Pasar al contenido principal

15 estrellas de Hollywood que no aceptaron sus Oscars

Marlon Brando no estaba interesado en subir al escenario de los Oscar para aceptar su premio por 'El padrino'.
Marlon Brando no estaba interesado en subir al escenario de los Oscar para aceptar su premio por 'El padrino'. YouTube screenshot

Los Oscar son los premios más prestigiosos de Hollywood y marcan la opinión sobre las películas que se consideran buenas.

Pero eso no significa que todo el mundo esté ansioso por asistir a la ceremonia o por estar nominado. En los 90 años de historia de la ceremonia, algunos de los mejores actores y directores de Hollywood no han estado presentes en la entrega de premios o nominaciones y otros han llegado a rechazar el Oscar

Curiosamente, Leonardo DiCaprio nunca llegó a boicotear la ceremonia a pesar de sus muchas nominaciones frustradas, que al final cobraron sentido. Él ya no tiene que preocuparse por eso, y nosotros tampoco. 

Esta lista muestra algunos de los actores y cineastas que no han acudido (o han rechazado) los Oscar:

Marlon Brando

Fotograma de Marlon Brando en 'El padrino'.
Paramount

Sabiendo que estaba en posición de ganar el premio al mejor actor por su papel como Vito Corleone en El padrino, Brando boicoteó a los Oscar en 1973. En su lugar, invitó a la activista nativo americana Sacheen Littlefeather para que asistiera. Subió al escenario para aceptar el premio, y cuando leyó el discurso de Brando sobre el maltrato de los nativos americanos en el cine, la abuchearon.

Roman Polanski

El director Roman Polanski asiste a una rueda de prensa sobre la película 'La Venus de las pieles' durante el 66º Festival de Cannes, el 25 de mayo de 2013.
El director Roman Polanski asiste a una rueda de prensa sobre la película 'La Venus de las pieles' durante el 66º Festival de Cannes, el 25 de mayo de 2013. Jean-Paul Pelissier/Reuters

El director no asistió a la ceremonia de 2003, con la que obtuvo la estatuilla al mejor director por su trabajo en El pianista. Pero incluso si lo hubiera intentado, probablemente no lo habría logrado, ya que sigue siendo un fugitivo en los Estados Unidos debido a una condena por sexo ilegal. Harrison Ford aceptó el premio en su nombre.

Michael Caine

Michael Caine Oscar
Warner Bros. / The Dark Knight Rises

Michael Caine no estuvo presente cuando obtuvo su primer Oscar como mejor actor secundario en Hannah y sus hermanas, porque estaba ocupado filmando Tiburon, la venganza, una película con un 0% de audiencia en Rotten Tomatoes.

Caine aprendió su lección, y en el año 2000 se presentó para aceptar su merecida victoria por un papel secundario en Las normas de la casa de la sidra.

Elizabeth Taylor

Retrato de la actriz Elizabeth Taylor.
Courtesy of Christie's

El entonces esposo de Taylor, Richard Burton (también nominado por la misma película ¿Quién teme a Virginia Woolf?) convenció a la actriz para que se ausentase de la ceremonia de 1996 junto a él. Burton ya había perdido cuatro veces y temía perder otra más. Taylor ganó el Oscar a la mejor actriz, pero su fallo en dar las gracias a la Academia no le hizo ningún favor.

Woody Allen

Woody Allen en los Oscar.
AP Photo/Doug Mills

El escritor y cineasta tiene por costumbre no asistir a las ceremonias de entrega de premios, ni siquiera a los Oscar de 1978, cuando ganó el premio al mejor actor, al mejor guión original y a la mejor película por Annie Hall. Pero hizo una excepción al acudir a la ceremonia en 2002, con el motivo de presentar las películas que se habían hecho en Nueva York para honrar a la ciudad después de los ataques del 11 de septiembre.

Allen ha llegado a declarar que: "el concepto mismo de los premios es una tontería. No puedo acatar el juicio de otras personas, porque si lo aceptas cuando dicen que mereces un premio, entonces tienes que hacer lo propio cuando dicen que no lo mereces". Me parece justo. 

Paul Newman

Retrato de Paul Newman.
Flickr

Después de que hubiera estado nominado seis veces y tras recibir dos Oscar honoríficos, Newman finalmente cantó victoria gracias a El color del dinero en 1987. Pero no estuvo allí para aceptarlo, alegando ante la Associated Press que "es como perseguir a una mujer hermosa durante 80 años. Finalmente, ella se rinde y tú le dices: "Lo siento muchísimo. Estoy cansado."."

Katharine Hepburn

Katharine Hepburn Oscar
Reuters Pictures

Con cuatro triunfos, Hepburn sigue teniendo el récord del máximo número de Oscar para un actor, aunque Meryl Streep está acercándose. Hepburn nunca se presentó a las ceremonias para aceptar ninguno de sus Oscar, aunque no rechazó los premios. Hepburn hizo su primera aparición en los Academy Awards de 1974, cuando presentó el Irving G. Thalberg Memorial Award diciendo: "soy la prueba viviente de que una persona puede esperar 41 años para empezar a ser desinteresada".

