15 hábitos saludables que debes adquirir si quieres envejecer bien y vivir más

'Nosotros en la noche'.
'Nosotros en la noche'.
  • No esperes a que llegue una presunta píldora milagrosa que te hará inmortal: alarga tu vida, y mejora notablemente su calidad, siguiendo estos hábitos saludables.
  • El ejercicio y perder peso no lo es todo si quieres envejecer bien: deberás adoptar una mentalidad positiva al respecto, rodearte de tus seres más queridos o atreverte a no dejar de aprender.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La búsqueda de la inmortalidad, o al menos el prolongamiento de la vida, parece ser uno de los retos actuales de la ciencia y de la tecnología. Pero no necesitas una futurible píldora milagrosa para vivir mucho más y con una salud de hierro. Solo debes seguir estos hábitos saludables que además tendrán un impacto positivo general en tu cuerpo y en tu mente.

1. Mantén una perspectiva positiva sobre el envejecimiento

'El nuevo exótico Hotel Marigold'.
'El nuevo exótico Hotel Marigold'.

Puede parecer una frase remanida, pero es cierto aquello de "eres lo que piensas". Un estudio publicado en The Journal of the American medical Association concluyó en su momento que las personas maduras que envejecen con satisfacción (y asocian este proceso con ventajas como haber acumulado experiencias y sabiduría) tienen un 40% más de posibilidades de recuperarse de alguna enfermedad que aquellos que creen que envejecer es algo terrible o inútil.

2. Pierde un poco de peso

personas haciendo ejercicio
Unsplush/GRAHAM MANSFIELD

No necesitas grandes cambios en tu dieta para reducir notablemente los riegos de sufrir diabetes o problemas cardiovasculares. Según ScienceDaily, las personas obesas solo deben perder un 5% de su peso para disfrutar de ventajas saludables significativas.

3. Apuesta por la dieta mediterránea

dieta mediterránea

Getty Images

El estudio reciente Cómo la dieta mediterránea ralentiza la progresión del envejecimiento y ayuda a prevenir el comienzo de la fragilidad no solo tiene un título que resume muy bien sus conclusiones, sino que te invita a comer más pescado, fruta, vegetales, nueces… Todo con tal de prevenir ataques cardiovasculares y una muerte prematura.

4. Come hasta saciar tu hambre, ¡pero no te empaches!

'Wall-E'.
'Wall-E'.

Comer más de la cuenta solo tiene consecuencias negativas para tu salud según el estudio Obesidad y riesgo cardiovascular: se reduce tu esperanza de vida, puedes sufrir problemas del corazón, generar diabetes… Si tienes problemas para controlar tu apetito, el mindfulness es una genial herramienta para desarrollar control a medio/largo plazo.

5. Evita la carne procesada

bacon

Getty Images

Recientemente han empezado a surgir investigaciones que han querido estrechar la relación negativa que existe entre tu salud y pasarse con la carne procesada. Por ejemplo, un análisis de Harvard descubrió que con solo comer este tipo de carne una vez al día puede aumentar tu riesgo de problemas del corazón en un 42% y de generar diabetes en un 19%. Curiosamente, los "culpables" detectados no fueron las carnes saturadas o el colesterol sino el sodio y el nitrato.

6. Aliméntate con más comida azul

Arándanos y frambuesas.
Getty Images.

Los alimentos azules o de colores oscurecidos como los arándanos, las cerezas, las espinacas o la kale disminuyen el riesgo de diabetes en un 26% según un estudio reciente en el que casi 200.000 voluntarios tomaron arándanos durante un mínimo de 3 veces a la semana. Este tipo de fruta y verduras son ricas en nutrientes y fibra. Además, con poca cantidad quedas más lleno que si te das un atracón de comida rápida.

7. Haz ejercicio

Pete Koch, considerado una de las personas maduras más fuertes del mundo.
Pete Koch, considerado una de las personas maduras más fuertes del mundo.
Strong Path

Aquí no es tanto hacer ejercicio por hacer, sino implementar la mejor rutina física que te ayude a envejecer de la mejor forma posible. Según un estudio de 2017, el mejor ejercicio para llegar bien a la edad madura es el entrenamiento que intercala ejercicios moderados con otros de más alta intensidad (a través de NewScientist). Este último tipo de ejercicio ayuda a tus mitocondrias a aumentar la energía generada por tus células, lo que reduce tu fatiga o el riesgo de sufrir diabetes.

