13 medicamentos poco recomendados para tratar COVID-19 o combinar con otros fármacos del coronavirus

Sanitaria con prueba PCR para detectar COVID-19.

REUTERS/Sarah Meyssonnier

  • La comunidad científica sigue sin encontrar fármacos efectivos contra COVID-19, más allá de los que reducen la mortalidad, tratan afecciones puntuales o las vacunas en despliegue.  
  • Estos son 13 de los menos recomendados para tratar COVID-19, más si se combina con otros tratamientos contra el coronavirus. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Primero en Upday Cintillo

La carrera contra la pandemia de COVID-19 no acaba con generaciones e inyecciones de refuerzo de vacunas contra las diferentes variantes del SARS-CoV-2

También se necesitan tratamientos que alivien los síntomas que aparecen tras la infección con el coronavirus, que sigue siendo posible incluso después de vacunarse.

Hasta la fecha, el único fármaco que ha recibido luz verde para tratar pacientes con COVID-19 es el remdesivir, que acorta los plazos de recuperación. 

Pero ni si quiera el medicamento comercializado como Veklury, puede reducir la mortalidad por sí solo. E incluso se desaconseja para pacientes graves de coronavirus, según el presidente de la Sociedad Europea de Cuidados Intensivos.

Más de 500 casos de sospechas de reacciones adversas de tratamientos contra COVID-19 en España: así afectarían los antivirales, los anticoagulantes y los corticoesteroides

Asimismo, en el esfuerzo por encontrar a un candidato a hacer frente a la enfermedad que el virus provoca, el Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano (SEFV-H) ha registrado más de 500 casos de reacciones adversas en tratamientos experimentales contra COVID-19

Estos son 13 de los medicamentos menos recomendados para tratar COVID-19 o combinar con fármacos orientados a esta función. 

Esteroides sistémicos

Dexametasona.

REUTERS/Yves Herman/Illustration

El uso de corticosteroides para tratar a pacientes con COVID-19 fue respaldado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en septiembre de 2020. 

Meses antes, junio del mismo año, investigadores de la Universidad de Oxford aseguraban que la dexametasona reducía el riesgo de muerte en un tercio de los pacientes con ventiladores y en un quinto de los que necesitan abordaje de oxígeno.

Pero, conforme a la Revista Latinoamericana de Infectología Pediátrica, estos se encuentran contraindicados en las infecciones leves o moderadas de SARS-CoV-2

14 tratamientos que te administrarán según cada etapa de COVID-19 en España, de menos a más grave

"Podrían aumentar el periodo de replicación viral y no han demostrado mejorar la mortalidad según reportes de SARS y MERS, por lo que el consenso de expertos y la OMS es evitar los esteroides en pacientes con COVID19", defiende el grupo de expertos.

No obstante, explica a El Independiente David de la Rosa, portavoz de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), el fármaco se ha ganado la confianza de algunos profesionales de la salud

"Los corticoides en principio están contraindicados en cualquier infección vírica, porque baja las defensas y si hay carga vírica el virus puede hallar menos impedimentos para multiplicarse. Pero ahora sabemos que es beneficioso y somos más proactivos", defiende.

Las 4 generaciones de quinolonas, inhibidores proteasa y antiparasitarios, descartados por falta de eficacia

Farmacia.
x-reflexnaja

Getty Images

Las 4 diferentes generaciones de quinolonas —usadas como agentes quimioterápicos—, formaron parte de la familia de medicamentos que se probaron contra COVID-19, sin ser diseñadas como productos antivirales

Un informe del Ministerio de Sanidad de Ecuador, guía del uso de fármacos contra COVID-19, resalta que tanto las 4 generaciones de quinolonas, como los inhibidores de la proteasa y antiparasitarios se descartaron finalmente como fármacos contra la enfermedad que el nuevo coronavirus provoca.

Los fármacos contra COVID-19: en qué fase están y cómo pueden ayudar

Los otros fármacos, los inhibidores de la proteasa, una enzima del VIH, intentan que el virus no infecte a otras células. Mientras, los antiparasitarios, combaten infecciones causadas por bacterias y parásitos.

