Pasar al contenido principal

12 cosas de tu mesa de trabajo que te hacen parecer poco profesional

12 things on your work desk that are making you look unprofessional
Estas 12 cosas que hay en tu escritorio de trabajo te hacen parecer menos profesional. flickr/alancleaver

flickr/alancleaver

  • Tener un escritorio abarrotado o cosas inapropiadas en tu espacio de trabajo podría estar provocando que tus compañeros y tus jefes se lleven una mala impresión de ti.
  • Estas son las 12 cosas que tienes sobre tu mesa de trabajo que te hacen parecer poco profesional.

Algunas personas afirmarían que un escritorio desordenado es señal de genialidad, y genios como Albert Einstein o Steve Jobs podrían contarse entre ellos.

Otros, como la gente que trabaja contigo y a tu lado, podrían considerar tu desorden menos agradable

Leer más: 9 cosas que nunca deberías tener en tu mesa de trabajo

Y, más allá del desorden, las cosas que podemos considerar desde inapropiadas a directamente asquerosas se cuentan entre las mayores molestias en el trabajo, según los expertos en recursos humanos que hemos entrevistado.

Estos son una docena de cosas poco recomendables para tu escritorio que te harán parecer menos profesional.

#1– Una avalancha de platos y tupperwares

1. An avalanche of dishes and Tupperware

Llevarte la comida al trabajo es encomiable. Pero dejar las fiambreras con costra de toda una semana y la mitad de una colección de jarras en tu lugar de trabajo es una atrocidad.

"Mantener una gran cantidad de artículos para comer esparcidos por toda la mesa muestra una carencia de organización del tiempo y una falta de respeto por sus compañeros de trabajo y el espacio de oficina compartido", afirma Jodi Barbarino, directora de recursos humanos y reclutamiento en Miami.

#2– Un enjambre de notas adhesivas

2. A swarm of sticky notes
Shutterstock

En un sondeo realizado en 2017 por la firma de reclutamiento OfficeTeam, más de la mitad de los directivos senior entrevistados señalaron que "tener un espacio de trabajo desordenado" era la característica "más molesta y distractora" de las zonas de trabajo de los empleados. Y una de las formas más sencilla de crear locura visual es acumular tantas notas adhesivas que no se distinga la superficie del escritorio.

Una estrategia mejor: invierte en una libreta portátil y un bolígrafo que te guste, de modo que lo uses todo el tiempo para conservar tus notas en un solo sitio.

#3– Fotos o calendarios sugerentes

3. Suggestive pictures or calendars
Shutterstock

No deberías decorar tu cubículo con imágenes explícitas para ser inapropiado a los ojos de sus jefes y compañeros. Barbarino recomendó cuestionarse cualquier cosa remotamente sexy o sugerente.

"Incluso si son imágenes de dibujos animados pueden ser muy ofensivas, y si son de naturaleza sexual, podrían tratarse como acoso sexual", afirma. Sí, eso incluso incluye fotos tuyas con poca ropa, por ejemplo, en la playa.

#4– Un bolso abierto

4. An open purse
minniemayme/Shutterstock

Este es complicado. Si tu oficina no cuenta con un armario o cualquier otro lugar adecuado para tu bolso, es posible que estés pensando en dejarlo en tu escritorio; después de todo, es mejor que el suelo.

Pero Barbarino aconseja no tenerlo ahí y especialmente no mantenerlo abierto. "Parece descuidado e invita al comportamiento fraudulento", destaca. Intenta que tu empresa te permita colgar un colgador para el bolso bajo tu escritorio.

Leer más: No todas las horas del día son igual de productivas y esta es la que recomiendan todos los expertos

#5– Cualquier cosa que eleve la pantalla del ordenador pero no haya sido construido específicamente para ello

5. Anything to elevate your monitor that wasn’t built for the task

Apoyar el monitor sobre una pila de libros no solo parece poco profesional, sino que también proporciona una superficie bastante inestable. Peor aún son los tacos de folios de impresora o las cajas apiladas de tarjetas de visita utilizadas como soporte. "Daña la vista verlo", dice Barbarino.

