18 hábitos que están arruinando la salud de tu corazón

Robert Downey Jr. como Iron Man en 'Iron Man 3'.
Robert Downey Jr. como Iron Man en 'Iron Man 3'.
Imdb
  • Tus malos hábitos serán los principales responsables de las enfermedades crónicas que sufras a lo largo de tu vida, a excepción de los antecedentes familiares o subyacentes. 
  • Muchos de estos están arruinando la salud de tu corazón, pero también del resto de tu organismo.
  • Para evitarlo, has de remediar las malas costumbres y prestar especial atención al gran ignorado: el estrés.
  • Business Insider España ha consultado a la doctora cardióloga especialista en medicina cardiovascular y cardiología preventiva, Amelia Carro Hevia, directora médica del Instituto Corvilud y miembro de Top Doctors, a la dietista, nutricionista y coach nutricional Ylenia López Llata, y varios estudios revisados por pares para recopilar 18 hábitos que están arruinando la salud de tu corazón.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La salud de tu corazón puede verse resentida por malos hábitos en los que incurres cada día, incluso si no tienes antecedentes, como le ha sucedido a algunos pacientes de COVID-19

Y no cuidarlo puede llevarte a padecer otras patologías crónicas y permanentes que te impedirán llevar tu vida con normalidad

Para tu sorpresa, los seguimientos de indicadores de salud dependen más de tu rutina que de tu edad, e inclusive de tu profesión. 

"La salud de nuestro organismo en general y, en particular, la de nuestro corazón, se ven muy condicionadas por una serie de hábitos que podemos considerar los 5 pilares de la salud", señala a Business Insider España la doctora Amelia Carro Hevia, cardióloga especialista en medicina cardiovascular y cardiología preventiva, directora médica del Instituto Corvilud y miembro de Top Doctors.

Leer más: 27 hechos del cuerpo humano que desconocías y te sorprenderán

Carro cree que hay que prestar especial atención a la respiración, el ejercicio físico, el descanso, el estrés y a la alimentación.

Por ello, en Business Insider España también hemos consultado a Ylenia López Llata, dietista, nutricionista y coach nutricional.

"Todos ellos son importantes y están íntimamente relacionados. Además, es frecuente que para poder integrar adecuadamente uno de ellos sea conveniente y positivo modular los demás. Por ejemplo, para un descanso adecuado se tiene en cuenta patrones de alimentación y ejercicio. Cambiar horarios o tipo de cena y realizar una cierta cantidad de ejercicio físico, el descanso se ve favorecido", indica Carro Hevia a Business Insider España vía email, destacando que el que más suele pasar desapercibido es el estrés.

Estos son los 18 hábitos que están arruinando la salud de tu corazón.

Alimentación desequilibrada

Getty

El control de tu alimentación no sólo está estrechamente relacionado con verte bien físicamente, sino también con tu salud y posible padecimiento de enfermedades para las que no tienes antecedentes.

"Los alimentos que ingerimos contienen las sustancias que generan, por diversos procesos de transformación bioquímica, por un lado, la energía necesaria para el funcionamiento correcto del corazón (contracción y relajación muscular, generación de impulsos) y, por otro, los materiales necesarios para regenerar componentes estructurales (arterias, músculo, células nerviosas)", detalla la doctora Amelia Carro Hevia, cardióloga especialista en medicina cardiovascular y cardiología preventiva, directora médica del Instituto Corvilud y miembro de Top Doctors, a Business Insider España

Leer más: Estos son los cambios que experimentará tu cuerpo si dejas de comer alimentos altamente procesados

"Si llevamos una dieta desequilibrada, estamos alterando el correcto funcionamiento del corazón y haciendo que su estructura se deteriore, con el consiguiente riesgo de sufrir las consecuencias de ese desbalance que, con alta probabilidad, se manifestarán en forma de enfermedades", explicita Carro y enumera: angina de pecho, infarto de miocardio, arritmias e insuficiencia cardiaca, entre otras.

"El bajo consumo de frutas, verduras y cereales integrales debido a la gran cantidad de nutrientes esenciales diarios, fibra, agua y antioxidantes que contienen y fomentan la salud del corazón", destaca a Business Insider España, a su vez, López Llata.

"El exceso de sal en nuestra dieta (visible e invisible) está también directamente relacionada con el aumento de la hipertensión y por tanto: problemas cardiovasculares", resalta. Lo que coincide con la revista Journal of the American Heart Association, que evidenció que 20% de los fallecimientos por enfermedad cardiovascular que tuvieron lugar en Shandong, China, en 2011, se relacionaron a la ingesta alta de sodio.

