15 consejos para empezar con buen pie tu primer día en el trabajo

15 consejos para empezar con buen pie tu primer día en el trabajo

Getty Images

  • Tu primer día en un empleo puede ser clave en tu futuro desarrollo profesional e incluso personal. Para ello, debes aprender a superar los nervios, afrontar las dudas y controlar las emociones.
  • Estos son algunos consejos para superar con éxito tu primer día en un trabajo, adaptarte con rapidez y empezar con buen pie tu nueva experiencia laboral.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En el mundo laboral, hay algunos momentos que aparecen a la vez como complicados y claves para tu desarrollo y éxito tanto personal como profesional: por un lado, la búsqueda de trabajo puede ser un camino lleno de piedras y decepciones, aunque hay formas efectivas de encontrar un empleo; por otro, cuando ya se ha conseguido uno surge el miedo al primer día de trabajo.

Antes de que llegue se pueden seguir una serie de recomendaciones que ayudan a contar con más preparación de cara a ese día esencial en el horizonte, como informarte sobre el sector y la empresa, darte un tiempo de transición para cargar energías entre un trabajo y otro o anotar tus ideas estratégicas para el futuro empleo.

De esta forma, estarás más preparado o preparada para afrontar tu primer día en el nuevo trabajo. Aun así, es normal que aparezcan algunos nervios, temores, emoción y dudas ante tantas novedades, que involucran a nuevos compañeros y jefes, una gran cantidad de información, un entorno diferente y, quizá también, funciones distintas a las que has desempeñado anteriormente.

Estos son algunos consejos para superar con éxito tu primer día en un trabajo, adaptarte con rapidez y empezar con buen pie tu nueva experiencia laboral, según la plataforma de empleo Indeed:

Llega temprano

Una mujer mira el reloj mientras trabaja en el ordenador.

Por supuesto, es imprescindible ser puntual en tu primer día de trabajo, pero es igualmente aconsejable llegar incluso antes de la hora asignada. Intenta estar en la oficina unos 15 minutos antes de tu cita: para ello, asegúrate de salir con tiempo suficiente y de haber estudiado las mejores opciones para ir de tu casa al trabajo, ya sea gracias a desplazamientos anteriores o con ayuda de Google Maps u otras aplicaciones.

Si eres de las personas que han empezado un nuevo trabajo de forma remota, por la pandemia del coronavirus o por política de la empresa, no necesitarás estudiar opciones de rutas, pero sí despertarte con tiempo, ducharte, elegir un buen lugar en tu casa (con iluminación y un fondo del que no avergonzarte) y conectarte con escrupulosa puntualidad o unos segundos antes.

Pregunta

Mano alzada pregunta
Getty

Un primer día en el trabajo se caracteriza, entre otras cosas, por la gran cantidad de información que vas a recibir y las numerosas dudas que te van a surgir. 

No tengas miedo de preguntar lo que haya quedado sin resolver sobre tu rol y obligaciones, la empresa, los procesos o las herramientas que utilizarás: no es una señal de debilidad o ignorancia, sino de interés por tu nuevo empleo.

Ten preparada tu presentación

Preguntar
Getty

No serás la única persona que pregunte: tus compañeros y compañeras o superiores también tendrán dudas sobre quién eres. Para afrontar ese momento, puedes tener preparada una pequeña presentación sobre ti y tu pasado laboral, de 15 a 20 segundos o menos de un minuto, para compartirla de forma natural y sin memorizar.

Organízate

Organizador de objetivos corporativos

Getty Images/sutlafk

Tu organización debe empezar antes de salir de casa y continuar una vez estés ya en la oficina. Asegúrate de que cuentas con todo lo que necesitas (ordenador, bolígrafo, cuaderno u hojas —o tablet— para anotar, tus gafas, una botella de agua, un cable wifi o lo que consideres que puedes requerir) y organiza tu entorno laboral para que tu primer día en el trabajo sea más cómodo y agradable.

Relájate

Mujer relajada.
damircudic

Getty Images

Un trabajo puede llegar a ser fuente de ansiedad, especialmente en entornos intensos con una cultura de excesivo perfeccionismo y competitividad y en la que predomina el enfoque en los resultados. Con el mismo o mayor motivo, también lo puede ser el primer día en un empleo.

Para evitar esa ansiedad o nervios de empezar en un nuevo trabajo, asegúrate de descansar bien el día anterior, dormir lo suficiente (entre 7 y 8 horas) y darte tiempo para no llegar con prisas a la oficina o a la videollamada. También puede ayudarte a sentirte mejor realizar técnicas de respiración y relajación.

