17 alimentos con menos de 50 calorías para incluir en tus recetas de otoño y no engordar

personas cocinando
Getty Images
  • Si estás pensando en perder peso o simplemente quieres cuidar tu silueta, entonces puede que estés centrado en contar cuántas calorías consumes al día.
  • Cuando das a tu cuerpo menos energía de la que necesita, este empieza a tirar de las reservas de grasa que tiene almacenadas.
  • Aquí se recopilan algunos de los alimentos más bajos en calorías de esta temporada para que puedas incluirlos en tus recetas de otoño y no engordar.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando intentas perder peso las calorías son el gran villano de la película.

Cada vez que vas a comerte algo consultas su valor energético y sopesas cuánto supondrá esto para tu dieta. Resulta agotador.

Eso no significa que no sea válido. Cuando el aporte calórico es mayor del que necesitas, tu cuerpo almacena esa energía sobrante, principalmente en forma de grasa. Entonce, si reduces la ingesta calórica minimizas ese exceso para que no pase a acumularse en tu cuerpo. Por otro lado, cuando le das menos energía de la necesaria tu organismo empezará a tirar de sus reservas.

La "obsesión" por contar calorías puede ser una forma eficaz de adelgazar siempre que tengas en cuenta que no solo se trata de cantidad, también del origen de éstas.

Leer más: Este es el momento del día en el que tu cuerpo quema más calorías

Dicho esto, comer menos y hacer ejercicio son las maneras más eficaces de perder peso.

Si estás en este reto o simplemente quieres mantener tu silueta, aquí puedes encontrar algunos de los alimentos más bajos en calorías de esta temporada para preparar recetas de otoño sin demasiado miedo a engordar. Ninguno de ellos supera las 50 calorías.

Acelgas

Getty Images

Esta verdura es realmente baja en calorías, con un aporte de solo 19 calorías por cada 100 gramos.

Es rica en agua, lo que pude ayudar a hidratar el cuerpo, vitamina C y vitamina A. Destaca sobre todo su aporte de vitamina K, realmente elevado. Este componente es clave para la coagulación de la sangre, la función nerviosa, muscular y la salud ósea.

Alcachofas

Reut Malichi/ Unplash

Tras el agua, el componente mayoritario de las alcachofas son los hidratos de carbono, por lo que son ricas en fibra. Este alimento también aporta potasio y fósforo en cantidades llamativas.

Sin embargo, como afirma la Fundación Española de Nutrición (FEN) lo más destacable de su composición son una serie de sustancias que se encuentran en pequeña cantidad (esteroles y cinarina), pero dotadas de notables efectos fisiológicos positivos. 

Por supuesto, la alcachofa es un alimento con muy pocas calorías, aportando en torno a 44 calorías por cada 100 gramos.

Almejas

Getty

Si te gustan las comidas con sabor marinero puedes optar por preparar platos con almejas.

No solo están de temporada en octubre, además son uno de los mariscos más bajos en grasa. Aportan unas 47 calorías por 100 gramos y su contenido en grasas es de 0,5 gramos por esa ración. Y son buena fuente de hierro y yodo.

Berenjenas

Getty Images

La berenjena conlleva un aporte de 27 calorías por cada 100 gramos. Aunque también es escaso su valor nutricional.

Destaca cierta presencia de flavonoides, sobre todo en su piel se localizan  antocianina con acción antioxidante, por lo que a la hora de consumirla puede ser adecuado ingerir la cáscara también. Para ello, antes de cocinarla puedes probar a tenerla un tiempo en agua lo que ayudará a reducir su amargor.

Brócoli

Getty

Esta verdura aporta solo 38 calorías por 100 gramos, mientras que supone una buena fuente de vitamina C, potasio, folatos y ciertos antioxidantes. También es significativo su aporte de hierro y vitamina K.

Quizá su sabor no la convierta en el alimento más apetecible, pero por su composición nutricional contribuye al buen funcionamiento del sistema nervioso y muscular, y ayuda a reducir los accidentes vasculares.

Hongos

Getty

Los hongos son una buena opción a tener en cuenta en tus comidas de otoño para mantener tu peso.

Su aporte energético se coloca entre las 25  y 35 calorías cada 100 gramos siendo además su contenido en grasas muy escaso.

Suponen un buen aporte de vitamina D (más elevado si las dejas un ratito al sol antes de cocinar). También son fuente de vitaminas del grupo B, ácido fólico,  potasio, hierro y fósforo y fibra, que favorece la sensación de saciedad.

El champiñón aporta unas 31 calorías por cada 100 gramos mientras que su porcentaje en grasas es de 0,3 gramos. Otras setas comunes conllevan 25 calorías el Boletus y 27 calorías los Níscalos.

Calabacín

Pixabay

Esta verdura finaliza su ciclo a finales de verano, por lo que su última recolecta permita hacerte con este alimento a principios del otoño

Esta hortaliza conlleva un bajo aporte calórico en parte por su gran contenido en agua: 100 gramos tan solo suponen 14 calorías.

Su consumo además conlleva para tu cuerpo significativas cantidades de vitamina C, así como de potasio y mucílagos, sustancia con propiedades emolientes que ayudan a tu aparato digestivo.

