Las 13 vacunas que estudia Moderna que podrían lanzar su valoración hasta los 2 billones de dólares

Viales de la vacuna de Moderna contra el COVID-19.
Viales de la vacuna de Moderna contra el COVID-19.

REUTERS/Carlos Osorio

  • La vacuna de Moderna contra el COVID-19, basada por primera vez en la tecnología de ARN mensajero, es sólo el inicio de lo que parece una longeva carrera en inmunización.
  • Sus ventas le han reportado ingresos por valor de 5.900 millones de dólares (4.975 millones en euros) de los 6.291 millones de dólares (5.314 millones de euros) totales del primer semestre del año —84 veces más que en la primera mitad de 2020—.
  • La capitalización de mercado de la biotecnológica, que sólo tiene la vacuna del COVID-19 en el mercado, ya ha superado el billón de dólares y podría estar camino de los 2 billones de avanzar en algunas de las siguientes candidatas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

10 años después de iniciar su investigación en el campo de la tecnología de ARN mensajero, la pandemia de COVID-19 dio un giro de 180 grados a la historia de Moderna

La biotecnológica a cuyo frente está Stéphane Bancel, fue la primera en empezar las pruebas en humanos de la que luego se ha convertido en una de las vacunas más seguras y eficaces contra el coronavirus SARS-CoV-2 —incluso frente las nuevas variantes, para las que es un 93% eficaz hasta 6 meses después, frente al 94% de la cepa original—. 

Tras su lanzamiento al mercado, la vacuna de Moderna contra el COVID-19 (mRNA-1273) ha llevado a la compañía a registrar sus primeros trimestres rentables de la historia

En los 3 meses vencidos el 31 de marzo de 2021, reportó ingresos por valor de más de 1.900 millones de dólares (1.582 millones de euros) y este agosto anunció que en el segundo trimestre había facturado más de 4.354 millones de dólares (cerca de 3.672 millones de euros) —6300% más que en el mismo periodo de 2020—. 

Lo que suma un total de cerca de 6.200 millones de dólares (5.280 millones de euros) el primer semestre del año —que estima cerrar facturando 23 veces más que en el año anterior: 18.770 millones de dólares (15.830 millones de euros) frente a los 803 millones de dólares (unos 677 millones de euros) de 2020—.

El negocio de las vacunas con ARN mensajero: Pfizer y Moderna ingresan casi 20.000 millones en solo 6 meses y su beneficio seguirá creciendo al calor del plan de inmunización y el alza en precios

Entretanto, la capitalización de mercado de la compañía se dispara por encima de lo que se estimaba antes de la presentación de resultados del segundo trimestre del año (que creciese hasta la valoración de un billón en 2030, según un adelanto de Nasdaq). 

Ahora, quienes están expectantes de los movimientos de Moderna se preguntan si la biotecnológica podrá sostener en el tiempo la valoración de entre 1 billón y 2 billones de dólares —que de alguna manera ha superado a la de McDonald's Corp. y Morgan Stanley, según Bloomberg—

Sobre todo porque sólo cuenta con un producto en el mercado (la vacuna del COVID-19) y más de 20 fármacos aún en fases 1 y 2 de investigación —un poco lejos de superar una última fase y de recibir autorización para su uso de emergencia o su aprobación final—.

El CEO de Moderna comparte su plan para desarrollar una innovadora vacuna que "cambiará el mundo" y protegerá a la vez contra el COVID-19, la gripe y otras enfermedades respiratorias

Su éxito dependerá de la tecnología de ARN mensajero, que algunos creen que será más que suficiente para que la valoración de la compañía se mantenga al alza. 

"Las posibilidades [del ARN mensajero] son infinitas", dice Lynda Stuart, subdirectora de vacunas e inmunología humana de la Fundación Bill y Melinda Gates, que trabaja junto a Moderna en una vacuna contra el VIH.

Según Bloomberg, la estrategia de apostarlo todo a la plataforma que estudia en 6 formas diferentes, sólo podría dar sus frutos si los inversores son muy pacientes

Pero a la incertidumbre se suma que las nuevas variantes podrían dar un revés a la vacuna mRNA-1273. O que, por el contrario, se necesiten dosis de refuerzo y el crecimiento de Moderna sea aún más escandaloso que el que ha experimentado en el último año.

