15 alertas rojas que indican que tu relación de pareja está en crisis según terapeutas especializados

Pareja feliz
Getty
  • A veces es difícil aceptar que una relación de pareja ya ha superado su fecha de caducidad. Mantener la relación no solo impide que cada miembro avance, sino que además puede ponerte en una situación tóxica.
  • Las claves de una pareja feliz y sana es la comunicación, el respeto, la flexibilidad. Si en tu relación hay desprecio, mentiras y constricciones de tus límites, plantéate un gran cambio.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

¿Sospechas que algo no va bien con tu relación de pareja? A veces, las alarmas que indican que hay problemas, o que la relación debería haberse roto ya hace tiempo, son evidentes menos para los miembros de la pareja en sí. Para echarte una mano, aquí tienes a 15 especialistas que decidieron compartir vía Reddit sus señales para descubrir cuándo es mejor tirar la toalla en una relación y cuándo aún merece la pena ser salvada. Abajo tienes sus respuestas, algunas de ellas retocadas para que sea más fácil la lectura.

1. El problema de la dependencia

Mucho cuidado cuando una persona depende enteramente de la otra (también conocido como limerencia), especialmente si la persona dependiente es joven. Con dependencia me refiero a nivel económico o emocional.

Normalmente me he encontrado con chicas jóvenes (también hay chicos pero no tantos) que no trabajan, no tienen hijos, se quedan en casa todo el día, no tienen ni amigos ni aficiones. Eso es muy poco saludable y es una señora alarma. Siempre acaba en ruptura dolorosa.

Por norma general, reorientar la terapia para que la persona dependiente tenga un amigo, que se una a un grupo, que trabaje… lo que sea que añade valía persona y realización personal más allá de su pareja.

Fuente: milskteaknjellybeak

2. La no-validación

Buenas, yo soy terapeuta familiar, no de parejas, pero en dinámicas familiares veo alertas, ya sea entre pareja, entre padre e hijo, o entre hermanos.

Hay que tener cuidado si alguien nos aplica la no-validación. Eso viene en diferentes formas, desde luz de gas hasta simplemente negar la opinión del otro. 

Muchas veces, hay alguien que quiere ser escuchado a un nivel emocional a través de un tema o evento del que quieren hablar, pero la otra persona se lo toma como un ataque personal a sus ideales.

Seguro que conoces gente que literalmente dirá que no a todo lo que digas solo por el hecho de que lo has dicho tú. Eso es la no-validación.

Fuente: Shozo_Nishi

3. Tengo razón y tú no

Cuidado con la gente que va a terapia con la idea de convencer al terapeuta de que tienen razón y de que su pareja está equivocada.

Fuente: Hyujikol

4. El desprecio

Desprecio. Cuando veo puro desprecio al menos entre un miembro de la pareja, sé que la relación ha acabado. Intento que acabe de la forma más pacífica posible.

Fuente: threeottenbranches

5. Los buenos tiempos terminaron

Buenas, también soy terapeuta de pareja.

Una de las alertas más flagrantes es cuando la pareja ha olvidado todo lo bueno. Parte de una terapia de pareja consiste en que reconecten con aquello que les gustaba del otro, lo que les atrajo inicialmente, los puntos positivos.

Cuando las personas vienen con tanta infelicidad en sus almas que no recuerdan lo que era amar, lo que les gustaba de su pareja, entonces no hay salida.

No tienes que ser feliz para que funcione una terapia, pero si no puedes recordar los buenos tiempos, es que los buenos tiempos han terminado.