No tener horarios establecidos y comer fuera de horas

Getty

"Yo siempre recomiendo comer entre unas 5 y 7 veces al día para que el metabolismo este mucho mejor regulado", dice López Llata.

Porque, al final, si no respetas los horarios de ingesta, terminas acudiendo a aperitivos y otros alimentos que alteran tu alimentación. 

Abusar de alimentos de consumo ocasional

Getty

Y, cómo no, abusar de estos —sobre todo, llenos de azúcares, grasas y calorías, apunta la nutricionista— te puede generar otras enfermedades que terminen afectando a la salud del corazón

"Puntualmente dentro de una dieta saludable y variada es una opción estupenda. Abusar de ellos es peligroso a largo plazo", advierte. 

Leer más: 6 consejos para lograr de una vez picar de forma más saludable

"El exceso de grasas saturadas y alimentos ricos en colesterol (origen animal) presentes en carnes y derivados (embutidos, quesos...). Son alimentos de consumo ocasional", explica.

Comer grandes cantidades de comida

Getty

"La sobrealimentación tampoco es buena", sentencia López Llana.

Lo que se explicaría con el equilibrio previamente mencionado: para mejorar estos estándares, probablemente debas mezclar mejoras en varios hábitos como la alimentación y el deporte. Al final, en conjunto, te llevará a descansar mejor e incluso a controlar parte de tu ansiedad

Abusar de las bebidas alcohólicas

Soe Zeya Tun/ Reuters

"Una copa de vino de vez en cuando no es negativa para la salud cardiovascular. El abuso de alcohol conlleva un riesgo de hipertensión y por tanto, también cardiovascular", puntualiza López Llata.

No beber suficiente agua

Getty

Sin obsesionarte, has de saber que, por mínima que sea, la deshidratación puede dificultar la tarea de tu corazón.

Leer más: Esta es la clave para que bebiendo agua con limón consigas adelgazar

"Los datos sugirieron que un pequeño grado de hipohidratación inducida por ejercicio moderado y restricción de líquidos afectaba significativamente la función endotelial", explicitan en términos científicos los expertos del estudio accesible en European Journal of Nutrition.

Llevar una vida sedentaria

Getty

"La vida sedentaria está comprobado que fomenta las enfermedades cardiovasculares", asegura la dietista. Y no habrá sido esta la primera vez que lo escuchases.

"Nuestro organismo está diseñado para el movimiento. La inactividad evita el funcionamiento de muchas estructuras que participan en procesos vitales (por ejemplo, recambio óseo —que, por si no lo sabías, se regenera de media a los 10 años—) y resulta dañina hasta el punto de ser un claro factor de riesgo de enfermedades crónicas y cáncer", apunta Carro de Top Doctors.

Leer más: 11 tipos de cáncer que están aumentando en niños, adolescentes y jóvenes

De hecho, es uno de los factores de síntomas de cáncer en hombres y en mujeres que deben dejar de ignorarse.

"En particular, el ejercicio es un elemento clave para que el corazón mantenga su actividad, el flujo de sangre en arterias coronarias y el desarrollo de mecanismos protectores que modulan tanto aspectos estructurales como funcionales o el control del ritmo cardiaco", subraya.

Pasar demasiado tiempo en interiores

REUTERS/Caitlin Ochs

Puede que sea uno de los hábitos más difíciles de combatir en medio de una pandemia, pero —a no ser que estés confinado— deberías incluir en tu planing una escapada al exterior. 

Los espacios grandes y exteriores han sido, hasta el momento, los más recomendados para disfrutar incluso en compañía, siempre y cuando puedas mantener el distanciamiento social y lleves mascarilla.

Leer más: 11 sitios donde es más probable contagiarte de coronavirus ahora mismo

Aunque un aumento de los niveles de humedad se ha asociado recientemente a prolongar hasta 23 veces la supervivencia del coronavirus en el aire, según un estudio publicado en la revista Physics of Fluids.

No obstante, sigue siendo uno de los mejores escenarios para esquivar el contagio con COVID-19 y, a su vez, mejorar las condiciones de salud de tu corazón, ya que una investigación publicada en Current Epidemiology Reports demostró que los que más en contacto estaban con la naturaleza, menos riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular tenían.

