Pasar al contenido principal

17 trucos psicológicos para gustar a la gente de inmediato

La gente se siente más atraída por aquellos que son similares a ellos. Esto se conoce como el efecto de similitud-atracción.
La gente se siente más atraída por aquellos que son similares a ellos. Esto se conoce como el efecto de similitud-atracción. Matt Cardy / Getty
  • Hacer amigos es algo natural que normalmente surge de forma espontánea, aunque no siempre es fácil.
  • Durante años, los investigadores han estudiado lo que atrae a la gente entre sí, y sus hallazgos podrían mejorar tus habilidades para hacer amigos.
  • Conseguir que le caigas bien a la gente es sorprendentemente fácil, especialmente si sigues estas 17 técnicas respaldadas por la ciencia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La mayoría de las amistades se desarrollan de una manera tan natural que ni siquiera te das cuenta de cómo o cuándo empezaron.

Pero a veces quieres hacer un esfuerzo para hacer nuevos amigos o convertirte en el mejor amigo de alguien. Usar trucos y técnicas como el efecto espejo, tocar de forma subliminal, sonreír y dejar que esa otra persona hable de sí misma puede hacer que parezcas más agradable.

Rastreamos la investigación psicológica que la ciencia ha hecho para saber cómo conecta mejor la gente.

Maggie Zhang colaboró en una versión anterior de este artículo.

1. Copiar a los demás.

1. Copiarlos.

Esta estrategia se llama "mirroring" ("efecto espejo") y consiste en imitar sutilmente el comportamiento de la otra persona. Cuando hables con alguien, intenta copiar su lenguaje corporal, sus gestos y sus expresiones faciales.

En 1999, investigadores de la Universidad de Nueva York documentaron el "efecto camaleón", que ocurre cuando las personas inconscientemente imitan el comportamiento de los demás. Descubrieron que el mimetismo ayuda.

Los investigadores tenían 78 hombres y mujeres para realizar el experimento. Practicaron diferentes niveles de mimetismo, mientras los expertos grababan en secreto las interacciones. Al final de la charla, los expertos pidieron a cada uno de ellos que valorase a la persona con la que había hablado.

Por supuesto, los participantes eran más propensos a decir que les gustaba su pareja cuando esta había imitado su comportamiento.

2. Pasar más tiempo con ellos.

2. Pase más tiempo con ellos.

Según el "efecto de mera exposición", a la gente le gustan las cosas que le son familiares.

El conocimiento de este fenómeno se remonta a la década de 1950, cuando los investigadores del MIT descubrieron que los estudiantes universitarios que vivían juntos en un piso compartido tenían más probabilidades de ser amigos que los estudiantes que vivían más lejos.

Esto podría deberse a que los que viven juntos o más cerca pueden experimentar interacciones más pasivas y cotidianas entre sí, como saludarse en el salón o en la cocina. Bajo ciertas circunstancias, esas interacciones pueden convertirse en amistades más cercanas.

Psicólogos de la Universidad de Pittsburgh hicieron que cuatro mujeres se hicieran pasar por estudiantes en una clase de psicología de la universidad. Cada mujer se presentó en una clase un número diferente de veces. Cuando los investigadores mostraron a los estudiantes masculinos fotos de las cuatro mujeres, los hombres demostraron una mayor afinidad por las que habían visto más a menudo, a pesar de no haber interactuado con ninguna de ellas.

Analizados en conjunto, estos resultados sugieren que pasar más tiempo con la gente puede hacer que les gustes más. Incluso si no vives cerca de tus amigos, intenta mantener una rutina estable con ellos, como salir a tomar café todas las semanas.

3. Elogiar a los demás.

3. Elogia a los demás.
Tony Gentile/Reuters

La gente asociará los adjetivos que usas para describir a otras personas con tu personalidad. Este fenómeno se llama "transferencia espontánea de rasgos" ("spontaneous trait transference").

