Pasar al contenido principal

15 cosas que (por ahora) no puedes comprar en Amazon España

Amazon paquetes
Getty Images/Sean Gallup

Amazon es probablemente la tienda más grande de todo el mundo. El gigante creado por Jeff Bezos a mediados de los noventa ha transformado para siempre la manera en la que realizamos nuestras compras y ha transformado diferentes industrias.

A través de su plataforma online se puede comprar desde un teléfono móvil hasta un grifo para el cuarto de baño, todo tipo de prendas ropa, joyería e incluso una batería para el coche. En otras palabras, Amazon vende casi de todo.

Claro que ese matiz es importante ya que por cuestiones legales o estratégicas la compañía no se ha introducido en algunos mercados que a priori podrían parecer muy suculentos.

Leer más: Así es como Amazon acabó con el recelo de la gente a comprar en sus tiendas sin cajas

Amazon, por ejemplo, todavía no se ha aventurado a la venta de coches o de inmuebles. En los últimos meses se ha asociado con empresas de esos sectores para realizar campañas de marketing como la venta de un (único) vehículo de Opel a través de su web o la creación de un microsite en el que se promocionaban (pero no se vendían directamente) viviendas de Altamira, un gestor de activos financieros e inmobiliarios. 

Existen también diferencias socioculturales (y legales) entre los países, por lo que en esta lista hemos recopilado 15 cosas que no se venden en Amazon España... por ahora, puesto que todo puede cambiar en una empresa que amenaza con revolucionar para siempre también los supermercados.

Amazon venta Grandland X
Opel y Amazon se aliaron para una campaña de marketing, pero la venta de coches está vetada en Amazon España. Amazon

1 · Coches nuevos o de segunda mano

A finales del 2017 un español se convertía en el primer hombre en comprar un coche a través de Amazon España. En concreto, utilizó la página web para realizar una prerreserva del Opel Grandland X y, después de introducir sus datos, fue contactado por el concesionario de su zona, que cerró la transacción en menos de una hora.

El comprador recibió su pedido en la puerta de su casa 72 horas después de realizarlo, con la ayuda de un enorme tráiler de Opel. Aquello, sin embargo, fue más bien una maniobra publicitaria: la actual normativa de Amazon España prohíbe expresamente la venta de coches, "ya sean nuevos o de segunda mano", a través de su plataforma de comercio electrónico.

Desde hace meses se viene rumoreando la entrada de Amazon en el sector, cosa que no sorprendería puesto que todos los estudios apuntan a que los usuarios cada vez tendrán menos reparo a la hora de adquirir un vehículo sin tocarlo. Ya sucede por ejemplo con los Tesla, cuyas reservas online en todo el mundo se cuentan por centenares de miles, aunque la empresa también está abriendo tiendas físicas propias.

Amazon Farmacia
Farmacia Amazon Unsplash

2 · Medicinas

Después de transformar la industria editorial, la venta de dispositivos electrónicos y los servicios de computación en la nube, muchos expertos apuntan al interés de Amazon por entrar en el suculento negocio farmacéutico que mueve más de 450.000 millones de euros al año.

La estricta regulación de la industria en varios países parece el principal escollo para la entrada de Amazon. De hecho en España es bastante improbable: en nuestro país únicamente pueden vender medicamentos por internet "oficinas de farmacia abiertas al público".

En teoría la única solución pasaría porque Amazon comprara una farmacia cualquiera y vendiera a través de ella, pero la legislación tampoco lo permite: solo la persona física licenciada puede ser titular de la farmacia.

Monedas de Bitcoin
Pixabay

3 · Divisas, criptomonedas y bitcoins

La fiebre de los bitcoins no ha llegado (por ahora) a Amazon. La normativa de la compañía prohíbe expresamente la venta de bitcoins, un negocio que se ha convertido en un auténtico filón para casas de cambio digitales como Coinbase que en los últimos meses ha levantado más de 100 millones de dólares para alcanzar una valoración de más de 1.600 millones de dólares.

En Amazon tampoco es posible comprar ningún tipo de moneda extranjera, otro negocio estrictamente regulado en el que no parece que vaya a entrar a corto plazo la compañía de Jeff Bezos, al menos en España.

