Pasar al contenido principal

13 señales que podrían indicar que tu cita no es la adecuada o que es incluso tóxica

Hombre esperando a su cita
nd3000 / Shutterstock

Las primeras citas siempre tienen sus riesgos. Puede que cuando veas a la persona con la que has quedado no sea como te la imaginabas o que incluso después de la cita no vuelvas a saber nada más de esa persona.

Pero afrontar estos riesgos es algo necesario si alguna vez quieres encontrar una relación más trascendental. Nadie quiere estar eternamente enviando y recibiendo mensajes de texto, y alguna vez tendrás que quedar con la persona con la que estás hablando.

Tener una primera cita puede ser la receta perfecta para los nervios, pero también son la oportunidad ideal para averiguar si alguien encaja de verdad contigo. Algunas personas necesitan más tiempo para quitarse la armadura, y eso está bien, pero hay una serie de señales que indican que deberías de alejarte de alguien si actúa así en la primera cita.

Estas son las 13 líneas rojas en una primera cita que indican que deberías de tener cuidado — y quizá no volver a quedar.

1. Llega tarde — pero no te avisa

Chica esperando, llegar tarde
Look Studio / Shutterstock

Erika Ettin, fundadora del sitio de citas pequeño impulso, asegura que si tu cita llega tarde sin avisarte es una clara línea roja. Todos podemos llegar tarde alguna vez, y no pasa nada por ello si avisas a la persona con la que has quedado. Pero aparecer media hora tarde sin haber dicho puede ser una señal de falta de respeto.

"Él o ella tienen que valorar tu tiempo", dice Ettin. Y asumir que te da igual esperar a que llegue sin saber por donde va es bastante insultante.

Esto no es necesariamente suficiente para no volver a hablar con esa persona. Su teléfono puede haberse quedado sin batería, o pueden haber estado en el metro sin cobertura. Pero es algo con lo que hay que tener cuidado, y que no quieres que se convierta en una costumbre.

2. Su comportamiento sugiere problemas de autocontrol

Pareja cena, novios
UfaBizPhoto / Shutterstock

Ettin afirma que no es un buen indicio si tu cita habla sin parar todo el tiempo. "Aunque pueda ser por los nervios, también puede ser una señal de un gran ego", sentencia.

También, no es algo inusual los casos en los que alguien pide por ti sin preguntarte ni siquiera qué te apetece. Si bien puede ser un síntoma de que es idiota, también podría ser señal de advertencia de que tiene algunas tendencias al control.

Ten cuidado, porque el comportamiento excesivamente represivo desde el principio podría ser su manera de probar sus límites. Esto puede ser un indicador de una persona que quiere ejercer un control coercitivo.

3. No está presente

Chico ignorando a su novia
Estrada Anton / Shutterstock

Si tu cita siempre está con su teléfono mirándolo activamente durante, o está mirando continuamente alrededor para ver que más —o quién más— está en la zona, no están realmente presentes, asegura Ettin.

Por supuesto, pueden estar esperando una importante llamada de un familiar o de un trabajo. Pero si no te lo explican, entonces saca tus propias conclusiones, no es una señal particularmente positiva.

4. No respeta al camarero

pareja cenando
Olena Yakobchuk / Shutterstock

"Tu cita es grosera hacia el camarero o a cualquiera por ese asunto", dice Ettin. "Si esta es la primera impresión, imagínate cómo sería la vida".

En otras palabras, si tu cita está deseando ser maleducada con otra persona que simplemente está haciendo su trabajo, no hay ninguna razón por la que no puedan volcar su grosería contra ti. Después de todo, la gente por norma general tratan de dar la mejor imagen posible de sí mismos en la primera cita para causar una buena impresión. Y como primera impresión, no demostrar respeto es la peor posible.

5. Es una persona agresivamente romántica

mano y pétalos de rosa, romanticismo
Kuboo / Shutterstock

Con un poco de romance se llega lejos, y a todo el mundo le gusta sentirse especial. Pero si alguien se excede de romanticismo la primera vez que os conocéis, pueden indicar algo más siniestro que simplemente un enamoramiento hacia ti.

Si tu cita te está dando una lluvia de afecto, regalos y cumplidos en exceso, quizás esté intentando manipularte para que pienses que has encontrado a esa persona especial, con una táctica llamada "bomba de amor".

