2 copas de vino pueden engordar más que una hamburguesa y superar el umbral de azúcar diario recomendado

Vino y hamburguesa

Getty Images

Si crees que ese par de copitas de vino no interfiere en el cómputo calórico diario ni puede subir con creces tus niveles de azúcar en sangre, estás muy equivocado. Un reciente análisis británico apuntan que 2 porciones de algunos vinos superan el límite diario recomendado de azúcar y además, tienen más calorías que una hamburguesa. Además, un problema añadido es que el alcohol está exento de las reglas de etiquetado nutricional de alimentos y bebidas. Tal y como explican desde Consumer, es el único producto que se puede ingerir y que no está obligado a mostrar su composición y valores nutricionales en su etiqueta. Este punto propicia que la mayor parte de los consumidores no conozcan las calorías ni la carga de azúcar del alcohol que consumen. 

El reciente análisis, realizado por la organización Alcohol Health Alliance UK (AHA), que representa a más de 60 organizaciones de salud, encargó a un laboratorio independiente estudiar el contenido de azúcar en 30 botellas de vinos tintos, rosados, blancos, espumosos y de frutas vendidos en el Reino Unido.

Hay una gran variabilidad entre unos vinos y otros en lo tocante al azúcar y a las calorías. Dos copas de muchos de ellos superan el umbral de azúcar recomendado diario, pero la gran mayoría no comparten esta información. La excepción de etiquetado que se hace con el alcohol es calificada como "absurda" por Sir Ian Gilmore, presidente de la AHA, que recuerda que el alcohol es "un producto que no solo fomenta la obesidad, sino que tiene daños generalizados para la salud y está relacionado con siete tipos de cáncer".

El alcohol se cobra 70 vidas al día en Reino Unido, se lamenta Alison Douglas, directora ejecutiva de Alcohol Focus Scotland, tal y como recoge Medical News Today. El exceso de azúcar aumenta el riesgo de caries dental, sobrepeso, enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2 y varios tipos de cáncer.  Para una alimentación saludable, la Organización Mundial de la Salud aconseja limitar el consumo de azúcar libre a menos del 10% de la ingesta calórica total, y reducirla a menos del 5% para obtener mayores beneficios.

La American Heart Association recomienda un límite diario de azúcar añadido de 36 gramos para hombres y 25 gramos para mujeres. ¿Y qué sucede con el vino? Ninguno de los 30 vinos estudiados mencionaba el contenido de azúcar en su etiquetado.  Además, el informe destaca que los vinos con más azúcar eran los productos con menor concentración de alcohol.  Y para aquellas personas que quieren mantener un peso saludable, la bebida fermentada puede fastidiar sus planes: dos vasos medianos de los vinos más densos en calorías contenían más calorías que una hamburguesa de McDonald's. No obstante, solo el 20% de las bebidas examinadas revelaban el contenido calórico del vino. Los responsables de AHA instan a los consumidores a verificar el etiquetado, comparar productos y elegir bebidas bajas en alcohol y calorías. Además, los países deben hacer cumplir las políticas públicas para reducir el uso y el daño causado por el alcohol.

Otros artículos interesantes:

El pan duro también se bebe: esta cerveza artesanal y de proximidad se llama 'Sr. Mendrugo' y combate el desperdicio alimentario

Las viñas también sufren las consecuencias de la crisis climática: así se enfrentará el sector del vino en España al aumento de las temperaturas

8 postres ricos en proteínas que pueden ayudar a reducir los picos de azúcar en sangre

Te recomendamos