12 historias terribles sobre los peores compañeros de trabajo del mundo (contadas por las personas que los han sufrido)

Reuniones de trabajo efectivas
NBC
  • Cuando los compañeros de trabajo son buena gente la jornada laboral pasa volando, los objetivos se cumplen y los ánimos siempre están arriba...
  • ... pero cuando aparece el "lado oscuro" todo se tuerce. Aquí tienes una docena de historias terribles que te ayudarán a apreciar a tus geniales camaradas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Compañeros de trabajo. Por suerte, la mayoría son grandes personas. 

Gente que, como tú, arrima el hombro y ofrece una mano ayuda para que el trabajo llegue a buen puerto. 

Pero luego están los otros trabajadores... aquellos que son egoístas, mentirosos, manipuladores... ¿Tienes a alguien así? ¿Crees que te ha tocado el peor compi posible? Seguro que cambias de idea tras leer estas historias compartidas por usuarios de Reddit.

1. Mensaje sutil para Carolina

Hombre desconcentrado durante el teletrabajo.
filadendron

Getty Images

Tenía una compañera que se alegraba cuando a los demás las cosas nos iban mal. Era muy manipuladora, de las mejores que he visto. Te preguntaba cosas como si quisiera entenderte o empatizar contigo, pero luego se quitaba la máscara y revelaba a los demás todo lo que le habías confesado.

2 o 3 meses después de que entrara en nuestro curro ya había perjudicado a casi todos. Y aquellos que todavía no habían sido sus víctimas estaban tan avisados que o no le contaban nada o directamente rehuían de ella.

Sí, estoy hablando de ti, Carolina.

Fuente: mcderson9

2. Le das la mano y...

Timidez en entrevista de trabajo

Fizkes / Getty Images

Había uno que le dijo al jefe que quizás llegaría tarde un día a trabajar porque venía directo de su otro trabajo. Cuando le dijo que sí, un poco a desgana, el compañero se lo tomó como si tuviera carta blanca para hacer lo que quisiera. Si tenía que entrar a las siete, pues podía empezar perfectamente a las siete y media o a las ocho.

Empezó a acostumbrarse a irse temprano también. Hasta que un día uno de los jefazos tuvo nuestra misma jornada. Vio cómo el compañero aprovechado se largaba antes y le dijo que si se iba ya podía despedirse del curro. El aprovechado le dijo que tenía permiso y se fue. Al día siguiente, cuando llegó a trabajar, el jefe que le había dado permiso inicialmente le dijo que solo se lo había dado para una ocasión, y que de ningún modo podía decidir libremente cuándo empezaba a trabajar y cuándo terminaba.

Le despidieron ese mismo día.

Fuente: Cyberhwk

3. El administrador de antisistemas

Qué hacer si no te pagan en el trabajo
Gettyimages

Teníamos a un administrador de sistemas que cuando llegaba se ponía a trabajar en sus asuntos propios. También llamaba a sus amigos y familiares y se pasaba horas y horas hablando mientras los demás teníamos que escucharlo todo.

Le dimos un apodo: "el tipo de la cena de Acción de Gracias". ¿La razón? usaba la sala de descanso para cocinar comidas que podrían haber alimentado toda una reunión familiar. Otra oficina al lado de la nuestra le espiaban y apuntaban en una hoja lo que iba cocinando ese día.

No le caíamos bien (el sentimiento fue mutuo) y le vimos leer libros sobre cómo tratar con idiotas en el trabajo.

Cuando le despidieron descubrimos que no hizo ninguna tarea como administrador de sistemas. Ni backups, ni cambios de contraseña ni registros ni nada.

Fuente: Niblek

20 cosas que no deberías decir jamás a tus compañeros de trabajo

4. "¿Vamos a la calle y lo hablamos, eh?"