De forma resumida, la víctima cae en una falsa sensación de seguridad, que permite al abusador o abusadora empezar a aprovecharse de ti.

Las dulces cosas que va diciendo o haciendo están llenas de promesas vacías, porque la persona que está abusando está haciendo teatro. Saben que podrán salirse con la suya cuando abusen psicológicamente en el futuro porque la víctima querrá recuperar a la maravillosa persona que creían que conocían.

6. La cita va demasiado deprisa

Chica mira a cámara
Svyatoslava Vladzimirska / Shutterstock

A veces la bomba de amor solo se hará evidente después de unas pocas semanas, pero la gente increíblemente manipuladora puede intentarla en la primera cita.

Katie Hood, la directora ejecutiva de la fundación One Love, ha dicho a Business Insider que la primera cita es a menudo como un sueño o una escena de película, porque la persona con la que has quedado es encantadora y encaja a la perfección contigo, diciéndote lo especial que eres y que están agradecidos de haberte conocido.

"De hecho, es en esta fase en la que debes prestar la mayor atención al equilibrio en tu relación y también a cómo te estás sintiendo realmente por dentro, a cómo están yendo las cosas", asegura.

"Si sientes que todo está yendo demasiado deprisa, es importante prestar atención. Un te quiero demasiado rápido o un exceso de confianza antes de conocerse realmente puede indicar que se está con una persona que quiere etiquetarte como suya o suyo, un sello distintivo de una personalidad controladora".

7. Habla de su ex — mucho

Pareja riendo
klublu/Shutterstock.com

Está bien hablar de tus ex parejas en una relación. Ambos habéis cortado con todos los que habéis estado, así que sería raro si nunca mencionarais nada de lo que hayáis hecho en ese aspecto antes de conoceros.

De hecho, un psicólogo considera que hablar de las relaciones anteriores es algo positivo en una primera cita. Pero como con todo, hay un límite.

Si tu cita está obsesivamente hablando de sus ex parejas, podría ser una señal de que no lo ha superado, o de que es una persona rencorosa. Es especialmente importante darse cuenta de si está siendo demasiado crítico o crítica con sus ex.

"Cuando la gente describe a todas sus ex parejas como gente terrible y les echa toda la culpa del fracaso de la relación, es una línea roja para mí", dice Elinor Greenberg, psicóloga y autora de Adaptaciones borderline, narcisistas, y esquizoide: la búsqueda del amor, la admiración y la seguridad.

"Prácticamente grita: 'no puedo afrontar ninguna responsabilidad cualquier cosa que haya salido mal. No he aprendido nada de esas relaciones. Depende completamente de ti hacer que nuestra relación funcione'".

8. Se mete contigo de malas maneras

Pareja haciendo broma
Nuei57 / Shutterstock

Según Katie Hood, otra señal de alerta de que alguien es tóxico es cuando excede el límite de las bromas amistosas y empieza a perder el respeto o a hacer daño.

Hacer bromas sobre la otra persona es una buena manera de estrechar lazos, porque demuestra que estáis lo suficiente a gusto como para reíros la una de la otra. Pero si la cosa se empieza a ir de las manos y te sientes ofendido u ofendida por lo que te han dicho, no tengas miedo de decirlo. No dejes que te rechacen por ser "demasiado sensible".

"Aprender a llamar la atención a tu pareja de manera discreta y prestar atención a si se excede todo el tiempo es crítico para comprender si la cosa está empezando a virar hacia el abuso emocional" asegura Hood.

9. Es una persona celosa incluso en la primera cita

Celos
Kiryl Lis / Shutterstock

"Otra señal importante son los celos", afirma Hood.

"Si estás en una cita y tu teléfono suena sin parar, ¿Te pregunta tu ligue quién intenta contactar contigo?¿Te hace muchas preguntas sobre anteriores parejas?"

"Mientras que preguntas cómo esas pueden ser algo totalmente normal, y parte del proceso de conocerse mejor, si parecen echas en un tono demasiado intenso o excesivo puede ser un síntoma de problemas futuros".

10. No está cómodo o cómoda con las opiniones diferentes

Discusión
Rawpixel.com / Shutterstock

Conocer gente distinta con opiniones diferentes es parte de lo que hace la vida interesante. No obstante, a algunas personas realmente les cuesta empatizar con cualquier opinión que no sea la suya.

