Pasar al contenido principal

13 millonarios y famosos españoles que se arruinaron o perdieron gran parte de su fortuna

Arantxa Sanchez Vicario, durante la presentación de su nuevo libro.
Arantxa Sanchez Vicario, durante la presentación de su nuevo libro. Albert Gea/Reuters
  • En España, hay varios casos sonados de personas famosas y millonarios que han visto como se esfumaba su fortuna, o una parte de ella. 
  • Entre ellos, hay empresarios, actores, deportistas, músicos, un torero y un periodista.
  • Inversiones desastrosas, despilfarro, mala gestión, estafas y encontronazos con la Justicia han sido las principales causas de que vieran desaparecer su patrimonio.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Ya sabíamos que ser rico no te garantiza la felicidad, pero siguiendo con el tópico más a mano, es bueno recordar que nada bueno dura para siempre. Al menos ese es el caso de un importante número de empresarios, inversores y famosos de todo tipo y pelaje que, tras disfrutar (y a menudo malgastar) los frutos de su fortuna, se vieron desposeídos de toda su riqueza, o al menos de una porción significativa.

Como muestra, basta recordar nombres tan conocidos como Mike Tyson, Bernie Madoff (en este caso, porque construyó su fortuna a base de estafas), Nicolas Cage, 50 Cent  o el mismísimo Donald Trump, quien, según desveló The Washington Post durante la campaña electoral de 2016, ha tenido que declarar en bancarrota 6 de los consorcios empresariales que llevaban su nombre.

Leer más: Cuánto gana un cajero y un reponedor de Mercadona

En España, también contamos con una amplia lista de ricos y famosos que han perdido todo su dinero, o casi. En algunos casos, especialmente entre los grandes empresarios, perder casi toda su fortuna no ha significado ni mucho menos que se hayan visto reducidos a la pobreza sino, más bien, un contratiempo temporal por una mala gestión o no pagar los impuestos que le correspondían.

En otros casos, especialmente en el mundo del espectáculo, muchas caras conocidas han visto como su riqueza menguaba hasta proporciones alarmantes debido a inversiones desastrosas, despilfarro, mala gestión, estafas o encontronazos con la Justicia, que son en general las principales causas de que vieran desaparecer su patrimonio.

Estos son 13 millonarios, artistas, deportistas y famosos españoles que se arruinaron o perdieron gran parte de su fortuna.

Fernando Martín

Fernando Martín, expresidente de Martinsa-Fadesa y del Real Madrid
Fernando Martín, expresidente de Martinsa-Fadesa y del Real Madrid Reuters

2006 fue el año de Fernando Martín. En febrero de ese año, el entonces empresario inmobiliario se hacía con la presidencia del Real Madrid sucediendo a Florentino Pérez. En septiembre, después de ser desalojado de la Casa Blanca tras un mandato caótico, volvía a ocupar portadas al comprar la inmobiliaria Fadesa por 4.000 millones de euros a Manuel Jove, dando lugar a la segunda mayor empresa del sector.

Sin embargo, 2 años después, todo se vino abajo. El estallido de la burbuja inmobiliaria impactó de lleno en Martinsa-Fadesa, que presentó la mayor suspensión de pagos de la historia de España, con 7.000 millones de euros en deudas. Poco después, le tocó el turno a su patrimonio, con un concurso personal de acreedores por 60 millones de euros en deudas, de las que, según El Mundo, gran parte le han sido perdonadas.

Arantxa Sánchez Vicario

La tenista retirada Arantxa Sánchez Vicario
La tenista retirada Arantxa Sánchez Vicario Reuters

Antes de Rafa Nadal, el nombre más conocido del tenis en España era el de Arantxa Sánchez Vicario. Su carrera deportiva le proporcionó grandes éxitos, con 3 triunfos en Roland Garros, uno en el Abierto de EE.UU. y dos medallas olímpicas, además de un amplio patrimonio que, en apariencia, gestionaba con su familia de forma modélica.

Pero todo cambió a partir de 2003. Ese año, Hacienda la condenó a pagar atrasos de 5,3 millones de euros por haber eludido el pago de impuestos entre 1989 y 1993 trasladándose a Andorra, una decisión de la que culpó a sus propios padres, con los que rompió relaciones. En 2015, volvió a ser investigada por no pagar el IRPF y el impuesto de Patrimonio entre 2008 y 2011 y reconoció posteriomente estar en la ruina.

En 2018, el divorcio de su segundo marido dejó al descubierto una retahíla de deudas millonarias, embargos e incluso una denuncia por impago del Banco de Luxemburgo, aunque a día de hoy la prensa no termina de ponerse de acuerdo sobre si Arantxa llegó a arruinarse o no.