En un estudio se descubrió que este efecto se daba incluso cuando la gente sabía que ciertos rasgos no describían a las personas que habían hablado de ellos.

"Cualquier cosa que digas sobre otras personas influye en cómo te ven", dice Gretchen Rubin, autora de "The Happiness Project".

Si describes a alguien como genuino y amable, la gente te asociará con esas cualidades. Lo contrario también es cierto: si estás constantemente criticando a la gente a sus espaldas, tus amigos comenzarán a asociar las cualidades negativas contigo.

 
 

4. Estar de buen humor.

4. Estar de buen humor.

El "contagio emocional" describe lo que sucede cuando las personas se encuentran altamente influenciadas por los estados de ánimo de otras. De acuerdo con un trabajo de investigación de la Universidad de Ohio y la Universidad de Hawaii, la gente puede sentir inconscientemente las emociones de quienes los rodean.

Si quieres que los demás se sientan felices cuando están a tu alrededor, haz todo lo posible por estar de buen humor y ser positivo.

5. Acercarte a los amigos de tus amigos.

5. Hazte amigo de sus amigos.

La teoría de las redes sociales detrás de este efecto se llama "cierre de tres" ("triadic closure"), lo que significa que es probable que dos personas estén más cerca cuando tienen un amigo en común.

Para ilustrar este efecto, los estudiantes de la Universidad de Columbia diseñaron un programa con la red social Facebook. Descubrieron que las personas eran más propensas a aceptar solicitudes de amistad a medida que aumentaba su número de amigos en común. Las probabilidades de aceptar la amistad de otro eran de un 20% sin amigos en común y de un 80% si tenían más de 11 amigos en común.

6. No elogiar demasiado.

6. No estés elogiando todo el tiempo.

La "teoría de la ganancia y la pérdida" del atractivo interpersonal sugiere que tus comentarios positivos tendrán más influencia si no los repites constantemente.

Un estudio realizado en 1965 por investigadores de la Universidad de Minnesota muestra cómo esta teoría podría funcionar en la práctica. Hicieron que 80 estudiantes universitarios trabajaran por parejas en una tarea y luego permitieron que esos estudiantes "escucharan" a sus parejas hablar de ellos. En realidad, los expertos les habían dicho a los participantes lo que tenían que decir.

En un escenario, todos los comentarios fueron positivos; en un segundo escenario, todos los comentarios fueron negativos; en un tercer escenario, los comentarios pasaron de positivos a negativos; y en un cuarto escenario, los comentarios pasaron de negativos a positivos.

Resulta que a los estudiantes les gustaba más su pareja cuando los comentarios pasaban de positivos a negativos, lo que sugiere que a la gente le gusta sentir que se han ganado su confianza de alguna manera.

En resumen: aunque sea contrario a la intuición, trata de halagar a tus amigos con menos frecuencia.

7. Ser cálido y competente.

7. Se cálido y competente.

La psicóloga social Susan Fiske propuso el "modelo de contenido estereotipado", una teoría según la cual la gente juzga a los demás por su calidez y competencia.

De acuerdo con el modelo, si puedes retratarte a ti mismo como alguien cálido, no competitivo y simpático, la gente sentirá que puede confiar en ti. Si pareces competente, por ejemplo, si tienes un alto nivel económico o educativo, sentirán un mayor respeto hacia ti.

La psicóloga de Harvard, Amy Cuddy, dice que, especialmente en los negocios, es importante demostrar primero calidez y luego competencia.

"Desde una perspectiva evolutiva", escribe Cuddy en su libro "Presence" ("Presencia"), "es más crucial para nuestra supervivencia saber si una persona merece nuestra confianza".

8. Revelar tus defectos de vez en cuando.

8. Revela tus defectos de vez en cuando.
Kevork Djansezian/Getty Images

De acuerdo con el "efecto pratfall" ("metedura de pata"), la gente te querrá más después de que cometas un error, pero sólo si creen que eres una persona competente. Revelar que no eres perfecto te hace más vulnerable hacia las personas que te rodean.

