15 objetos de tu casa que no limpias a menudo (y deberías hacerlo con más frecuencia de lo que crees)

Limpiar casa objetos
Getty
  • ¿Ya has realizado la limpieza primaveral de casa? ¿Has repasado la cocina, el baño, el dormitorio...? Genial, pero puede que te hayas dejado la microlimpieza, es decir, limpiar estos objetos que usas muy a menudo y que acumulan suciedad.
  • En general, la regla de oro de la limpieza de objetos y electrodomésticos es muy sencilla: cuanto más uses algo, más a menudo deberás limpiar ese algo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando te pones a limpiar tu casa o piso, es normal pensar a gran escala y lavar las habitaciones, la cocina, el baño... Pero te estás dejando la limpieza a pequeña escala: repasar aquellos objetos que usan a menudo y que por lo tanto acumulan mucha suciedad.

1. Los móviles

Móviles

Reuters

Si te fijas, te pasas gran parte del día utilizando tu smartphone, ya sea pulsando su pantalla sin parar o para hablar con familiares, amigos y compañeros de trabajo. Asegúrate de limpiar a diario o con mayor regularidad usando desinfectante. Utiliza algodón con alcohol para limpiar los bordes de los botones, las fundas de protección.

2. La cafetera

Cada cuánto limpiar la cafetera

cottonbro/Pexels

El interior de la cafetera es un lugar húmedo que, si se utiliza a menudo, puede convertirse en un cultivo de bacterias. No te limites a remojarla un poco y ya está: sigue bien estos pasos para lavar tu cafetera como es debido.

3. El teclado y el ratón

Atajos de teclado en Windows

Shironosov / Getty Images

Si eres gamer, si trabajas desde casa, si mantienes tus finanzas caseras con Excel… seguro que utilizas teclado y ratón casi cada día. Como resultado, puede acumular 400 veces la cantidad de bacterias que se encuentran en el asiento del inodoro. ¡Un montón! Límpialos al menos una vez a la semana.

4. Interruptores, pomos, manecillas

Limpiando el pomo de la puerta.
Diy13

Getty Images

La nevera, las puertas, el microondas, el horno… todo tiene pomos o manecillas. Por otra parte, los interruptores de la luz deben ser los objetos más usados a diario en tu casa. Desinfectarlos a menudo para acabar con la suciedad que se va acumulando y que puede cultivar gérmenes.

5. El mando

Una persona viendo la tele con el mando en la mano

Unsplash / Glenn Carstens-Peters 

Otro objeto que pasa de mano en mano y que recibe muchas opresiones diarias (¡aunque no se queja al respecto!). Al igual que con tu smartphone, utiliza algodón o bastoncillos para alcanzar las zonas más estrechas.

6. Las sábanas

sábanas limpias
futuristman/Shutterstock

Cada noche, mientras duermes, pierdes 15 millones de células de piel. Estas células no acaban en las sábanas, sino que acaban siendo alimento de los ácaros del polvo que habitan en ellas (¿trauma? trauma). Estos se multiplican y aumentan las posibilidades de que tengas alergia, acné e incluso algo peor. Lava las sábanas una vez cada 4 meses para evitar sustos (y acabar con estos invasores en miniatura).

7. Las almohadas

Almohada.
g-stockstudio

Getty Images

Lo que les ocurre a las sábanas más arriba también les pasa a las almohadas. Al igual que sus "compañeras de cama", debes lavarlas al menos una vez cada 4 meses.

8. Las alfombrillas en el baño

Alfombrilla del baño
Alfombrilla del baño

Las pisas a diario con los pies desnudos, y se encuentran en una de las zonas más húmedas de casa. Lávalas con frecuencia para acabar con las bacterias, pelos y polvo acumulados.

9. Las toallas

Toallas de baño
Pixabay

Al igual que las alfombrillas de arriba, usas la toalla a diario y se acaba acumulando mucha suciedad en ellas. Si notas que cada vez absorben menos humedad o que empiezan a desprender cierto olorcillo, lávalas. Lo habitual es que te toque limpiarlas una vez por semana.

10. El aire acondicionado

Limpiar aire acondicionado.
m-gucci

Getty Images

La primavera es el mejor momento para limpiar tu aire acondicionado. Ten en cuenta que debido a su uso excesivo en verano, y precisamente a las altas temperaturas de esta épica del año, este aparato acumula mucha suciedad que puede traer malos olores, humedad o averías que te saldrán muy caras.

11. Los fregaderos de la cocina

Limpiar el fregadero.
FotoDuets

Getty Images

Aunque no lo parece, los fregaderos de la cocina suelen estar más sucios que el baño debido a su uso constante (sobre todo si tiendes a acumular platos antes de lavarlos de golpe).

12. El interior de la lavadora

Lavadora

Getty Images

La pelusa acumulada dentro de la lavadora puede provocar incendios inesperados. Así que limpia el interior de este electrodoméstico tan servicial al menos una vez por semana.

13. La cesta de la ropa

Cesta de la ropa
Pixabay

Es el lugar que usas para acumular ropa sucia, humedad, sudorosa… Así que es normal que a la larga pueda acumular bacterias. Y estas bacterias pueden colarse en la ropa limpia que pongas. Desinfecta regularmente tus cestas, canastos o, en general, el recipiente para tu ropa.

14. La escobilla del váter

Escobilla de Vater de Donald Trump
Amazon

Todo el mundo se preocupa por limpiar el váter, ¡pero nadie se preocupa por la pobre escobilla que se encarga de dicha labor! Utiliza la misma lejía o detergente que usas para limpiar el baño en general para dejarla nueva y desinfectada.

15. El contenedor de la basura

Bolsa de la basura
Pixabay

Cierto es que el contenedor tiene siempre una bolsa dentro, pero eso no significa que sea un lugar libre de bacterias. Si la bolsa se rasga, lo que rezuma de ella se deslizará hacia la zona inferior del contenedor y habrá manchado sus paredes en el proceso. Así que acostúmbrate a lavar el contenedor cada vez que coloques una bolsa nueva.

Otros artículos interesantes:

18 formas de usar la sal para limpiar tu casa

Estos son los productos imprescindibles para limpiar tu coche por dentro y por fuera

Cómo limpiar el lavavajillas sin esfuerzo paso a paso