Utiliza un lenguaje corporal positivo

Cuida tu lenguaje corporal
Cuida tu lenguaje corporal
Getty Images

Tu actitud y lenguaje corporal también son importantes a la hora de afrontar tu primer día de trabajo, ya que permitirán mostrar tu interés y presentarte como una persona cercana, agradable y de confianza.

Para ello, es recomendable sentarse de forma erguida, no dar la espalda, mirar a los ojos de la persona con la que se habla y sonreír cuando sea apropiado.

Vístete de forma adecuada

Friends - Joey vistiendo toda la ropa de Chandler
Friends

Otro punto importante que se debe tener en cuenta cuando se empieza en un trabajo es la ropa: no por una cuestión de ir a la moda, sino por llevar puesta la vestimenta adecuada para la ocasión.

¿Cuál es esa? Depende de cada empresa, por lo que es aconsejable informarse antes. No se trata ni de llevar chándal en una firma con protocolo de etiqueta ni de ponerse el traje para bodas si la compañía apuesta por un código de vestimenta casual.

Prepárate para cualquier situación

Cómo preparar una entrevista en inglés
Getty Images

La ropa no es lo único que varía de una empresa a otra, sino también la forma en la que plantean los primeros días de su personal. Si bien lo más frecuente es tener cierto margen para conocer la información y los procesos, integrarte y adaptarte al nuevo rol y la compañía, en otras firmas pueden acelerar el proceso y asignarte responsabilidades de cierta importancia desde el primer día. 

Tendrás que prepararte para ambos escenarios... o consultar a tu contacto en la empresa para tener una idea previa.

Si te invitan a comer, acepta

comer con compañeros de trabajo

Getty Images

Todos los detalles son importantes en tu comienzo en un trabajo, y la hora de la comida también puede serlo. Quizá contabas con irte a comer a casa o a ese restaurante que tanto te gusta, o traías una ensalada o unos macarrones en un tupper

Aun así, si tus compañeros o supervisores te invitan a comer con ellos, únete: es una buena forma de conocer más sobre la empresa, el ambiente, las relaciones y la gente con las que vas a convivir, y de manera algo menos formal.

Aprende el lenguaje de la organización

no entender

Todos hablaréis el mismo idioma (o varios, si es un entorno multilingüe), pero cada empresa tiene además su propio lenguaje. Está formado por aquellas expresiones coloquiales, abreviaturas, acrónimos, siglas, guiños y demás elementos que pueden ser un misterio para una persona de fuera.

De nuevo, no tengas miedo de preguntar acerca de ellos e intenta ir recordándolos todos: facilitará tu comprensión de las reuniones y los correos y, por tanto, también tu adaptación.

Entérate de cuáles son las expectativas profesionales

teletrabajo

Getty Images

Es importante saber qué se espera de ti y de tu nuevo rol para poder cumplir con las expectativas y, más adelante, incluso superarlas si es posible. Consulta con tus supervisores sobre tus responsabilidades en el primer día, toma notas y asegúrate de tener claros los estándares del empleo.

Apaga tu móvil

Galaxy S21 movil pequeño

megaflopp / Getty Images

Salvo que tu móvil sea una herramienta imprescindible en tu estreno laboral, apágalo o mantenlo en silencio: tu primer día de trabajo puede estar lleno de novedades, información, presentaciones y aprendizajes, y necesitarás toda la atención y concentración que puedas reunir.

Empieza a crear tu red de contactos

Networking
Gettyimages

Como en la película Casablanca, este puede ser el comienzo de una hermosa amistad. Si todo va bien, este primer día en el trabajo será solo uno de muchos, y la relación con tus compañeros y compañeras puede ser clave para tu adaptación y resolver dudas, sobre todo en las primeras semanas, e incluso para generar amistad.

Recuerda dónde está todo

Oficinas de King
Contel

Seguramente en tu primer día te lleven en un tour por la oficina y las distintas salas y plantas. Ya sea con ayuda o por tu cuenta, intenta conocer las diferentes áreas, departamentos y lugares (desde otras oficinas y la sala de reuniones hasta el baño y el comedor) y recordar dónde está cada cosa y cada persona.

Da las gracias

dar las gracias

Getty Images

Es de bien nacidos, y de buenos 'novatos', ser agradecidos. Dar las gracias a quienes te han ayudado durante tu primer día de trabajo (y por la oportunidad de formar parte del equipo y la empresa) no es solo una señal de educación y respeto, sino también una muestra de positividad y ganas de contribuir a la empresa, señala Indeed.

Otros artículos interesantes:

Las 7 cosas más inteligentes que puedes hacer antes de tu primer día en un nuevo trabajo

6 trucos para calmar los momentos de ansiedad que vivas durante el trabajo

14 consejos a la hora de buscar trabajo para ser contratado rápidamente

Te recomendamos

Y además