Ponte al día antes de volver al trabajo
Strelka Institute for Media, Architecture and Design/flickr

Strelka Institute for Media, Architecture and Design/flickr

Oficialmente, esta mujer no trabajaba en mi tienda. Debía estar en otros de nuestros establecimientos entrenando para ser la jefa de ahí, pero su predecesor seguía trabajando en aquella tienda y el jefazo no quería tanta gente trabajando en el mismo sitio, así que la trasladaron.

Desde el primer día fue un auténtico problema. No sé por qué ni jamás lo entenderé. No dejaba de incordiar y cuando se lo contó a mi jefe me dijo que no podía hacer nada porque aquella tipa no era oficialmente su subordinada.

Un día no paró de molestarme y de preguntar si tenía algún problema con ella, que nos fuéramos afuera a hablarlo. Era más alta que yo. Jamás he luchado contra alguien. Tengo ansiedad social. Así que fui al baño y llamé a mi pareja para que me esperara al acabar mi jornada. No dije nada a nadie, recogí mis cosas y me fui lo más rápido posible. No volví a trabajar.

Luego me enteré por un amigo que seguía trabajando y que el jefe alegó oficialmente que me fui por motivos personales. No le culpó. Fueron los de más arriba los irresponsables.

Jamás trabajaré de nuevo para esa cadena.

Fuente: Mochimant

5. Hagan sus apuestas

personas hablando, entrevista trabajo
Arrive early, but don’t go inside Scott Olson/Getty Images

Trabajé durante un tiempo en una cadena de comida rápida, y teníamos a un tipo que vivía a 5 minutos de ahí, pero siempre llegaba 30-60 minutos tarde. Incluso decidimos que empezara oficialmente más tarde y aún así no llegaba a tiempo. Empezamos a hacer apuestas y todo.

Fuente: averyconfusedgoose

6. Mentirosa compulsiva

Reunión de trabajo
Pixabay

Había una compañera de trabajo que trató que me echaran cuando vio que trabajaba más rápido que ella. Nos acabamos separando. Cada uno se fue a trabajar a sitios diferentes durante un par de meses. Durante ese tiempo no dejó de hablar mal de mí así que los demás pensaron que era un mal trabajador y que ella era increíble. Cuando demostré lo que valía, se dieron cuenta de que era una mentirosa.

Acabé trabajando en otro sitio y, cuando ella volvió al sitio original donde coincidimos al principio, siguió criticándome. Pero mis compañeros me conocían bien, se pusieron de mi lado y la acusaron de mentirosa. Se acabó yendo.

Fuente: figaro-il-gatto

7. Mentiroso compulsivo: la secuela de la venganza

George Lucas
Getty

Tenía a un compañero que mentía a mil por hora para demostrar que él era el mejor. Atención a sus perlas:

  • Era amigo de George Lucas.
  • Fue novio de Kristie Alley.
  • Stephen Spielberg iba a producir uno de sus guiones, pero alguien tuvo envidia, plagió su trabajo y se lo acabó quitando.
  • Antes de ser desarrollador de software fue abogado y ganó todos los casos (tenía 25 años mientras decía todo esto)
  • Jugaba a golf con Bill Gates en numerosas ocasiones.

Fuente: RyanNerd

18 hábitos poco profesionales que pueden costarte tu trabajo

8. "No entiendo cómo pudo actuar así"

Homer Simpson en su trabajo en la planta nuclear de Springfield.
Homer Simpson en su trabajo en la planta nuclear de Springfield.

Fox

Esta tipa casi logró que me echaran porque intentó convertirme en su chico de los recados. Cuando le dije educadamente que se fuera al quinto pinto, fue a quejarse a Recursos Humanos. Les mintió diciendo que le estaba quitando las tareas.

Tuve una reunión disciplinaria con Recursos Humanos. Cuando me quejé, no me escucharon y decidieron llamarlo "disputa". A los pocos meses me despidieron.

3 o 4 años más tarde me encontré con ella en un bar y me saludó como si no hubiera pasado nada. No entiendo cómo pudo actuar así.

