Pasar al contenido principal

17 alimentos comunes que seguro no sabías que se pueden congelar

Comida en el congelador
Gettyimages
  • Más allá de helados, carnes o pescados, habituales en el congelador, es posible congelar otro tipo de alimentos y comidas.

  • A continuación encontrarás 17 alimentos comunes que quizás no sabías que podías congelar sin ningún tipo de problema.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

¿Qué alimentos guardas habitualmente en el congelador? Suele haber un consenso al respecto: helados, verduras, carne, pescado… Pero existen otros muchos que seguramente no sabías que se podían congelar.

Lo mejor de todo es que si sigues estos sorprendentes trucos ahorrarás mucho tiempo en la cocina y podrás degustar sabrosos platos en cuestión de minutos.

Además, a pesar de la creencia popular, la congelación de alimentos no significa necesariamente una disminución de los nutrientes.

Echa un vistazo a 17 alimentos que no sabías que podías congelar.

Hierbas y especias

alimentos que se pueden congelar
Pratiksha Mohanty/ Unplash

Por regla general, cualquier alimento que no contenga demasiada agua, no aguanta bien la congelación. En el caso de las hierbas aromáticas, o las especias, usa este pequeño truco: congélalas en aceite de oliva. Después échalas directamente a tus guisos.

Clara de huevo

innovaciones tecnológicas que transformarán alimentación
Jakub Kapusnak/ Unsplash

Aunque parezca increíble, puedes separar la clara de un huevo y congelarla cruda.

Déjala por la noche en la nevera para descongelarla y úsala en tortillas, postres, o donde la necesites. Seguro que es un alimento que no sabías que podías congelar.

Ajos

alimentos que se pueden congelar
team voyas/ Unplash

El ajo se utiliza en muchas recetas en España (que se lo digan a Victoria Beckham).

Y más que lo deberíamos usar, ya que es muy beneficioso para la salud.

Pero es un alimento perecedero y, aunque aguanta bastante dentro de las casas, termina estropeándose y luego nunca tienes cuando se necesita.

Si quieres tener ajos siempre a mano, tuesta algunos y congélalos. Los puedes añadir congelados a cualquier plato guisado u horneado.

Puré de frutas

Las frutas son ricas en fibra
Getty Images

Haz un puré en la batidora con cualquier fruta que te guste: fresas, naranjas, plátano, etc. Mételo en cubitos de hielo y congélalo. Úsalo en cualquier zumo para refrescarlo, o espera a que se descongele de forma natural para beberlo.

Puré de hojas verdes

alimentos que se pueden congelar
chiara conti/ Unplash

No todos los purés se conservan bien en el congelador, especialmente si llevan patata. Pero los purés hechos con verduras de hojas verdes, como la berza o las espinacas, sí aguantan muy bien.

Solo tendrás que descongelarlos en el microondas para consumirlos en un par de minutos.

Salsa de tomate

alimentos que se pueden congelar
Dennis Klein/ Unsplash

Otro alimento muy común que usas al preparar la pasta, y a veces te sobra. Puedes congelarlo en cubitos de hielo y más adelante echarlo en alguna cazuela, o descongelarlo y usarlo con la pasta.

Pesto

alimentos que se pueden congelar
Caroline Attwood/ Unsplash

En España se usa el pesto (una salsa hecha con albahaca, piñones, queso y aceite de oliva) principalmente para las pastas italianas, pero en otros países se consume incluso untado en el pan. Mantiene todas sus propiedades si lo congelas.

Cebollas

alimentos que se pueden congelar
Lars Blankers/Unsplash

¿Has probado congelar la cebolla cortada a trozos? Queda perfecta cuando la descongelas…

Caldo

alimentos que se pueden congelar
Henrique Félix/Unsplash

¿Te ha sobrado un poco de caldo del cocido, o de pescado? Congélalo, y lo podrás echar sin descongelar en cualquier receta que lo requiera.

Leer más: Dieta Keto: todo lo que tienes que saber sobre la dieta cetogénica que está tan de moda

Limones

El limón es ácido
El limón es ácido Flickr/Pen Waggener

¿Tienes limones a punto de estropearse? Haz un zumo, y congélalo en cubitos de hielo. Échalos en un té cuando quieras refrescarte. O incluso en la Coca Cola…

Mantequilla y suero de mantequilla

Mantequilla

Getty Images

Si no te crees capaz de utilizar toda la mantequilla antes de su fecha de caducidad, puedes congelarla.

Su envase original debería protegerla de las altas temperaturas del congelador pero también puedes guardarla en una bolsa de plástico.

Por otro lado, también puedes congelar el suero de mantequilla —fundamental para que tus tortitas queden deliciosas.

Utiliza una bandeja de cubitos de hielo y colócala dentro de un envase que se pueda cerrar: te durarán hasta 3 meses.

Pan

Pan integral.
Getty

A los carbohidratos les gusta el frío.

El pan de molde puede durar más de 3 meses en la nevera mientras que una barra puede mantenerse durante un mes.

Para conseguir que vuelva a su estado natural, mójalo con un poco de agua y luego caliéntalo en el horno.

Patatas fritas y pretzels

Patatas fritas de bolsa.
Getty Images

El frío duplica la fecha de caducidad de este tipo de alimentos y, además, les añade un toque crujiente.

 

Aguacate

cómo escoger el mejor aguacate según un chef con estrella michelin
Kelly Sikkema/ Unplash

Si quieres que los aguacates te duren más tiempo, congélalos.

Pela la fruta y luego córtala por la mitad.

Ya solo te queda guardarlos en tu congelador y esperar a que quieras consumirlos.

Maíz en su mazorca

El maíz es bueno si está separado de la mazorca [RE]
Flickr / bitzi

El maíz en mazorca es un alimento básico para las barbacoas de verano.

Y, si lo deseas, puedes comerlo durante todo el año.

Así, si lo congelas, puede durarte hasta un año. 

Para eso tienes que sellarlo en bolsas plásticas de congelador con todas sus partes intactas. Eso sí, guárdalo inmediatamente después de comprarlo.

 

Nueces

Nueces
Getty Images

Congelar las nueces ayuda a preservar sus aceites naturales.

Almacénalas en un envase hermético o envuélvelas bien en plástico.

Así, te durarán hasta 8 meses.

 

Queso curado

razón por la que el parmesano es tan caro
Cortesía de Parmigiano Reggiano.

Si decides congelarlo tienes que saber que su textura cambiará, ya que se volverá más desmenuzable.

Puedes guardarlo directamente en una bolsa dentro del congelador o también puedes rallar el queso en 1 o 2 tazas y congelarlo en una bolsa.

Durará unos 6 meses. 

Y además