Pasar al contenido principal

12 películas horribles que pese a ello han ganado un Oscar

Un fotograma de 'Un sueño posible' con Sandra Bullock
Sandra Bullock en 'Un sueño posible'. Warner Brothers

Los Oscar dictan cada año buena parte del devenir de la industria cinematográfica. Sin embargo, y con tantas ediciones a la espalda, alguna película horrible siempre puede llegar a estar nominada e, incluso, ganar.

En la edición de 2018, la única película realmente terrible como para conseguir un Oscar es El bebé jefazola cual consiguió una nominación como mejor película de animación por delante de Batman: la Lego película, la cual se dejaba ver con facilidad y era en realidad bastante buena.

Las modas en el cine van y vienen y mientras la Academia suele premiar algunos de los talentos más desconocidos, también es conocida por premiar algunos éxitos más bien cursis creados y rodados a propósito para ganar los Oscar (las llamadas Oscarbait). Y luego están las películas directamente malas que consiguen ganar en las categorías menos competitivas, como maquillaje y vestuario.

Leer más: 12 películas que, aunque no lo creas, han ganado un Goya (o dos)

En 2008, por ejemplo, Norbit, una de las peores películas de todos los tiempos, fue nominada en la categoría de mejor maquillaje. La película no ganó, pero no se puede decir lo mismo de otras películas que son igual de horribles.

Descubre las peores películas que en realidad sí ganaron un (o varios) Oscar.

 

1. Bigfoot y los Henderson (1987)

Un fotograma de Harry los Hendersons
YouTube - Harry and the Hendersons

Ganó: Mejor maquillaje.

Una familia atropella una criatura bigfoot con el coche. Entonces, lo llevan hasta su casa pensando que está muerta. Sin embargo, la criatura despierta y la familia lo adopta como mascota. La película es pésima y, realmente, difícil de ver. Pese a ello, la cinta consiguió de alguna manera alzarse con el Oscar por el mejor maquillaje, el cual, incluso en 1987, era malo. Tal vez el hecho de que el actor John Lithgow estuviera en el reparto provocara que la Academia tuviera que darle algo.

 

2. El Grinch (2000)

El Grinch con Jim Carrey
Universal

Ganó: Mejor maquillaje.

El premio a mejor maquillaje puede terminar en manos de algunas películas muy, muy, muy, muy malas. La Academia de Hollywood realmente se merece en ocasiones una buena bronca por los premios en esta categoría. La película de acción real El Grinch es una película terrible, un insulto para el Dr. Seuss y las películas de Navidad. Hasta los niños la odian. Y los que la aman nunca lo reconocerán cuando sean adultos. El maquillaje de Jim Carrey como Grinch está bien, pero... ¿de verdad merecía un premio? No, no lo merecía.

 

3. Pearl Harbor (2001)

Un momento de la película Pearl Harbor
celebritywonder.ugo.com

Ganó: Mejor edición de sonido.

Nominaciones: Mejor canción original, mejor sonido, mejores efectos visuales.

Además de una canción original pegadiza grabada por Faith Hill, la cual también fue nominada como mejor canción original, esta película de Michael Bay es un desastre cinematográfico y una falta de respeto a la historia de Estados Unidos. La película utiliza Pearl Harbor como catalizador de un triángulo amoroso con personajes autocomplacientes y desagradables. La película es ofensiva en muchos aspectos y, con más de tres horas de duración, hace que Avatar parezca una comedia de media hora.

 

4. Crash (2004)

Crash
Lionsgate

Ganó: Mejor película, mejor guión original, mejor montaje.

Nominaciones: Mejor actor de reparto (Matt Dillon), mejor director, mejor canción original.

Esta película tenía todo lo que una película necesita para ganar algún Oscar. Y es mala, muy mala. En 2009, The Atlantic la llamó "la peor película de la década". Pero tenía un reparto estelar, un guión "inteligente" que entrelazaba personajes que de otro modo no tendrían nada que ver entre sí y un mensaje social subyacente.

¿El problema? El mensaje era bueno, pero la forma de transmitirlo pésima. La película es condescendiente con el público: sabemos que es una película sobre el racismo y sabemos que el racismo es malo. Todos sabemos qué es el racismo, pero la película aprovecha todas y cada una de las oportunidades que tiene para resaltar qué es el racismo, que es malo y que es una película sobre racismo.

