Pasar al contenido principal

12 verdades sobre las relaciones de pareja que nadie quiere creer

Parejas
rustam_shaimov/Shutterstock
  • Es fácil creer que tu relación es distinta a las de los demás, pero probablemente te equivocas.
  • Las relaciones requieren esfuerzo, y no siempre vas a estar feliz con tu pareja.
  • Incluso si os amáis mutuamente, si tenéis valores muy distintos, quizás la ruptura sea la mejor opción.

Todo el mundo sabe que las relaciones de pareja son difíciles, que cuesta trabajo mantenerlas y que algunas veces son decepcionantes.

Excepto, por supuesto, tu relación. Eso es diferente, o así lo quiere creer todo el mundo.

A continuación hemos hecho una lista de las verdades más difíciles de aceptar acerca de los romances modernos. Si eres capaz de leer todas estas verdades incómodas sin problemas, es más probable que tu relación sea feliz. 

A veces nos sentimos atraídos por personas que más tarde nos darán problemas

Parejas
Shutterstock

Mientras investigaba hábitos y personalidades para su libro "Las cuatro tendencias", Gretchen Rubin se dio cuenta de un curioso fenómeno. La gente que ella etiquetó como "rebeldes" suele emparejarse con los que califica de "complacientes".

Los rebeldes se resisten a las expectativas internas y externas; si le pides que haga algo, probablemente se resistirá. Los complacientes siempre cumplen con las demandas externas, pero pocas veces con las que se hacen a sí mismos; habitualmente necesitan algún tipo de rendición de cuentas externas.

Rubin contó a Business Insider:

"Si eres complaciente, organizar tu vida en función de la rutina. (Por ejemplo) nunca dejas de salir a correr, siempre tomas 30 gramos de carbohidratos al día y te vas a la cama a las once. Puede que te parezca emocionante estar con alguien que se siente más libre y no tan restringido".

Pero a lo largo del tiempo, la novedad pasa y estas dos actitudes tan distintas entran en conflicto. Sí, los conflictivos y los complacientes -y cualquier otro tipo de persona- pueden ser felices juntos, pero más vale tener este patrón en mente.

Probablemente no existe algo así como "tu media naranja"

Parejas
Christian Hartmann/Reuters

De las miles de personas solteras que sólo esperan que deslices a la derecha, ¿cómo sabes cuál es tu media naranja?

Pregunta trampa: no hay una sola.

Eso es lo que opina Esther Perel, terapeuta de parejas y autora de "Mating in captivity" y "The State of Affairs". Perel desveló a Business Insider que "hay una media naranja que tú eliges y con la que decides estar y construir algo, pero en mi opinión, también puede haber otras. Sólo tú eliges una".

Una vez que has elegido a alguien, mejor será que trabajes para hacer a esa persona una mejor pareja.

Es menos probable que rompas con tu pareja si tenéis mascota o cuenta bancaria conjunta

Parejas
Flickr / Paul L Dineen

Los psicólogos las llaman "limitaciones materiales": piensa en una casa que los dos poseéis, una cuenta bancaria conjunta o una mascota propiedad de ambos.

La evidencia sugiere que las limitaciones materiales hacen mucho menos probable una ruptura. De hecho, según un estudio de 2011 realizado entre mujeres y hombres no casados en relaciones heterosexuales, añadir una restricción material aumenta un 10% la probabilidad de que no haya ruptura.

Presumiblemente esto ocurre porque es difícil escapar de una relación si no sois sólo vosotros dos. Así que es mejor -aunque sea embarazoso- pensarlo de antemano qué harías si la relación se acabase.

Una mala gestión de los plazos puede ser motivo de ruptura, incluso si os queréis mutuamente

Parejas
David Moir/Reuters

La periodista Jenna Birch explica en "The Love Gap" que el timing es muy importante en una relación de pareja.

En concreto, Birch argumenta que muchos hombres y mujeres pueden vivir en distintas líneas temporales: mientras los hombres quieren estabilidad laboral y financiera antes de asentarse, las mujeres pueden trabajar y enamorarse a la vez.

Birch recomienda a las mujeres tomarse en serio cuando los hombres dicen que "no están preparados" para una relación seria. Lo mejor es buscar a otro que sí esté preparado en lugar de malgastar el tiempo.

La gente no es ran receptiva a relaciones interraciales como dicen que lo son

Parejas
Shutterstock

Según datos desvelados por OKCupid en un post de 2014, la actitud de muchas personas acerca de las relaciones interraciales pueden diferir radicalmente.

OKCupid descubrió que entre sus usuarios el número de personas que dicen que prefieren tener citas con otros de su propia raza cayó del 40 al 30% entre 2008 y 2014.

Pero, como escribió el fundador de OKCupid, Christian Rudder, en el mismo plazo de tiempo "los usuarios de OKCupid no son más abiertos de mente de lo que lo eran. En todo caso, la racialización ha aumentado un poco".

Considera esto: en 2009, los hombres asiáticos en OKCupid calificaban a las mujeres negras un 16% menos atractivas de media. En 2014, lo hacen en un 20%.

La pasión puede ir y venir

Parejas
Reuters/Dan Kitwood

Tú y tu pareja podéis no siempre ver la intensidad que veiáis en los inicios de vuestra relación. La clave es no entrar en pánico.