Respiración alterada

Getty Images

"Es necesario hacer una correcta inspiración y espiración para que la sangre tenga el tiempo que necesita para hacer el intercambio en los alveolos. Hay formas de respiración que predisponen a una mal ventilación alveolar, de forma que el intercambio no tiene la eficacia esperada y no conseguimos el oxígeno necesario para las reacciones químicas del organismo", recomienda la doctora Carro. 

Leer más: 13 actividades para combatir y eliminar el estrés

La misma explica que el aire que entra a los pulmones es otro de los elementos que se intercambian con el entorno y que no sólo depende de cuán contaminado esté.

"La extracción de oxígeno y eliminación del dióxido de carbono no sólo dependen de su contenido en el exterior", recalca destacando los anteriores sobre la inspiración y espiración.

No descansar

Getty

Tomarte un descanso o unas vacaciones no debería ser considerado un lujo. Es necesario e imprescindible si quieres mantener a raya la salud de tu corazón.

Leer más: 19 errores que cometes antes de irte a dormir y que perjudican tu descanso

"Durante el descanso se ponen en marcha mecanismos de regeneración y reparación. Cuando el descanso es insuficiente o de mala calidad, esa reparación no se completa y las células activan vías alternativas para compensar los defectos que van surgiendo en ellas. Puede ser la destrucción de la célula (que sería una "muerte celular temprana"), pero también existe un mecanismo por el que la célula, en lugar de autodestruirse, se "vuelve inmortal", en forma de transformaciones que la llevan a una multiplicación incontrolada (tumores, cáncer)", destaca a Business Insider España la directora médica del Instituto Corvilud.

Además, concluye un estudio publicado en Journal of the American College of Cardiology, las personas que duermen menos de 6 horas diarias por la noche tienen un 27% más de probabilidades de tener aterosclerosis. 

O dormir demasiado

Getty

Sí, según un estudio publicado en Journal of the American Heart Association, exceder las 7 u 8 horas recomendadas de sueño está relacionado también con riesgos de mortalidad y eventos cardiovasculares.

Leer más: 30 devastadoras consecuencias para tu salud provocadas por no dormir lo suficiente

"La duración más prolongada del sueño puede estar más asociada con resultados adversos en comparación con la duración del sueño más corta", concluyen los autores del estudio.

Ignorar tus ronquidos

Gettyimages

Si tus ronquidos pasan de ser un evento a prolongarse en el tiempo, podrían ser un signo grave de apnea del sueño. Esta, data la American Heart Association, está relacionada con la presión arterial alta, arritmia, accidentes cerebrovasculares e insuficiencia cardíaca.

Leer más: 5 datos curiosos sobre los ronquidos que seguramente no sabías

"La evidencia es muy sólida para la relación entre la apnea del sueño, la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares en general, por lo que la gente realmente necesita saberlo", dice a la American Heart Association la doctora Donna Arnett, presidenta y profesora de epidemiología en la Escuela de Salud Pública de la University of Alabama en Birmingham.

Tener pensamientos negativos

Lidiar con la ansiedad no tiene por qué significar que no puedas trabajar eficazmente.Lidiar con la ansiedad no tiene por qué significar que no puedas trabajar eficazmente.
Lidiar con la ansiedad no tiene por qué significar que no puedas trabajar eficazmente.
Maskot/Getty Images

Estarás cansado —valga el ejemplo anterior— de escuchar que el estrés es fruto de alguna manifestación extraña que hayas consultado con tu especialista. Y, si no es así, casi que has tenido suerte. 

Leer más: 21 señales ocultas que confirman que estás estresado, incluso aunque pienses que no lo estás

"Una mala gestión del estrés (emocional o incluso físico) nos lleva a actitudes negativas que son desfavorables para el organismo. El estrés, ansiedad (debido a estrés mantenido) o la depresión conllevan liberación de mediadores y hormonas que pueden acabar perjudicando el funcionamiento de muchos órganos, entre ellos el corazón", señala Carro.

No gestionar el estrés

Getty Images

La misma destaca que uno de los ejemplos más conocidos en afecciones cardíacas es la liberación de cortisol relacionada con estrés crónico.

"Afecta directamente al corazón (elevación de tensión, frecuencia cardiaca, hipercontractilidad muscular, etc.), pero también de forma indirecta, ya que eleva niveles de azúcar y puede generar estados de diabetes que también son perjudiciales para el corazón".

Y, para cuando te quieras dar cuenta de la importancia que tiene controlar el estrés, puede ser demasiado tarde.

