12 películas que han envejecido mal por sus efectos especiales: 'Star Wars', 'El Señor de los Anillos', 'Willow' y 'Dragonheart', entre otras

Películas que han envejecido mal
  • El cine ha dejado auténticas obras atemporales a lo largo de los años. Sin embargo, el exceso de CGI ha sentado mal a muchas de ellas. 
  • Eso no quita que muchas de ellas sean películas de culto y que en muchas ocasiones son hijas de su tiempo y la tecnología existente daba para lo que daba. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

El cine ha dejado auténticas joyas a lo largo de los años, pero hay películas que no han sabido envejecer con el tiempo, sobre todo por el abuso de efectos especiales. 

Eso no quita que sean absolutamente imprescindibles y que sigan ostentando el título de obra de culto. Hay que entender que en muchas ocasiones son hijas de su tiempo y la tecnología era la que era y daba para lo que daba. 

Sin embargo, al igual que hay películas que a día de hoy mantienen el tipo a pesar de que tengan un montón de años a sus espaldas gracias, sobre todo, al uso de efectos especiales más artesanales, hay algunas obras que pecan de un exceso de CGI y eso, con el tiempo, acaba notándose.

Las 19 mejores películas españolas que puedes ver en Netflix, HBO, Prime Video, Movistar Plus y Disney Plus 

En esta lista vas a encontrarte con cintas como Star Wars: Una nueva esperanza, El Señor de los Anillos o Indiana Jones y el templo maldito. Grandes películas que a día de hoy son auténticos titanes del entretenimiento, pero que el paso del tiempo han provocado que algunas de sus escenas sean para agachar la cabeza e incluso mirar hacia otro lado

Aquí tienes 12 películas que han envejecido mal por el abuso de efectos especiales

1. Dragonheart

Dragonheart

Universal Pictures

Un absoluto clásico de los 90 que lleva a un reputado cazador de dragones a hacerse amigo de la última bestia milenaria que queda en pie.

Cuando antes el dragón parecía estar en pantalla, ahora las escenas que muestran a la temible bestia atacando, volando o incluso hablando con Bowen dejan bastante que desear. 

2. Indiana Jones y el templo maldito

Indiana Jones y el templo maldito

Paramount Pictures

Si, Spielberg también tiene sus cosas y la segunda parte de las aventuras del famoso arqueólogo tiene algunas secuencias que pueden incluso destrozar por completo el visionado. 

Desde la escena de las vagonetas, que tiene un exceso de CGI, así como que se nota, en muchos momentos, que los personajes que montan son muñecos, hasta la escena en la que escalan el acantilado que la pantalla verde canta a todos los niveles, son solo algunos de los ejemplos que puedes encontrarte en este clásico. 

Eso sí, las partes más artesanales con especialistas siguen siendo una auténtica pasada. 

Donde estén los efectos tradicionales que se quite lo demás...

3. Spider-Man

Spider-Man

Columbia Pictures

El clásico de Sam Raimi tampoco ha sabido envejecer del todo por su uso del CGI. 

Eso sí, no es una película que abuse en exceso de esta tecnología —por suerte— y quedan para el recuerdo esos esqueletos animados que se desintegran por la bomba del Duende Verde o ese balanceo junto a Mary Jane donde está claro que los personajes que se están balanceando son muñecos. 

4. Willow

Willow

Metro-Goldwyn-Mayer 

Otro clásico absoluto, en esta ocasión de los 80.

La aventura de Willow tiraba prácticamente en su totalidad de efectos tradicionales, pero cuando tocaba pasar el momento del ordenador, los resultados a día de hoy son directamente de cerrar los ojos.

Algo había que hacer con ese monstruo de dos cabezas que acaba afeando el conjunto...

5. Star Wars: una nueva esperanza

Luke Skywalker (Mark Hamill) en Star Wars: Una nueva esperanza

La cantidad de revisiones que ha tenido esta película no es ni medio normal, pero todo respondía a la necesidad de George Lucas de darle un aspecto más real a los seres digitales de sus películas. 

Cosa que se puede ver en la figura de Jabba El Hutt en su conversación con Han Solo, donde evidentemente queda totalmente claro que se trata de una figura hecha por ordenador. 