Visita en exclusiva al laboratorio de Moderna: así prepara la biotecnológica su próxima revolución médica tras la vacuna contra el COVID-19

En el camino que le ha llevado hasta el billón, Moderna estudia 13 vacunas diferentes basadas en la prometedora plataforma de ARNm

2 de ellas contra el COVID-19, 2 contra infecciones de alta prevalencia, 4 para respiratorias, 3 de interés para la salud pública —entre las que se encuentra una potencial candidata contra el VIH— y 2 vacunas exploratorias contra el cáncer.  

Estas son las 13 vacunas que podrían reforzar la posición de Moderna en lo que parece una longeva carrera en inmunización y en el competido mercado con las farmacéuticas.

Vacuna contra el COVID-19

Vial de la vacuna de Moderna.

REUTERS/Mike Segar

La vacuna contra el COVID-19 de Moderna ha sido todo un hito en la carrera por frenar el avance de la pandemia de COVID-19 —y también en la historia de la compañía, tras convertirse en su primer producto en el mercado e impulsar su crecimiento este segundo trimestre un 6300%—. 

mRNA-1273, nombre técnico de la candidata, demostró ser un 94% efectiva contra la versión original del virus y aún con las nuevas variantes su protección se mantiene hasta los 6 meses en un 93%, según investigaciones de la propia compañía. Unos datos que aparentemente son mejores que los del resto de vacunas, Pfizer inclusive.

Moderna prevé que la protección de la vacuna disminuya a los 8 meses: las dosis de refuerzo podrían ser necesarias en otoño de 2021

Bancel ha reconocido que las variantes siguen siendo una preocupación para la biotecnológica, aunque un estudio de fase 2 de una dosis de refuerzo, Moderna indujo fuertes respuestas de anticuerpos contra una cepa de tipo salvaje del SARS-CoV-2 y las variantes gamma, beta y delta. 

"Los niveles de anticuerpos neutralizantes después del refuerzo se acercaron a los observados después de la vacunación primaria con 2 dosis de 100 µg de ARNm-1273", describen los autores de la investigación, donde se ha administrado 50 µg de 3 candidatas diferentes y que ha sido enviada a una revista para su revisión por pares.

Vacuna de próxima generación contra el COVID-19

Vial de la vacuna de Moderna contra el COVID-19.

Jacob King/Pool vía REUTERS

Más allá de las dosis de refuerzo —una línea de investigación en la que se centran las autoridades de salud nacionales, la OMS y los CDC por el alcance de las variantes—, Moderna avanza en las vacunas de próxima generación del COVID-19.

Se trata de una candidata polivalente —es decir, que pueda responder a diferentes formas del virus— con la que el organismo podría hacer frente a nuevas variantes. 

El COVID-19 ha venido para quedarse: expertos sanitarios españoles comparten cómo creen que será la situación en 2023

"El ARNm-1283 es

un candidato a vacuna de próxima generación contra COVID-19 que codifica las porciones de la proteína pico del SARS-CoV-2 críticas para la neutralización, específicamente el dominio de unión al receptor (RBD) y el dominio N-terminal (NTD)", detalla la biotecnolóigica. 

El problema es que aún se desconoce cómo evoluciona el SARS-CoV-2 —clave para predecir qué mutaciones podrían propagarse, como se hace con la gripe cada año—. 

Vacuna contra el citomegalovirus (CMV)

La eficacia de la vacuna de Moderna se mantiene y ofrece un 93% de protección 6 meses después de la segunda dosis, según la compañía

Guglielmo Mangiapane/Reuters

Otra de las líneas de investigación de la biotecnológica que lidera Bancel es la de vacunas que requieren antígenos complejos y contra infecciones de alta prevalencia, como para el virus citomegalovirus (CMV) —que se relaciona con los que causan la varicela y la mononucleosis infecciosa—. La candidata, que se estudia en diferentes niveles de dosis, se conocerá como ARNm-1647 y empezará sus ensayos de fase 3 este mismo año.

Vacuna contra el zika

Moderna COVID-19 vaccination information kept at the Research Centers of America in Hollywood, Florida.

Photo by CHANDAN KHANNA/AFP via Getty Images 

La vacuna (ARNm-1893) que Moderna desarrollada junto a BARDA (siglas en inglés de la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado, con sede en Estados Unidos) contra el virus del zika ha abierto ya la inscripción de voluntarios para la dosificación de fase 2. 