"Fueron usados bajo argumentos compasivos y posteriormente en estudios de diverso tipo para evaluar su eficacia, sin embargo, en repetidas ocasiones se ha demostrado que estos medicamentos no presentan ninguna eficacia frente al SARS‐CoV-2 luego de varios ensayos clínicos aleatorizados, por lo que su uso se encuentra absolutamente contraindicado para el manejo de la COVID‐19", explicita el consenso multidisciplinario informado en la evidencia para el Ministerio de Sanidad de Ecuador, un grupo de más de 30 expertos firmantes.

Bamlanivimab para pacientes con ventilación asistida

Muestras para analizar la presencia en sangre de anticuerpos del coronavirus

REUTERS/Lindsey Wasson

El bamlanivimab es un tipo de anticuerpo monoclonal que, junto al etesevimab, acaba de ser aprobado por la Unión Europea para pacientes con riesgo de desarrollar un caso grave de COVID-19

Sin embargo, sólo está orientado al trato de pacientes leves, con riesgo de hospitalización y desarrollo de síntomas severos. No para los más graves, los que ya han desarrollado dichos síntomas.

"Lo importante de nuestro tratamiento es que se dirige a pacientes ambulatorios, cuyo estado es leve o moderado y que no están hospitalizados, a diferencia del remdesivir o la dexametasona", señala a El Independiente José Antonio Sacristán, director médico de la farmacéutica desarrolladora Eli Lilly. 

Estos 34 descubrimientos científicos han mejorado este año nuestro conocimiento de la historia humana, la búsqueda de vida extraterrestre y la pandemia de coronavirus

"Definitivamente no se ha observado beneficio [del bamlanivimab] en pacientes hospitalizados con COVID‐19 y pueden estar asociados con malos resultados clínicos cuando se administra a pacientes en este escenario y que requieren altos flujo de oxígeno o ventilación mecánica por lo que  está contraindicada la administración", explicitan los mismos expertos.

Uso sistemático de antibióticos

pastillas

Unplash/Elsa Olofsson

Conforme a las indicaciones de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), algunos pacientes podrían sufrir una infección bacteriana secundaria al contagio con COVID-19

Entonces, debe considerarse la prescripción antibiótica. 

Pero también evitar profilaxis con antibióticos de forma generalizada para prevenir neumonía bacteriana; la utilización sistemática de azitromicina en combinación con hidroxicloroquina y considerar las interacciones y toxicidad de los tratamientos.

Las diferencias entre bacterias y virus: cuál es más peligroso y cómo prevenir la infección de ambos

En esta misma línea, el documento firmado por más de 30 expertos defiende que la presencia de coinfección bacteriana es sumamente infrecuente en los pacientes con COVID‐19. Y desaconsejan el uso sistemático de antibióticos en el manejo de estos pacientes. 

Profilaxis antitrombótica para pacientes con casos leves de COVID-19

Muestras de sangre de pacientes con COVID-19.

REUTERS/Eduardo Munoz

Las complicaciones vasculares, especialmente la formación de coágulos de sangre en pacientes positivos COVID-19, se han asociado a los peores casos de COVID-19

En España, para los pacientes con riesgos, las heparinas enoxaparina y bemiparina —fármacos anticoagulantes— son los fármacos que se emplean para prevenir y tratar las complicaciones de coagulación.

Encuentran coágulos de sangre en "casi todos los órganos" de las autopsias de los pacientes de COVID-19, según una patóloga de la Universidad de Nueva York

Sin embargo, hasta la fecha, la profilaxis antitrombótica se encuentra contraindicada de forma rutinaria en los pacientes con COVID‐19 leve sin indicación de ingreso hospitalario, conforme a la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH).

Premedicación con analgésicos antes de la vacuna

Descubre en qué se diferencian el paracetamol y el ibuprofeno.
Getty Images

Las vacunas autorizadas para su uso de emergencia contra COVID-19, gracias a su eficacia para prevenir el desarrollo de la enfermedad, pueden provocar una serie de efectos secundarios comunes a los de otras terapias inmunológicas

Principalmente, dolor e hinchazón en el lugar de la inyección, dolores de cabeza, musculares y articulares y fatiga

Por lo general, la mayoría desaparecen a los pocos días de la inyección. Aunque pueden ser más o menos severos, según los grupos de edad o las propias candidatas

23 efectos secundarios de menos a más graves de las vacunas contra COVID-19, según los prospectos de CIMA

Por ejemplo, la vacuna de AstraZeneca parece provocar más efectos secundarios en jóvenes que en personas mayores. Por ello, el Ministerio de Sanidad de España ha recomendado la automedicación con un gramo de paracetamol antes de recibir la inyección

Otros expertos discrepan.