El investigador Elliot Aronson descubrió este fenómeno cuando estudió cómo los errores pueden afectar la atracción percibida. Pidió a los estudiantes varones de la Universidad de Minnesota que escucharan grabaciones de personas que hacían entrevistas de trabajo.

Cuando a la gente le iba bien en la entrevista pero derramaban café al final, los estudiantes los calificaban como más agradables que cuando les iba bien y no derramaban café o, directamente no les iba bien y derramaban café.

 
 

9. Enfatizar los valores que compartís.

9. Enfatice sus valores compartidos.

Según un estudio de Theodore Newcomb, la gente se siente más atraída por aquellos que son similares a ellos. Esto se conoce como el "efecto de semejanza-atracción".

En su experimento, Newcomb midió las actitudes de unos sujetos sobre temas controvertidos, como el sexo y la política, y luego les hizo vivir juntos en una casa de la Universidad de Michigan.

Al final de su estancia, a los sujetos les gustaban más sus compañeros de piso cuando tenían actitudes similares sobre los temas controvertidos.

Si esperas hacerte amigo de alguien, trata de encontrar un punto de similitud entre vosotros.

10. Tocar con disimulo.

10. Tócalos casualmente.

Esto se conoce como "contacto de forma subliminal". Ocurre cuando tocas a una persona tan sutilmente que apenas se da cuenta. Ejemplos comunes incluyen golpear a alguien en la espalda o tocarle el brazo, lo cual puede hacer que se sientan más cercanos a ti.

En un experimento de la Universidad de Mississippi y Rhodes College que estudió los efectos del contacto interpersonal en las propinas de los restaurantes, las camareras tocaron brevemente a los clientes en la mano o en el hombro mientras devolvían el cambio. Resulta que ganaron propinas mucho mayores que las camareras que no tocaban a sus clientes.

 
 

11. Sonreír siempre que puedas.

11. Smile 11. Sonríe siempre que puedas.you can.
Reuters

En un estudio, casi 100 mujeres observaron fotos de otra mujer en cuatro posturas: sonriendo en una posición abierta, sonriendo con una postura cerrada, no sonriendo en posición abierta, o no sonriendo en una postura cerrada.

Los resultados sugirieron que la mujer que sonreía era la que más gustaba, independientemente de la posición de su cuerpo.

Otro estudio sugirió que sonreír cuando conoces a alguien por primera vez ayuda a asegurar que te recordarán en el futuro.

 
 

12. Intentar ver a los demás tal y como ellos se ven a sí mismos.

12. Ver a la otra persona como quiere que la vean.

La gente quiere ser percibida de una manera que coincida con sus propias creencias sobre sí misma. Este fenómeno se describe como la "teoría de la autoafirmación". Todos buscamos la confirmación de nuestros puntos de vista, positivos o negativos.

En una serie de estudios en la Universidad de Stanford y la Universidad de Arizona, se les preguntó a los participantes con percepciones positivas y negativas de sí mismos si querían interactuar con personas que tenían impresiones positivas o negativas de ellos.

Los participantes con una percepción positiva de sí mismos prefirieron a personas que los apreciaban mucho, mientras que los que tenían una percepción negativa prefirieron a los críticos. Esto podría deberse a que a la gente le gusta interactuar con aquellos que les ayudan a reafirmarse en su visión de sí mismos.

Otras investigaciones sugieren que, cuando las creencias de la gente sobre nosotros coniciden con las nuestras, nuestra relación con ellos fluye mejor. Eso es probable porque nos sentimos comprendidos, lo cual es un componente importante.

13. Contarles un secreto.

13. Cuéntales un secreto.

La "autorevelación" puede ser una de las mejores técnicas para construir relaciones.

En un estudio dirigido por Arthur Aron, de la Universidad de Stony Brook, los estudiantes universitarios fueron emparejados y se les dijo que debían pasar 45 minutos conociéndose mejor.

