11.907 contribuyentes declaró rendimientos del trabajo en el IRPF anuales en el año 2019 superiores a los 600.100 euros, lo que supone un aumento del 4,7% respecto al ejercicio anterior, cuando esa cifra era de 11.367 personas.

A pesar de suponer una cifra cuasi testimonial respecto al total, al representar el 0,05% del total de 21,02 millones de contribuyentes en ese año, si se comparan los datos con el año 2007, con el inicio de la anterior crisis económica financiera, se constata un aumento del 12,5%, al pasar de 10.580 declarantes con esas elevadas rentas a los más de 11.900 de la última estadística.

Además, la tributación de estos contribuyentes se ha recuperado de forma notoria en los últimos años, tras caer en los ejercicios previos, pasando de los 190.451 euros de media que pagaban al Fisco en el año 2007 a los 227.529 euros que abonaron en 2019. Respecto al ejercicio 2018, cuando pagaron de media 232.135 euros, registró un descenso del 2%.

Los tramos más frecuentes

De cualquier forma, la mayor parte de los contribuyentes (4,39 millones, el 20,8% del total) declaró unos rendimientos de entre 12.000 y 21.000 euros y otros 3,53 millones rendimientos de entre 21.000 y 30.000 euros (16,79% del total), mientras que 1,55 millones de liquidaciones de IRPF (el 7,4% del total) se situaron en el tramo más bajo, entre 0 y 1.500 euros para todo el año.

Además, 3,33 millones (el 14,93%) declararon entre 1.500 y 6.000 euros anuales en rentas del trabajo y otros 2,22 millones (el 10,6%), entre 6.000 y 12.000 euros. Un total de 1.076.576 declaraciones, el 5,12% del total, registró un resultado de la declaración negativo y cero.

El 76,6% de contribuyentes declara menos de 30.000 euros

Con estas cifras, el 76,6% de las liquidaciones del IRPF del año 2019 se correspondió con rentas del trabajo de hasta 30.000 euros, con algo más de 16 millones de contribuyentes.

De su lado, casi 4 millones de contribuyentes consignaron rentas entre 30.000 y 60.0000 euros, el 19% del total. A partir de esta franja, el número de declarantes es menor.

Concretamente, 794.093 declarantes presentaron rentas del trabajo de entre 60.000 y 150.000 euros al año, apenas el 3,8% de todas las liquidaciones, si bien crecieron un 6,8% respecto al ejercicio anterior; al tiempo que sube a 106.695 el número de contribuyentes pertenecientes al tramo de declaración de entre 150.000 y 600.000 euros, el 0,51% del total, con un aumento del 6%.

A partir de ahí, un total de 11.907 contribuyentes declararon rentas superiores a los 600.000 euros, el 0,06% del total y un 4,7% más interanual. De esta forma, el conjunto de contribuyentes con rentas superiores a los 60.000 euros alcanza ya los 912.695, un 6,7% más respecto al año 2018, y superando incluso los niveles previos a la anterior crisis.

Estos datos también se explican por la variación del número total de declaraciones, que se elevó en unos 400.000 contribuyentes en un ejercicio, hasta los 21,02 millones de contribuyentes.

Artículo en Economía Digital.

Otros artículos interesantes:

Airbnb para multimillonarios: los alojamientos preferidos por los más ricos del mundo cuando viajan

Jeff Bezos, Elon Musk y las mayores fortunas de EEUU pagaron un 3,4% de impuestos en el mismo periodo en que su riqueza neta se disparó en más de 400.000 millones de dólares

Estos son los impuestos que el Gobierno podría aprobar en 2021: IRPF a rentas altas, Sociedades e IVA a sanidad y educación privadas