Leer más: 23 mapas con datos y cifras realmente sorprendentes sobre el mundo y el país en el que vives

Luis del Olmo

El periodista radiofónico Luis del Olmo
El periodista radiofónico Luis del Olmo 20 minutos/Wikimedia Commons

El veterano periodista berciano es uno de los nombres más importantes de la radio española gracias al programa Protagonistas, que presentó durante 40 años en RNE, Cope, Onda Cero y Punto Radio. A lo largo de su dilatada carrera, acumuló una importante fortuna que le permitió poner en marcha varios proyectos de comunicación, como Onda Rambla, e incluso un museo con su nombre en su Ponferrada natal.

En el caso de Luis del Olmo, el motivo por el que se arruinó no fue por un revés en sus negocios, sino por la traición de uno de sus más estrechos colaboradores, Rogelio Rengel, el administrador de los bienes del locutor entre 2005 y 2011. Rengel, que era uno de sus amigos más cercanos, se apropió de 14,3 millones de euros de 2 sociedades del periodista aprovechándose de su confianza.

El Tribunal Supremo confirmó en 2018 la condena a Rengel a 10 años de cárcel por un delito continuado de apropiación indebida y falsificación de cuentas, a la que hay que sumar una indemnización de 14,3 millones de euros a Luis del Olmo. Sin embargo, a pesar de que el locutor anunciaba el pasado febrero que Rengel ya había entrado en prisión, aseguraba que la posibilidad de recuperar su dinero era "una quimera".

Leer más: Estos 10 multimillonarios se han arruinado o declarado en bancarrota: descubre las descabelladas historias de cómo perdieron su fortuna

Felipe Benjumea

Felipe Benjumea, expresidente de Abengoa
Felipe Benjumea, expresidente de Abengoa F45madrid/Wikimedia Commons

En el caso de la familia Benjumea, los problemas para su fortuna están íntimamente ligados al declive de la multinacional sevillana Abengoa. Javier Benjumea fundó la compañía en 1941 y sus herederos, que controlaban más de la mitad de su capital, lideraron su expansión a 48 países, hasta que perdieron el control del grupo cuando entró en preconcurso de acreedores en 2015.

Abengoa acumulaba una deuda de más de 27.000 millones de euros y sus acciones se desplomaron hasta ser excluidas de cotización. Al mismo tiempo, Felipe Benjumea abandonaba la presidencia de la compañía y la familia, a la que se consideraba la segunda más rica de Andalucía, solo por detrás de los duques de Alba, veía desaparecer una parte importante de su fortuna.

Tras haber sido absuelto de una acusación de administración desleal, Felipe Benjumea abandonó la presidencia de la sociedad patrimonial Inversión Corporativa y se ha centrado en otros proyectos empresariales, como la compañía estadounidense dedicada al hidrógeno H2B2, la empresa de explotación agrícola Ardachon o la consultora ZEO Fortuny.

Jesulín de Ubrique

Jesulín de Ubrique en la plaza de toros de Burgos
Reuters

En los años 90, el torero Jesulín de Ubrique era uno de los más cotizados, tanto en el terreno taurino como en el de la prensa del corazón. Sin embargo, el elevado tren de vida del matador gaditano se ha visto resentido tras la retirada de los ruedos, llegando a sufrir embargos de Hacienda en 2012 en una de sus fincas y viéndose obligado a subastar algunas de sus propiedades.

El torero, sin embargo, desmintió en su momento que se encontrase en bancarrota, aunque reconoció que sus ingresos habían disminuido respecto a su época en activo. Posteriormente, su intento de comprar una casa de 2.000 metros cuadrados en Arcos de la Frontera se frustró por la quiebra de la promotora y volvería a suscitar rumores sobre sus finanzas, al igual que su vuelta a los ruedos en 2018.

Mientras, su exmujer, Belén Esteban, también ha protagonizado portadas tras asegurar que estaba en la ruina por la mala gestión de su patrimonio. Deudas con Hacienda, problemas judiciales y el papel de sus asesores y managers en su patrimonio llegaron a provocar que sus compañeros de programa hiciesen una colecta para donarle fondos.

Ana Torroja

Ana Torroja en un concierto en el auditorio de Castrelos, en Vigo
Reuters

El éxito de la banda Mecano y su posterior carrera en solitario dieron fama y fortuna a Ana Torroja durante casi 3 décadas. Discos de oro y giras por todo el mundo convirtieron a la cantante en uno de los iconos más reconocibles de la música española, aunque como suele ser habitual, sus triunfos dieron paso a una serie de problemas económicos y fiscales.