Fuente: TiredMold

Terapia de pareja
Getty

6. Cuidado con acuerdos extraños y tóxicos

Vale, aquí tienes unas cuantas alertas:

  • Parejas con acuerdos tóxicos. Por ejemplo, “te he puesto los cuernos así que tienes derecho a una noche con quien quieras. O me he vuelto a drogar así que puedes salir esta noche a hacer lo que te plazca”. Erosiona la confianza y aumenta el dolor.
  • Un affaire que no termina. Nunca he visto una relación recuperarse si la pareja sigue en contacto con su amante.
  • Excesivo control. Por ejemplo, y eso es real, hay gente que exige a sus parejas que manden fotos mostrando un número determinado de dedos para probar que es una foto hecha en el momento. Eso es abuso.
  • Padres y suegros controladores. Entiendo que aquí hay una barrera cultural, todavía trabajo con matrimonios concertados. No obstante, cuando tu pareja se lleva mejor con sus padres hasta el punto que los pone en manos libres durante las peleas, normalmente significa que esa relación se mantendrá infeliz durante años.

A veces creo que la terapia de parejas consiste en ayudar a dar el coraje para decir lo que se quiere. Y a veces, lo que se quiere, es una separación.

Fuente: crode080

7. Te quiero, ya te cambiaré

Mala señal: cuando veo a alguien de la pareja intentando cambiar una parte fundamental del otro miembro. Cuando ocurre hay que trabajar la tolerancia y la aceptación. A veces incluso toca hacer terapia individual.

Fuente: ladyledylidy

Cómo saber que ha llegado la hora de decirle adiós a tu pareja y romper

8. El manipulador no quiere ser revelado

Recelo cuando alguien de la pareja protesta cuando propongo que cada uno debe tener una sesión a solas conmigo. En la primera sesión les digo que nos veremos tanto juntos como separados. Y a veces hay gente que de repente se pone muy a la defensiva, incluso dice que no es ético. Siempre, siempre, siempre que ocurre eso, la persona que protesta es controladora, manipuladora y abusiva y tiene miedo a ser revelada.

Fuente: the_friar

9. Desmadre a la mínima

Una alerta evidente: todo se sale de madre a la mínima.

Lo he visto en mis consultas. Un comentario como “No creo que necesitemos comprar eso” acaba en un “¡Es que no me quieres!”.

Esa táctica se realiza para evitar hablar del tema real. Se engrandece el problema, se hablan de “sentimientos” pero no se resuelve nada.

Hay que tener cuidado con ello, ya que a veces lo que ocurre es que hay gente que se siente atraída por personas que montan estos desmadres.

Fuente: PsychoPhilosopher

10. ¿Quién está gritando? ¡Yo no estoy gritando!

Cuando alguien grita “¡No te estoy gritando!”.

Fuente: bda-goat

11. No querer aceptar la responsabilidad

Una señal de que la cosa va mal: en lugar de aceptar la parte de la responsabilidad por haber deteriorado una relación, un miembro de la pareja no deja de recriminar al otro miembro.

Es una señal de alarma porque muestra falta de autoconsciencia y habilidades de comunicación muy pobres. La comunicación es clave cuando intentan enmendar una relación rota, porque sin comunicación respetuosa jamás empezará el proceso de recuperación.

En una recuperación, ambas personas deben estar de acuerdo en comunicarse, sin gritar, sin interrumpir, sin empezar un “y tú más”. Cada miembro tiene la oportunidad de compartir cómo le afectan las acciones del otro. Entonces hay que proponer soluciones y comprometerse a ellas.

Luego hay que crear un plan de acción, con fechas de entrega y supervisar el progreso para ver que las soluciones funcionan.

Si la comunicación se estanca, no hay nada que hacer.

Fuente: BeDazzledBootyHolez

Problemas de comunicación
Getty

12. La prueba del algodón: ¿cómo se conocieron?

Soy terapeuta de familia y matrimonios. Una prueba no-oficial para saber si la relación tiene remedio es preguntarles cómo se conocieron.

Si no hay ninguna muestra de afecto positivo durante la respuesta, una sonrisa, o una frase positiva al menos, eso significa que la infelicidad lleva tanto tiempo anclada que es imposible que los buenos sentimientos tengan cabida.

Cogí esta profesión porque soy un romántico. Me gusta oír historias de amor y me gusta cuando van bien. Se me rompe el corazón cuando veo parejas con cero afecto.

