15 características que comparten los trabajadores que jamás ascienden de puesto

Hombre gritando a otro en su puesto de trabajo.
imtmphoto

Getty Images

  • Ascender en tu puesto de trabajo no siempre es tarea fácil, pero existen algunas características que desde luego lo complican.
  • Ser un mentiroso, tener demasiado afán de protagonismo o no ser proactivo y no tener ganas de superarte a ti mismo son algunas de las más habituales.
  • Descube más historias en Business Insider España.

El ámbito laboral está repleto de trabajadores con todo tipo de personalidades, por lo que en ocasiones es posible que no termines de congeniar con algunos de ellos.

Aunque conseguir un ambiente de paz y trabajo en equipo no siempre sea posible, existen perfiles de trabajadores bien definidos que directamente ni siquiera intentan colaborar, sino todo lo contrario.

Se trata de empleados tóxicos que no solo entorpecen el trabajo de sus compañeros, sino que son nefastos para la propia productividad de la compañía, por eso es importante saber identificarlos.

5 consejos que te ayudarán a preparar una entrevista interna y conseguir un ascenso.

Generalmente, poseen algunas de las siguientes 15 características. Presta atención.

1. No tienen ganas de superarse

Trabajador vago.
RomarioIen

Getty Images

Los jefes quieren a gente que tengan ganas de crecer dentro de la empresa, para que así acaben aportando su granito de arena.

Por eso, en las entrevistas de trabajo descartan a gente demasiado conformista, porque no da una impresión de compromiso con la marca ni de ganas por mejorar.

2. Se quejan por absolutamente todo

Trabajador quejica.
dusanpetkovic

Getty Images

No hay nada más molesto que alguien que está continuamente quejándose por todo.

Una cosa es ser inconformista hasta un punto, que puede ser muy positivo porque demuestra actitud, pero otra muy diferente es estar insatisfecho siempre, ya que da una sensación de no estar a gusto.

3. No saben o no quieren trabajar en equipo

Trabajador que no sabe trabajar en equipo.
skynesher

Getty Images

Aunque siempre sea objeto de disputa, saber trabajar en equipo es esencial para triunfar dentro de una empresa, por lo que aunque no estés de acuerdo con tus compañeros siempre tienes que tratarlos con respeto.

Las personas que buscan siempre el conflicto acaban estancándose.

4. No asumen la responsabilidad de sus errores

Trabajadora negativa.
AntonioGuillem

Getty Images

Es de humanos equivocarse, hasta tu jefe se equivocará de vez en cuando.

Lo importante es tomar la responsabilidad de tus actos y admitir que has cometido un error, en vez de excusarte, así tu jefe sabrá que eres consciente de ello y quieres mejorar.

5. Sin entusiasmo alguno

Trabajador aburrido.
LumiNola

Getty Images

La falta de entusiasmo se traduce en descontento y un trabajador descontento es poco productivo, por eso es una característica que te impedirá escalar puestos dentro de la empresa.

Como jefe, lo ideal sería intentar hablar con esa persona para saber por qué se está comportando así y poder ayudarle de alguna forma.

6. Contribuyen a expandir rumores

Trabajadoras cotillas
kzenon

Getty Images

En una empresa no puede faltar esa persona que se dedica a crear rumores y difundirlos entre toda la plantilla.

No solo es una conducta infantil, sino poco profesional que crea numerosos conflictos.

9 errores típicos que cometes a la hora de buscar trabajo.

7. Tienen falta de habilidades relacionadas con el puesto

Trabajador desastre.
sturti

Getty Images

Muchas veces no se realiza un buen proceso de selección de personal, por lo que puede que la persona contratada acabe siendo un desastre en su puesto si no tiene las cualidades necesarias para ello.

Hay veces que si un empleado no mejora, es porque ese trabajo no es realmente lo suyo.

8. Se pelean o enfadan por todo

Trabajador conflictivo.

Getty Images

Tener un carácter fuerte puede serte útil para que no te pisoteen, pero tienes que saber controlarte para evitar conflictos innecesarios.

Si consideras que te enfadas por todo, intenta controlar tus impulsos y piensa 2 veces antes de hablar para no perjudicar a tus compañeros.

9. Siempre llegan tarde

Trabajador corriendo.
FilippoBacci

Getty Images

La puntualidad es esencial en el trabajo porque demuestra compromiso y seriedad con la empresa.

Es verdad que hay ocasiones en las que no está en tus manos llegar puntual, el problema reside cuando se convierte en algo habitual.

10. No son proactivos

Trabajador vago.
Tero Vesalainen

Getty Images

Una de las características que más detestan los jefes es que sus empleados no sean proactivos, es decir, que no sean capaces de sorprenderles.

Para subir puestos es imprescindible aportar ideas nuevas y frescas, así como estar dispuesto a participar en otras actividades y ayudar en lo que haga falta.

11. Son envidiosos

Trabajador envidioso.
AntonioGuillem

Getty Images

Para fomentar un ambiente saludable dentro de una empresa es esencial que todos se alegren por los logros del resto.

La envidia puede afectar en gran medida a las relaciones del personal y acabar viéndose reflejado en el propio trabajo.

12. Siempre quieren ser los  protagonistas

Trabajador protagonista.
SolStock

Getty Images

En toda plantilla no puede faltar el protagonista o la estrella, esa persona que no aporta nada al trabajo, pero que siempre acaba llevándose el mérito, como en los trabajos del colegio.

Intenta evitarlos y si te toca trabajar con ellos, déjale claro que si no hace su parte no va a obtener crédito alguno y si continúa así, habla con el jefe.

Qué es lo que más le gusta (y lo que menos) de ser jefe a Jaime de Jaraíz, CEO de LG España.

13. Son mandones

Trabajador mandón.
Bojan89

Getty Images

Está bien tener ese toque de liderazgo en tu personalidad, ya que demuestra que no tienes miedo a tener más responsabilidad, una característica muy valorada a la hora de ascender de puesto.

Pero evita mandar en exceso, ya que no siempre vas a tener la razón y es importante aprender a escuchar las opiniones de los demás.

14. Mienten a menudo

Mentiroso.
SPmemory

Getty Images

Las mentiras no son bien acogidas por ningún tipo de empresa ni de persona en general, ya que generan desconfianza y conflictos.

Hay que evitar a esos mentirosos compulsivos, ya que con tal de no cargar con la culpa podrían echártela a ti sin motivo alguno.

15. Con malas aptitudes comunicacionales

Problemas de comunicación.
fizkes

Getty Images

Saber comunicarse es fundamental dentro de una empresa, ya que da sensación de seguridad y de proactividad.

Sin embargo, existen empleados con cierta timidez a los que les cuesta expresarse, por lo que asistir a cursos para hablar en público, por ejemplo, podría serles de mucha ayuda.

LEER TAMBIÉN: 5 consejos que te ayudarán a preparar una entrevista interna y conseguir un ascenso

LEER TAMBIÉN: 9 errores típicos que cometes a la hora de buscar trabajo

LEER TAMBIÉN: Qué es lo que más le gusta (y lo que menos) de ser jefe a Jaime de Jaraíz, CEO de LG España

VER AHORA: Así es como los científicos intentan crear 'telarañas sintéticas' en el laboratorio mientras investigan sus aplicaciones en la medicina moderna