A pesar de proceder de una familia de alcurnia y de haber comenzado la carrera de Económicas, Ana Torroja no se ha librado de tener problemas con Hacienda, que la denunció por fraude y llegó a solicitar 3 años de prisión para ella. Finalmente, tuvo que afrontar en 2014 una multa de 9.000 euros y el pago de 1,4 millones de euros para zanjar el juicio por 2 delitos de impago de IRPF en 2006 y 2007 mediante sociedades en paraísos fiscales.

Tras este juicio, la cantante se ha instalado en México y apenas cuenta con propiedades en España, que se reducen a una casa en Madrid que heredó junto a sus hermanos y otra en Granada.

Leer más: Quiebra la marca china de móviles Gionee después de que su CEO pierda 140 millones de euros en el casino

Esther Koplowitz

Esther Koplowitz y Carlos Slim en un evento de FCC
Esther Koplowitz y Carlos Slim Reuters

Hace 3 décadas y hasta hace relativamente poco, el apellido Koplowitz era sinónimo de riqueza y éxito empresarial. Esther y su hermana Alicia eran las herederas de la constructora Cycsa, formaban parte del círculo privado de Ramón Areces, el presidente de El Corte Inglés, y ocupaban portadas tanto por sus millonarios divorcios como por su presencia en la lista Forbes de los más acaudalados del mundo.

Sin embargo, igual que le sucedió a Ana Torroja, 2014 no fue un buen año para Esther Koplowitz, aunque por motivos muy distintos. La entonces presidenta de FCC había llegado a acumular una deuda personal que superaba los 1.000 millones de euros y sus acreedores, BBVA y Bankia, le exigían que vendiese parte de su patrimonio para afrontarla.

Un año después, el multimillonario mexicano Carlos Slim entraba en escena, convirtiéndose primero en acreedor único de Koplowitz y posteriormente le concedió un crédito sin intereses que vence en 2020 que le permitía a ella y su familia mantener su presencia en la compañía, pero con Slim como accionista mayoritario. 

Lola Flores

Lola Flores
Lola Flores Reuters

Lola Flores es uno de los personajes más conocidos de la historia del flamenco, en el que triunfó como cantante, actriz y como dueña de uno de los tablaos más importantes de Madrid en los años 60, Caripén. Sin embargo, en 1989 se convertiría en una pionera, pero en este caso por ser una de las estrellas de la música que se veía ante los tribunales por haber eludido el pago de impuestos.

Hacienda la denunció por no haber presentado declaración de la Renta entre 1982 y 1985 para ahorrarse 56 millones de pesetas, que equivalen a unos 312.000 euros de la época. Lola Flores alegó desconocimiento y pronunció las que serían sus palabras más célebres ante las cámaras: "si una peseta diera cada español, no a mí, a dónde tienen que darlas, quizás saldría de la deuda".

Tras varios recursos al Supremo y al Constitucional, Flores fue finalmente condenada a 16 meses de prisión, que no implicaban su entrada en la cárcel, y a pagar una indemnización de 28 millones de pesetas, apenas una pequeña parte de los 140 millones que sumaba su deuda tributaria. Años después, su hija mayor, Lolita, se vería también en problemas económicos, en este caso por las pérdidas de su tienda de ropa.

José María Ruiz-Mateos

José María Ruiz-Mateos, escoltado por la policía a la entrada a un juicio
Reuters

José María Ruiz-Mateos y su empresa, Rumasa, saltarían a la fama en 1983, cuando la compañía fue expropiada por el Estado ante la falta de auditorías a los bancos del grupo, por su excesiva posición de riesgo y por bloquear los intentos del Banco de España de fiscalizar su actividad. Desde ese momento, la imagen del empresario jerezano quedaría ligada al escándalo.

Así, muchos recordarán a José María Ruiz-Mateos, intentando agredir ante las cámaras de televisión al entonces ministro de Economía Miguel Boyer, o por el partido político que fundó a principios de los años 90 o por sus repetidas apariciones ante los tribunales disfrazado de Superman. Nada de ello evitó que en 1996 refundase su grupo como un holding empresarial bajo el nombre Nueva Rumasa.

A pesar de que Nueva Rumasa llegó a contar con más de 6.000 empleados y de que aseguraba tener un valor patrimonial de 5.900 millones de euros, el grupo vendió sus 19 empresas por un euro en 2011. Sin embargo, poco antes de su muerte, tanto él como sus hijos fueron imputados por delitos de estafa, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes en una trama con más de 1.400 afectados.

