13 hábitos de todos los días que están echando a perder tu salud

Madre e hijo junto a un ordenador.

Getty

Primero en Upday Cintillo

Seguramente no te hayas preguntado si el tiempo que pasas pegado al teléfono móvil mientras haces otras cosas como cocinar o trabajar puede estar mermando tu salud. Pero, sí que lo hace. 

También las horas que pasas sentado viendo la televisión e incluso las cañas que rechazas tomarte con unos amigos, ejemplifican algunos expertos. 

De facto, muchos de estos hábitos te pueden estar haciendo aparentar físicamente muchos más años de los que tienes. 

No todos ellos están relacionados con la falta de ejercicio físico, la mala alimentación o las malas prácticas de beber alcohol en exceso o fumar. Si no con las pequeñas cosas que haces cada día que, sin querer, pueden causar estragos en tu salud. 

Estos son 13 de los hábitos que están echando a perder tu salud cada día que pasa sin ponerles remedio.

Tener siempre altos niveles de estrés

Mujer estresada delante del ordenador
Getty

El estrés afecta a todos los sistemas del cuerpo, causando síntomas físicos, emocionales, de comportamiento... Se ha llegado hasta a relacionar con la aparición de las canas —e incluso con las arrugas y otras afecciones de la piel—. 

Además, suele ir de la mano de otros malos hábitos como el sedentarismo por un cansancio constante, problemas para dormir e incluso bruscos cambios de apetito.  

Evitar quedar con conocidos

Compañeros de trabajo juegan en una oficina con un futbolín

Getty

La pandemia ha causado estragos en las relaciones sociales —aunque algunas han salido más reforzadas que nunca—. 

También ha hecho que muchas personas prefieran quedarse solas en casa a exponerse al contagio en la terraza de un bar, tal y como mencionaban psicólogos que han hablado con Business Insider España.

Ese malestar indescriptible que te acompaña desde hace casi 2 años se llama languidecer: 4 psicólogos explican cómo identificarlo y sobreponerse a la sensación de haber perdido la ilusión por todo

Aunque esto no parezca que vaya a afectar a tu salud, podría agudizar el resto de problemas psicológicos que se han incrementado con la pandemia. 

Según la Escuela de Medicina de Harvard, por ejemplo, socializar podría ser la calve para evitar la aparición de la depresión.

No tener relaciones de calidad

amigos

Getty Images

No obstante, cabe destacar que estas relaciones han de ser —en la medida de lo posible— beneficiosas. Es decir, que no perturben tu paz mental, que aporten aunque sólo sea una buena compañía y que sean recíprocas.

"La calidad triunfa sobre la cantidad", destaca la profesora Elissa Epel, en Marin Magazine

"Socializar es una de las cosas más importantes: poder tener una comunidad y gente de confianza a tu alrededor. Ahora, con la pandemia, está siendo muy difícil socializar pero es algo que tenemos que buscar sí o sí, aunque no sea físicamente", subrayaba con anterioridad Ana Sánchez-Anegón, terapeuta, coach y CEO de El Animal Emocional a Business Insider España.

No dormir bien

mujer con móvil en la cama, despertador, sueño
Getty Images

Dormir mal todas las noches no es normal —aunque hayas llegado a creer que sí—. 

La falta de descanso puede provocarte la presión arterial alta, la diabetes, el aumento de peso e incluso con un aspecto cansado y mayor.

13 hábitos que te están haciendo envejecer muy rápido

"Durante el descanso se ponen en marcha mecanismos de regeneración y reparación. Cuando el descanso es insuficiente o de mala calidad, esa reparación no se completa y las células activan vías alternativas para compensar los defectos que van surgiendo en ellas", ha explicado con anterioridad la doctora Amelia Carro Hevia, cardióloga, miembro de Top Doctors, a Business Insider España.

Según un artículo publicado en Journal of the American College of Cardiology, las personas que duermen menos de 6 horas diarias tienen un 27% más de probabilidades de tener aterosclerosis.

Preocuparte demasiado

Lidiar con la ansiedad no tiene por qué significar que no puedas trabajar eficazmente.
Maskot/Getty Images

Obsesionarte con tu salud también podría tener ciertos efectos en tu envejecimiento. 

Un estudio publicado en The Journal of the American Medical Association sugiere que las personas maduras que envejecen con satisfacción tienen un 40% más de posibilidades de recuperarse de alguna enfermedad

El resto parecía tener la sensación de que envejecer es algo terrible, más que un proceso en el que también se acumulan experiencias y sabiduría. 

Hacer múltiples cosas a la vez

Una mujer come sano delante del ordenador con una mascarilla puesta.

