Pasar al contenido principal

15 inventos sencillos que han acabado valiendo millones y que se te podrían haber ocurrido a ti primero

Slinky juguete
Getty Images

El ser humano ha evolucionado gracias a las ideas sencillas que acaban valiendo millones. Esas conexiones neuronales únicas que nadie había asociado antes.

Resulta muy fácil identificar una idea brillante. Cuando te la cuentan, exclamas al instante: "¡cómo no se me habrá ocurrido a mí!".

Las ideas más geniales son aquellas que se le podrían haber ocurrido a cualquiera, como por ejemplo ponerle un palo a un caramelo, o a un trapo, para inventar el chupachús o la fregona.  Es algo tan sencillo y evidente, que nos choca cuando descubrimos que son inventos del siglo XX.

¿Qué ideas sencillas aplicadas a la tecnología han acabado valiendo millones? En tecnología pocas veces una idea sencilla tiene aplicación inmediata. Los avances tecnológicos importantes cuestan años de evolución, y muchos millones de inversión.

Pero es cierto que existen ideas sencillas que han revolucionado la tecnologia, y han convertido en millonarios a sus inventores. 

The Million Dollar Homepage o cómo cobrar por un anuncio minúsculo

Dollar Million Homepage
Reddit

Corría el año 2005, y el joven Alex Tew, de 21 años, necesitaba dinero para terminar sus estudios. Así que se le ocurrió la brillante y sencilla idea de crear una página web llamada The Million Dollar Homepage. Era una hoja en blanco con una resolución de 1000 x 1000 píxeles, es decir, un millón de píxeles.

Puso a la venta cada pixel al precio de un dólar, en bloques de 10x10 píxeles, y el comprador podía colgar ahí imágenes, enlaces y textos. La original idea se convirtió en viral, y en apenas cuatro meses Alex Tew vendió su millón de píxeles, recaudando un total de 1.037.100 dólares (los últimos mil se subastaron, y pagaron más dinero por ellos).

Dell eliminó los intermediarios para vender PCs a cualquier persona en todo el mundo

Michael Dell
Flickr / Oracle

Siendo aún un estudiante universitario a principios de los años 80, Michael Dell se dio cuenta de que los ordenadores de la época eran tan caros debido a las comisiones de los intermediarios y las tiendas. Se le ocurrió crear una empresa en la que montarían los PCs y los venderían directamente al público, personalizándolos para cada cliente, sin pasar por las tiendas.

Michael Dell abandonó los estudios para hacer realidad su sencilla idea tecnológica, y en 1983 creó la empresa Dell. Dos años después puso en venta directa su primer Turbo PC, y en apenas 12 meses vendió ordenadores por valor de 70 millones de dólares. En el año 2001 Dell ya era el mayor vendedor de PCs del mundo.

Tras salir a Bolsa y vender acciones, Michael Dell volvió a recuperar su compañía pagando casi 25.000 millones de dólares en 2013.

Te puede interesar