"No recomendamos la premedicación con ibuprofeno o Tylenol antes de las vacunas COVID-19 debido a la falta de datos sobre cómo afecta las respuestas de anticuerpos inducidas por la vacuna", explica a ABC News la Dra. Simone Wildes, especialista en enfermedades infecciosas del South Shore Medical Center y miembro del Grupo Asesor de Vacunas COVID-19 de Massachusetts, EEUU.

Otras vacunas entre los primeros 14 días tras la administración de las candidatas contra COVID-19

Sanitaria vacunada frente a COVID-19.

REUTERS/Luisa Gonzalez

Por el mismo motivo por el que los expertos recomiendan que no se tomen medicamentos profilácticos innecesarios a los síntomas de las vacunas contra COVID-19, desaconsejan vacunarse contra cualquier otra enfermedad hasta, al menos, 2 semanas después

Los estudios todavía no han podido corroborar qué medicamentos podrían interaccionar con las candidatas. De hecho, todavía hay en desarrollo inyecciones de refuerzo y vacunas contra el coronavirus

Cuál es la efectividad de las vacunas COVID-19 en relación a otras como la de la gripe o la varicela

"Espera al menos 14 días antes de recibir cualquier otra vacuna, incluidas las de la influenza o herpes zóster, después de vacunarse contra el COVID-19. O, si se administra alguna otra vacuna antes, espere al menos 14 días para administrarse la vacuna contra el COVID-19", recalcan los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Uso sistemático del tocilizumab

Sanitarios ateniendo a pacientes con COVID-19.

REUTERS/Marko Djurica

Por la agencia española, el tocilizumab, se recomienda únicamente en el contexto de ensayos clínicos o bajo protocolos que permitan generar evidencias científicas de su eficacia. 

Pero, conforme a los expertos que guían al Ministerio de Sanidad de Ecuador, a pesar de que su uso sistemático está contraindicado, existen factores a considerar para evaluar la posibilidad de su uso en escenarios específicos. 

Un fármaco que reduce la reacción del sistema inmune contra el COVID-19 podría ayudar a salvar vidas

El tocilizumab, orientado al tratamiento de la artritis, disminuye un 45% las probabilidades de morir con COVID-19, según los datos publicados por Clinical Infectious Diseases.

El mismo se utilizaría para frenar la reacción inflamatoria que puede llevar a la ventilación asistida.

Antirretroviral para el VIH, kaletra

Donante de sangre durante el brote de COVID-19.

REUTERS/Mario Anzuoni

Los antirretrovirales asociados a la reacción del VIH, también fueron puestos a prueba contra la replicación del SARS-CoV-2 en el organismo y la enfermedad que provoca

La combinación de lopinavir y ritonavir, kaletra, se incluyó en el ensayo global de la Organización Mundial de la Salud (OMS) —más tarde, rechazado por falta de eficacia— y se prueba en España como antiviral. 

Los 10 logros médicos y científicos más importantes del año según la revista Sciencie

"En aquellos momentos no teníamos nada y se hizo lo que se llama track repurposing, que era ver si fármacos para otras enfermedades podían servir. Se estudió un antirretroviral para el VIH, kaletra, que parecía que daba resultados, pero luego con calma se comprobó que no. Que no proporcionaba un beneficio y sí efectos secundarios a nivel hepático y sobre todo problemas gastrointestinales, por lo que ya está contraindicado", explica a El Independiente el virólogo y profesor de la UNIR, Vicente Soriano.

El SEFV-H ha identificado 266 casos de reacciones adversas relacionadas con la administración de estos fármacos. La mayoría de ellas: afecciones gastrointestinales, hepatobiliares y cardíacas. Las puedes consultar aquí.

