Este es el refugio inteligente que aterrizará en la Luna en el futuro: lo han diseñado 2 jóvenes de 25 años y lo están probando en el Ártico

Sebastian Aristotelis y Karl-Johan Sørensen, fundadores y arquitectos de SAGA Space Architects.
Sebastian Aristotelis y Karl-Johan Sørensen, fundadores y arquitectos de SAGA Space Architects.

SAGA Space Architects

  • Karl-Johan Sørensen y Sebastian Aristotelis son 2 jóvenes daneses de 25 años, arquitectos y fundadores del estudio SAGA Space Architects. 
  • Han diseñado y construido un refugio lunar para poder habitar ese satélite en un futuro. En la nave, de 33 metros cuadrados, vivirán durante 3 meses. 
  • La misión está teniendo lugar actualmente, en una zona desértica de Groenlandia. El objetivo es probar la viabilidad del proyecto. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

¿Residirías durante 3 meses en 33 metros cuadrados? ¿Y si a eso le sumas condiciones extremas?

2 jóvenes daneses llevan medio mes en esas circunstancias, viviendo en una nave inteligente que ellos mismos han diseñado y construido. Su objetivo es allanar el terreno para que se pueda habitar la Luna, en un futuro cercano. Es la razón por la que se han embarcado en esta misión, que está teniendo lugar en una zona desértica de Groenlandia y con temperaturas mínimas de hasta -50º. 

"Nuestros cuerpos están cada día más cansados por trabajar todos los días y tanto tiempo en el frío. Las cosas van lentas aquí, en el Ártico. Sin embargo, nuestra moral está alta, ya que avanzamos progresivamente", han escrito Karl-Johan Sørensen y Sebastian Aristotelis desde su nueva morada. 

Todos los días publican un breve mensaje con novedades de su aventura que, además, se puede seguir en esta web. También es una forma de que sus madres sepan que están bien, como bromean los jóvenes.

Sørensen y Aristotelis tienen 25 años y son los fundadores, y a la vez arquitectos, de SAGA Space Architects, un estudio enfocado en crear infraestructuras habitables para viajeros espaciales. 

Leer más: Por qué hay un extraño resplandor en el centro de la Vía Láctea: los astrónomos descartan su relación con la materia oscura

"Estaremos completamente aislados. El paisaje es monótono, sin estímulos alrededor y, por lo tanto, dibujará la simulación más real de lo que sería vivir en la Luna a la que podemos acceder aquí en la Tierra", explicó Aristotelis antes de partir. "Yendo allí, no tendremos que fingir; todo será como si fuera real".

La luz del día, las estaciones, la variación del tiempo y los paisajes son lo que aporta a las personas la noción del tiempo, algo que Karl-Johan y Sebastian no tendrán en el desierto de Groenlandia, ni tampoco en la Luna —de aterrizar allí—.

Pero su refugio ha tenido en cuenta todas esas particularidades e incluye todo lo que necesitan ambos para 3 meses. 

Es una casa plegable cuyo tamaño se expande hasta un 60% más

Este es un prototipo del refugio en el que viven actualmente Karl-Johan y Sebastian. Su estructura se puede comprimir gracias a que el diseño hace alusión al origami. Así, la propuesta resuelve 2 necesidades: que la nave quepa en un cohete dirección a la Luna o en un contenedor marítimo. Ya en el lugar escogido, el esqueleto se expande entre un 50 y 60%.

Leer más: Así es la alucinante arquitectura parásita: casas que 'viven' sobre otras ya existentes

"El hábitat está diseñado para que aterrice en un punto y para que venga equipado con todo en su interior (muebles, comida, agua y recursos). Se despliega automáticamente y se cierra con un marco rígido de aluminio. Entonces, la tripulación ya puede habitarlo", como se describe en el proyecto Lunark, como lo han bautizado.

Un jardín vertical les acercará a la naturaleza y les proporcionará algas

Este es el boceto del interior de la estructura. Tiene varios espacios diferenciados para que que Karl-Johan y Sebastian puedan llevar a cabo todas sus actividades del día. Consta de una zona privada, otra de trabajo y cápsulas para dormir. Asimismo, cuenta con un váter y un depósito de agua.

Además, incorpora un jardín vertical, que acerca la naturaleza a ambos jóvenes y les proporciona algas comestibles.

Estos paneles simulan la luz del día: desde la salida a la puesta del sol

Estos paneles solares son circadianos. Es decir, están diseñados para que simulen la luz de un día completo, desde la salida a la puesta del sol. De esta forma, la tripulación recibe estímulos. 

También tienen una impresora 3D, que puede resultar de lo más útil...

Una impresora 3D puede llegar a ser muy útil en circunstancias extremas. ¿Para qué sirve? Para obtener las partes interiores del refugio que se estropeen o rompan, como una parte del techo, por ejemplo.

Un ordenador recabará los datos de 76 sensores

"El refugio está repleto de tecnología, incluyendo paneles solares capaces de alimentar 1 ordenador y 76 sensores que, entre otras funciones, asegurarán el funcionamiento del hábitat en entornos extremos", explica el fabricante de ordenadores Lenovo, uno de los socios e impulsores de SAGA Space Architects.

Leer más: Esta minicasa flotante se puede imprimir en 3D en solo 48 horas y está diseñada para durar 100 años

"Odín constituye el cerebro del refugio lunar", dice la marca en referencia a su equipo. En el Ártico, los daneses están recabando datos de 76 sensores. Con ello, podrán estudiar cómo se comporta el jardín vertical, permitiéndoles estudiar la supervivencia de las plantas en un entorno extremo, entre otros de los fines de investigación. 

Los jóvenes colaborarán con 20 equipos de investigación, que podrán acceder a todos los datos recabados durante la misión. 

"Debemos prosperar, no solo sobrevivir"

La ambición de Karl-Johan y Sebastian no es solo que la Luna se pueda habitar: "Debemos prosperar, no solo sobrevivir", dicen Karl-Johan y Sebastian. Ese es también el lema de su misión. 

LEER TAMBIÉN: Google se propone ser una tecnológica verde: tus correos electrónicos, cada búsqueda en el navegador y las reproducciones de YouTube ya no generarán emisiones

LEER TAMBIÉN: No habrá suficientes vacunas contra el COVID-19 para volver a la normalidad hasta 2022, según la OMS

LEER TAMBIÉN: Cabify se lanza a por el mercado de la bicicleta urbana con Bive: una app con servicios para ciclistas y venta de bicis, además de una tienda en Madrid

VER AHORA: Mascarillas, grupos burbuja o PCR masivos: cómo han preparado otros países la vuelta a las clases para prevenir contagios

    Más:

  1. Arquitectura
  2. Tecnología
  3. Listas
  4. Top
  5. Trending