8. Pásalo genial con relaciones de calidad

'La guerra con el abuelo'.
'La guerra con el abuelo'.

"La soledad y el aislamiento social tienen efectos muy adversos en la salud", advierte la profesora en psiquiatría Elissa Epel para Marin Magazine. Dejar de hablarte con familiares o amigos es una actividad negativa asociada al aumento de sufrir una enfermedad grave, entre otros problemas. "Es tan terrible como fumar". Eso sí: si conectas con otros, que sean gente de confianza que te haga sentir bien. "La calidad triunfa sobre la cantidad".

9. Toma algo de colágeno

Colágeno en polvo.
Colágeno en polvo.

Shutterstock

El colágeno es una proteína que produce el cuerpo y que ayuda precisamente a mantenerlo joven. Conforme te haces mayor, produces menos colágeno y de ahí que tu piel se reseque más, aparezcan arrugas… Según un estudio publicado en PubMed precisamente sobre el cuidado de la piel, añadir un suplemento de colágeno en tu rutina diaria te ayudará a aumentar la elasticidad de tu piel o a prevenir dolores en tus articulaciones o pérdida de la masa ósea.

10. Añade arroz a tus platos

'La gente del arrozal'.
'La gente del arrozal'.

La investigación Diferencias en el envejecimiento en las pieles de distintas etnias quiso ahondar en por qué en ciertas regiones la población conserva mejor su piel. Uno de los descubrimientos reveló que el arroz, ingrediente estrella en Asia, ayuda a rejuvenecer la piel y el cabello gracias a sus vitaminas, minerales y aminoácidos.

11. Toma el sol con protección

Guía de compra de crema solar

GettyImages

Exponerte a los rayos solares sin crema protectora, sombreros o demás defensas no solo aumenta los riesgos de padecer cáncer, sino que provoca un reducimiento de la calidad de tu piel a gran velocidad.

12. Práctica la meditación

'7 años en el Tíbet'.
'7 años en el Tíbet'.

La ciencia ya ha demostrado con creces los beneficios positivos tanto a nivel físico como mental que conlleva meditar a diario, pero recientemente están saliendo estudios que apuntan a que esta práctica también ralentiza el envejecimiento. En concreto, meditar tiene un efecto saludable en tus telomeres, unas capas protectoras que vigilan la información genética de tus células. Cuanto más se dividen tus células, más se acorta la protección de los telomeres y más posibilidades de sufrir una enfermedad. Meditar alarga la vida de estas defensas, y, teóricamente, te permite vivir más y mejor.

13. Descansa

Insomnio, razones por las que no puedes dormir
Getty Images

El insomnio o los problemas para dormir acaban afectando negativamente el envejecimiento de tu cerebro, entre otros efectos negativos. Así que asegúrate de dormir tus horas adecuadas y dejar los videojuegos o ese episodio de la serie de Netflix para otro día.

14. Cambia regularmente tu apariencia

Cortar pelo peinados

Un gesto tan simple como cambiarte de peinado o pintarte las uñas no solo provoca que parezcas más joven desde fuera; según diversas investigaciones, a nivel mental te sientes rejuvenecido y eso da órdenes a tu cuerpo para que pierdas unos cuantos añitos como quien no quiere la cosa.

15. Sigue aprendiendo

'Regreso a la escuela'.
'Regreso a la escuela'.

Conforme creces, tu cerebro pierde elasticidad y le cuesta más realizar conexiones valiosas. Eso ocurre porque cada vez te habitúas más a tu rutina, y lo conocido no ejercita a la mente. Para estar mentalmente sano, intenta aprender algo nuevo regularmente, viaja para exponerte a sitios y situaciones inéditas y no te olvides de retarte con crucigramas, acertijos, adivinanzas y otros retos de este estilo.

Otros artículos interesantes:

Beber más de 2 cafés al día reduce en un 44% la mortalidad, según un estudio

Qué tienes que comer para vivir más, según la ciencia

La dieta japonesa podría ser la clave para vivir más años, y no por sus ingredientes