Es mejor pedirle al gerente de tu oficina que haga un pedido de auténticos elevadores de pantalla de Staples.

#6– Parafernalia política

6. Political paraphernalia
Alex Wong/Getty

En una época políticamente difícil, puedes sentirse más apasionado que nunca por las personas a las que quieres votar o echar de un cargo y sobre los temas que le interesan.

Pero incluso si no te dedicas a evangelizar en el trabajo, simplemente por tener en tu escritorio folletos políticos, pósters, pines (básicamente cualquier cosa que difunda tu ideología) corres el riesgo de parecer inapropiado en la oficina.

#7– Juguetes

7. Toys

"Tuvimos un empleado que tenía su compartimiento superior lleno de juguetes de las Tortugas Ninja" afirma Tracy Tibbels, una directora de recursos humanos en Werner Enterprises y oradora sobre disciplinas para el SHRM. "Era un poco abrumador para los que pasaban por delante de su cubículo. La percepción de la directiva al respecto era que no estaba listo para pasar al siguiente nivel en su carrera, lo que llevó a que no le tuviesen en cuenta para un ascenso a un puesto de liderazgo". Tibbels considera que los juguetes pueden hacerte parecer inmaduro y manchar tu imagen profesional.

Leer más: Las claves imprescindibles para diseñar una oficina eficiente en casa si eres freelance

#8– Artículos de aseo esparcidos

8. Scattered toiletries
Business Insider/Jeff Dunn

Según Barbarino, a menos que te dediques al negocio de probar productos, artículos como desodorante, maquillaje y cepillos de dientes no tienen lugar en tu escritorio e incluso pueden ser insalubres.

"Aunque tu apariencia es importante, no debe ser el enfoque principal. Tener artículos de aseo esparcidos da la impresión de que te importa más tu apariencia que tu trabajo", afirma. Si necesitas tener estas cosas a mano para salidas después del trabajo, guarda una bolsa de artículos de aseo en el cajón de tu escritorio.

#9– Un paquete de cigarrillos

9. A pack of cigarettes
Reuters/Lucas Jackson

Algunos compañeros pueden considerar que el mero hecho de tomarse una pausa para fumar no es profesional, por lo que el paquete de Camel en tu escritorio no te está haciendo ningún favor. Pero el olor a cigarrillos, incluso los que están apagados, también podría crear un problema para tus compañeros de oficina.

#10– Vasos de plástico opacos

10. Solo cups

Los vasos de plástico grandes y rojos son para jugar al beer pong, no para tener en la sala de juntas. "Los vasos de plástico dan una imagen inmadura, especialmente en los recién licenciados", señala Barbarino. "Como se los asocia con el alcohol, los compañeros de trabajo se podrían preguntar si estás bebiendo alcohol en tu escritorio de trabajo o si el vaso sigue ahí desde la última fiesta de la oficina. En cualquier caso, da una impresión descuidada".

Leer más: Los 23 mejores regalos de oficina por menos de 23 euros

#11– Decoración de temporada que se queda todo el año puesta

11. Seasonal decor that remains up all year round
Hollis Johnson

Vale que te guste Halloween. Pero las calabazas y los fantasmas solo son apropiados en otoño, según Nicole Belyna, una directora de reclutamiento en Thompson Creek Window Company y oradora sobre captación de talento para el SHRM. Mantener la decoración puesta después de que pase su momento te hará parecer demasiado entusiasta en el mejor de los casos y perezoso o negligente en el peor. Sé festivo, no olvidadizo.

#12– Rarezas extravagantes

12. Outrageous oddities

"La cosa más rara que he visto en la mesa de alguien es una alfombra de imitación de león con un adorno de una oreja cortada en la boca", asegura Mark Marsen, un director de recursos humanos en Allies for Health + Wellbeing y orador sobre disciplinas para SHRM. Y admite que esa alfombra extravagante está en su propia oficina. "Nuestra definición de profesional es única", afirma.

¿La moraleja? Cada entorno de trabajo es diferente. Conoce el tuyo.

Te puede interesar

Lo más popular