Puros
Pxhere

4 · Tabaco en todas sus variantes

Quizás te hayas preguntado alguna vez por qué Amazon no vende tabaco a través de su web. Se trata de una normativa interna que afecta a todas los paíes en los que está presente la plataforma y que por supuesto también afecta a España.

En concreto, Amazon prohíbe la venta de cigarrillos, puros, hojas de tabaco para liar, tabaco de mascar o de chupar y tabaco sin humo.

En cambio, se pueden comprar productos relacionados que no contienen tabaco ni nicotina como cenicores o cortapuros, cigarrillos de hierbas y cigarrillos electrónicos siempre que no contengan nicotina ni tabaco.

Caja sorpresa
Pexels

5 · Paquetes sorpresa y suscripción a cajas temáticas

Las cajas misteriosas y sobres sorpresa están vetados de Amazon España por normativa interna. Y es algo curioso a la vista de la explosión de los servicios de suscripción como Birchbox o Loot Crate, que han multiplicado sus clientes y su facturación en el último lustro, especialmente en las relacionadas con la belleza y cosmética, la alimentación y el merchandasing.

En Estados Unidos existen casi seis millones de personas suscritas a estos servicios que suelen centrarse en una temática concreta y entregan mensualmente una caja o sobre con diferentes artículos sorpresa a los suscriptores.

La situación en España quizás cambie a corto plazo porque la prohibición a este tipo de artículos ha desaparecido en otros países, como Estados Unidos, de manera que es posible suscribirse a algunos de estos servicios a través de la versión estadounidense Amazon.

Hotel junto al mar
Unsplash

6 · Billetes de avión o habitaciones de hotel

El negocio turístico no le ha supuesto noticias demasiado buenas a Amazon, que actualmente no vende ni billetes de avión ni reserva habitaciones de hotel, un servicio que por ejemplo sí ofrece uno de sus rivales en España, el Grupo El Corte Inglés, a través de su filial de viajes.

Amazon probó fortuna en este sector en 2015 por medio de Destinations, un servicio que estaba disponible en algunas zonas de Estados Unidos. La plataforma hotelera solo se mantuvo en pie durante seis meses al demostrarse incapaz de conseguir rentabilidad en un mercado ya muy segmentado y con grandes operadores como Booking, TripAdvisor e incluso Google.

Mascotas
Pixabay

7 · Mascotas

La venta de mascotas representa unos 800 millones de euros en España, con más de 5.000 tiendas especializadas y una legislación que permite la venta de animales bajo determinadas condiciones.

En Amazon, sin embargo, está vetada la venta de animales vivos, una medida que coincide con otras plataformas similares como eBay o El Corte Inglés a pesar de que hoy por hoy la ley no prohíbe expresamente la compra y venta de animales vivos por Internet.

Sellos
Pixabay

8 · Sellos de curso legal

La venta de sellos en Amazon está prohibida por la normativa interna de la compañía y, además, por una sentencia del Tribunal Supremo de 2015 que dejaba claro que Correos es el único operador postal autorizado para distribuir y comercializar sellos.

Actualmente Correos tiene habilitada una sección en su página web donde es posible comprar productos filatélicos. Los sellos también pueden comprarse físicamente a través de la red de expendedurías de tabaco y timbre del Estado, los populares estancos, que solo se pueden conseguir abrir a través de subasta pública.

Concierto de música
Pixabay

9 - Entradas para conciertos, películas, teatro o eventos deportivos

A día de hoy es imposible comprar una entrada para un partido de fútbol o para una obra de teatro a través de Amazon. Tampoco es posible adquirir entradas de cine de manera convencional, aunque la empresa sí que ha realizado diferentes promociones en las que regalaba entradas por la compra de determinados productos.

Claro que esa es la situación en España. Amazon sí que vende entradas en Gran Bretaña desde 2015 para conciertos de música, obras de teatro, musicales o monólogos. Hace unos meses Reuters aseguró que la empresa estaba valorando seriamente exportar ese negocio a Estados Unidos, por lo que quizás acabe llegando más pronto que tarde a España.

Gasolina coche
Pixabay

10 · Gasolina para el coche

Puede que te parezca un poco extraño pero ya es posible comprar online gasolina en España a través de la tienda de Cepsa. En concreto, puedes adquirir un cheque carburante que podrás canjear en cualquier estación de servicio de la compañía, pudiendo además conseguir descuentos a la hora de repostar.