En octubre de 2019, encontró que  la vacuna contra el zika (ARNm-1893) protege contra la transmisión del virus durante el embarazo en ratones, después de recibir de la Administración de Medicamentos y Alimentos de EEUU (FDA) ha otorgado la designación Fast Track —para revisión acelerada a fin de facilitar el desarrollo de medicamentos que traten una afección grave o potencialmente mortal y satisfagan una necesidad médica no cubierta—.

Vacuna contra la gripe

Una vacuna de Moderna contra el coronavirus

REUTERS/Mike Segar

Después de las inyecciones contra el COVID-19, la apuesta por una potencial candidata con mejor eficacia que las disponibles contra la gripe podría reforzar considerablemente la cartera —y la cuenta de resultados— de Moderna

Ahora mismo, la investigación de la biotecnológica se centra en el diseño de una candidata tetravalente contra la influenza estacional. Es decir, capaz de brindar protección contra 4 tipos diferentes de virus. 

El CEO de Moderna explica cómo usarán la tecnología ARNm para crear una nueva generación de vacunas contra enfermedades como el VIH que revolucionará la medicina

"El programa de influenza de primera generación de la compañía evaluará múltiples candidatos que comprenden múltiples combinaciones de antígenos contra los 4 virus estacionales recomendados por la OMS", aclaran. 

Pero planea explorar posibles vacunas combinadas contra la gripe, el SARS-CoV-2, el RSV y el metapneumovirus humano (hMPV).

"Creemos que dentro de un par de años, el producto adecuado será la variante del COVID, actualizada, combinada con la gripe estacional, de alta eficacia, actualizada, combinada con el VRS, en una única inyección que se pueda administrar en cualquier sitio", ha adelantado Bancel.

Vacuna contra el virus respiratorio sincitial (VSR)

La vacuna de Moderna

Reuters

Moderna tiene en curso un ensayo de fase 1 de una vacuna contra el virus respiratorio sincitial (VSR), que es la principal causa de enfermedad respiratoria en los niños pequeños, de acuerdo con los reportes de la compañía. 

Vuelve la bronquiolitis en niños: el coronavirus da paso al VRS fuera de su ciclo habitual, en otra posible consecuencia atípica de la pandemia

Hasta la fecha no hay ninguna otra candidata aprobada contra el VSR, por lo que la FDA también ha designado como Fast Track —para revisión aceleradala propuesta ARNm-1345

Vacuna contra el mataneumovirus humano y el virus de la parainfluenza 3 (hMPV/PIV3)

Expertos que han recibido la vacuna Janssen complementan con dosis de Pfizer o Moderna para protegerse contra la variante Delta, sin estar recomendado por las autoridades

Issei Kato/Reuters

También en fase 1 se encuentra la primera vacuna combinada contra virus respiratorios hMPV y PIV3 (mRNA-1653), de la que en 2019 la biotecnológica anunció que había obtenido niveles de anticuerpos de hMPV y PIV3 por encima de la línea de base que persistieron durante 6 meses.

"Estos datos prometedores demuestran el potencial del ARNm-1653 para brindar protección contra el hMPV y el PIV3, dos virus que pueden causar enfermedades respiratorias graves en bebés y niños y que actualmente no tienen vacunas aprobadas", explica el director médico de Moderna Tal Zaks.

Vacuna contra el virus de Epstein-Barr (EBV)

La vacuna de Moderna produce anticuerpos contra las variantes emergentes del coronavirus, incluida la Delta

Kim Kyung-Hoon/Reuters

Dentro del grupo de las vacunas contra infecciones de alta prevalencia se encuentra la primera vacuna (ARNm-1189) contra el virus de Epstein-Barr (EBV), también conocido como el virus del herpes humano 4, que puede causar mononucleosis infecciosa, según los CDC. 

Vacuna contra el VIH

Científicos trabajando en el laboratorio de Moderna
Científicos trabajando en el laboratorio de Moderna
Reuters

El éxito de las vacunas basadas en la tecnología de ARN mensajero contra el coronavirus SARS-coV-2 ha impulsado la carrera de otras inyecciones de la plataforma para virus como el VIH (virus de la inmunodeficiencia humana), causante del SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida). También contra varios tipos de cáncer, como verás a continuación.

