Pasar al contenido principal

Deutsche Bank ha anunciado 18.000 despidos, pero sus rivales y las principales voces de Wall Street creen que no es suficiente

Christian Sewing, CEO de Deutsche Bank
Christian Sewing, CEO de Deutsche Bank Ralph Orlowski/REUTERS
  • Sus rivales, los expertos de Wall Street y los inversores no se han mostrado impresionados por el plan de reestructuración presentado por Deutsche Bank el domingo, a pesar de la decisión de la entidad de despedir a 18.000 empleados en el marco de lo que ha descrito como "una transformación radical".
  • Mientras la gente abandonaba las oficinas centrales del banco en el número 60 de Wall Street en Nueva York, una persona se detuvo para darle un apretón de manos al portero antes de decirle "adiós".
  • A más de una de las personas que salían del edificio se la pudo escuchar comentar que, mientras conservasen sus empleos, seguirían pensando que podrían ser despedidos en el futuro.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Este lunes, la llovizna persistente mojaba la ropa de las personas que abandonaban las oficinas neoyorquinas de Deutsche Bank en el número 60 de Wall Street, un día después de que la entidad anunciase que despediría a 18.000 de sus trabajadores. Un hombre mayor se giró hacia el portero del edificio para estrechar su mano y decirle adiós.

Otros abandonaban el edificio con carpetas azules bajo el brazo, algunos de ellos con las bolsas de tela con el logotipo corporativo.

Los despedidos venían de reuniones masivas en las que se les había informado en grupo de los beneficios a los que tenían derecho y de los próximos pasos que tenían que dar. Sus tarjetas de acceso fueron destruidas. En un momento de la mañana del lunes, un espectador calculó que unas 5 personas estaban saliendo por las puertas giratorias cada minuto, con mucha más gente saliendo que entrando.

Leer más: Deutsche Bank planea eliminar entre 15.000 y 20.000 puestos de trabajo, lo que afectaría a uno de cada seis empleados de la entidad

Para los 70.000 empleados que se han salvado de la quema, el día no ha sido mucho mejor, según 3 empleados. A más de una de las personas que salían del edificio se la pudo escuchar comentar que, mientras conservasen sus empleos, no se sentirían seguros. Podría haber más despidos, aseguran.

Esa era la opinión mayoritaria en Wall Street, mientras que rivales, antiguos empleados y otros interesados tenían dificultades para entender cómo los cambios que ha propuesto Deutsche Bank van a conseguir reflotar a la entidad alemana. El banco anunció que abandonaría su negocio de venta y gestión de activos, pero decidió preservar gran parte de los equipos de investigación bursátil en EE.UU. y Europa y su segmento de mercados de valores. Aunque se reducirá el mercado de tipos, no se tocó la investigación sobre renta fija, según el comunicado de la entidad, que aseguró a los inversores que busca que los cambios se establezcan en torno a 2022.

"Sean cuales sean los negocios que queden, no ganan dinero suficiente como para competir en el escenario global", según David Hendler, analista en Viola Risk Advisors. "Entonces, ¿cuál es el valor estratégico de Deutsche Bank? Por sí mismo, no es mucho.

En el sector de banca de inversión y mercados, en el que el banco alemán ha contado con presencia global, solo 2 de sus segmentos se encontraban entre los 3 mejores el año pasado, según la compañía de investigación de mercados Coalition.

Leer más: Trump recibió más de 1.700 millones de euros en préstamos de Deutsche Bank, según un reportaje del New York Times

Esas unidades eran la de mercado crediticio, en el que el banco estaba empatado en primera posición con JPMorgan, y la de mercados de titularización, en el que estaba en tercer lugar junto a Citigroup, según estos datos. El mercado de divisas en el grupo de 10 países principales se situaba en cuarta posición y las acciones estaban entre la décima y la duodécima plaza.

"La auténtica prueba en el futuro de Deutsche Bank es qué va a suceder a sus unidades de mercado crediticio y de divisas", según un consultor que ha trabajado con la entidad en el pasado y ha pedido conservar su identidad en el anonimato para no dañar las relaciones dentro del sector. "Esos segmentos son todavía fuertes. Los recortes que se les apliquen serán los que dicten si Deutsche Bank sigue siguendo un banco global o si se convierte en un actor regional".

Por ahora, la entidad no ha anunciado ningún recorte en esos segmentos, pero podría verse obligado a ello si otras partes de la empresa no son capaces de hacer su parte, según varias fuentes. En total, Coalition ha colocado el año pasado a Deutsche Bank en el sexto puesto en la clasificación mundial de los mayores bancos de inversión.

Leer más: La policía registra la sede de Deutsche Bank por presunto lavado de dinero relacionado con los papeles de Panamá

Una de las preguntas sin respuesta es cómo va a mantenerse competitivo el banco en el terreno de acciones aseguradas sin un equipo dedicado a ventas para distribuir los acuerdos. Un banquero de una entidad rival ha asegurado que la unidad de gestión de contenido empresarial sufriría un daño irreparable sin un segmento de bolsa.

"Independientemente de lo que dicen que quieren hacer, es poco probable que les vaya a ir bien" en fusiones y adquisiciones, gestión de contenido empresarial o incluso en otras partes de los mercados de renta fija en los que no tienen una franquicia importante o escalen para conseguir ganancias positivas", según el consultor.

Hendler asegura que el plan estratégico del banco no ha aliviado sus preocupaciones porque ha revelado que Deutsche Bank estaba volviendo a sus raíces como banco corporativo, del mismo modo que el resto del sector se ha estado moviendo hacia la banca de consumo y los márgenes más altos y sostenibles que ofrece.

"¿Por qué vamos a pensar que son tan listos por ir en otra dirección?", afirma Hendler. "No tienen la credibilidad ni los ingredientes de un entorno natural para triunfar de esa manera", señala, añadiendo que el banco se encuentra en una desventaja estratégica dado que los consumidores alemanes no solicitan créditos al mismo nivel que en otros países.

Preguntas como estas y otras han dejado a mucha gente en Wall Street confusa. Las acciones de Deutsche Bank cayeron un 7% el lunes tras cerrar con un retroceso del 6%.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además