5. Avatar (2009)

Avatar
20th Century Fox

Ganó: Mejor fotografía, mejores efectos visuales, mejor diseño de producción.

Nominaciones: Mejor película, mejor director, mejor montaje, mejor banda sonora, mejor sonido, mejor edición de sonido.

Titanic es larga. Y aunque claramente no se acerca ni de lejos a lo que debería ser la mejor película pese a ganar el premio, es divertida, emocionante y fácil de ver; se puede disfrutar. Avatar solo es una de esas cosas: larga. Demasiado larga. El CGI (las imágenes generadas por ordenador) de la película está pasado de rosca y la historia parece un plagio de la Pocahontas de DisneyAvatar no se merecía ninguna de esas nominaciones y claramente tampoco ninguna victoria. Lo más probable es que la propia figura de su director James Cameron y la colosal taquilla que consiguió fueran parte de las razones para que Avatar contara con todas esas nominaciones antes incluso de que el jurado pudiera verla.

Sin embargo, la mejor parte de esa edición en particular fue que la exmujer de Cameron, Kathryn Bigelow, le ganó a él como mejor directora (la primera mujer en la historia de los premios en lograrlo) y como mejor película por En tierra hostil.

 

6. Un sueño posible (2009)

Un sueño posible, con Sandra Bullock
Warner Brothers

Ganó: Mejor actriz (Sandra Bullock).

Nominaciones: Mejor película.

Bullock consiguió su primer Oscar en 2010 gracias a su papel protagonista en la película más cursi que se haya hecho jamás. Su interpretación estaba bien, pero su acento resultaba verdaderamente odioso y el diálogo no podía contener más clichés. La película se basaba en la historia real de una familia adinerada de Mississippi que acogió a un jugador de fútbol local con un pasado problemático. Además de la victoria de Bullock, de alguna forma que aún no se entiende, la cinta consiguió entrar en la categoría de mejor película (2009 no fue el mejor año para el cine, la verdad). Si la película hubiera sido un musical, habría ganado todo.

 

7. El hombre lobo (2010)

El Hombre Lobo, con Benicio del Toro.
The Wolfman

Ganó: Mejor maquillaje

Se suponía que esta película protagonizada por Benicio del Toro iba a ser aterradora. No lo fue. Fue un remake aburrido del clásico de 1941 que de alguna manera consiguió ganar un Oscar en una de las categorías menores. ¿Se lo merecía? Ni te molestes en averiguarlo: la película es un auténtico bodrio.

 

8. The Artist (2011)

The Artist
The Weinstein Company

Ganó: Mejor película, mejor actor (Jean Dujardin), mejor director, mejor banda sonora original, mejor diseño de vestuario.

Nominaciones: Mejor actriz de reparto (Bérénice Bejo), mejor guión original, mejor fotografía, mejor montaje, mejor diseño de producción.

¿Recuerdas The Artist? Probablemente no, así que permite que te refresque la memoria. Esta película francesa de cine mudo se estrenó en 2011. Su estreno tuvo un perfil relativamente bajo hasta que fue nominada a 10 Oscar y ganó cinco premios, incluidos mejor actor, mejor director y mejor película. También había un perro adorable, pero más allá de eso la película es totalmente prescindible. Sí, fue divertido ver una interpretación contemporánea de una película muda, pero no aportó mucho más que eso; no es ninguna película realmente memorable o impactante como lo podían ser otras de las nominadas del año (El árbol de la vida, Medianoche en París Moneyball).

9. Los miserables (2012)

Los miserables ,el musical.
Universal

Ganó: Mejor actriz de reparto (Anne Hathaway), mejor edición de sonido, mejor maquillaje y peluquería.

Nominaciones: Mejor película, mejor actor (Hugh Jackman), mejor diseño de vestuario, mejor diseño de producción, mejor canción original. 