Calabaza

Megumi Nachev/ Unplash

Baja en calorías, la calabaza además aporta pocas grasas. Por 100 gramos de esta hortaliza se consumen 15 calorías y solo 0,2 gramos de lípidos.

Además, cabe destacar su contenido en ciertos carotenoides, antioxidantes que se se transforman en vitamina A en nuestro organismo.

Es significativo también su contenido en vitamina C, pudiendo cubrir con una ración hasta un 31% del consumo recomendado diario.

Coliflor

Getty

La coliflor es un alimento bajo en calorías, grasas e hidratos de carbono. Aporta unas 27 calorías por cada 100 gramos de producto.

Compuesta de una gran cantidad de agua, ayudando a tu hidratación, es rica en vitamina C y folatos.

Coles de bruselas

Pixabay

Las coles de bruselas son otro alimento otoñal que no te aportarán demasiadas calorías, pues su valor energético por 100 gramos se coloca en algo más de 42 calorías.

Razones para incluirlas en tu dieta no faltan. Son ricas en vitaminas C, hierro y potasio y conllevan cantidad significativa de fibra.

Prueba a cocinarlas al ajillo o salteadas con jamón para darle un sabor más atractivo.

Espinacas

chiara conti/ Unplash

Las verduras de hoja verde son un alimento esencial de cualquier dieta saludable, por los muchos beneficios que conllevan. Son ricas en fibra, antioxidantes, ácido fólico y ciertas vitaminas y minerales. A esto se le suma que en general engordan poco.

Bajas en calorías, 100 gramos de espinacas aportan 23 calorías. Esta verdura es rica en folatos, vitaminas A, C y E así como en fibra, hierro y potasio.

Granada

Getty Images

La granada es una de las frutas de otoño que no debería faltar en tu cocina.

Motivos para ello sobran, es rica en antioxidantes, tiene pocas calorías, (34 calorías por 100 gramos) y además conlleva numerosos beneficios para la salud, como ayudar a reducir el riesgo de diversas enfermedades graves como las cardíacas o el cáncer.

Puedes tomarla sola, añadirla a ensaladas y yogures o licuarla para hacer zumo.

Nabo

PxHere

El nabo es un alimento que puedes utilizar para incluir en ensaladas o guarniciones bajas en calorías, pues su valor energético es escaso, unas 32 calorías cada 100 gramos.

En cuanto a sus nutrientes, destaca sobre todo su cantidad de vitamina C.

Pera

Jonathan Mast/Unplash

La pera es una fruta jugosa, dulce y de las más bajas en calorías, (49 calorías por 100 gramos) del otoño.

Conlleva cantidades apreciables de fibra, potasio y de vitamina C. También contiene flavonoides, compuestos con carácter antioxidante. 

En nuestro país se cultivan varias especies de esta fruta, por lo que casi siempre es fácil encontrar alguna variedad de temporada. 

Puerro

Pxfuel

El puerro es un alimento muy frecuente en la mayoría de cocinas. Si bien se utiliza todo el año, el otoño es la temporada perfecta para algunas de sus variedades.

Resulta fácil de combiar en muchos platos, delicioso en vichyssoise, si no quieres arriesgarte con los efectos de la nata en tu silueta también puedes disfrutarlo en crema, puré, quiche o preparar la tradicional porrusalda de bacalao, un plato de cuchara idóneo para el tiempo otoñal.

Como el resto de alimentos aquí listados, el puerro es bajo en calorías, pero con un aporte algo mayor, hasta 48 calorías por 100 gramos. 

Asimismo es buena fuente de fibra, folatos, vitamina C y B6.

Tomate

Getty

El tomate es un habitual de las cocinas españolas por su sabor y versatilidad. Aunque su temporada óptima es el verano, su uso extendido hace que se pueda encontrar todo el año en los mercados.

Consumir 100 gramos de esta fruta tan solo conlleva un aporte de 22 calorías. Es rico en agua, su elemento mayoritario, y algo también en hidratos.

Y sus beneficios para la salud son significativos, sobre todo si se consumen con piel, pues entre sus componentes destacan la vitamina A, en forma de carotenoides y de vitamina C.

Zanahorias

Getty

Las zanahorias son fáciles de combinar en cualquier ensalada o guarnición, pueden ser perfectas como snack saludable o incluso como ingrediente para hacer una tarta más sana de lo habitual.

No solo aportan pocas calorías, unas 40 por cada 100 gramos, además son ricas en antioxidantes y vitamina A uno de los nutrientes clave para ayudar a tu sistema inmunológico. 

LEER TAMBIÉN: Cuánto duran los anticuerpos del coronavirus y cómo de efectiva es la inmunidad ante una reinfección

LEER TAMBIÉN: 7 vinos que fueron clasificados anualmente como el mejor vino tinto de España, según la OCU

LEER TAMBIÉN: 11 productos que deberías comprar ya ante el riesgo de un nuevo desabastecimiento

VER AHORA: "Salir al mercado laboral ahora mismo no es una buena idea; los jóvenes deben seguir estudiando", aconseja este experto en Educación

    Más:

  1. Alimentación
  2. Dietas
  3. Vida sana
  4. Listas
  5. Top