Hidroxicloroquina, debido a la falta de beneficio clínico y los potenciales riesgos

Hidroxicloroquina
Reuters

La AEMPS, como la OMS, interrumpieron el reclutamiento y los ensayos de hidroxicloroquina por la ausencia de evidencia científica de que tenía efectos significativos contra COVID-19. 

"Dada la falta de evidencia de eficacia y los potenciales riesgos, actualmente no se recomienda la utilización de hidroxicloroquina en el tratamiento de la infección por SARS-CoV-2", argumentan el grupo de 30 expertos.

No obstante, la AEMPS aclara que los análisis preliminares no han detectado ningún problema de seguridad y que la suspensión se debe a la falta de beneficio clínico de la hidroxicloroquina.

La hidroxicloroquina no ayuda a prevenir el coronavirus, según un nuevo estudio

Es decir, los ensayos clínicos no evidenciaron su eficacia antiviral, su ayuda a la recuperación o reducción de la mortalidad. Motivo por el que la OMS retiró al tratamiento de su ensayo global

También para la hidroxicloroquina, probada en España, se detectaron 349 reacciones adversas entre el 1 de marzo y el 31 de diciembre de 2020, el 81% graves. 

Quetiapina, ziprasidona y clozapina junto al ritonavir o lopinavir

pastillas para dormir

Getty Images

Antes de que el lopinavir y ritonavir fuesen desestimados como fármacos eficaces contra el COVID-19, se valoraba su extensión al tratamiento de pacientes en residencias de personas mayores y otros centros internos —dado que se recomendaban administrar en ensayos o entornos con protocolos que permitiesen medir su eficacia—.

Estos fármacos producen poca o ninguna reducción en la mortalidad en hospitalizados, comportándose como inhibidores de la proteasa del VIH indicado en combinación con otros agentes antirretrovirales. 

11 señales de que el COVID-19 está atacando tu corazón

Pero, en combinación con psicofármacos como la quetiapina, ziprasidona y clozapina,  pueden elevar el nivel y efecto mediante la interacción con el metabolismo encargado de la oxidación.  

Además, podrían afectar recíprocamente toxicidad aditiva sobre el aumento del intervalo QTc, que mide las ondas en el electrocardiograma y que, cuanto más prolongado esté, más probabilidades tendrías de desarrollar arritmias ventriculares.  

Antidepresivos como carbamacepina o citalopram con lopinavir y ritonavir

Hombre con botes de pastillas.

Getty

En esta misma línea, medicamentos antidepresivos como la carbamacepina y el citalopram podrían interaccionar disminuyendo la capacidad antirretroviral del lopinavir y el ritonavir. 

Los grandes riesgos psicosociales del COVID-19, según los expertos

Disminuyendo también la capacidad del metabolismo oxidante y aumentando las probabilidades de desarrollar arritmias ventriculares

Ansiolíticos y benzodiacepinas como midazolam, triazolam y diacepam, con ritonavir y lopinavir

mujer tomando medicamentos

Getty Images

El lopinavir y el ritonavir también aumentarían los niveles de efecto de fármacos ansiolíticos y benzodiacepinas como el midazolam, triazolam y el diacepam. 

Mientras, estos podrían disminuir el efecto de los antirretrovirales.  

Además, para el midazolam podrían aumentar la concentración plasmática —la mayor concentración del fármaco en la sangre, cuyo pico se alcanza cuando se iguala la eliminación y la absorción del mismo— y aumentar el riesgo de sedación, con hipotensión y depresión respiratoria. 

Pastillas para dormir con y sin receta: todo lo que debes saber para tomarlas de forma segura

"Tienen alto riesgo de reacciones adversas mediadas por el incremento del intervalo QTc además de interacciones a nivel de citocromos con potenciales reacciones adversas graves", sostienen expertos de la Asociación Española de Psiquiatría Privada (Asepp), quienes realizaron una guía para cuidar la combinación de estos tratamientos con los que se administraban contra COVID-19.

Otros artículos interesantes:

13 consejos para antes y después de recibir la vacuna del COVID-19

Hay vacunas que al pincharlas duelen más que otras: ¿cuál es el motivo?

14 tratamientos que te administrarán según cada etapa de COVID-19 en España, de menos a más grave

Te recomendamos

Y además