La mayoría de los musicales son apuestas a los grande, desmesuradas incluso. Si además cuentan con reparto bien provisto de estrellas, la Academia de Hollywood les da una más que cálida bienvenida, incluso si no la merecen (habrá quien diga que ese es el caso de La La Land). Los miserables partía con mucha ventaja: estaba dirigida por Tom Hooper, quien acababa de ser reconocido varias veces por El discurso del Rey; el elenco contaba con estrellas como Hugh Jackman, Russell Crowe (que no vuelva a cantar nunca, por favor), Amanda Seyfried, Anne Hathaway, Helena Bonham Carter, Sacha Baron Cohen y Eddie Redmayne; y, además, todas las actuaciones fueron rodadas en directo en lugar de grabar las canciones con antelación, lo cual es por otro lado el estándar en los musicales.

Bien por ellos, pero nada de eso la convierte en una buena película. Salvo la interpretación conmovedora de Hugh Jackman, la película resulta cargante y tampoco aporta nada nuevo al musical original. La actuación de Crowe fue una vergüenza y el papel (ganador) de Hathaway un oscarbait de los más desesperados.

 

10. El gran Gatsby (2013)

Leonardo DiCaprio en el Gran Gatsby
The Great Gatsby trailer

Ganó: Mejor producción de diseño, mejor diseño de vestuario.

Esta película lo tenía todo: Leonardo DiCaprio, Jay Z, purpurina, jazz, alcohol ilegal, asesinato... Pero la mezcla del cine del siglo XXI con un clásico literario y Tobey Maguire no funcionó para el director Baz Luhrmann. Aunque la película probablemente merecía los premios que ganó –los decorados y localizaciones eran geniales al igual que el vestuario–, la verdad es que tan solo es una película más que nunca recordarás pero con un gran tráiler.

 

11. Gravity (2013)

Sandra Bullock en Gravity
Warner Bros. Pictures

Ganó: Mejor fotografía, mejor director, mejor montaje, mejor banda sonora original, mejor edición de sonido, mejor mezcla de sonido, mejores efectos visuales.

Nominaciones: Mejor película, mejor actriz (Sandra Bullock), mejor diseño de producción.

No es una película terrible, pero sí una terriblemente sobrevalorada. Gravity es impresionante visualmente y capaz incluso de provocar ansiedad, pero ya está. Eso es todo. Sandra Bullock no se merecía una nominación como mejor actriz. Su trabajo está bien, pero tampoco es alucinante. Muchos predijeron que después de dominar toda la gala con sus triunfos, la película también se llevaría la estatuilla de mejor película, pero no: lo logró merecidamente 12 años de esclavitud.

Sí, Alfonso Cuarón merecía un premio como mejor director, pero debería haberlo conseguido en 2006 por la increíble Hijos de los hombres, o incluso por Harry Potter y el prisionero de Azkaban, cada una de las cuales representa mejor sus habilidades cinematográficas.

 

12. Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia) (2014)

Birdman con Michael Keaton
Fox Searchlight/"Birdman"

Ganó: Mejor película, mejor director, mejor guión original, mejor fotografía. 

Nominaciones: Mejor actor (Michael Keaton), mejor actor de reparto (Edward Norton), mejor actriz de reparto (Emma Stone), mejor sonido, mejor edición de sonido.

A estas alturas todos sabemos que la clave para llegar al corazón de la Academia es un reparto repleto de estrellas y la interpretación emotiva de algún actor veterano. Pero, ¿qué atrae también a la Academia como si fuera un imán? Películas sobre películas. Al igual que The Artist y Argo, Birdman es en realidad una película bastante mediocre. Michael Keaton ofrece una actuación impresionante, pero más allá de eso la película es básicamente la versión masculina de Cisne negro. Más confusa, con muchos gritos, movimientos de cámara capaces de producir náuseas y paréntesis innecesarios y pretenciosos en el título.

Mención deshonrosa: Star Wars Episodio I: La amenaza fantasma (1999)

Un fotograma de La Amenaza Fantasma
Lucasfilm

Nominaciones: Mejor sonido, mejores efectos visuales, mejor edición de sonido.

Si bien esta abominación de la saga Star Wars no ganó nada, sí que hay que recordar que fue nominada para tres premios en los Oscar, incluido el de efectos visuales. Sin embargo, e incluso en 1999, la mayoría de los efectos de esta película no son tan impresionantes como para merecerlo. Las naves tenían su elegancia y su brillo, pero los droides y Jar Jar Binks eran algo totalmente fuera de lugar.

Te puede interesar