Leer más: 13 cosas que debes hacer antes de ir al psicólogo por primera vez

"La gestión del estrés es un aspecto en el que se repara, generalmente, cuando ya ha producido daño. En esta fase (por ejemplo, una persona que ha sufrido un infarto y está en un programa de rehabilitación cardiaca), es posible que sea complicado revertir el proceso de forma sencilla. Hemos llegado tarde, y puede ser necesario la contribución de especialistas en Salud Mental, incluso de medicación", explicita la especialista.

Pero, con una intervención preventiva de forma precoz, como las técnicas de meditación o relajación en personas con elevado nivel de estrés laboral —incluso en personas sanas, aclara—, evitaría tratar situaciones que ya se califican con los diagnósticos de ansiedad o depresión.

Tu tipo de trabajo o turnos de noche

Getty

Carro destaca que también es importante hacer reconocimientos siempre que haya síntomas de alarma y en determinadas situaciones fisiológicas, como durante el embarazo, deportivas y / o profesionales, como policías, bomberos, pilotos, astronautas.

Leer más: 21 trucos para ser más productivo si te toca trabajar de noche

De hecho, un estudio publicado por la revista Journal of the American Medical Association (JAMA), evidenció que las mujeres que trabajaban como enfermeras durante el turno de noche, tenían un aumento significativo de las probabilidades de padecer enfermedades coronarias.

"La mayor duración del trabajo nocturno rotativo se asoció con un aumento absoluto estadísticamente significativo, pero pequeño, en el riesgo de cardiopatía coronaria", sostienen los investigadores.

Dejarte llevar por la ira

Getty

Enfadarte con y sin razón tiene un alto riesgo de afecciones cardíacas, y puede que lo hayas experimentado en tu propia piel.

Además, asevera todos los hábitos anteriormente mencionados

Leer más: 5 hábitos que distinguen a las personas estúpidas de las inteligentes

Asimismo, según Journal of Cardiac Failure, los episodios constantes de ira intensa pueden aumentar exponencialmente estos riesgos. 

"La evaluación de la propensión a la ira puede ser necesaria para la prevención y el tratamiento clínico exitoso de la insuficiencia cardíaca, especialmente en los hombres", señalan.

No tener sexo

Getty

Las conclusiones de uno de los estudios relacionados de la American Journal of Cardiology no tienen algo bueno que indicarte si estás ahora mismo teniendo pocas relaciones sexuales.

Leer más: 17 razones por las que es posible que no estés disfrutando del sexo

Según este, las personas que tiene menos de una relación sexual al mes, tienen muchas más probabilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares. 

No seguir los programas de prevención

Getty Images

Tal y como describe Carro, la edad por sí misma no debe ser el factor determinante del seguimiento de la salud del corazón, sino una serie de indicadores ligados a factores de riesgo cardiovascular que permiten hacer una predicción sobre el riesgo de padecer eventos aunque no tengas antecedentes.

"La salud cardiovascular del niño puede evaluarse sencillamente con una exploración del pediatra y la ausencia de síntomas de alarma", dice.

Pero, según aumenta la edad, los programas de prevención (tabaquismo, alimentación, actividad física, etc.) deben imperar.

Leer más: 5 hábitos que son tan mortales como el tabaco y que no estás teniendo en cuenta

"Hacer mediciones de tensión periódicamente, al menos después de los 35 años, así como una analítica que valore la homeostasis de la glucosa (no sólo el nivel de glucosa basal, también hemoglobina glicosilada), perfil lipídico, hepático, función renal y tiroidea, ferrocinética, hemograma, es importante", enumera a Business Insider España.

No obstante, aclara que la mayoría de estas evaluaciones no están sujetas a la edad, sino también a factores como la obesidad, diabetes, hipertensión, otras patologías crónicas o antecedentes familiares de riesgo.

LEER TAMBIÉN: 27 hechos del cuerpo humano que desconocías y te sorprenderán

LEER TAMBIÉN: 13 olores corporales que nunca debes ignorar si cambian o aparecen

LEER TAMBIÉN: 17 órganos y partes del cuerpo sin los que podrías vivir ya que no tienen una función vital

VER AHORA: X Smart Business Meeting: expertos del sector analizan los retos y el futuro de la educación y la formación en España

    Más:

  1. Enfermedades
  2. Salud
  3. Consejos
  4. Medicina
  5. Ciencia
  6. Listas
  7. Top
  8. Miscelánea
  9. upday