Fuente: LemonZeppelin27

9. Una pesadilla ambulante

Mujer hablando con un compañero de trabajo.
RgStudio/Getty

Trabajé con una mujer que se sentía amenazada por otras trabajadoras, especialmente si eran más jóvenes o tenían más formación que ella.

Su táctica entonces era desmotivar a sus rivales para que no siguieran formándose y en paralelo no dejaba de intentar conseguir que las despidieran. Era una pesadilla ambulante.

Fuente: adopdontshop1

10. El beneficio de la duda

Reunión de negocios
Pixabay

Durante una temporada estuve trabajando de media jornada en un almacén donde se decidió contratar a un chaval de 16 años.

Hacía un montón de errores que al final teníamos que arreglar los demás, pero decidí darle el beneficio de la duda porque era nuevo. Pero no solo jamás aprendió de sus fracasos: era increíblemente perezoso e incapaz de ver sus debilidades. En ocasiones le daba una tarea y él, lejos de acatarla, se iba 45 minutos al baño creyendo que nadie se daba cuenta o se quejaba al supervisor porque no quería hacer la tarea encomendada. Tardaba medio día en hacer solo media hora de trabajo y se quedaba de que las tareas se le apilaban.

Un mes después de entrar fue despedido.

Fuente: ralo229

11. Una muy mala cultura

Hombre misterioso
Pixabay

Tenía un compañero que no dejaba de chismorrear y de criticar al resto de trabajadores de la oficina. Creó una cultura supertóxica que provocó que mucha gente decidiera marcharse, no porque no le gustara el trabajo, sino porque odiaba ese ambiente.

Fuente: Jackson_Wills

5 maneras de impresionar a tu equipo si tienes que incorporarte a tu nuevo trabajo de forma remota

12. "No le doy ni un mes"

Trabajo en equipo
Pixabay

Tuve una jefa que era una abusona, una chismosa y en general una persona horrible que eligió a 2 de nosotros y no dejó de usarlos. 

En mi primer encuentro, me encontraba en el descanso de la comida cuando ella entró violentamente y le gritó a uno de mis compis con los que comía. 

No paraba de chismorrear sin importarle que los demás la podíamos escuchar perfectamente. Una cosa es criticar por lo bajini a alguien y otra es escuchar a una jefa poner verde abiertamente a alguien que conoces.

Un día decidí quejarme a otra jefa. Pues resulta que la abusona se dio cuenta y estuvo 6 meses haciéndome la vida imposible.

  • No cesó de criticarme.
  • Me dio un apodo terrible.
  • Se comportaba de forma pasivo-agresiva. Me gruñía en el baño de mujeres, suspiraba cuando intentaba hablar con ella. Me ignoraba si coincidíamos en un pasillo.
  • Un día me dijo que tenía que ponerme las pilas. Era la segunda trabajadora más productiva y la segunda con menos fallos. Si en un día hacia 25 tareas, otros solo hacían 15, por ejemplo.

Al final tuve un ataque de nervios. Volví a quejarme a otros jefes. Nada de nada. Estuve a nada de irme de ese trabajo cuando alguien se enteró y alertó a los superiores. Tuve una reunión con la abusona y con Recursos Humanos. Me creyeron y le dieron una segunda oportunidad.

Para mis adentros, aposté que no duraría un mes más. En efecto, 3 semanas después la pillaron gritando a otro trabajador y la despidieron. Luego descubrí que fue la responsable directa de que otros tres compañeros dimitieran.

Fuente: pd64lily

Otros artículos interesantes:

Los expertos advierten de 5 cosas que puedes tener en tu casa y dificultan tu teletrabajo: así puedes solucionarlo

5 estrategias que los líderes empresariales deben iniciar para adaptarse a la nueva realidad del trabajo híbrido, según un macro estudio de Microsoft

Tengo 32 años, soy actriz porno y gano 5 cifras al mes: así es mi trabajo

Te recomendamos

Y además