Pasar al contenido principal

14 hábitos comunes de las personas que comparten las personas más simpáticas y que caen mejor

Dwayne Johnson sacándose una foto
El carisma de Dwayne Johnson como el luchador profesional "The Rock" le ayudó a tener una carrera exitosa en cine y televisión. Andreas Rentz/Getty
  • Cuando estás en un ambiente muy competitivo, el talento y la inteligencia son prerrequisitos. 
  • Para destacar, es útil saber cómo conectar con otros y crear relaciones.
  • No hay nada que reemplace una personalidad carismática.

Napoleon Hill, autor de Piense y Hágase Rico, uno de los libros más vendidos de todos los tiempos, escribió sobre los hábitos de las personas que siempre caen bien en Desarrolla una Personalidad Agradable publicada en su colección The Science of Success

Hill cuenta cómo tienes que hacer para tener "una personalidad millonaria", explicando que fue el carácter encantador del magnate Charles M. Schwab lo que a finales del siglo XIX le llevó de ser un jornalero a un ejecutivo con un sueldo de 75.000 de dólares y con un bonus de un millón de dólares (una cantidad enorme para aquel entonces).

El jefe de Schawb, el legendario industrialista Andre Carnegie, explicó a Hill que "el salario anual de Schwab era por el trabajo que desempeñaba, pero el bonus era por lo que Schwab, con su personalidad, podía conseguir que otros hicieran". 

Estos son, según Hill, los hábitos de las personas que caen tan bien que logran que otros se esfuercen al máximo por ayudarles.

Desarrollan una actitud positiva y dejan que los demás lo perciban

Warren Buffet celebrando algo junto a un gran grupo de personas
Truth Leem / Reuters

Normalmente es más fácil ser cínico, pero los que eligen ser positivos están más cerca del éxito y tienen mejor reputación.

Siempre hablan en un tono controlado y amable

Kelly McGonigal
YouTube/TED

Las personas con mejores habilidades comunicativas hablan con confianza y decisión, lo que les da un tono de voz agradable, dice Hill.

Si la idea de hablar en público te aterroriza, practica hasta que la experiencia de dirigirte a un grupo de oyentes deje de resultarte tan intimidante. Tan solo es cuestión de repetirlo una y otra vez. 

Prestan mucha atención cuando alguien les habla

dos trabajadores hablan en la oficina
Daniel Goodman/Business Insider

Usar una conversación como una oportunidad para darle una lección a alguien "puede alimentar el ego, pero nunca atrae a personas ni ayuda a hacer amigos", dice Hill. 

Son capaces de mantener la compostura en cualquier circunstancia

Una persona disfrazada de Winnie the Pooh se esconde tras dos soldados británicos
Gareth Cattermole/Getty

Una reacción exagerada ante algo positivo o negativo puede darle una mala impresión a los demás. Según Hill, si se trata de algo negativo "recuerda que el silencio puede ser mucho más eficaz que tus palabras de enfado". 

Tienen paciencia

personas esperando en una cola
Francois Durand/Getty

"Recuerda que decir y hacer las cosas en el momento adecuado puede darte una gran ventaja frente a las personas impacientes", escribe Hill.   

Tienen una mente abierta

un hombre señala una pintura del reloj de Dali
Girolamo Di Majo/AP

Aquellos que se cierran a ciertas ideas y solo se relacionan con quienes tienen una ideología similar no solo pierden un importante crecimiento personal, sino también la oportunidad de avanzar en su carrera profesional

Sonríen cuando hablan con los demás

empresaria sonriendo
Dell Inc./flickr

Hill dice que el mayor valor del presidente Franklin D. Roosevelt era su "sonrisa millonaria", que permitía a los demás bajar la guardia durante una conversación.  

Saben que no tienen que expresar todos sus pensamientos

Kayne West recoge premio
Lucy Nicholson/Reuters

Las personas que suelen caer mejor saben que no merece la pena ofender a los demás contando en voz alta todos sus pensamientos, pese a que sean verdad. 

No procrastinan

mujer se asusta al mirar el reloj y ver que llega tarde
Shutterstock

La procrastinación da a entender que te da miedo actuar, dice Hill, y que por lo tanto eres poco eficaz.  

Hacen al menos una buena labor al día

Un miembro de la cruz roja ayuda a un niño
Japanese Red Cross/Getty

Los mejores networkers ayudan a los demás sin esperar nada a cambio. 

El profesor de Wharton Adam Grant clasifica a estos maestros del networking como "donantes" y ha descubierto que crean relaciones mucho más fuertes y fructíferas que aquellos que ven las conexiones profesionales como una competición.

Aprenden del fracaso en vez de darle vueltas y frustrarse

JK Rowling sujeta su libro Harry Potter.
REUTERS/Alessia Pierdomenico

Las personas admiran a quienes crecen tras fracasar, en vez de atascarse. "Expresa tu gratitud por haber ganado sabiduría, que no habría venido sin la derrota", dice Hill.

Actúan como si la persona con la que están hablando fuese la más importante del mundo

obama pasa tiempo con alumnos en un colegio
Reuters/Jason Reed

Las personas que caen bien usan las conversaciones como una oportunidad para aprender sobre los demás y darles tiempo para que hablen.

Alaban al resto de manera genuina sin pasarse

los yankees celebran una victoria
AP

"Alaba los buenos atributos de los demás, pero no lo hagas cuando no lo merecen y tampoco te pases", dice Hill. 

Tienen a alguien de confianza para que les diga sus defectos

dos personas mirando de manera escéptica
Flickr/Brian Talbot

Las personas exitosas no fingen caer bien; caen bien porque les importa su comportamiento y reputación, dice Hill. Tener un confidente que pueda ser completamente sincero con ellos les permite seguir creciendo. 

Y además