Esto también se ha visto en otras películas de la franquicia como quitando el muñeco de Yoda y sustituyéndolo por un modelo CGI o el exceso de efectos especiales en El Ataque de los Clones

Por suerte, la gran mayoría de las escenas están rodadas con especialistas o con construcción de escenarios y maquetas y lo cierto es que se nota. Su traducción en pantalla son simplemente geniales. 

6. El regreso de la momia

El regreso de la momia

Universal Pictures

Ver a La Roca convertido en esa especie de Rey Escorpión es, sin duda alguna, uno de esos momentos que mejor ir al oculista para ver si se te ha generado algún problema de visión. Lo más sorprendente es que la primera parte sigue manteniendo el tipo a día de hoy. 

El exceso es lo que tiene.

7. Harry Potter y la piedra filosofal

El troll que se cuela en Hogwarts y contra el que pelean Harry y sus amigos en los lavabos, la escena del partido de quidditch, así como algunos otros momentos de la primera película logran lo imposible: quitarle la magia. 

8. El señor de los anillos

Frodo El Señor de los Anillos

Otro de esos clásicos que no se libra de la quema.

Está claro que la saga es una auténtica obra de culto que además prefería el uso de especialistas, disfraces y efectos tradicionales, pero que cuando echaba mano del ordenador, las escenas afeaban el conjunto.

Ese momento en el que están en las minas de Moria y se aleja la cámara y parecen monigotes de PlayStation 2 corriendo para escapar de los orcos, los momentos Legolas, con el elfo haciendo surf en un escudo o cargándose un olifante en la tercera entrega son alguno de los ejemplos. 

9. El secreto de la pirámide

El secreto de la pirámide

Amblin Entertainment

Otra película para la posteridad que sigue las andanzas de un joven Sherlock Holmes y que estaba  imaginada por Chris Columbus, producida por Steven Spielberg y dirigida por Barry Levinson también es una que usa los efectos digitales en exceso. 

Por suerte no es algo que esté en toda la película, pero esa escena con el caballero es de auténtica pesadilla... Lo que sorprende es que fue nominada al Oscar por Mejores efectos visuales. Absoluta hija de su tiempo. 

10. King Kong

King Kong

Universal Pictures,

Otra de Peter Jackson.

Y es que el cineasta neozelandés era un enamorado de los efectos especiales y tras tanta virguería artesanal con El Señor de los Anillos, quiso desquitarse con un reboot del clásico del mono más famoso de Hollywood y el resultado deja escenas muy bien construidas, pero donde está claro que todo lo que ocurre está generado por ordenador. 

11. El Hobbit

El Hobbit

Metro-Goldwyn-Mayer

Y aquí, Jackson de nuevo, dejó de lado todo lo artesanal para centrarse exclusivamente en el CGI. 

Bueno, la película —perdón, trilogía— ya daba mala espina cuando se presentó en tres partes para un libro de menos de 300 páginas y prácticamente todo se llevó al exceso. 

Desde dejar de lado a un actor francamente bien caracterizado para la némesis de los protagonistas que acabó siendo un modelo digital, hasta el regreso de los momentos Legolas con esa escena de la destrucción del puente que mejor borrar de la memoria. 

12. Muere otro día

Muere otro día

Metro-Goldwyn-Mayer 

Para concluir con esta lista de películas que han envejecido mal por culpa de los efectos digitales, que mejor que recurrir a una de las cintas más fantasmas de James Bond. 

La última película protagonizada por Pierce Brosnan lo tiene absolutamente todo: acción a mansalva, 007 dando el callo en cualquier situación posible y un sinfín de situaciones a cada cual más disparatada para demostrarte que James Bond puede con todo. 

Claro, después de enfrentarse a multitud de peligros, ¿qué podía ser peor? La escena del tsunami con el parapente es la viva muestra de esto. 

Otros artículos interesantes:

12 películas para reírse a carcajadas y olvidarse de los problemas

11 actores españoles que han aparecido (o aparecerán) en tus películas de superhéroes preferidas

10 películas relacionadas con las matemáticas (que te encantarán aunque huyas de los números)