Banksy

Grafiti de Banksy en el muro de Israel.
Flickr/Dominic Robinson

El misterioso maestro británico del grafiti valora su anonimato. En 2011 su ópera prima Exit Through the Gift Shop fue nominado con el Oscar al mejor documental. Pero a Bansky le prohibieron asistir a la ceremonia con una máscara. 

El ejecutivo de la Academia, Bruce Davis, aclaró las razones ante el Entertainment Weekly: "si la película ganase, lo que podría ocurrir sería divertido pero al mismo tiempo inquietante. Imagínense que suben cinco tíos con máscaras de monos al escenario y todos ellos dicen: "Yo soy Bansky", ¿a quién demonios se lo daríamos?". Resulta que no habría sido un problema, ya que Inside Job le arrebató el premio.

Alice Brady

Retrato fotográfico de Alice Brady.
Getty Images

Brady –no hay que confundirse con Alice, de La tribu de los Brady– ganó el premio a la mejor actriz de reparto por su papel en En el viejo Chicago en la ceremonia de 1937. Como Brady no estaba allí, un hombre subió al escenario y aceptó la placa en su nombre (los actores secundarios no obtuvieron el derecho a ganar una estatua hasta 1944). Resulta que el hombre era un impostor y robó la placa. Nunca fue encontrado y tampoco la placa, pero la Academia le dio a Brady una de sustitución.

George C. Scott

Fotograma de George Scott en 'Patton'.
Oscars/"Patton" screenshot

Scott rechazó su nominación como mejor actor por Patton en 1970, y tuvo la decencia de hacerle saber a la Academia que rechazaría el premio si ganaba. Ganó de todos modos, y supuestamente calificó a los Oscar de "un desfile de mercancía de dos horas de duración". Hoy en día, el actor estadounidense se cabrearía porque el "desfile de mercancía" a menudo excede las cuatro horas.

Will Smith

Fotografía de Will Smith frente a un cartel de su película 'La verdad duele'.
Frazer Harrison/Getty Images

En 2016, aunque no fuese nominado por La verdad duele, Will Smith prometió no asistir a los Oscar en protesta por la falta de diversidad. Por segundo año consecutivo, los 20 nominados eran blancos. Smith reivindicó ante Good Morning America que "somos parte de esta comunidad. Pero actualmente, nos sentimos incómodos quedándonos parados diciendo que todo está bien."

Este no fue el primer boicot a los premios de Smith. En 1989, lo hizo con los Grammy, cuando se enteró de que el anuncio de la mejor actuación de rap no sería televisada. 

Peter O'Toole

Fotografía de Peter O'Toole ante estatuillas de los Oscar a tamaño gigante.
Getty Images

En 2003, O' Toole se convirtió en la primera persona en rechazar un Oscar honorífico. Durante 44 años, fue nominado ocho veces en la categoría de mejor y nunca ganó. Escribió una carta dirigida a la Academia en la que decía: "sigo estando en el juego y todavía podría ganar descaradamente al adorable cabrón. ¿Podría la Academia aplazar ese honor hasta que tenga 80 años?"

Después de que el presidente de la Academia le informara de que Paul Newman y Henry Fonda ganaron después de recibir el Oscar honorario, O' Toole cedió y aceptó el premio en la ceremonia de 2003. 

Terrence Malick

Imagen del director Terence Malik.
AP

El legendario director nunca ha asistido a los Oscar. Antes de estrenar La delgada línea roja, los productores de la película ofrecieron una entrevista reveladora a Vanity Fair con detalles sobre el trabajo de Malick, a pesar de firmar un acuerdo de confidencialidad antes del rodaje.

Malick recibió su primera nominación como mejor director de cine, pero no asistió a la ceremonia porque los productores que lo traicionaron iban a asistir. Finalmente ni ellos asistieron ni la película ganó nada. Malick tampoco se presentó a la ceremonia de 2012, en la que fue nominado por El árbol de la vida, con la que tampoco recogió la estatua.

Eminem

Imagen de Eminem en un concierto.
Kevork Djansezian/Getty

Cuando Eminem ganó el Oscar a la mejor canción original por Lose Yourself en 2003, no estuvo presente para recibir el premio. Su coautor, Luis Resto, fue quien aceptó el galardón. Eminem estaba durmiendo cuando su canción ganó. En una entrevista, dijo que se saltó la ceremonia porque pensó que no tenía posibilidades. Probablemente pensó que Bono ganaría, y Bono probablemente pensó lo mismo.

Stanley Kubrick

Stanley Kubrik dirigiendo un rodaje.
Reuters

Kubrick nunca llegó a ganar un Oscar al mejor director. Pero en 1969, lo recibió gracias a los efectos especiales en 2001: Una odisea del espacio. Kubrick no estaba presente, así que Diahann Carroll y Burt Lancaster aceptaron el premio en su lugar, bromeando que Kubrick estaba en Marte explorando nuevas localizaciones para la secuela.

Te puede interesar