Pasar al contenido principal

12 consejos para comprar en el Black Friday y en el Cyber Monday

Comprar en el Black Friday
Victoria Borodinova / Pixabay

Ya está aquí, de nuevo, una edición más del Black Friday. Por supuesto, un año más, de la mano de su inseparable Cyber Monday. A ellos se une —con mayor intensidad en esta ocasión— más de una semana de descuentos y rebajas en la inmensa mayoría de sectores y productos. En conjunto, la mayor cita con las compras del ejercicio, superando incluso a la hasta ahora intocable semana de Reyes, que ha sido la reina comercial del año durante mucho tiempo.

Para que te hagas una idea de la importancia que ha adquirido la semana del Black Friday, baste destacar que acumula el 8% de las ventas en España y el 25% de las adquisiciones navideñas de productos de tecnología. En comparación con los siete días previos, las ventas son hasta un 320% superiores, según datos de GFK. Aquí puedes ver hasta 56 fotos que muestran cómo es la fiebre del Black Friday (y sus equivalentes) en todo el mundo.

¿Qué son el Black Friday y el Cyber Monday?

Aunque son dos citas ya de sobra conocidas, cabe recordar en una pincelada que el ‘viernes negro’ es una jornada de rebajas inventada en EEUU que se celebra inmediatamente después del Día de Acción de Gracias, a su vez fijado para el último jueves de noviembre. Por su parte, el 'ciberlunes' es una extensión del Black Friday, aunque más reciente y enfocado a las ventas online.

Cuándo son el Black Friday y el Cyber Monday en 2018

Dada la manera de establecer en el tiempo el Black Friday y el Cyber Monday, esta jornada no cae lógicamente cada año en la misma fecha. En 2018, esos ocho días de promociones comenzarán el 19 de noviembre, pasando por el 'viernes negro' el 23, y culminando en el 'lunes cibernético' el 26 del mismo mes.

Te interesa: Todas las ofertas del Black Friday en Amazon

Ambas fechas están ya consolidadas como referencia inequívoca para el comprador nacional, que en muchos casos se reserva para esas jornadas. Precisamente ese factor, entre otros, hace que las estadísticas de crecimiento de ejercicios anteriores -en torno al 20% en 2017- se estén ralentizando. Según las previsiones de la citada consultora, este año el aumento de ventas quedará entre el 10% y el 15%; mientras que American Express lo sitúa en el 9%, con un gasto medio de 89 euros por persona.

Doce consejos para comprar en el Black Friday y en el Cyber Monday

Todo lo que saber del Black Friday
Anna Utochkina/ Unsplash

Más allá de las grandes cifras -por las que no es recomendable dejarse impresionar-, la clave reside en saber aprovechar los descuentos de estas jornadas, en las que participan numerosas y variadas tiendas. Aquí te damos una docena de consejos para comprar en el Black Friday y en el Cyber Monday.

  1. Como en cualquier adquisición, no es recomendable comprar por comprar. En otras palabras, aunque obviamente cada uno es muy libre de hacer con su dinero lo que considere, lo ideal es que te lleves sólo aquello que verdaderamente necesites. Así que, como ejercicio de prevención, antes de lanzarte a comprar puedes optar por determinar lo que te hace falta o lo que quieres adquirir, por ejemplo, elaborando una lista. Por muy competitiva que sea una oferta, si se refiere a un artículo que después no vas a usar, pues la operación resulta inútil, como es lógico.
  2. Si no has tomado la precaución de hacer el análisis que te recomendamos en el punto previo, podrás caer en las poco aconsejables compras impulsivas. En general, aunque la veas muy clara, mejor que te pienses dos veces cada operación.
  3. Como derivada de la recomendación anterior, comparar las diferentes ofertas es crucial para 'separar el grano de la paja'. "Por un lado, puedes encontrar el mismo producto a precios muy diferentes. Por otro, a menudo existe un producto mejor que puede salirte más barato o con mejor relación entre su calidad y su precio", tal y como señalan desde la Organización de Consumidores y Usuarios.
  4. Para asegurarte de que las ofertas son tan atractivas como parecen, conviene que hagas un seguimiento del precio del artículo que te interesa. Como todos los compradores no tienen ni tiempo ni ganas de hacer ese ejercicio, tienes la opción de usar herramientas on line que ofrecen, por ejemplo, el histórico de los precios de un producto en Amazon.
  5. En ese sentido, no olvides que en el producto en cuestión debe figurar el precio original o el porcentaje de la rebaja o ambos, avisan desde la OCU.
  6. Comprobar las condiciones de la oferta con detenimiento para saber si incluye gastos de envío o no, si el descuento es directo o en un cheque regalo, etc.
  7. El hecho de que sea un periodo de rebajas no significa que las garantías o la calidad del producto puedan ser distintas a las habituales. De este modo, si compras en persona, únicamente deben devolverte el dinero en caso de que el artículo tenga algún defecto de fábrica. Si después te arrepientes o te equivocas (en caso de que una prenda que te quede pequeña o te vaya grande, por ejemplo), esa obligación desaparece. No obstante, lo frecuente es que te den un vale por el importe desembolsado en un primer momento.
  8. Dicho lo cual, las épocas de descuentos pueden llevar aparejadas ciertas condiciones especiales para el cliente, tales como políticas de devolución más estrictas o aceptar sólo el pago en metálico. Eso sí, las tiendas deben anunciarlo de forma visible.
  9. Entrando ya en el periodo de posventa, te recomendamos que guardes el tique o la factura en todo caso, puesto que son los los justificantes imprescindibles para cualquier reclamación.
  10. Además, si crees que la necesitas, recuerda que todas las tiendas tienen la obligación de proporcionarte una hoja de reclamaciones si la solicitas. Debes rellenar las tres copias: una para ti, otra para el comercio y una tercera que deberás presentar en la oficina de consumo correspondiente.
  11. Respecto a las adquisiciones a través de Internet, el plazo de devolución es de 14 días sin que tengas que dar explicación alguna.
  12. ¡Cuidado con el FOMO! Si te preguntas a qué corresponden esas siglas en inglés, la repuesta es el Fear of Missing Out. Es decir, el miedo a perderse algo, a dejar pasar una oportunidad, uno de los mayores peligros de cualquier periodo de descuentos. Esa sensación puede volverse más acuciante en unas jornadas como el Black Friday o el Cyber Monday, ya que se supone que las ofertas que se presentan son prácticamente irrepetibles. Ten en cuenta que la semana que engloba ambos días no es la única época de promociones que existe. Las rebajas de invierno, las de verano o las ofertas que cada negocio establece son otras posibilidades para aprovechar gangas y ahorrar dinero comprando productos en el mejor momento del año. La diferencia entre la primera y los segundos estriba, no tanto en el descuento que se aplica, sino en el número de objetos ofertados.

Con todo, a pesar de que 'no es oro todo lo que reluce' ni los descuentos del Black Friday o del Cyber Monday son tan exagerados, sí pueden ser una buena oportunidad para efectuar compras provechosas. Eso sí, siempre que tengas en cuenta una serie de pautas como la que te hemos explicado. Tomándolas como referencia, sólo te quedará elegir los productos que más te interesen.

Te puede interesar