Leer más: MoviePass, la startup dispuesta a ser el 'Netflix del cine' cada vez más cerca de la quiebra

Sergi Arola

El cocinero Sergi Arola en uno de sus restaurantes
Reuters

En los últimos años, la alta gastronomía ha dado a conocer a varias hornadas de chefs españoles de renombre internacional. Uno de ellos es Sergi Arola, un discípulo aventajado de Ferrán Adriá que coleccionó restaurantes de éxito y estrellas Michelin y disfrutó de amplio reconocimiento mediático.

Sin embargo, en los últimos 6 años su suerte parece haber cambiado drásticamente. En 2013, tuvo que cerrar su restaurante Sergi Arola Gastro durante 2 semanas por una deuda de 148.000 euros con la Agencia Tributaria y de 160.000 euros con la Seguridad Social. 3 años más tarde, el establecimiento echaba el cierre definitivamente, esta vez por cuestiones de viabilidad pese a que ostentaba 2 estrellas Michelin.

Posteriormente, su situación no ha mejorado. En 2018, ABC publicaba que había acudido a urgencias por un ataque de ansiedad con un aspecto castigado e irreconocible, en una información en la que se aseguraba que ya no le quedaban propiedades. Recientemente, su exnovia Silvia Fominaya le acusó de haberla arruinado tras haber abierto juntos un restaurante en A Coruña.

Manuel Manrique

Manuel Manrique, presidente y consejero delegado de Sacyr
Reuters

Podría resultar sorprendente encontrarse con Manuel Manrique en esta lista de millonarios arruinados, dado que, además de ser su cofundador, es desde 2003 el presidente y consejero delegado de una de las mayores empresas constructoras y de servicios de España, Sacyr. Sin embargo, los problemas económicos de Manrique no están ligados al desempeño de su empresa, sino al de su cartera de acciones.

La crisis económica y el estallido de la burbuja inmobiliaria le supuso deudas millonarias que han hecho diluirse su participación en Sacyr de un 9% a un 1,86%, pasando además de una valoración de 1.300 millones de euros a apenas 20 millones. Además de perder parte de sus acciones, Manrique también tuvo que entregar al Banco Sabadell en 2017 2 viviendas de lujo en Marbella y Sotogrande, que a cambio le perdonó 40 millones de euros de su deuda.

A principios de 2019, Manuel Manrique seguía desprendiéndose de propiedades de lujo, en este caso de la finca El Santo, con más de 1.000 hectáreas, que entregó al Banco Santander para cancelar las deudas pendientes con la entidad.

Leer más: 10 grandes empresas que volvieron con fuerza después de una increíble crisis

Joaquín Cortés

El bailarín Joaquín Cortés
Reuters

El bailarín y coreógrafo cordobés fue durante años una de las figuras más internacionales del flamenco.

Formó parte del Ballet Nacional, realizó giras internacionales en solitario, protagonizó varias campañas publicitarias de marcas de lujo, se codeó con supermodelos e incluso fue chico Almodóvar, pero, como muchos otros, vio desaparecer gran parte de su patrimonio durante la crisis económica.

Así, Cortés sufrió el embargo de todas sus propiedades en 2012 para saldar una deuda de 2 millones con Hacienda por el impago de cuotas a la Seguridad Social y del IRPF a través de la sociedad que gestionaba sus bienes. En 2017, decidió regresar a los escenarios dirigiendo como bailarín y director de nuevos espectáculos tras varios años residiendo en el extranjero.

Jesús Quintero

Jesús Quintero, en una secuencia de su programa de entrevistas
Fotografías Canal Sur/Flickr

Por último, otro periodista. En el caso de Jesús Quintero, la prensa no se pone del todo de acuerdo si ha llegado a arruinarse o se trata de una exageración del propio locutor. Su situación económica trascendió durante el juicio del caso Ausbanc, debido a una conversación de Quintero con el presidente de la entidad, Luis Pineda, al que habría reconocido que estaba al borde de la bancarrota, como desveló El Confidencial.

Sin embargo, esa misma información desvelaba que la fortuna del periodista sumaba algo más de 6 millones de euros y seguía arrendando el teatro en Sevilla que lleva su nombre, a pesar de acumular más de 400.000 euros en deudas a los propietarios y de que un banco había amenazado con embargarle sus propiedades en Huelva. Finalmente, tendría que abandonar su teatro al no poder hacer frente a su deuda.

En 2018, volvió a especularse con su ruina, con un posible desahucio y con la venta de su vivienda de Sevilla debido a una supuesta deuda de 1 millón de euros. De todo ello, lo único que se ha confirmado es la venta de su casa, precisamente por 1 millón de euros.

Y además