Pasar al contenido principal

15 consejos útiles para combatir la alergia primaveral

 A falta de una fórmula mágica, estos 15 consejos útiles para combatir la alergia primaveral ayudan a reducir sus síntomas.
A falta de una fórmula mágica, estos 15 consejos útiles para combatir la alergia primaveral ayudan a reducir sus síntomas. Pixabay

Congestión nasal, irritación ocular, estornudos... La primavera no siempre es un camino de rosas, para una parte de la población es un sendero de espinas. Quien sufre alergia primaveral se ve acorralado por la omnipresencia del polen tras cada esquina. 

En España, los agentes alergénicos más agresivos son los procedentes de los olivos, las gramíneas y los plátanos de sombra. Los afectados pueden consultar el nivel de alerta de distintas variedades de polen de forma actualizada a través de un portal creado por el comité de Aerobiología, perteneciente a la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica. 

A falta de una fórmula mágica, no hay otra opción más que profesar el estoicismo y cultivar la paciencia durante los meses más peliagudos. Sin embargo, estos 15 consejos útiles para combatir la alergia primaveral ayudan a reducir sus síntomas: 

1. Permanecer el máximo tiempo posible dentro de casa durante los días de mayor concentración de polen. También se recomienda reducir las actividades al aire libre entre las 5 y las 10 de la mañana y las 7 y 10 de la noche, durante las horas de mayor concentración de polen. 

Permanecer el máximo tiempo posible dentro de casa durante los días de mayor concentración de polen.
Pixabay

2. Desplazarse preferiblemente en coche y con las ventanas cerradas, impidiendo que entre polen en el interior del vehículo. Si cabe, colocar filtros antipolen en los aparatos de aire acondicionado.

Desplazarse preferiblemente en coche y con las ventanas cerradas.
Pixabay

3. Mejor evitar los jardines, bosques y parques llenos de polen.

Mejor evitar los jardines, bosques y parques llenos de polen.
Pixabay

4. Limpiar las alfombras, cortinas, la cama, en el interior del coche: todos aquellos lugares que no se suelen asear con tanta frecuencia en los que se suele acumular de agentes alergenos.  

Limpiar con frecuencia todos aquellos lugares que no se suelen asear con tanta frecuencia en los que se suele acumular de agentes alergenos.  
Pixnio

5. No tender la ropa en el exterior para que no se adhiera el polen.

No tender la ropa en el exterior para que no se adhiera el polen.
Pixabay

6. Optar por llevar prendas con fibras naturales —como el algodón, la seda o el lino— que producen menos electricidad estática y atraen un nivel inferior de partículas alergénicas.

Fibras naturales.
Pixabay

7. Llevar gafas de sol para proteger los ojos de la irritación causada por el contacto con el polen.

Gafas de sol para protegerse de la alergia primaveral.
Pixabay

8. Limpiar la cavidad nasal con suero fisiológico para combatir la rinitis.

Fosas nasales.
Pixabay

9. Ante la sequedad e irritación, aplicar gotas en los ojos y beber agua en abundancia.

La irritación ocular, síntoma de la alergia primaveral.
Pixabay

10. Es recomendable tomar vitamina C, por su efecto antihistamínico y antialérgico.

Frutas y zumos que contienen vitamina C.
Pixabay

 

11. Consumir miel durante todo el año. La miel contiene polen en bajas dosis, lo cual acostumbra el cuerpo a él, reduciendo los efectos de la alergia primaveral.

Miel contra la alergia primaveral.
Pixabay

12. Utilizar deshumidificadores en los climas más húmedos —que favorecen la rinitis alérgica— para equilibrar el aire del hogar.

Imagen de humedad.
Pixabay

13. Alejarse de los animales cuyo pelaje tiende a acumular cantidades importantes de polen. 

Un amo con su perro.
Pixabay

14. Evitar el tabaco, tanto fumarlo como inhalar el humo, ya que puede agravar la irritación de las vías aéreas y la sequedad ocular propias de la alergia primaveral.

Humo del tabaco de un fumador.
Pixabay

15. Tomar antihistamínicos bajo la supervisión médica y la consulta al farmacéutico. Se debe de tener en cuenta que este tipo de medicamentos no se pueden mezclar con el alcohol. 

Tomar antihistamínicos bajo la supervisión médica y la consulta al farmacéutico.
Pixabay

Te puede interesar