Getty

No, no puedes estar en todo a la vez. Si lees el móvil, mientras cocinas y escuchas la tele de fondo te estarás perdiendo mucha información. Pero no sólo eso. Estarás también haciendo daño a tu cerebro

Centrarte en una única cosa cada vez —la práctica de la atención plena exactamente— debilita la capacidad de la amígdala para secuestrar emociones, por lo que podrías incluso reducir la edad de tu cerebro, según una investigación publicada en Social Cognitive and Affective Neuroscience

Descuidar tu alimentación

comer despacio para adelgazar
Unplash

El 30% de los casos de cáncer están relacionados con malos hábitos alimenticios, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Otras enfermedades, como el Alzhéimer, la hipertensión o la osteomalasia, también. 

"Al final, llevar una mala alimentación ya no sólo provoca enfermedades a largo plazo como cáncer, diabetes o infartos de miocardio, sino también a medio y corto plazo como alteraciones de memoria, astenia e incluso insomnio", ha explicado con anterioridad el Dr. Miguel Ángel Berenguer Francés, oncólogo, miembro de Doctoralia en una entrevista con Business Insider España.

Comer demasiado

mujer mirando interior de nevera, comer, hambre

Getty Images

¿Todo en exceso es...? Exacto. Cualquier cosa que ingieras en exceso puede ser perjudicial para tu salud. 

Los datos de Obesidad y riesgo cardiovascular sugieren que no controlar el apetito puede reducir la esperanza de vida, llevar a problemas del corazón, generar diabetes e incluso obesidad. 

Beber alcohol

Un hombre se quita la mascarilla para beber una cerveza
Reuters

A pesar de que los efectos perjudiciales del alcohol para la salud son más que conocidos, muchas personas lo siguen consumiendo (en exceso) prácticamente a diario.

De acuerdo con los hallazgos publicados en Alcohol Research & Health, el alcohol podría bloquear la comunicación entre las neuronas. Esto podría llevar a tener problemas para hablar, mala memoria y reflejos lentos. 

Tomar el sol

Piel quemada por el sol.

Getty

Puede que ya no sea temporada de tender la toalla y pasar horas bajo el sol en la playa. Pero no es la única forma a la que te expones al sol cada día. 

Incluso saliendo a hacer la compra podrías afectar severamente tu piel con la exposición a la luz solar. 

La luz solar produce radiación ultravioleta (UV), que es la principal causa de cáncer de piel —incluidos el carcinoma de células escamosas y de células basales— y de las manchas en las zonas expuestas.

No beber suficiente agua

Un hombre se echa agua en la cabeza por el calor, en España.

REUTERS/Javier Barbancho

Una investigación publicada en European Journal of Nutrition, ha puesto en evidencia que cuando estás hidratado, la sangre es más fina y fluye mejor

Por el contrario, la deshidratación puede hacer que la sangre sea más espesa y empeore los problemas de insuficiencia venosa.

Pasar demasiado tiempo sentado

Mujer en el ordenador con dolor en el cuello.

Getty

Andar durante 2 minutos cada media hora se ha relacionado con una mejor respuesta de la glucosa y la insulina en los participantes con sobrepeso, según los hallazgos publicados en Diabetes Care y BMJ.

Según la doctora Carro, que ha hablado con Business Insider España con anterioridad sobre los hábitos que perjudican la salud del corazón, la inactividad evita el funcionamiento de muchas estructuras que participan en procesos vitales y que podrían llevar a sufrir enfermedades crónicas.

La American Heart Association, por ejemplo, recomienda 150 minutos de ejercicio de intensidad moderada (o 75 minutos de ejercicio vigoroso) cada semana, independientemente de la edad, pero sobre todo a partir de los 60 años. 

Fumar

Una mujer fuma sentada en un banco
Reuters

"La nicotina de los cigarrillos provoca el estrechamiento de los vasos sanguíneos de la piel, lo que la hace más propensa a las arrugas porque los nutrientes vitales no pueden llegar a la epidermis", explica a Eat This, Not That! Maral K. Skelsey, dermatóloga y directora del Centro de Cirugía Dermatológica de Washington, EEUU.

Con las afecciones en la piel, los resfriados, los problemas en los dientes y otras enfermedades respiratorias —el cáncer inclusive— se ha relacionado el perjudicial hábito de fumar

Otros artículos interesantes:

Ese malestar indescriptible que te acompaña desde hace casi 2 años se llama languidecer: 4 psicólogos explican cómo identificarlo y sobreponerse a la sensación de haber perdido la ilusión por todo

Esta es una de las cosas que haces mal en la cocina (y que seguro que no sabías), según los expertos

15 hábitos saludables que debes adquirir si quieres envejecer bien y vivir más

Te recomendamos

Y además