Los investigadores proporcionaron a algunas parejas de estudiantes una serie de preguntas que se fueron haciendo cada vez más profundas y personales. Por ejemplo, una de las preguntas intermedias era: "¿Cómo te sientes con tu relación con tu madre?" A otras parejas se les dio preguntas más distendidas. Una pregunta era "¿Cuál es tu día festivo favorito? ¿Por qué?"

Al final del experimento, los estudiantes que habían hecho preguntas cada vez más personales reportaron sentirse mucho más cerca el uno del otro que los estudiantes que habían tenido una pequeña charla.

Puedes probar esta técnica por tu cuenta a medida que vas conociendo a alguien. Por ejemplo, puedes pasar de preguntarles sobre la última película que han visto para después preguntarles sobre la gente importante de su vida. Cuando aprendes información íntima sobre otra persona, es probable que te sientas más cerca de ella y viceversa.

 
 

14. Esperar cosas buenas de los demás.

14. Espera cosas buenas de la gente.
Getty Images

Según el "efecto Pigmalión", la gente trata a los demás de manera coherente con sus expectativas y, por lo tanto, hace que la persona se comporte de una manera que confirma esas expectativas.

En un artículo de la revista Harvard, Cuddy comenta que: "Si piensas que alguien es idiota, te comportarás con él de una manera que le hará comportarse como un idiota".

Por otro lado, si esperas que alguien sea simpático contigo, es más probable que esa persona se comporte de manera amistosa.

 
 

15. Haz ver que te caen bien.

15. Actúa como si te gustaran.

Los psicólogos conocen desde hace tiempo un fenómeno llamado "reciprocidad de gustos": Cuando pensamos que a alguien le caemos bien, tendemos a caerle bien.

En un estudio, se les dijo a los participantes que probablemente les gustarían a ciertos miembros de un grupo de debate. Estos miembros del grupo fueron elegidos al azar por el investigador.

Después de la discusión, los participantes indicaron que las personas que más les gustaban eran aquellas a las que supuestamente les caían bien.

 
 

16. Demuestra sentido del humor.

16. Demuestra sentido del humor.
John Sciulli/Getty Images for Vulture Festival

Una investigación de la Universidad Estatal de Illinois y de la Universidad Estatal de California en Los Ángeles descubrió que, independientemente de si la gente estaba pensando en su amigo ideal o en su pareja, tener sentido del humor era realmente importante.

Por otro lado, no tener sentido del humor, especialmente en el trabajo, podría ser contraproducente. Un estudio realizado con 140 trabajadores chinos de entre 26 y 35 años concluyó que la gente era menos querida y menos popular entre sus colegas si estaban demasiado ocupadas con su trabajo.

Eso significa que valoraban mucho el hecho de mostrar cariño, justicia y otros rasgos morales. Los investigadores dijeron que eso se debe a que las personas muy ocupadas son percibidas como menos graciosas por sus colegas.

 
 

17. Deja que hablen de sí mismos.

17. Deja que hablen de sí mismos.

Investigadores de Harvard descubrieron recientemente que hablar de uno mismo puede ser gratificante, de la misma manera que lo son la comida, el dinero y el sexo.

En un estudio, los investigadores hicieron que los participantes se sentaran en una máquina de IRMF y respondieran a preguntas sobre sus propias opiniones o las de otra persona. A los participantes se les había pedido que trajeran a un amigo o familiar al experimento, que estaba sentado fuera de la máquina de fMRI.

En algunos casos, se les dijo a los participantes que sus respuestas serían compartidas con el amigo o pariente; en otros casos, sus respuestas se mantendrían en privado.

Los resultados mostraron que las regiones cerebrales asociadas con la motivación y la recompensa eran más activas cuando los participantes compartían información públicamente, pero también cuando hablaban de sí mismos, incluso cuando nadie escuchaba.

En otras palabras, dejar que alguien comparta una historia o dos sobre su vida en lugar de hablar de la tuya podría darle recuerdos más positivos de vuestra interacción.

Y además