Investigadores fotografían un encuentro desconcertante entre 2 delfines macho que fueron vistos jugando con una anaconda mientras estaban excitados

Un caso de interacción lúdica entre delfines de río bolivianos y una anaconda de la región.
Un caso de interacción lúdica entre delfines de río bolivianos y una anaconda de la región.
M Entiauspe Neto, Omar; Reichle, Steffen; Rios, Alejandro dos (2022). Figshare.

En el río Tijamuchi, en Bolivia, fueron vistos 2 delfines de río jugando. ¿Lo más raro? Llevaban en la boca una anaconda boliviana. Este animal es considerado uno de los depredadores más peligrosos.

Hace tiempo que los investigadores captaron el encuentro, concretamente en agosto de 2021, pero hasta el mes pasado no había sido publicado, cosa que ha cambiado gracias a la revista Ecology.

El equipo de investigación divisó un grupo de delfines nada más llegar al lugar, por lo que comenzaron a tomarles fotos. Fue cuando revisaron las imágenes que se dieron cuenta de la serpiente que estaba con ellos, según ha recogido el estudio.

Los investigadores dijeron que era evidente que los delfines estaban jugando con el otro animal, en lugar de querer comérsela, en parte porque la interacción duró al menos 7 minutos.

5 animales que mantienen las relaciones sexuales más extremas del reino animal

Hubo un momento en el que se pudo observar que los delfines se agarraban a la anaconda para nadar a la vez. Al revisar de nuevo las fotos, los investigadores se dieron cuenta de que los delfines tenían el pene erecto, lo que también apoyaba la idea de que se trataba de una interacción lúdica.

Este tipo de comportamiento ya ha sido documentado con anterioridad, ya que los mamíferos suelen jugar mucho, pero era la primera vez que se registraba semejante interacción entre delfines y anacondas.

Los investigadores comentaron que existen muchos interrogantes aún, y ofrecieron posibles explicaciones alternativas, incluida la depredación.

Un caso de interacción lúdica entre delfines de río bolivianos y una anaconda de la región.

Las anacondas bolivianas son grandes serpientes semiacuáticas, que generalmente alcanzan una longitud de 1,80 metros, y hasta la fecha no tienen depredadores conocidos más que ellas mismas. No hay ningún registro publicado sobre un animal capaz de comerse a una anaconda boliviana.

Los investigadores dijeron que la anaconda seguramente acabó muriendo por estar tanto tiempo sumergida durante el encuentro.

También explicaron que era posible que los delfines estuvieran enseñando la anaconda a los delfines más jóvenes de la zona. O quizás también estos delfines se encontraban involucrados en un intento de cortejo. A lo largo de la historia se han observado delfines machos llevando objetos a delfines hembra.

Diana Reiss, científica especializada en mamíferos marinos del Hunter College que no formó parte del estudio, dijo a The New York Times que los delfines podrían haber sido estimulados sexualmente por la anaconda: "Podría haber sido algo para frotarse".

Otros artículos interesantes:

Vaquitas marinas, 'unicornios asiáticos' o los gorilas más grandes del mundo: las 10 especies que más rápido se están extinguiendo

7 animales "inmortales" que tienen más posibilidades de heredar la Tierra que la propia humanidad

Las 20 picaduras más letales de animales: el veneno de una de ellas puede terminar con la vida de hasta 600 personas

Te recomendamos