Es importante que incluso al inicio, te sientas lo suficientemente a gusto como para ser tú mismo o tú misma puedas expresar tus opiniones. No tienes por qué debatir en detalle sobre política, pero si tu cita está en claro desacuerdo con algo en lo que crees, es una línea roja.

El terapeuta Kurt Smith declaró al Huffington Post que es algo negativo que tu cita tenga miedo de las confrontaciones o las diferencias y trate de evitar descaradamente cualquier tema de conversación más serio.

"No querrás gente complaciente, apaciguadora o alguien que no tenga ideales como pareja", afirmó.

"En el lado opuesto, tampoco te gustaría tener de pareja a alguien a quien le gusta discutir o tiene que imponer su punto de vista solo por imponerlo. Básicamente, la manera en la que es gestionada la confrontación puede ser muy reveladora en una primera cita y darte una buena información sobre el futuro".

11. Hace demasiadas bromas

Pareja tomando algo
Shutterstock

A todo el mundo le gusta reírse, y cuando encuentras a alguien con un sentido del humor similar al tuyo, es una muy buena señal.

Pero algunas personas usan las bromas como un mecanismo de defensa. Si tu cita está continuamente riendo y haciendo bromas, incluso cuando intentas ser serio o seria, podría indicar que tiene miedo de la intimidad.

Por supuesto, también pueden ser simplemente los nervios, y bromear es una buena forma de romper el hielo. Pero si sientes como si tratara de ocultar cómo se siente, o cómo te sientes tú, puede ser indicador de que está usando el humor para mantenerte a una distancia segura.

En un tiempo, puede que te des cuenta de que tiene un estilo de apego evasivo. Esto significa que se fijarán en todos tus defectos hasta que encuentren una razón para huir de ti — algo con lo que tener cuidado.

12. Admiten haber dejado de hablar sin más con otras personas

Pareja discutiendo
nd3000 / Shutterstock

El mundo del vocabulario de las citas está en continua evolución, pero ghosting es uno de los que más familiares pueden sonar a la gente.

En el fondo, hacerle ghosting a alguien — desaparecer sin decir nada o como mucho un mensaje de texto — demuestra una terrible falta de respeto. Es lo que hacen los cobardes cuando no pueden afrontar dejarte con propiedad.

Por lo que, si estás en una primera cita y la persona que tienes sentada delante te está contando cómo desapareció sin más de la vida de otras personas con anterioridad —y probablemente pueden presumir al respecto— es un síntoma de que probablemente tampoco sean demasiado corteses contigo tampoco.

Según Erika Ettin, el ghosting es absolutamente lo peor que puedes hacer a alguien en el que ya no estás interesado o interesada. Por lo que si alguien está dispuesto o dispuesta a hacerlo, es una gran línea roja parar tener una relación.

13. Parece que se aburre contigo

Pareja aburrida, aburrimiento
Rawpixel.com / Shutterstock

La terapeuta Jeannie Ingram declaró al Huffington Post que tu cita debería de mostrar una mezcla de curiosidad e interés en tu persona — lo que implica que te deben de escuchar.

"Si te trata con desdén —o parece aburrido o aburrida por lo que le estás contando—, es una línea roja", dijo. "Si la relación comienza y estáis juntos por un periodo de tiempo, quieres alguien que, en tiempos de inevitable conflicto, pueda escucharte con respeto, amabilidad y curiosidad. Quieres alguien en quien confíes, que te tratara bien tanto en la primera cita como en el resto de tu vida".

De acuerdo con la publicación de la consejera Suzanne Degges-White en un post del blog Psychology Today, incluso llevarte a su bar favorito para ver el fútbol puede ser una señal de peligro — especialmente si no quita ojo de la televisión en vez de escuchar a lo que estés diciendo.

"Si no copas toda su atención en la primera cita, es posible que ya tenga sus prioridades claras", afirma. "Si estás tan interesada en el partido como lo está él, puede ser algo bueno. Si te hace sentir como si estuvieras en el equipo perdedor, quizá es la hora de decidir si quieres ir a la prórroga o simplemente admitir la derrota y minimizar los daños".

Te puede interesar