Rachel Sussman, experta en relaciones y consejera matrimoniales de Nueva York, comenta a Business Insider que el declive de la pasión en una relación es normal, pero que puedes hacer que vuelva.

Una estrategia de programar el sexo; la otra es probar nuevas e interesantes actividades juntos. Sobre todo, prueba a ser paciente.

Puede ser difícil hacer funcionar una relación si tenéis valores diferentes

Parejas
Shutterstock/Adam Supawadee

Los valores son distintos de los intereses. Si te gusta ir al fútbol pero a tu pareja no, puedes encontrar a algún amigo que vaya contigo.

Pero si estás interesado en ganar más dinero y adquirir prestigio y a tu pareja eso le da igual, puede ser un problema.

Karl Pillemer, profesor de desarrollo humano de la Cornell University, habló con muchos ancianos estadounidenes para su libro "30 lessons of loving" y oyó hablar muchó de la importancia de los valores compartidos.

Los entrevistados por Pillemer recomendaron hablar abiertamente sobre los valores que harán de núcleo con tu pareja antes de casarte o de estar juntos a largo plazo. Querrás saber a qué atenerte en cuanto a hijos, dinero, religión o cualquier cosa que sea importante para ti.

Un hombre de 80 años lo comentó de forma muy explícita: "Si desde el principio tenéis personalidades e ideas diferentes de lo que está bien y mal, de lo que quieres hacer y de lo que no, no va a mejorar: irá a peor".

A veces te sentirás deprimido con tu relación

Parejas
nenetus/Shutterstock

La felicidad total es difícil de alcanzar, en la vida y sobre todo en las relaciones de pareja.

En su libro "The Real Thing", Ellen McCarthy cita a Diane Sollee, educadora de pareja, explica por qué tanta gente tiene expectativas equivocadas acerca del matrimonio.

McCarthy escribe:

"[Sollee] quiere que las parejas que están listas para dar el paso sepan -y lo sepan realmente- que será duro. Habrá ocasiones en las que ambos quieran dejarlo y apenas soporten verse. Estarán aburridos, frustrados, furiosos y sentirán resentimiento".

Y añade: "Diane también quiere que sepan que todo eso es normal".

La mayoría de la gente tiene expectativas poco realistas

Parejas
"The Notebook"/New Line Cinema

Ruth Westheimer -mejor conocida como Doctora Ruth- lo ha visto todo. Ha aconsejado a miles de personas acerca de sus relaciones y su vida sexual. ¿Una conclusión que haya alcanzado? La mayoría de la gente tiene expectativas exageradamente altas acerca de sus relaciones.

Westheimer comentó a Business Insider: "Hollywood y las películas nos dicen que las estrellas son encantadoras cada noche" y añade "Eso no es la vida real".

En cuanto al sexo, Westheimer dice que muchas personas esperan tener varios orgasmos o piensan que "un hombre puede tener una erección como las que ves en las películas sexualmente explícitas".

Por eso es importante que ambos tengan cultura sexual para templar las expectativas acerca de lo que una relación puede darte.

Tú y tu pareja podéis no ser siempre compatibles

Parejas
Flickr / Liza

Aquí va un pensamiento que asusta: la persona con la que eres feliz hoy puede no ser la persona con la que serás feliz para siempre.

Eli Finkel, psicólogo de la Northwestern University y autor del libro "El matrimonio del todo o nada" dice a Business Insider que "incluso si alcanzamos un matrimonio compatible, no hay garantía de que eso vaya a ser así a lo largo del tiempo.

La pregunta de verdad es si planeas hacer que tu relación funcione pese a los cambios que ambos sufriréis. No hay respuesta correcta.

La tendencia al divorcio es mayor en parejas con menos estudios

Parejas
Christopher Furlong/Getty Images

Finkel compartió otro punto de vista complicado con Business Insider: "La gente que tiene pocos estudios tiene más tendencia al divorcio que nunca, además de menos probabilidad de casarse, y cuando se casan, los matrimonios tienden a ser menos satisfactorios".

Mientras tanto, el Pew Research Center indica que el National Center for Health Statistics de EEUU decubrió que "el 78% de las mujeres que han ido a la universidad y que se casó por primera vez entre 2006 y 2010 puede esperar que sus matrimonios duren al menos 20 años. Sin embargo, entre las mujeres que sólo han ido al instituto o menos, el porcentaje es sólo del 40%".

Finkel tiene una teoría para explicar por qué: "Es realmente difícil tener un matrimonio productivo y feliz cuando tus circunstancias son tan estresantes y tu día a día incluye coger tres autobuses para poder ir al trabajo".

Incluso los expertos en relaciones atraviesan problemas en las suyas

Parejas
'The Break-up'/Universal Studios

Puedes leer decenas de libros que tratan sobre las relaciones de pareja; puedes ver a consejeros de pareja; puedes ir a terapia tú mismo. Pese a todo eso, puedes tener problemas en tu relación.

Business Insider habló con cuatro parejas casadas en las que ambos miembros son expertos en relaciones y cada una de ellas tenía varias historias acerca de sus propios conflictos.

La clave para manejar esos conflictos -y esto es algo en lo que todos coinciden- es mantener la curiosidad. Una experta dice que recientemente se enfadó con su esposo por chocar físicamente de forma involuntaria. Cuando se dio cuenta de que estaba enfadada, le preguntó cosas como "¿por qué te molesta tanto" y esperó a la respuesta.

Y además