16 consejos para aprender a conservar alimentos frescos por el mayor tiempo posible

fruta fresca

Getty Images

Los alimentos frescos siempre son más susceptibles de ponerse malos antes, incluso en el transcurso del cocinado, muchos de ellos, se oxidan. 

Las manzanas son un buen ejemplo. Quieres añadirlas a una ensalada, las troceas bien y cuando las vas a echar en tu mezcla, tienen un aspecto horrible. 

El truco para conservar el jamón como si fuera el primer día

Para que esto no ocurra, ni con las manzanas, ni con otros alimentos frescos apunta estos consejos que te ayudarán a conservarlos por más tiempo:

1. Pon limón o una rodaja de limón con tus frutas

Limon y fresas

En Mirror, recomiendan poner 2 rodajas de limón en un recipiente donde vayas a guardar tus fresas y después cerrarlo y meterlo a la nevera. Aseguran que se mantendrán frescas por mucho más tiempo. 

2. ¡No hace falta meter todo a la nevera!

tomates

Los tomates se conservan hasta 2 semanas fuera de la nevera y su sabor y textura es mucho mejor que cuando los sacas directamente del frigorífico. 

3. Pepino troceado

Pepino

Aunque ya lo hayas partido, puedes envolverlo en un trapo húmedo y meterlo a la nevera o en un táper con un pelín de agua, lo importante es que conserve la humedad. 

4. Qué hago con las setas

Setas

A no ser que las compres es un supermercado directamente del refrigerador, las setas aguantan muy bien a temperatura ambiente.

5. Nueces peladas

Nueces

Este es un truco anti-bichitos que quieran comerse tu comida. En la Bioguía recomiendan que si eres de los que prefiere pelar muchas nueces y ya tenerlas listas, pero te da miedo que puedan ser atacadas por los insectos, las tuestes un pelín en la sartén.

6. Conservar hojas verdes

Cilantro

Para conservar por mucho tiempo el perejil y el cilantro,  hay que lavarlos y desinfectarlos bien.  Luego, y esto es muy importante, deja que sequen y envuélvelos en papel periódico, mételos a una bolsa y ciérrala lo mejor que puedas. 

6 picoteos saludables con los que combatir el hambre y la falta de concentración a media mañana

Durarán muchas semanas verdes y frescos.

7. Vinagre para conservar

pepinillos

No es ningún secreto, y se usa mucho en encurtidos, pero el vinagre conserva muy bien los alimentos frescos. Aunque parezca una locura, bañar tus fresas con vinagre y agua y luego secarlas puede hacer que duren frescas mucho más.

8. ¡Albahaca para siempre!

Albahaca

La albahaca dura mucho más si la dejas en la encimera de la cocina, al aire libre, poniendo los tallos en un vaso con agua, como si de un ramo de flores se tratara.

Con suerte además echará raíces y tendrás albahaca para siempre. 

9. No juntes patatas y cebollas

patatas y cebollas

Es típico tener en un cesto al aire libre patatas con cebollas, pero en realidad que estén juntas solo hará que se pudran mucho antes.

10. Aguacates listos para tomar

aguacate

Intenta guardar siempre el aguacate con su hueso y además pon unas gotitas de limón la superficie que se quedará al descubierto para evitar que se oxide. 

Con los plátanos puedes hacer lo mismo.

11. Cebollas 

Cebollas en el pueblo

Como ya se ha explicado previamente las cebollas deben conservarse solas, y según la Bioguía, lo mejor es que las cuelgues en mallas, con separación entre ellas. 

12. Quesos que duran más

Queso en aceite

Es cierto que cambia su sabor, pero si sabes que no vas a comer un queso en un tiempo, y no quieres tirarlo, lo mejor es que lo conserves en aceite. 

13. La lechuga y el plástico

Lechuga

Cuando compres lechuga fresca envasada, no la dejes ahí dentro si te sobra un poco para la siguiente ensalada. 

Lávala, desinféctala y guárdala en un recipiente hermético con una gasa o papel húmedo que mantenga su humedad.

14. Limones en la nevera

Limones

Si no lo cubres se va a poner malo a la primera de cambio o se va a secar, lo mejor es que lo cubras con papel de aluminio. 

15. Patatas cortadas

patatas

Has cortado muchas patatas y tienes un excedente: ¿Las tiras? No, no se tira nada. 

Pon esas patatas en un táper de cristal y mójalas con un poco de agua y vinagre, cuando las necesites lávalas de nuevo, y estarán como nuevas. 

16. Las zanahorias también aguantan

zanahorias

Aunque las hayas troceado previamente, pelado o rallado, si las humedeces ya sea con un trapito húmedo o con agua directamente, aguantarán en perfecto estado en la nevera.

Otros artículos interesantes:

Los 15 alimentos que más energía te aportarán a lo largo del día, según la ciencia

Los mejores alimentos para luchar contra la hinchazón de abdomen, según la ciencia

Los mejores bento box para llevarte la comida al trabajo

Te recomendamos