El ARNm, una tecnología revolucionaria con "posibilidades infinitas" para combatir la malaria, el sida, el cáncer y otras enfermedades

Moderna no se ha quedado atrás en la investigación de posibles candidatas contra el VIH, en la que también está otra farmacéutica relacionada con la pandemia, Janssen —el laboratorio de Johnson & Johnson—, que está inscribiendo voluntarios para la última fase de un estudio en el que lleva trabajando 10 años. 

La vacuna de Moderna (ARNm-1644) está siendo desarrollada en colaboración con la iniciativa internacional de vacunación contra el SIDA (IAVI) y la Fundación Bill y Melinda Gates. La misma busca provocar anticuerpos ampliamente neutralizantes contra el VIH-1 (bNAb).

Vacuna Nipah

Un empleado en el laboratorio de Moderna trabaja en la vacuna del coronavirus

Moderna

La biotecnológica se ha aliado con los Centros de Investigación de Vacunas (VRC) de EEUU para conseguir una vacuna contra el virus Nipah (NiV), que tiene una letalidad de entre el 40% y el 75% y para el que aún no hay más tratamiento que cuidados intensivos. 

Un informe alerta: las farmacéuticas no están preparadas para la próxima pandemia

Un brote de contagiados en India en 2018 desató las alarmas de salud pública, tras morir 10 personas e identificarse 25 contagiados. También se ha registrado de forma aislada en Bangladesh, Malasia y Singapur desde 2000, considerándose por la OMS un virus con potencial epidémico. 

Vacuna contra la influenza H7N9

Sanitario prepara una dosis de la vacuna de Moderna.

REUTERS/Matthias Rietschel

Además de la candidata contra diferentes tipos de virus de la influenza, Moderna estudia la seguridad e inmunogenicidad de las primeras vacunas de ARNm contra los virus de la influenza aviar H10N8 y H7N9 potencialmente pandémicos. Pero aún se encuentra en fase 1.

Vacuna contra el cáncer personalizada (PCV): Tumores sólidos

La vacuna del coronavirus de Moderna

REUTERS/Dado Ruvic

El siguiente el escalón para el que se está preparando la tecnología de ARN mensajero son las vacunas contra algunos tipos de cáncer. Los programas se centran en estimular el sistema inmunológico de un paciente con antígenos derivados de mutaciones específicas del tumor para permitir que el sistema inmunitario provoque una respuesta antitumoral más eficaz.

La revolución del ARN mensajero: la ciencia busca vacunas para la gripe, el cáncer y la malaria

Moderna, inmersa en esta línea de investigación también para tratamientos con anticuerpos, trabaja en una vacuna (ARNm-4157) de una dosis de 1 mg en combinación con pembrolizumab de Merck (KEYTRUDA®) y en comparación con pembrolizumab solo, para el tratamiento adyuvante de pacientes de alto riesgo el melanoma.

BioNTech (al frente de la otra vacuna de ARNm junto a Pfizer) y CureVac también están desarrollando una contra el melanoma y el cáncer de pulmón respectivamente. 

Vacuna KRAS mutante

Las vacunas de Pfizer y Moderna podrían proteger contra el coronavirus durante años, sugiere un nuevo estudio, lo que haría innecesaria una dosis de refuerzo

Vincent West/Reuters

La última de las potenciales vacunas (mRNA-5671 o V941), también contra el cáncer, se encuentra en fase 1 para evaluar la seguridad y tolerabilidad tanto como monoterapia como en combinación con pembrolizumab.

Esta se orienta a las 4 mutaciones más comunes de KRAS —un oncogén mutado con frecuencia en cánceres epiteliales, principalmente en cáncer de pulmón de células no pequeñas, cáncer colorrectal y pancreático—.

Otros artículos interesantes:

Moderna factura un 6.300% más que en el mismo periodo del año anterior: la biotecnológica ingresa 4.400 millones de dólares, y 4.200 corresponden a la vacuna

AstraZeneca, Pfizer, Moderna… Así han crecido los beneficios de las principales farmacéuticas gracias a las vacunas del COVID-19

Las inyecciones de refuerzo podrían impulsar las inversiones de los fabricantes de vacunas