12 consejos para afrontar una crisis de convivencia en tiempos de coronavirus, según psicólogas expertas en relaciones de pareja

Cuando estudié, aprendí que por desgracia la mayoría de parejas va a terapia tras una media de siete años de peleas. Van a la primera sesión y esperan ser curadas tras la misma. Como no ocurre, deducen que la terapia no les ayudará y no vuelven. 

Si alguien está pensando en ir a terapia, individual o en pareja, tened en cuenta que lleva tiempo. Invertid energía en ello.

Fuente: future_ex_ms_malcolm

13. Rechazo al compromiso

Rechazo al compromiso es una gran alerta roja. Comprometerse es un indicador de satisfacción en relaciones, y tiene un gran papel en el éxito a largo plazo tanto para parejas como para cualquier tipo de relación.

Fuente: captain_ohagen

14. Los límites están para algo

Intransigir los límites. Hacerlo repetidamente es una gran alarma.

Trabajo con mucha gente que ha dejado una relación abusiva, y muchas veces dudan si volverán a salir con alguien o si quieren. 

Cuando busques pareja, que respete tus límites.

Por ejemplo: sigue con tu rutina. Si te vas a dormir a las 9 de la noche y te despiertas a las 5 de la mañana, sigue con ello. Una persona decente lo respetará. Alguien tóxico intentará romperlo. Te dirá “sigue hablando conmigo hasta tarde, que me siento solo/a, es romántico hablar juntos toda la noche”. Cuando ya no eres adolescente, eso no es romántico. Lo que consigue es agotarse. Si se ríe de tu rutina, seguramente tenéis valores diferentes. Ya no es cuestión de buenos o malos valores, es que no estáis en la misma onda.

Otro ejemplo: durante seis meses, no os veáis más de tres o cuatro veces a la semana. Eso ayuda a preservar tu identidad, te da tiempo para tus amigos e intereses. Y enseguida saca a relucir si tu pareja es controladora o no.

Tened cuidado con las monerías. Por ejemplo, le dices a tu pareja que tienes que cuidar a tus hijos este finde, así que no os podéis ver y ya hablaréis cuando los niños se hayan acostado a las 8. Y de repente tu pareja te sorprende con un café. Eso no es mono. Pasará más veces si lo aceptas.

Fuente: dinosarahsaurus

9 signos que indican que es hora de terminar una amistad

15. Unas cuantas alertas rojas finales

Mi tía-abuela fue terapeuta de parejas durante muchos años, ahora es voluntaria en una iglesia, ayudando a parejas también. Me ha compartido estas alertas:

  • Parejas que no duermen juntos sin motivo aparente. Me refiero a que un miembro de la pareja simplemente no quiere estar en la cama junto a la otra persona. Esta falta de intimidad entre ambos los acabará separando.
  • Cuando la pareja tiene una relación cercana con un miembro del sexo opuesto que odia al otro miembro de la pareja. Si la cosa no acaba con cuernos, de todas formas acabará con la pareja.
  • “Estamos juntos por los niños”. Eso lleva a una mentalidad poco saludable en la que los dos miembros de la pareja ven al hijo como una carga. Los niños son más listos de los que pensamos, y si mamá y papá no se quieren, lo notarán. Si realmente los niños son la prioridad, arreglan la relación o terminadla.
  • Cuando la pareja dice que se están reservando para la noche de bodas y luego, en sesión individual, un miembro de la pareja confiesa en privado que no es virgen y que la otra persona no lo sabe. Cuando alguien de la pareja no se sincera con su historia sexual, malo. La sinceridad debe ser la columna fundamental de toda pareja.

Fuente: NEM3S1S

LEER TAMBIÉN: 4 señales de que eres demasiado crítico en tu relación de pareja y 4 cosas que puedes hacer para evitarlo

LEER TAMBIÉN: 11 formas en las que el alcohol afecta a tus relaciones y vida sexual

LEER TAMBIÉN: 13 cosas que las parejas sanas no hacen, según una psicoterapeuta

VER AHORA: Javier Rodríguez Zapatero, presidente de ISDI: “Quien se transforme digitalmente hará un gran servicio tanto a la sociedad como a sí mismo”