Más de 16.000 personas quieren infectarse voluntariamente con el coronavirus para ayudar a acelerar el desarrollo de la vacuna

A medical worker prepares a measles vaccine on September 10, 2019 in Auckland, New Zealand.
Fiona Goodall/Getty Images

Fiona Goodall/Getty Images

  • Más de 16.000 personas han mostrado su disposición a infectarse deliberadamente con el coronavirus para ayudar a que pueda descubrirse antes una vacuna eficaz.
  • El método de infectar deliberadamente a personas con un virus para probar la eficacia de una vacuna se denomina ensayo de desafío humano.
  • La Organización Mundial de la Salud ha afirmado que, aunque podría ser eficaz, no debería utilizarse con patógenos que tienen altas tasas de mortalidad y no tienen curas ni tratamientos.
  • Por ahora no existe ninguna autorización de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos para permitir estos ensayos de desafío humano.
  •  Descubre más historias en Business Insider España.

Más de 16.000 personas se han mostrado dispuestas a participar como voluntarias para acelerar el desarrollo de la vacuna contra el nuevo coronavirus infectándose conscientemente con el virus, según explica la cadena estadounidense CNN.

El método se denomina estudio de desafío humano, y podría acelerar la investigación de una vacuna porque proporcionaría a los participantes el virus después de inyectarles la vacuna o un placebo y de supervisar la eficacia de la vacuna, cuenta la CNN.

Este método se contrapone a la espera de meses para ver cuántas personas de las miles a las que se les administra la vacuna en un ensayo convencional contraen el virus mientras siguen con su vida con normalidad.

Según la Organización Mundial de la Salud, este tipo de estudios de desafío humano no son necesarios para el desarrollo de cada vacuna, pero los desarrolladores de vacunas pueden solicitar su uso si consideran que los modelos animales presentan limitaciones.

"Los modelos animales suelen ser bastante imprecisos en cuanto a reflejar las enfermedades humanas, y muchos organismos infecciosos contra los que un desarrollador podría querer desarrollar una vacuna son específicos de la especie humana", señala la OMS en un informe sobre los ensayos de desafío humano.

Leer más: Los genetistas no descartan que existan personas con inmunidad innata frente a la infección por coronavirus: todas las respuestas que la ciencia está buscando en el ADN

Además, la OMS advierte que los ensayos no pueden ser utilizados para virus que no tengan tratamiento y, sobre todo, para aquellos que puedan tener altas tasas de mortalidad.

"Por ejemplo, si un organismo causa una enfermedad con una alta tasa de letalidad (o hay un largo e incierto período de latencia) y no existen terapias para prevenir o mejorar la enfermedad y evitar la muerte, en ese caso no sería apropiado considerar la posibilidad de realizar ensayos de desafío humano con un organismo de ese tipo", resume la OMS.

Carl Recine/Reuters

Carl Recine/Reuters

La idea de emplear un ensayo de desafío humano para el COVID-19 surgió en un artículo del 31 de marzo en la revista Journal of Infectious Diseases, explica la CNN.

El artículo afirmaba que a pesar de que sería arriesgado "cada semana que se retrase el lanzamiento de la vacuna irá acompañada de miles de muertes en todo el mundo".

"Es una idea que resulta controvertida cuando la gente oye hablar de ella por primera vez", explicó a la CNN el coautor del artículo, Nir Eyal, un especialista en bioética. "Sin embargo, demostramos que si se selecciona a las personas de la manera correcta y se lleva a cabo el ensayo de la manera correcta, el riesgo es sorprendentemente bajo y ciertamente dentro de los límites de lo que ya hemos autorizado".

Así, más de 16.000 firmantes de 102 países se han adherido a una declaración que dice "estoy interesado en ser expuesto al coronavirus para acelerar el desarrollo de la vacuna" en una web nueva llamada 1 Day Sooner. La web, eso sí, no supone ningún contrato legal.

"Soy un estudiante joven y saludable y quiero ayudar a desarrollar una vacuna segura de forma rápida, y estoy encantado de ofrecerme como voluntario para formar parte de este proceso. En mi opinión, la importancia de esto supera los riesgos personales", explica uno de los firmantes.

Leer más: Epidemiólogos y farmacéuticas avisan de que se necesitarán "múltiples vacunas" para hacer frente a la demanda que ha generado la pandemia

Pero a pesar de que el método podría producir una vacuna rápidamente, también supone un riesgo elevado. Aunque el virus ha sido especialmente grave para las personas de mayor edad y las que tenían patologías previas, también ha matado a muchos adultos jóvenes y ha provocado diversas complicaciones. No hay forma de saber cómo va a afectar a cada persona y los síntomas pueden empeorar en cualquier momento tras la infección. Las opciones de tratamiento son muy limitadas.

LEER TAMBIÉN: La otra cara del desarrollo de la vacuna contra el coronavirus: qué sucederá con la patente y cómo puede España garantizar su acceso a toda la población

LEER TAMBIÉN: Infectar a voluntarios con el coronavirus podría acelerar la llegada de una vacuna, según la OMS

LEER TAMBIÉN: "Seguimos siendo muy vulnerables": Margarita del Val, la viróloga que coordina 150 equipos de investigación en el CSIC, asegura que la inmunización natural no es viable y aboga por una app de rastreo

VER AHORA: Las acciones de Nvidia se han disparado un 31.000% desde su estreno en bolsa: cuánto habrías ganado exactamente si hubieras invertido 1.000 euros el primer día

    Más:

  1. Salud
  2. Coronavirus
  3. Trending