A pesar de que no se puede comprar gasolina ni cheques similares a través de Amazon, la página web se ha asociado con Repsol para ofrecer un 8% de descuento en carburantes al comprar un cheque regalo tal y como puedes leer aquí.

Gafas graduadas
Pixabay

11 · Gafas graduadas

Pese a que en los últimos años han proliferado varios emprendedores que comercializan gafas graduadas a través de internet por el momento es imposible encontrarlas en Amazon España.

Antes de comprar unas gafas de este tipo resulta imprescindible pasar por las manos de un especialista (oftalmólogos u optómetras) para graduarse la vista y conseguir una receta oftalmológica que incluya una medición precisa y actualizada sobre la graduación necesaria para cada ojo.

Arma de fuego
Unsplash

12 · Armas de fuego

El veto suena totalmente lógico en un país como España, pero resulta curioso que la prohibición también afecte a Estados Unidos, donde se calcula que existe más de un arma de fuego por persona.

Por extraño que parezca la venta online de armas de fuego está permitida tanto en España como en Estados Unidos, aunque existe una normativa muy específica que tienen que cumplir tanto las armerías homologadas como los clientes.

En España el comprador debe entregar a la tienda una copia de su DNI en vigor y de su licencia de armas. El envío no se puede realizar a través del servicio postal de Correos, sino que se gestiona a través de la Intervención de Armas de la Guardia Civil.

En Estados Unidos al comprar un arma online es necesario entregar una verificación de antecedentes que cursa el FBI y, además, el arma se entrega no en un domicilio particular sino en una tienda autorizada.

Butano
Pxhere

13 - Bombonas de gas butano

Amazon España tampoco permite la venta a través de su plataforma "bombonas de gases licuados del petróleo", es decir, bombonas de butano y propano, cuya comercialización está regulada por la Política Energética y Minas, incluyendo las bombonas de camping gas.

De nuevo existen distribuidores autorizados que permiten pedir butano onlne, pero no parece un negocio que pueda ser interesante para Amazon.

Revistas
Pexels

14 - Periódicos y revistas

Una de los artículos que no se pueden vender en Amazon más curiosos son, sin duda, los periódicos y revistas. El veto de hecho no es completo ya que se ha levantado parcialmente a raíz de un acuerdo entre Amazon España y Prisa para la comercialización de sus diarios y revistas a través del servicio Prime Now.

Sin embargo, en la web de Amazon que opera para toda España es imposible encontrar un periódico o una revista. El caso de los diarios tiene algo de lógica puesto que las entregas en el mismo día solo se realizan con el servicio de Prime Now.

Otra cosa diferente son las revistas. En otros países sí es posible comprar números sueltos o incluso suscribirse a determinadas cabeceras, una opción que brilla por su ausencia (por el momento) en nuestro país.

Ahorro banco hucha
Unsplash

15 · Cuentas bancarias, depósitos o acciones

La pregunta planea desde hace un tiempo Wall Street, ¿está pensando Amazon en adentarse en el negocio financiero y pelear contra la banca tradicional?

A día de hoy los productos financieros están vetados de Amazon: no se puede abrir una cuenta bancaria de ninguna entidad ni contratar un depósito ni invertir en Bolsa. Pero quizás eso cambie en un futuro.

No sería nada sencillo en todo caso. Para poder captar depósitos en España es necesario que la entidad cuente con una ficha bancaria de un país europeo y la autorización del Banco de España para operar: ese es el caso -por ejemplo- del ING, que opera en España como una sucursal del grupo holandés.

El Corte Inglés o Carrefour, por ejemplo, tienen su propia entidad de crédito a través de las cuales ofrecen financiación a sus clientes (una estrategia quizás interesante para Amazon) y gestionan tarjetas de crédito. La desventaja de esta fórmula respecto a la creación de un banco "tradicional" es que no tienen permiso para captar depósitos de los clientes.

Por el momento Amazon ya ha dado algún pequeño paso en países como Estados Unidos, México o Reino Unido a través de Amazon Cash/Amazon Top Up, servicios similares que permiten a los usuarios añadir mediante pagos en efectivo fondos a una cuenta digital para compras en Internet. Una alternativa a las tarjetas de crédito, sin comisiones, que podría ser la primera incursión de Amazon en una industria gigantesca.

Te puede interesar

Lo más popular