Pasar al contenido principal

17 consejos psicológicos para que tu hijo tenga confianza en sí mismo

Niño
Un niño que no confía en sí mismo puede no probar cosas nuevas por miedo al fracaso. Getty/Kevork Djansezian

La confianza en sí mismo es uno de los mayores regalos que un padre puede hacer a sus hijos.

Carl Pickhardt, psicólogo y autor de 15 libros sobre educación infantil, dice que un niño que carece de esta confianza será reticente a probar cosas nuevas y difíciles porque tiene miedo al fracaso y a decepcionar a otros.

Esto puede hacer que en el futuro no den un paso adelante cuando sea necesario, evitando así una carrera exitosa.

"Los enemigos de la confianza son el desánimo y el miedo" comenta. Así que, como padre, es tu trabajo alentar y apoyar a tu hijo para que se atreva a probar tareas complicadas.

Aquí van 17 conejos para que tu hijo tenga más confianza en sí mismo:

1. Alaba su esfuerzo, independientemente de si ganan o pierden

Cuando están creciendo, el desarrollo es más importante que el objetivo en sí mismo.

Así si tu hijo mete el gol que decide un partido o accidentalmente falla la ocasión decisiva, aplaude de todas formas, comenta Pickhardt. Nunca deberían sentirse avergonzados por intentarlo.

"A largo plazo, intentarlo de forma insistente hace que tengan más confianza que hacerlo bien de forma intermitente" explica.

2. Anímale a que practique para ser mejor

Anima a tu hijo para que practique cualquier cosa que le interese, pero sin poner demasiada presión en él.

Harmony Shu, un auténtico prodigio del piano, comentó a Ellen DeGeneres que cuando comenzó a practicar tenía sólo 3 años.

"La práctica es una inversión de esfuerzo con la confianza de que la mejora vendrá después" explica Pickhardt.

3. Deja que resuelvan los problemas por sí mismos

Si siempre haces el trabajo duro por tus hijos, nunca tendrán la confianza ni la habilidad para resolver los problemas por sí mismos.

"La ayuda excesiva de los padres puede evitar que se desarrolle la confianza necesaria por parte de los críos" cree Pickhardt.

En otras palabras, es mejor que tu hijo saque algunas malas notas que unas calificaciones excelentes sólo porque le has ayudado. Así aprenderá a hacer el trabajo él solo.

4. Permite que actúen como lo haría un crío de su edad

No esperes que tu hijo se comporte como un adulto. "Cuando un niño cree que sólo está bien actuar como lo harían sus padres, esta expectativa poco realista puede desalentar el esfuerzo" explica. "Luchar para cumplir con las expectativas de una edad mayor a la que tienes puede reducir la confianza".

5. Anímale a ser curioso

Algunas veces el flujo constante de preguntas puede cansar, pero deberían alentarle a que lo siga haciendo.

Paul Harris, de la Universidad de Harvard, comentó a The Guardian que hacer preguntas es un ejercicio positivo para los niños porque así se dan cuenta de que "hay cosas que no conocen, que hay mundos invisibles que nunca han visitado".

Cuando comienzan a ir al colegio, los niños que vienen de familias que alientan su curiosidad tienen ventaja sobre el resto porque han practicado extrayendo información de sus padres, según The Guardian, y eso significa que también saben extraerla de sus profesores. En otras palabras, saben aprender mejor y más rápido.

6. Dale nuevos restos

Demuestra a tus hijos que pueden alcanzar objetivos modestos antes de llegar a una meta más importante, como montar en bicicleta sin ruedas de apoyo.

"Los padres pueden hacer que desarrollen confianza incrementando poco a poco las responsabilidades" explica Pickhardt.

7. Evita crear atajos o excepciones sólo para ellos

Un tratamiento demasiado especial puede hacer que se reproduzca una falta de confianza, cree Pickhardt. "Los derechos adquiridos no son sustitutos de la confianza".

8. Nunca critiques su rendimiento

Nada va a desanimar más a tu hijo que criticar su actuación o su rendimiento. Darle consejos o comentarle qué te ha parecido está bien, pero nunca le digas que ha hecho un mal trabajo.

Si tu hijo tiene miedo al fracaso es porque tiene miedo a que estés enfadado o decepcionado, por lo que nunca probarán cosas nuevas.

"Es muy frecuente que las críticas por parte de los padres reduzcan el valor que los niños se dan a sí mismo y la motivación" comenta Pickhardt.

9. Trata los errores como oportunidades para aprender algo

"Aprender de los errores da confianza" dice. Pero sólo ocurre cuando tú, como padre, tratas los errores como una oportunidad para crecer y aprender.

No seas sobreprotector. Permítele que se equivoquen de vez en cuando y entonces explícale cómo debe hacerlo la próxima vez.

Pickhardt comenta que los padres deberían ver estos momentos como una oportunidad para enseñar a sus hijos a no temer al fracaso.

10. Abre la puerta a nuevas experiencias

Pickhardt cree que tú, como padre que eres, tienes la responsabilidad de "incrementar la exposición de tu hijo a experiencias vitales importantes para que el niño aumente su confianza interactuando con un mundo más complejo".

Exponer a los niños a nuevas experiencias les enseña que no importa cómo de terribles parezcan y que siempre pueden superarlas.

11. Enséñale cómo sabes hacer las cosas

Eres el héroe de tus hijos, al menos hasta que llegan a la adolescencia.

Usa este poder pera enséñales cómo deben hacer las cosas, pensar, actuar y hablar. Preséntate como un ejemplo, un modelo a seguir.

Pickhardt cree que verte tener éxito ayuda a tus hijos a tener confianza en que ellos también pueden hacerlo.

12. No les digas que estás preocupados por ellos

La preocupación de los padres puede ser interpretada de forma frecuente por los niños como carencia de confianza en ellos, comenta Pickhardt. "Expresar confianza en ellos puede aumentar su confianza en sí mismos".

13. Felicítales cuando hayan conseguido lidiar con una situación complicada

La vida no es justa. Es dura y todos los niños deben aprenderlo en algún momento.

Cuando se encuentran con problemas de este tipo, Pickhardt cree que los padres deberían señalar cómo de duros son estos retos.

Es importante recordar a tus hijos que el camino al éxito está lleno de baches y trampas, añade.

14. Ofrece tu ayuda y apoyo, pero sin pasarte

Darle demasiada ayuda puede reducir la confianza de un niño en sí mismo, cree Pickhardt.

"La ayuda ocasional de los padres sí puede ayudar a construir esa confianza".

15. Aplaude su voluntad de probar cosas nuevas

Ya sea probar con el equipo de baloncesto o montarse por primera vez en una montaña rusa, Pickhardt cree que los padres deben aplaudir la voluntad de sus hijos por probar cosas nuevas. Sugiere decir algo tan sencillo como "Eres valiente por atreverte con esto".

"El comfort llega por simplemente limitarte a lo que conoces; el coraje requiere probar cosas nuevas y distintas" comenta.

16. No le permitas que se evada de la realidad estando todo el día en Internet

No permitas a tu hijo esconderse tras la pantalla de un ordenador. En lugar de eso, anímale a conocer a personas reales en el mundo real.

"La confianza en el mundo virtual -aunque es importante- no es igual que la confianza en el mundo offline" comenta Pickhardt.

17. Sé autoritario, pero no demasiado duro o estricto

Cuando los padres son demasiado estrictos o duros, la confianza de un niño en sí mismo puede reducirse.

"Depender de lo que te digan o no tus padres puede evitar que un niño se comporte de forma atrevida" opina.

Natalia Walters contribuyó a una versión previa de este artículo.

Te puede interesar